noviembre 28, 2022

Conecta con nosotros

Deportes

Lágrimas de Conejo | Columna de El Mojado

Publicado hace

el

Rudeza necesaria 

 

Este texto, publicado originalmente el 2 de agosto de 2019, resultó ganador del primer lugar en el Premio Estatal de Periodismo 2020, en la categoría Crónica deportiva. La Orquesta fue, por segundo año consecutivo, el medio más laureado en el estado, con seis premios. ¡Felicidades a Roberto Rocha y todos nuestros compañeros ganadores!

 

¿Cuántas personas habrán llorado, al mismo tiempo que el Conejo Pérez, el sábado pasado? El número no lo sé, pero puedo decir que yo sí.

Ver al Conejo enfundado otra vez con el uniforme de Cruz Azul, once años después y que tuviera nuevamente el gafete de capitán, fue una escena que anhelé tantas veces, tanto que fue increíble ver que se realizara. Lo que no estaba en mi plan es que cuando ocurriera, no se pudiera repetir jamás.

El Conejo es uno de mis ídolos desde muy pequeño, a los ocho años de edad, cuando fui por primera vez a un estadio de futbol. Era momento de primeras veces para el portero también, pues aunque su carrera en primera división había comenzado algunos años antes, el torneo Invierno 1997 era su primer campeonato como titular.

No era poca cosa que el Conejo tuviera la titularidad en ese Cruz Azul, porque en la banca de La Máquina había otros dos enormes guardametas: el experimentado Nicolás Navarro y “el inmortal” Jorge Campos.

La fecha de mi primer partido en un estadio fue muy importante en la historia de Cruz Azul: el 7 de diciembre de 1997. Ese día, en León, me tocó estar en la misma cabecera en la que el Conejo hizo los calentamientos previos al partido, lo que provocó que su agilidad llamara mi atención todo el tiempo. 

Óscar Pérez tenía apenas 24 años, lo que provocó que, en un arranque de ira durante el calentamiento levantara el dedo medio a la afición leonesa que le gritaba de todo. Ahora suena increíble que no haya pruebas de eso, pero entonces, hace 22 años, no había cámaras en todos lados como actualmente.

Ese 7 de diciembre de 1997 el Conejo fue clave, como todo el torneo, para que Cruz Azul terminara levantando el título de campeón que desde entonces no se ha vuelto a presentar.

Mi idolatría fue creciendo, aunque no volví a verlo en un estadio hasta febrero de 2003, pero en ese lapso Óscar Pérez ya había viajado a una Copa del Mundo como arquero suplente y a otra como titular, además de que había formado parte del histórico Cruz Azul de la Copa Libertadores de 2001.

El Conejo creció con buenas actuaciones y se mantuvo en Cruz Azul  tanto en buenos y malos momentos. Soportó incluso una ocasión en la que fue despedido, injustamente, por la directiva que echó a todo el equipo por los malos resultados y luego volvió a negociar sus contratos.

Pero en 2008, Óscar El Conejo Pérez dejó Cruz Azul para no volver jamás. Algunas fallas en el arco hicieron que dejara la titularidad ante Yosgart Gutiérrez y después fuera prestado a otros clubes por muchísimos años más: Tigres, Chiapas, Necaxa, San Luis y Pachuca.

Ya no era más el arquero de Cruz Azul, pero era ya un guardameta experimentado y respetado en todas las canchas del futbol mexicano. En 2008, a su salida de La Máquina, con 35 años de edad, muchos creerían que su carrera estaba por terminar y nadie adivinaría que duraría once años más.

En Sudáfrica 2010 fue convocado a la Copa del Mundo por Javier Aguirre, en un gesto que muchos consideraron como un homenaje a su brillante trayectoria, pero que terminó dándole al Conejo su segundo mundial en la cancha.

Ser titular le ganó a Óscar Pérez algunos odios momentáneos, pues no era el mejor portero mexicano del momento. Ese mundial, Guillermo Ochoa, tuvo que ver desde la banca los cuatro partidos en esa Copa del Mundo.

En 2011, el Conejo llegó a San Luis. Con 38 años de edad, parecía que podría ser el último club de su carrera. Nunca aproveché la oportunidad de irlo a buscar y en mayo de 2013, cuando la franquicia potosina fue vendida a Tuxtla Gutiérrez, el Conejo también se fue, pero a Pachuca.

Entonces publiqué en mis redes un lamento por mi desidia que evitó siquiera que tuviera una fotografía con Óscar Pérez, mi ídolo. Unos días después, por obra de la casualidad, en medio de un evento laboral me encontré al Conejo afuera del bar de un hotel. Se preparaba para ver la final de ida de la final del Clausura 2013 entre América y Cruz Azul, aquella fatídica en la que perdimos el noveno campeonato en los últimos minutos.

Otra vez, el cambio a Pachuca parecería que le entregaría sólo un retiro tranquilo al Conejo, pero aún así, con más de 40 años de edad, Óscar Pérez siguió siendo factor en la cancha hasta los últimos momentos de su carrera.

En 2016, ya con 43 años, el Conejo tuvo una actuación soberbia en la final del torneo que le dio a él el segundo campeonato de su carrera, contra Rayados. Las atajadas que tuvo durante todo el partido fueron clave para el título de los Tuzos.

Un año después, en febrero de 2017, vi por última vez al Conejo en un estadio de futbol. En aquella ocasión, Atlético de San Luis venció con gol de último minuto a los Tuzos, con una falla en el arco del Conejo. Como fue tradición cuando jugó para San Luis y enfrentaba a Cruz Azul, la parcialidad de sus rivales se le rendía en aplausos.

Par de meses después, anotó un gol doloroso para la parcialidad cruzazulina, pues dejó fuera a La Máquina de la liguilla, con una anotación de cabeza, la tercera de su carrera, pese a ser un portero. Antes había anotado con selecciones menores contra Corea del Sur y contra Tecos, jugando con Cruz Azul.

Parecía que el Conejo solo necesitaba volver a Cruz Azul, para su retiro y lo logró el sábado pasado. Por desgracia, no lo hizo como jugador, sino solo como un homenaje otorgado por el equipo de sus amores.

Por eso, ver al Conejo enfundado otra vez con el uniforme de Cruz Azul, once años después y que tuviera nuevamente el gafete de capitán, fue una escena que anhelé tantas veces, que fue increíble ver que se realizara. Lo que no estaba en mi plan es que cuando ocurriera, no se pudiera repetir jamás.

¿Cuántas personas habrán llorado, al mismo tiempo que el Conejo Pérez, el sábado pasado? El número no lo sé, pero puedo decir que yo sí.

También lee: El camino a Wrestlemania comienza mal | Columna de El Mojado

Continuar leyendo

Deportes

SLP realizará carrera en apoyo a localidad de Catorce

Publicado hace

el

La XXIII Carrera Atlética “Del Abrigo-Ursus Muñoz”, que se desarrollará el 11 de diciembre, pedirá a los interesados en participar llevar un abrigo o cobija para inscribirse

Por: Redacción

Con el slogan “Este invierno, abriga a un hermano”, la Dirección del Deporte Municipal de San Luis Potosí y la familia Muñoz presentaron la XXIII Carrera Atletica “Del Abrigo-Ursus Muñoz”, cuyo objetivo es recolectar cobijas o abrigos, para entregarlos a los habitantes de la localidad Estación Wadley, en Catorce.

La carrera se desarrollará el domingo 11 de diciembre a partir de las 8:00 de la mañana en la Recreovía Venustiano Carranza, esquina con Fray José de Arlegui. La competencia tendrá una distancia de 8 kilómetros para carrera, caminata y silla de ruedas.

El recorrido iniciará en la esquina Fray José de Arlegui, seguirán por Avenida V. Carranza hasta Uresti, vuelta en “U” y retornan por la misma Avenida V. Carranza, hasta el punto de partida.

Los interesados pueden inscribirse el mismo día de la carrera, media hora antes del arranque, en la que se pedirá a los competidores una o varias prendas en buen estado o cobijas, que serán donadas a personas necesitadas de Estación Wadley.

También lee: El día que Memo Ochoa jugó con el Club San Luis

Continuar leyendo

Deportes

El día que Memo Ochoa jugó con el Club San Luis

Publicado hace

el

El futbolista de la Selección Mexicana tuvo ante Polonia una de sus actuaciones más memorables, pero hoy recordamos uno de los pasajes poco recordados en su trayectoria

Por: Daniel Rocha

Francisco Guillermo Ochoa tuvo este martes una de las actuaciones más destacadas de su carrera futbolística, cuando en el partido debut de la Selección Mexicana en el Mundial de Qatar 2022 le atajó un penal a Robert Lewandowski. Para llegar a ese momento culmen de su carrera, el arquero del Club América recorrió un camino de casi dos décadas, dentro del cual pasó por pasajes insólitos, uno de los menos recordados es aquel día en el 2004 cuando vistió la playera del Club San Luis.

El equipo potosino jugaba en la Primera División “A” y era propiedad de Televisa, por lo que se le conocía como el “hermano menor” del Club América al ser su fiel, lo que le permitía recibir a préstamo en partidos determinados a jugadores de la Primera División.

Carlos Reinoso era el entrenador del Club San Luis en el Apertura 2004, y fue él quien solicitó el préstamo de Memo Ochoa, que ya había debutado con los azulcremas en la máxima categoría del futbol mexicano, para que este jugara la última jornada en contra de Lobos BUAP, con el objetivo de conseguir el liderato general.

El partido se disputó el 20 de noviembre de ese año; el Club San Luis ganó 3 a 2 a Lobos BUAP y consiguió quedarse con la primera plaza y así poder cerrar los juegos de liguilla como local.

Ochoa solo pudo jugar en ese encuentro de temporada regular, debido a que no tuvo los juegos requeridos para ser considerado en liguilla.

El Club San Luis se alzó con el título de la Primera División A, al derrotar 3 a 2 al Atlético Mexiquense y posteriormente ascendió a la Primera División al vencer al Querétaro 3 por 2.

También lee: Atlético de Madrid, de Ottawa y de San Luis anunciaron torneo gaming internacional

Continuar leyendo

Deportes

Atlético de Madrid, de Ottawa y de San Luis anunciaron torneo gaming internacional

Publicado hace

el

El ganador en México tendrá la oportunidad de viajar a Madrid para poder jugar la gran final del Atleti Gaming Cup

Por: Redacción

En colaboración con Atlético de Madrid y Atlético Ottawa, se jugará por primera vez la Atleti Gaming Cup, un torneo internacional para jugadores amateur de Fifa23, que se disputará de manera simultánea en España, México, Canadá y Estados Unidos (Nueva York, California Florida).

De acuerdo con el club potosino, dicho torneo se dividirá en dos fases: la primera será online los días 3 y 4 de diciembre disputada en cada región; la segunda será que el ganador tendrá la oportunidad de viajar a Madrid para enfrentarse a los vencedores de cada zona y poder jugar la gran final en el Cívitas Metropolitano.

Los participantes tendrán hasta el día 3 de diciembre para inscribirse al Atleti Gamin Cup.

Para más información consulta el siguiente enlace: https://atleticodesanluis.mx/noticias/330/Primera-edicin-del-Atleti-Gaming-Cup

También lee: Dos Caras, el luchador que será homenajeado en el 430 aniversario de SLP

Continuar leyendo

Opinión