#4 TiemposColumna de Jorge Ramírez Pardo

Mujer: “Ella, la que hubiera amado tanto” | Columna Jorge Ramírez Pardo

Enred@rte

 

“Yo que llevo, enterrados tantos sueños”
-Guty Cárdenas.

 

Cuando en el taller, en curso, de fotografía y cine, impartido en el potosino Colegio de Bachilleres 18, ubicado en la cabecera municipal de Mexquitic, se planteó la elección del argumento para la realización de un video, las alumnas dedicadas desde meses atrás a la elaboración de guión, eligieron sin chistar el tema “embarazo temprano”.

El corto se realiza a partir de  un hecho real, abordado desde el anonimato, pero representativo del universo micro-histórico de alumn@s procedentes de comunidades próximas a Mexquitic:

 

  • Ella de 16 años de edad “se juntó” con un hombre de 22 años, más experimentado
    Trunca sus estudios
    Pierde privilegios y apoyo familiar
    Se aleja de sus amistades porque debe atender a un hombre celoso
    El amor y enamoramiento, dicen las informantes, puede ser un espejismo, un mareo momentáneo
    No hay orientación sobre el ejercicio sexual, noviazgo y temas colaterales, ni en el plantel escolar ni en el centro de salud próximo
    “Jóvenes tristes con caras felices” se denomina el corto en proceso de edición
     

 

“No sé por qué sollozo y tiemblo”

Un cartel publicado para aludir al día internacional de la mujer, publicado por el Festival de cine de Guanajuato -ilustrado con un bello rostro femenino de mirada interrogativa-, va acompañado de la leyenda: “Esta no es una celebración, es un recordatorio de que no hemos terminado de construir una sociedad justa”.

Otro cartel, del colectivo potosino Río 19, consigna: febrero en la localidad tuvo récord de desaparecidos con 61, de entre ellos 20 mujeres localizadas. Agrega, hasta el 7 de marzo de este 2019, de 15 desaparecidos 9 son mujeres.

Estas son sólo dos muestras representativas de la celebración más acompañada de reclamos y denuncias que de conmemoración.

Mientras el denominado ejercicio oficial potosino de Cultura sea una diarrea de programación de representaciones artísticas de predominancia inocuas y/o mediocres, con un cuerpo directivo obeso y sobre-asalariado ejerciendo la casi nada in-fertilidad desde mullidas hamacas, no se tratará de un fenómeno de construcción artístico/cultural para abonar a la prevención de violencia e inequidad de género, sino lo aún predominante, barniz de lentejuela, de escasa sustancia y boletines y discurso con faltas de ortografía.

Si la rectoría de los mandos estatales es débil y notable por ineficaz, por qué la malhadada administración de los bienes para el arte/cultura habría de entonar con el tiempo.

Desafinados y cómplices pasivos, ejercen la inercia social en desventaja para la mujer, los infantes, los indios, los migrantes. Eso es contracultura eficaz para la intrascendencia inducida. Hijos del abucheo… “Esta no es una celebración, es un recordatorio de que no hemos terminado de construir una sociedad justa”.

No hay justicia cuando el presupuesto del ese sector potosino ocupa más del 90% en salarios a cambio de notable esterilidad y opacidad de rumbo en despropósitos. TOC TOC, ¿ANDAN POR AHÍ CARRERAS, NAVA con imagen gallarda autoplagiada, HERRERA?

“Yo que guardo tantas tumbas en el alma”

Una vez más, se ejemplificó, hay logros femeninos individuales y hasta en porcentajes simbólicos o de cuotas de género, pero la monstruosidad anti femenina está presente y su principal soporte negativo es educativo o, mejor dicho, a causa de una carencia de educación en equidad en lo familiar, social, escolar, gremial, de credos.

Lo paradójico extremo en México lo marcaron, el congreso en Nuevo León y una senadora de Morena.

Mientras la jurisdicción internacional avanza en favor de la decisión de las mujeres en cuanto a decidir acerca de  su cuerpo (sin la iglesia católica desde luego, apenas iniciando el resarcimiento selectivo de la pederastia clerical, intocable para el padre Córdoba potosino ni al interior de algunas escuelas confesionales aquí en la localidad), Nuevo León criminaliza el aborto y la ex conductora televisiva Lily Téllez, favorecida con una senaduría, va en contra de su propio género.

Hace poco más de un mes, LaOrquestaMx, dio cuenta en la portada de su edición del 1 de febrero, ”EN LA SOMBRA POR ABORTAR. 10 potosinas fueron enjuiciadas por interrumpir su embarazo en el último año”.

El mismo diario, anunció así el viernes pasado en portada un reportaje especial: “8 DE MARZO: MUCHO POR REMEDIAR. Un día para luchar por la equidad de género y admirar a las mujeres que se han sobrepuesto a la adversidad”. El cuerpo del texto aludido así se encabeza: AYUNTAMIENTOS DE SLP NO TIENEN PARIDAD DE GÉNERO EN GABINETES.

Apenas ayer domingo, el diario local Pulso, así encabezó su edición: “Violencia vs mujeres, delito más denunciado”. “En solo dos meses, 800 querellas; las agresiones de género, las más frecuentes, dice fiscalía especial”.

La moral tiene geografía

Mujer potosina, si quieres decidir respecto a tu cuerpo, lo tendrás que hacer en otra geografía si tienes el recurso económico, de lo contrario, igual que en territorio regiomontano, en pueblo quieto/mustio potosino rige aún el medioevo en un estado gobernado por un mandante identificado como el segundo más bajo en la escala de evaluación.

También lea: “Roma”, juego de espejos | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Nota Anterior

¿Rebelde con causa? | Columna de Jesús Alejandro Tello

Siguiente Nota

De Inglaterra, música y futbol | Columna de Sebastián Escorza