#4 TiemposColumna de Óscar EsquivelDesafinando

El éxito que todos buscan | Columna de Óscar Esquivel

Desafinando

 

En este mundo arrebatado y a un paso de romperse orden, desentendimiento por la vida, lo individual un tesoro, los otros, son los otros, yo soy yo. La sociedad quiere a como dé lugar mantener su estatus de vida aun en su propia casa.

En la búsqueda insaciable de alcanzar el éxito, lo llevamos  hasta la convivencia en el seno familiar, la competencia del “aguante” de la tolerancia a punto de quebrar, la desesperación de los jóvenes el ver su vida truncada en esta temporal crisis, esa exasperación de no poder continuar, imaginan un fracaso, creyendo que nunca llegara el éxito, tristemente por esta razón se han incrementado el número de suicidios en jóvenes de 15 a 25 años, en esta ya, cuarentena de 67 días.

La búsqueda del éxito, para algunas personas, es tratar de hacer lo que otras no podrían hacer, las escuelas y en la familia tratan de inculcarles valores y capacidades para incrementar las posibilidades de triunfar en las tareas que se les encomienda.

Con el caos encima, vemos personas de la vida pública como ejemplo de éxito profesional, los médicos un ejemplo claro, sin embargo y a pesar de ello, minimizamos sus capacidades, ignorándolos y llegado el momento, al grado de agredir a los galenos, enfermeras o personal de salud que acuden al campo de batalla contra en Covid 19.

Cifras van y vienen del Subsecretario Gatell y en la línea de salida todos estamos esperando la llegada de la “Nueva Normalidad” impacientemente, la poca claridad de cómo se genera la información, la incertidumbre aparece, queremos dar el primer paso y el pánico se apodera por la información que no es precisa, incluso ya les afecto a gobernadores como Rodríguez Calderón de Nuevo León o Enrique Alfaro de Jalisco, ambos sintiéndose en la cima del éxito, se dedicaron a denostar y despreciar las políticas estratégicas del gobierno federal por la pandemia, y ahora, ambos estados, son donde aumentan desproporcionadamente las personas infectadas y muertas. Por querer encontrar el éxito político, les cayó como “anillo al dedo” la pandemia, pero desafortunadamente se les encogió el dedo; El Bronco ocupa el número 31 de los peores gobernadores en evaluación ciudadana y el otro, Alfaro, con su posturas hitlerianas, convencido que la fuerza es el mejor camino para persuadir a la gente, solicito al Congreso del Estado de Jalisco, un préstamo de mil millones de pesos, de ahí tomo 130 millones para rehabilitar un hospital privado para la gente de bien…para los pobres, cubrebocas “Made in China”.

PERIODISMO DE BIEN

Como todos buscan el éxito, incluso pasando encima de los demás, generando las peores posturas inhumanas mezquinas, existe una profesión que es vital para mantener un equilibrio entre ciudadanos y autoridad, con información, análisis, crítica certera y esa profesión es el periodismo. Si lucho por un ideal, que sea igualar a los desiguales… Si señalo errores, que sea para el bien de las mayorías… Que tenga siempre una razón para ser periodista y merecer ese honroso título. Fragmento Oración del Periodista Lic. Abel Esquivel Avalos, (1959).  

Sabemos que el poder marea, desvirtúa a las personas de sus propósitos, se enaltece el ego. 

Durante cuatro décadas, el país se convirtió en el más desinformado del mundo occidental, las grandes empresas televisivas puntualmente TELEVISA, con el afán de proteger sus intereses, generó un escuela de periodistas que sirvieron solo y exclusivamente al poder, los presidentes hablaban a través de ellos, encubrieron los actos más desdeñables del crimen, la corrupción la hicieron suya, callaban ante la impunidad, ahora todos son multimillonarios,  crearon empresas de “comunicación” donde la facturación alcanzaba  hasta 1200 millones de pesos en contratos con el gobierno federal, como es el caso de Joaquín López–Dóriga.

Algunos los que guardan los mayores secretos, “despedidos” de la pantalla, fueron “reacomodados” en W Radio, o Radio Fórmula entre otros, casualmente del mismo dueño, Emilio Azcárraga Jean, todos y digo todos son los que han fomentado las falsas noticias, desinformación acertada, sin sustento y sin derecho de réplica, todo lo propagan en las redes sociales, Loret de Mola, Ciro Gómez Leyva, Raymundo Rivapalacio, Miguel Alemán, Adela Micha, Pablo Hiriart, varios más.

La postura de cerrazón abona para desacreditar, persistente y tenaz de los “comunicadores” en cuestión del presidente López Obrador, el mandatario debe dejar de negarse y abrir un gran foro nacional, con dialogo se podrán atender muchos de los temas importantes para el país, incluso con estos finos personajes; el presidente antepone ideales y se aferra neciamente a borrar el pasado, en ocasiones con consecuencias trágicas afectando a los más desfavorecidos que tanto menciona en su discursos.

El valor del conocimiento de la comunicación de masas, no logra permear en el equipo del presidente, muchas obras y acciones en favor de los pobres, son sin lugar a dudas benéficas para el país, desafortunadamente mal comunicado, poco claras, planteamientos que a todos hacen dudar, de ahí y por razones obvias el enojo unánime de los “periodistas” del ayer y hoy, como ya no reciben los “beneficios” gubernamentales y ahora los “financiamientos” vienen de otro lado, COPARMEX, ACCIÓN NACIONAL, SORIANA y muchos más, huérfanos del chayote que los llevo a la cumbre del éxito.

 ¿Cuándo se ha escuchado de ellos un “Quédate en casa”? solo buscan los muertos, como la parvada de buitres que son.

LA CONSTRUCCIÓN, SALVACIÓN ECONÓMICA.

Ya no se entiende, ¿recuerda a Carlos Urzúa, exsecretario de Hacienda de AMLO? hoy convertido en crítico acérrimo de las políticas económicas de la 4T, con la llegada de pandemia del Covid 19, “exigía” la cancelación de las obras del gobierno federal, como Tren Maya, refinería de Dos Bocas, el Aeropuerto Felipe Ángeles de CDMX, para que con el dinero de esas obras enfrentar el desempleo principalmente, ¡por supuesto! vitoreado al grado de santo.

Pues bien, en una columna escrita por él, hace referencia a la Gran Bretaña en la crisis del 2009 …”recortaron presupuesto al ver caída de ingresos tributarios, frenaron el gasto público”  y reitera Urzúa “y así les fue a lo británicos, sus sectores de la construcción y la manufactura cayeron estrepitosamente, tardando años en reponerse” y concluye con una referencia del economista Richard Musgrave “solo preocúpense de generar empleos, el balance presupuestario llegara con el tiempo”, ¿entonces? Don Carlos acepta que la obra pública y privada de los sectores de la construcción es de las más dinámicas y generadora de riqueza, entenderíamos sus posturas anteriores, solo para alcanzar el éxito mediático dentro y fuera de su círculo virtuoso académico, pero si él mismo, dentro del equipo de transición, aceptó la realización de las obras y ahora confirma que son viables, error, omisión o pago de favores, pero Carlos Urzúa se equivocó.

Nos saludamos pronto.

También te puede interesar: La verdad, la verdad nadie la tiene | Columna de Oscar Esquivel

Nota Anterior

Gallardo trabaja en reestructurar el 10% del presupuesto 2020 en México

Siguiente Nota

Bebé de 7 días de nacido da positivo a covid-19 en SLP