Con mirada de Gitana Deportes

Entre el sol y la sombra | Columna de La Varsoviana

Con mirada de gitana

 

Si quieres tener lo que pocos tienen, debes hacer lo que pocos hacen…

Y así sucedió el pasado viernes 4 de Octubre en la Plaza de Toros México, en el serial Novilleril “Soñadores de Gloria”. Espectacular título para todos aquellos que llevan una gran ilusión en su corazón y tienen la firme idea de lograr su “sueño”.

En definitiva hay quienes dentro de su lucha la tienen medianamente más fácil, ya que encuentran quien los apoye: sus padres, ganaderos, empresarios, amigos o como vulgarmente se les dice: “padrinos”. A estos chicos que todo se les resuelve casi de forma inmediata y su única obligación es entrenar, ellos se encuentran en sombra, con todas esas comodidades que trae por añadidura un buen sitio (torpe es el que no sabe aprovecharlo).

Pero existe otro lugar del cual muchos desconocemos, en donde hay un sinfín de desventajas y en donde concretar “el sueño” se torna casi una misión imposible, en donde la carencia de recursos es una limitante, pero ahí en donde las cosas son más complicadas, hay exceso de pasión y amor por el Toro, tanto que el torear animales de media casta se vuelve una aventura de rutina en los festejos de las ferias del sur de México.

De ahí, de un pueblo llamado Mamita, en Yucatán, es el espontáneo de la noche del viernes. Este chaval, André Jusef Hernández Medina, a quien yo tenía a escasos 5 lugares en la Plaza México… ¡cuando la sorpresa llegó!

Este chico de 24 años saltó al ruedo con aquella valentía y hambre por tener una oportunidad, a todos nos tomó por sorpresa. Yo pensaba que ya no había esta clase de toreros, ahora todos son tan pulcros y perfumados, con esos atuendos tan lujosos, ¡pero con Jusef me di cuenta que no!

Noté que aún existe el sitio de sol, en donde la comodidad no existe y el querer estar se convierte en un sacrificio constante y es ahí en donde el romanticismo y el amor por la fiesta es el único alimento del alma, el querer ser escuchado y estar dispuesto a hacer cualquier cosa por lograrlo.

Pues sí, este muchacho hizo la diferencia, cuando subió al tendido, (porque la empresa tuvo el gran detalle de dejarlo, comprendiendo su búsqueda) volvió a su asiento y todos nos quedábamos viéndolo. Él, sonrojado, temblando, con la adrenalina al mil por ciento. Todos a su alrededor comenzaron a darle ánimos y la policía desde lejos no le quitaba el ojo.

Y es así como a este chaval que “casi” nadie conocía, pasó a ser primera nota en todas las redes sociales y periódicos nacionales. Tuve la oportunidad de abordarlo y platicar un poco con él. Con palabras textuales me dijo:

“Es que esto es parte de la vida: soñar, amar, emocionar y arriesgar”.

¡Y vaya que se arriesgó!… pero las cosas se dieron a su favor. Pudiendo haberlo perdido todo, lo ganó! Y está anunciado el próximo viernes 11 de octubre en la Plaza más grande del mundo, espero que aproveche cada instante para demostrar que valió la pena.

Seamos testigos de esto. ¡Vamos a los Toros!

 

También recomendamos: Garantía desperdiciada | Columna de La Varsoviana

Nota Anterior

Este es el precio del dólar para este miércoles 9 de octubre en SLP

Siguiente Nota

El Puga, en ruinas y a la deriva; “el Municipio puede clausurarlo”: PC