#Si SostenidoColumna de Jorge Ramírez Pardo

México en el espejo de Bolivia | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Enred@rte

 

Sin duda, persiste en buena parte de medios de comunicación convencionales mexicanos (hoy con presupuesto recortado y sin cochupos), una inercia pro neoliberalismo (en este caso pro OEA), epidérmica y sensacionalista que, en este momento, también muestra inercia de matiz racista.

Una de sus honrosas excepciones, en medios no impresos, es el periodismo con sustento y análisis en cuya cima se coloca Aristegui noticias.

El canal televisivo de la UNAM, y los otros con orientación plural y educativa (el 11 del IPN y el 22 de la SEP) no son ajenos a esa práctica equilibrada.

TV UNAM, el sábado pasado dio cabida en el programa de CHAMUCO TV, un ejercicio informativo revelador en cuanto al tema de este escrito, hoy en una suerte de transcripción.

Katu Arkonda, periodista boliviano.- Estoy contento de tener la nacionalidad boliviana, indignado por lo que está pasando. Muy dolido, triste y preocupado.

  • El gobierno de Evo Morales ha cometido errores sobre los que se ha montado la oposición, pero hay un actor determinante, la OEA (Organización de Estados Americanos) que ha permitido amparar y justificar, incluso, promover el golpe de estado en curso.
  • En esta época de pos-verdad y fake news (noticias falsas) sucede que la OEA ha presentado un informe en el que no hay ninguna sola prueba de fraude. Por ello, todo mundo habla de fraude en Bolivia, sin que el informe de la OEA presente una sola prueba; sólo irregularidades en una muestra pequeña de las actas.
  • El Fisgón.- Sí, dicen, inexplicablemente sube el 5% el conteo. ¿Hay explicación para ese ascenso?
  • Por supuesto. Quienes ahí vivimos, sabemos que el apoyo en el ámbito rural a Evo es mucho más grande. Por otro lado, las clases medias urbanas no han visto beneficios sustantivos del proceso de cambio. Pero, en el campo donde no había carreteras, electricidad, infraestructura, salud, educación, las hay; por eso ahí el apoyo a Evo Morales es mayoritario.
  • Por otro lado, todas las actas electorales están escaneadas y firmadas por representantes de todos los partidos. Ello invalida las posibilidades de fraude.
  • También hay que señalar que el área rural es la más alejada y la última en el conteo. Ello suma el 10% y eleva significativamente el conteo final.
  • Hay tres organismos que afirman que no hubo fraude.
  • En todo el bombardeo informativo no se han enseñado anomalías. Pero, insisto, vivimos en esta época de la pos-verdad y se afirma que hubo fraude.
  • Se construyó en estos años en Bolivia la más grande fuerza política y social que no necesita comprar votos para tener el apoyo mayoritario de los sectores populares.
  • ¿Qué errores cometió Evo Morales?

No sé si sea el momento de hablarlo, porque hay ahora una raya que divide entre demócratas y golpistas (equivalente a polarización en México de chairos y fifís).

Primero hay que explicar todo lo bueno que se hizo (con Evo al frente).

En 2006 se nacionalizaron los recursos naturales, se convocó a una Asamblea Constituyente que parió una nueva Constitución que otorgaba derecho a las mayorías. Eso en indicadores implica:

  • El PIB (producto interno bruto) boliviano pasó de 10 mil a 40 mil millones de dólares. Se multiplicó por cuatro en 13 años.
  • El desempleo bajó a menos del 5%
  • La extrema pobreza bajo del 38% a menos del 15%.

Los logros son inapelables. ¿Qué errores se cometieron? Es el momento de defenderse del golpe y defender a los compañeros que están allá y los están matando; sin embargo, hubo putos débiles o imprevisiones:

  1. Se vació el Partido (MAS) porque todos los cuadros se fueron al Gobierno (Fuera de cuadro se escucha el comentario “Me suena…”. Ahí te hablan, Morena)
  2. Mientras se sacaba a la gente de la pobreza (2.5 millones de un total de 11 millones de bolivianos), cuando ingresaban a la clase media no se les politizaba (…) no se explicaba que ello era gracias a unas políticas económicas y sociales de un determinado gobierno. Si sacas a alguien de la pobreza sin politización, generas tus próximos verdugos; consumidores y no ciudadanía o pueblo organizado.
  3. Se cambió la Constitución, pero, ello no erradicó el racismo; ahora nos damos cuenta que estaba soterrado. Un presidente blanco no hubiera despertado. En cuanto han visto al indio débil han exteriorizado todo su racismo. Un presidente blanco no despertaría estas reacciones. (Evo es el primero y único presidente indígena entre los 87 gobernantes que han gobernado Bolivia).

En la pausa televisiva “Universos paralelos”:  El Fisgón comenta: El caso de Bolivia resulta fascinante para los científicos cuánticos. En un universo que se encuentra a la derecha de la derecha de la derecha de la Vía Láctea, Evo Morales era uno de los peores dictadores del planeta, y su salida del poder fue un acto de justicia democrática.

En otros universos ubicados menos a la derecha, Evo era un presidente legítimo que fue depuesto mediante un golpe de estado.

En los dos universos, el aimara (identidad étnica de Evo) llegó al poder de manera democrática. Prorrogó su mandato a través de elecciones legítimas, nunca reprimió y siempre respetó las libertades.

Sin embargo, en el primer universo, Evo era un dictador impresentable, porque se perpetuó en el poder durante 13 años. Curiosamente, en ese mismo universo, vive una canciller alemana llamada Ángela Merkel que lleva 14 años en el poder y eso le parece muy sano, muy moral y muy correcto a ese universo.

¿Será que en ese universo el color de la piel o las políticas populares tienen implicaciones antidemocráticas?

En el Universo de la derecha al que pertenece la OEA, las recientes elecciones fueron fraudulentas, y lo que ocurrió en Bolivia fue una insurrección democrática.

En otros universos se vio que grupos de choque violentaron a los partidarios de Evo Morales; que la embajada de Estados Unidos intervino; y que el Ejército y las policías se levantaron en armas: Lo que se califica como un golpe de estado violento.

Evo pidió asilo y se le otorgó (…) la derecha considera el hecho una verdadera afrenta.

La derecha se proclama democrática y festeja un golpe de estado (…).

¿No será posible que lo que está en juego NO ES LA DEMOCRACIA, SINO LAS RESERVAS DE LITIO DE BOLIVIA?

Katu Arkonada, concluye.-  Es el momento de defenderse del golpe y defender a los compañeros que están allá y los están matando.

  • Evo deja el cargo sin un solo muerto por represión gubernamental. Desde que se fue Evo hay entre 5 y 10 muertos, asesinados por la Policía y las Fuerzas armadas.
  • Si hubo violencia extrema. Torturaron a familiares del ministro de Minería para obligarlo a renunciar; hay quema de casas particulares.
  • Hay un repliegue policial. La policía boliviana siempre ha estado relacionada con el Gobierno de los Estados Unidos.

En otro momento, habrá que referirse al cine boliviano de Jorge Sanjinés.

MIENTRAS, ACÁ EN LA DERECHA

A Puebloquieto, SLP, no llega la 4T y desde el mando de la Secretaría de Cultura, se ejerce la diarrea programática con abundancia de expresiones ¿artísticas? sub-artesanales lindas, epidérmicas, decorativas.

También lee: Bolivia-México: hospitalidad humanitaria | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Nota Anterior

Octavio Pedroza, el número 1 del PAN para gobernador en SLP

Siguiente Nota

La economía mexicana entró en recesión, reveló el Inegi