enero 21, 2022

Conecta con nosotros

#4 Tiempos

¿Encarcelar a expresidentes? Una misión imposible | Columna de Enrique Domínguez

Publicado hace

el

Cuentas claras

 

La posibilidad de llevar a juicio a personajes de oscura reputación en estos tiempos es una labor que requiere mucho tesón, lograr hacer justicia se vuelve cada día más difícil, sobre todo si personajes encumbrados hicieron todo lo posible por saquear al país mediante actos de trampa, engaños y simulaciones. En el argot de lo moral encajaría como acto deshonesto.

Antes de emprender algo que redunde en beneficios económicos es menester emplear el sistema de justicia para un bien personal, la complicidad de legisladores es una tarea que involucra a un grupo de beneficiarios, para ello es necesario emitir leyes que sean novedosas e interesantes para la población y por otro lado a través de la simulación permitir actuar de manera libre para el robo descarado de bienes que le corresponden a la nación.

Es necesario ser un conocedor de las leyes, analizar la manera idónea para proteger a corruptos evitando futuros llamamientos a pagar por el daño y de esta manera actuar de manera inmoral.

Las prácticas que se mantienen y se ligan, son por lo general:

 

El soborno

Una práctica usual, es decir el pago por la prestación de un bien o servicio a quien concede esa posibilidad: “Si aceptas mi cotización recibirás dinero, privilegios, y/o bienes”. Hay casos muy sonados como la empresa brasileña Odebrecht que involucró de tal manera a grandes jerarcas de varios países, que incluso provocaron la caída de presidentes, México tiene estancada esa investigación.

 

Licitaciones

Es común que en las obras principalmente del estado, los concursantes propongan en teoría una propuesta que mantenga los lineamientos establecidos en una convocatoria. Establecer la mejor oferta siempre será el punto de más peso para otorgar la obra, servicio y/o concesión. Sin embargo, esto no sucede así, hay muchos casos, como el NAIM, la CFE, PEMEX, Salud, Transportes, etc., en que el presupuesto inicial es muy inferior al que se establece meses después. Cito el ejemplo de la barda perimetral del ex NAIM, en un inicio, el costo era de mil 547 millones de pesos, pero tras cuatro convenios modificatorios el muro se encareció hasta llegar a 2 mil 930 millones de pesos, lo que significó un aumento de 89 por ciento.

 

Contratos

La esencia del contrato es un acuerdo generalmente escrito, por el que dos o más partes se comprometen de manera recíproca a respetar y cumplir una serie de condiciones. El acto deshonesto se comete cuando las condiciones se adecuan de tal modo que la desventaja sea para el gobierno.

Un ejemplo muy claro es la pérdida significativa en perjuicio del estado, en el caso de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el suministro de gas a través de ductos con 12 empresas, se establece que cualquier causa de fuerza mayor que impida a esa empresa continuar la construcción, le obliga a CFE a pagar una pena como si estuviera recibiendo el gas sin recibirlo. La CFE tiene una serie de penas, y tan solo en 2018 pagó 5 mil millones de pesos, por lo que este año, de no negociarse los contratos, pagaría 16 mil millones de pesos. Además, también se obtuvo un préstamo por 16 mil millones de dólares, la CFE tendrá que pagar cerca de 70 mil millones de dólares en 25 años. Se han pagado desde 2015, 62 mil millones de pesos.

El contrato de Etileno Siglo XXI, desarrollado en Coatzacoalcos durante el gobierno de Felipe Calderón, consiste en que Pemex entrega etanol a la empresa Braskem (filial de Odebrecht e Idesa), para su procesamiento. Es una especie de política industrial inversa, se subsidia con dinero público a empresas de otros países y se afecta a las nacionales. La paraestatal pierde casi 2 mil millones de pesos cada año, sin considerar los gastos de administración.

 

Paraísos Fiscales

Un paraíso fiscal es un territorio cuyo régimen tributario es especialmente favorable para los no residentes que se domicilien a efectos legales en el mismo. Los expertos sitúan el inicio del proceso de aparición de los paraísos fiscales en los años sesenta, si bien no fue hasta los años ochenta cuando se consolidaron como destino relevante del flujo internacional de capitales.

Según la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), los países que pueden ser considerados como paraísos fiscales comparten cuatro factores identificativos:

La legislación no impone impuestos o estos son solo nominales. Hay falta de transparencia.

Las leyes o las prácticas administrativas no permiten el intercambio de información para propósitos fiscales con otros países con relación a contribuyentes que se beneficien de los bajos impuestos.

Se permite a los no residentes beneficiarse de las ventajas impositivas, aun cuando no desarrollen su actividad de forma efectiva en dicho país.

No solo las islas Caimán, las islas Seychelles o Suiza mantienen ese calificativo, hay al menos 30 países que tienen esas posibilidades. Como dato curioso hay que decir que, generalmente, los paraísos fiscales se enmarcan en países pequeños en cuanto a extensión y población.

 

Lavado de dinero

El concepto de lavado de dinero es la actividad que se desarrolla para encubrir el origen de fondos que fueron obtenidos mediante actividades ilegales. El objetivo del lavado (también conocido como blanqueo) es que el dinero aparezca como el fruto de una actividad económica o financiera legal.

Quien lava dinero, por lo tanto, pretende legitimar los fondos procedentes del narcotráfico, la corrupción, el fraude fiscal, el contrabando, la venta de armas o los secuestros, entre otras actividades, para que dicho dinero pueda insertarse y circular en el sistema financiero.

Un ejemplo claro de lavado de dinero en nuestro país, más allá de la disputa política, es “la Estafa Maestra”, que reveló algunas estrategias de cómo se lleva a cabo la corrupción en México. Se trata de una operación que llevaba varios años en marcha, el origen fue el informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre las cuentas públicas del gobierno federal en 2013 y 2014. La investigación encontró que se asignaron contratos de forma irregular para la realización de servicios en al menos once dependencias como las secretarías de Desarrollo Social, Comunicaciones y Transportes, el Banco Nacional de Obras y Petróleos Mexicanos entre otras. En algunos casos, los contratos no se cumplieron y en otros, el costo real fue menor al presupuesto asignado originalmente.

Uno de los modos empleados es el uso de universidades públicas para desviar recursos. Y para concretarlo se aprovecha un resquicio en la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público que en uno de sus artículos permite a dependencias públicas y universidades asignar contratos de manera directa, sin licitación o concurso.

El procedimiento es el siguiente: se contrata a estas dependencias educativas para que realicen algún servicio para el que no están capacitadas o no tienen personal para desarrollarlo. De esta manera, las universidades se ven obligadas a subcontratar a una o varias empresas que tampoco pueden hacer el trabajo. Entonces piden los servicios de otra hasta llegar a la que realmente tiene la capacidad de cumplir. Pero lo hace a un precio menor al original, a veces equivalente al 10% del recurso asignado. Hubo casos donde se repitieron hasta ocho veces esos pasos y en todos, cada empresa se queda con una parte del dinero.

De esta manera, según la ASF, en 2015 se extraviaron 540 millones de pesos de la Sedesol. Ese año, los secretarios eran Rosario Robles, primero, y José Antonio Meade.

 

Empresas Fantasma

Está íntimamente relacionada con el lavado de dinero; las empresas fantasmas se les denomina de esta forma porque no se dedican precisamente a realizar operaciones comerciales, lo que significa que no aparecerán en ningún directorio comercial, no tienen venta al público ni cuentan con inventarios. Son “empresas” o personas físicas que no poseen ningún tipo de activo real ni tampoco ejecutan operaciones comerciales reales. Aunque están legalmente constituidas son creadas con el único objetivo de facilitar la evasión fiscal y la corrupción. “En la actualidad, las empresas legalmente constituidas ya no falsean facturas, sino simulan la venta de bienes o la prestación de servicios”. Las operaciones que realizan son inexistentes, siendo esta la razón por la que se les considera ‘fantasma’.

 

El fallido estado de derecho

Se aglutinan los tres poderes del estado para corromper el sistema de justicia. Se modifican las leyes de tal manera que una actividad deshonesta no pueda ser castigada, se nombran fiscales anticorrupción para proteger de cualquier instancia al corruptor y su periodo puede alargarse, incluso excediendo los 10 años. Eso garantiza la tranquilidad, entorpeciendo trámites y gestionando su influencia para evitar que un “colega” sea detenido, incluso señalado.

En 1994, el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari durante su gestión (1988–1994), modificó la ley para quitar la condición de grave al delito de corrupción y con esto generar la era de las grandes estafas al país, para que los políticos corruptos no sufrieran consecuencias de cárcel, así como la ejecución de órdenes de extinción de dominio (el estado no puede incautar bienes que se hayan obtenido de manera ilícita desde 1994 hasta 2018).

La idea de juzgar a expresidentes no tiene sentido, además es necesario tener un marco jurídico adecuado, lo cual incluye reforma del artículo 35 constitucional y sus leyes reglamentarias. A pesar de esa modificación hay que recordar que las leyes no pueden ser retroactivas (no pueden aplicarse a periodos anteriores). Por ello, los expresidentes no pueden ser juzgados con penas que ameriten su encarcelamiento aún siendo tipificados en la Constitución como delitos graves.

Enriquecerse en menoscabo de la economía destruyendo instituciones fue la práctica que caracterizó a esa élite que se dedicó a engañar y anteponer los intereses personales a las necesidades reales del país quitando beneficios en obras de interés social y desarrollo de infraestructura.

La impunidad es uno de los principales desvaríos del sistema de justicia, es difícil condenar y hacer pagar al que comete actos corruptos. Decepcionante resulta entender que, aquellos que han saqueado y robado permanezcan en paz con la idea de no haber cometido algo Ilegal, amparados en modificaciones constitucionales para proteger y brindar una vida generosa, llena de lujos y frivolidades.

Ver en la cárcel a un personaje deshonesto de la élite oligarca del país es una tarea casi imposible, pues durante su gestión siempre se trabajó de manera sistemática para evitar ser condenados en lo futuro.

La estructura para cometer desfalcos, fraudes, asesinatos, desviaciones, componendas y vejaciones involucran a un conjunto de personajes incluyendo a empresarios, periodistas, legisladores, jueces, miembros de la alta esfera gubernamental, incluso organismos nacionales e internacionales.

Actualmente se ha legislado para revertir esa actuación dolosa en retirar el denominativo de “Delito no grave” a la corrupción, como lo es el uso de programas sociales con fines electorales, enriquecimiento ilícito, ejercicio abusivo de funciones, delitos en materia de hidrocarburos (huachicoleo) y además a: la Delincuencia organizada, homicidio doloso, violación, secuestro, trata de personas y delitos violentos cometidos con armas de fuego, abuso sexual en agravio de menores, violencia sexual en agravio de menores, feminicidio, robo a casa habitación, robo a transporte de carga, desaparición forzada, desaparición cometida por particulares y delitos contra la Ley de Armas de Fuego.

Las prisiones ahora están abarrotadas, en muchos casos, existen personas con presunción de inocencia y personas sin sentencia, víctimas de un sistema de justicia fallido.

En nuestro país el dinero corrompe para evitar la cárcel, quien no lo posea será víctima de la indefensión y en muchos casos la tortura existe para obtener incriminaciones artificiales.

Es común en esa élite que insiste en permanecer controlando el poder existan traiciones y la única manera de librarse de ellos es matando o pudriendo en la cárcel a quien no conviene a sus intereses con la fabricación de delitos que sí están calificados como graves.

“El ladrón pudiente paga para evitar la cárcel, el ladrón desventurado paga para sobrevivir en ella”.

 

Fuentes:

http://www.ciudadanosobservando.org.mx

http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina

También lea: La bajeza moral de la Señora Wallace al amparo de un corrupto sistema judicial | Columna de Enrique Domínguez

#4 Tiempos

La Crónica Francesa, la reivindicación del papel | Columna de Mario Candia

Publicado hace

el

Por

APUNTES DE UN CINEÓFITO.

Recuerdo que en mi infancia y mi adolescencia que las revistas eran una auténtica ventana al mundo. No había internet, la televisión era paupérrima en contenidos, los periódicos solo era tinta negra sobre papel y la información que contenían siempre estaba sesgada por intereses facciosos de índole económico o político. En las revista había color, imágenes poderosas que difícilmente se borraban de la memoria, noticias banales o triviales, pero que nos mostraban lo que pasaba en otros países y continentes. En mi casa siempre estaba el Automundo Deportivo, alguna que otra Cosmopolitan, Vogue y por supuesto los Almanaques y la Reader Digest. Ya en la escuela de comunicación recuerdo la Interviú, Premiere, Fotogramas, Macrópolis, el semanal de El País y me convertí en fan de esas publicaciones, en los albores de los noventas después del TLC llegaron las revistas importadas, en verdad que eran un remanso ante la porquería de contenidos de los medios de aquellos tiempos. Ir a la Plaza de Armas a los portales y comprar las revistas puntualmente cada mes o semana era más que un pasatiempo.

Además de las revistas y los libros, estaba el cine y el formato de VHS, así que pronto cambie los kioscos por los videoclubs buscando esos contenidos que me ayudarían a comprender nuestro paso por este mundo. Reconozco que aún me desconcierta llegar a salas de espera, lobbys, peluquerías e incluso a casas de amigos y no encontrar ninguna revista, esas que ayudaban a sobrellevar la espera, ahora solo queda refugiarnos en nuestros smartphones, si tenemos datos, claro está. El año pasado y después de casi 24 meses fui a una sala de cine comercial, recuerdo que la película que vi antes de la pandemia fue Dolor y Gloria (Almodóvar, 2018). Mi retorno al cine fue con u par de amigos a ver la película más reciente de Wes Anderson (1969), director texano casi de mi edad, cuyo cine tiene como característica principal su estética, el nivel de detalle y atención que Anderson le pone a cada cuadro, que está siempre por encima del guión, de la música y de las actuaciones.

Muy al estilo de Woody Allen sus películas tienen unos repartos increíbles llenos de grandes estrellas. La Crónica Francesa, The French Dispatch (Anderson, 2021) no es la excepción: Tilda Swinton, Benicio del Toro, Bill Murray, Frances McDormand, Owen Wilson, Léa Seydoux y Timothée Chalamet, entre otros. No soy fan del cine de Anderson, sin embargo, esta película me cautivó, me pareció un delicado y honesto homenaje a la publicación impresa, sin pretensiones, un collages de historias unidas por un hilo conductor: un editor y su extraordinaria visión del mundo. Me divirtió, me emocionó y me gustó, creo que Wes Anderson muestra un trabajo en el que la forma es fondo, un trabajo artesanal, minucioso, no se le escapa ningún detalle, sin duda lo veremos en las próximas entregas de premios con varios de ellos. Muy interesante también advertir en el cine de Anderson una selecta referencia a grandes autores: la simetría de Kubrick, la poética de Tarkovski, la delicadeza de Ozu, la extravagancia de Tati y la melancolía de Lubitsch. Un extraordinario homenaje a los formatos impresos que luchan aun por sobrevivir en la demencial y poderosa jungla digital.

Lee también: Adam Driver: el mejor de su generación | Columna de Mario Candia

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Bonus de viernes | Apuntes de Jorge Saldaña

Publicado hace

el

Por

Apuntes

Amigos del veneno en la piel, hijos de mi plástico fino: cada vez disfruto más los apuntes de viernes, los de “bonus”, estos que me permiten (aunque nunca me censuro) contar a Usted sobre las aventuras que se esconden en los a veces escabrosos, pero siempre entretenidos, pasajes y callejones de la vida pública potosina.

Sé que prometí hace unos días darle “santo y seña” de la salida de Arturo Segoviano de la Sedeco, único cambio de primer nivel anunciado oficialmente por mi amigo Guadalupe Torres Sánchez, no obstante, el anuncio de la remoción del titular y ex candidato independiente al gobierno coincidió con la muy lamentable muerte de su señor padre, por lo que me reservaré por respeto al triste acontecimiento, a escribir en esta ocasión del asunto.

La fúnebre casualidad además, dejó en el limbo el cambio, es decir, que aunque es “oficial” no se ha “oficializado nada” porque se ha respetado el luto del ahora ex funcionario y por lo tanto no ha sido posible avanzar en el proceso de entrega al siguiente titular de la Secretaría de Desarrollo Económico, mismo o misma de quien no conocemos todavía ni su nombre.

Algunos irresponsables y aventurados calculadores, como quien esto escribe, han adelantado que una de las posibilidades radica en que la actual Secretaria de Turismo, Patricia Véliz Alemán, pudiera relevar a Segoviano y en Sectur dar paso a Francisco Reyes Novelo, amigo de los amigos verdes del gobernador en México y ex regidor en Cozumel.

Esta versión circuló profusamente en la semana, derivada de que hay quien asegura que Reyes Novelo ya ha invitado a algunos personajes para colaborar con él y trasladarse muy pronto a Ciudad Valles a estrenar las nuevas instalaciones de la Secretaría de Turismo.

Por su parte, Paty Véliz no ha declarado hasta el momento absolutamente nada al respecto y aunque tengo con ella pactada una entrevista, todavía no se ha concretado porque ha sido institucional y cauta, respetando a que sea el propio primer mandatario quien informe, si es que se dan, los respectivos cambios.

Cabe recordar que Reyes Novelo sonó muy fuerte como primer candidato a Turismo del Estado durante los hervores previos a la presentación oficial del gabinete; sin embargo, con bajo perfil y sin aspavientos tomó la dirección del museo Francisco Cossio y algunos hasta le ponen la medalla de ser pieza fundamental para que el sindicato de Francisca Reséndiz desalojara el tramo de la Avenida Carranza, justo frente al museo, que tuvieron tomado por meses.

Pero nada está escrito hijos de mi Corazón de Tiza en la pared y permitiéndome un “ArmandoAcosteo” le advierto un contundente: “tómelo bajo reserva” (amigo, porque te admiro, siempre quise usar tu frase en alguna de mis entregas).

Otra posibilidad que se calcula, es que el gobernador Ricardo Gallardo pueda valorar una vez más a alguno de los perfiles que le proponen, y han propuesto desde que fue electo, las cámaras empresariales, esos a los que yo he llamado “Antorchistas con Américan Express” que sienten que las cabezas de las áreas económicas del gobierno son su feudo. Repito, todo es posible.

Al que ya cepillaron como aquí lo adelanté en “La lista negra, primeros despedidos del gobierno de Gallardo” fue al efímero director del Cobach y fue relevado por una funcionaria de la propia institución.

Al que le dieron otra oportunidad de ponerse a trabajar tras un buen jalón de orejas fue al titular de la Cefim, al grado que esta semana ya se despabiló y comenzó a dar cursos de certificación para funcionarios municipales. ¿Ah verdad? Si el potencial desempleo no anda en burro.

Otro que está viendo cómo parar un “penalti” es el ex portero Edmundo Ríos, todavía titular del Inpode. El ex jugador anda “desencanchado” de la función pública y ya tiene tarjeta amarilla, así que a la siguiente pues… tendrá que abandonar el terreno de juego.

Le cuento también que entre mis mañanas sin hacer nada y mis tardes ya desocupado, me di el tiempo esta semana de encontrar en el expediente de la “Herencia Maldita” algunos datos sobre pagos millonarios, mejor dicho, multimillonarios que se hicieron durante la administración de Juan Manuel Carreras cuando la función de su vocero y jefe de comunicación fue Juan Adrián Vázquez.

Y es que me quedé corto pensando en que con el ajuste económico a los convenios de dos medios de comunicación “consentidos” de la administración anterior, sería suficiente para que la actual pudiera poner holgadamente hasta dos árboles navideños, más caros y más altos en el próximo diciembre.

Nada más con lo que le pagaron los primeros cuatro años de la administración carrerista a un “asesor de medios” de nombre: Rodolfo Peña Rodríguez, que nada más en su casa (del Club de Golf) lo conocen, y que cobró 900 mil pesos mensuales al anterior gobierno, la actual administración puede contar de golpe con un extra en su presupuesto de 43 millones de pesos.

Lo más indignante del asunto es que el señor Peña Rodríguez cobraba los 900 mil por escribir una “tarjeta informativa” mensual para el señor gobernador y de vez en cuando “elaborarle encuestas” no obstante, para evitar la fatiga, le pagaba 60 mil pesos a un personaje de nombre Adán Moctezuma (Economista y Blogger según su propia descripción) para hacer el trabajo.

A estos desconocidos, pero hoy millonarios personajes, se les acabó la teta cuando llegó Raúl Camacho a la coordinación de Comunicación Social, no obstante la ordeña de recursos ya había sido consumada.

Esa loca autopista del derroche fue detenida a destiempo por Juan Manuel y clausurada por fin a la llegada del nuevo gobierno, pero qué lamentable enterarnos hasta ahora que el dispendio en absurdos fue “Lo trágico cotidiano” -como diría Giovanni Papini- y en su momento jamás hubiera sido denunciado.

Ya se que “agüita de limón” saber este tipo de asuntos, pero también hay buenas noticias hijos de la Radiofutura, por ejemplo les puedo adelantar que el próximo lunes se presentará para la capital un nuevo esquema de seguridad pública municipal y que no solamente se trata de poner al servicio de la ciudadanía un centenar de patrullas.

Pero ya los conozco hijos de mis emociones, que la noticia y la foto que vamos a sacar será la de las flamantes 100 nuevas unidades (rentadas también por cierto, pero estas al final del contrato sí nos las vamos a quedar los potosinos) así que les advierto que las auto-patrullas serán solo los fuegos artificiales.

En el fondo, y se los adelanto en exclusiva, se trata de una transformación en el reglamento de seguridad pública y que hoy mismo será presentado para su aprobación en el Cabildo.

El documento, para empezar, convierte la Dirección de Seguridad Pública Municipal, en Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, dotará de nuevas funciones a los policías, que por primera vez en la historia podrán recibir directamente denuncias de nosotros los potosinos.

También por primera vez los policías tendrán capacidad tanto de ser primeros respondientes y se contempla un esquema que se divide a toda la ciudad en cuadrantes y sub-cuadrantes con policías responsables directos de los delitos o eventos que se lleven a cabo en dichas áreas.

Se contará además con nuevas áreas dentro de la nueva Secretaría, tan urgentes como la de inteligencia y atención a delitos cibernéticos, otra nueva ala de atención a los delitos de violencia intrafamiliar y de género así como una unidad de atención de delitos contra el medio ambiente y protección a los animales.

Se fortalecerá el C4, y se arrancará con un sistema, por fin, de semáforos inteligentes.

El proyecto completo fue una de las principales promesas de campaña de Galindo y junto a la próxima creación de la Guardia Civil por parte del Gobierno del Estado, una vez más se hará mancuerna entre los dos niveles de gobierno para, en conjunto, devolverle la paz a los potosinos.

El proyecto completo lo conoce perfectamente ya el gobernador, que será invitado y testigo de honor de la presentación de este nuevo esquema del que se dará detalle el próximo lunes temprano en el Centro de Convenciones.

¿Ya ven hijos del pacto divino? Siempre hay algo que comentar, anunciar y denunciar en estos apuntes de bonus, apuntes de viernes.

Quisiera seguir de largo y platicarle del conflicto de intereses que tiene una regidora de la capital y presidenta de la comisión del agua, con su negocio particular de tratamiento hídrico, quisiera también adelantarle antes que nadie la llegada de la “Pollo Card” (que no debe confundirse con “La Cumplidora”) que dará internet y muchas más bondades a los usuarios del transporte público. También quisiera explicar a Usted el porqué de la interrupción en el fallo en la licitación de 9 obras del Interapas y una muy boba licitación que abortaron sobre la contratación de pipas de agua…

Pero será en otra ocasión o de a poco en la semana, Culto Público, porque a esta hora y a mi tierna edad, pues ya me da sueño…

Así que hasta el martes que nos veamos por aquí, que sí, que sí. (bis)

Atentamente,

Jorge Saldaña.

Lee también: Al tiro y en Guardia | Apuntes de Jorge Saldaña

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Diálogo o conflicto, ese es el dilema | Columna de Ángel Castillo Torres

Publicado hace

el

HURGANDO EN LOS SÓTANOS DEL PODER.

La Ley de Ingresos 2022 del Ayuntamiento de la capital generó controversia por el ajuste a los gravámenes inmobiliarios.

En sociedades con gobiernos autoritarios el diálogo con los ciudadanos es sustituido por el monólogo. El gobernante autoritario solo habla consigo mismo. Encerrado en su Torre de Marfil el tirano “ni los ve, ni los oye”. El monólogo es excluyente porque no reconoce “al otro” como interlocutor. Así que cualquier inconformidad, controversia o conflicto que surge desde la sociedad es asumido por el autócrata como una conjura que busca perjudicarlo. Desde esta óptica el que discrepa ya no es un adversario sino un enemigo al que hay que aniquilar. En México durante el largo período predemocrático, antes de que se consumara la transición a la democracia, era común escuchar a la clase política afirmar: “el que manda, manda, y si se equivoca vuelve a mandar”.

Todo lo contrario ocurre en una democracia. Para un demócrata el diálogo es un procedimiento para la solución pacífica de las controversias. Porque cuando se dialoga siempre se encuentran salidas satisfactorias a las controversias que surgen en una sociedad plural con intereses tan diversos y enfrentados.

Un gobierno que hace suyos los valores de la democracia acude al diálogo como un medio para el establecimiento de pactos y acuerdos. Porque un gobierno que escucha evita las tentaciones del autoritarismo. Porque asume que la coexistencia pacífica implica conciliar distintos intereses.

Siempre será mejor dialogar que imponer. Pero al dialogar se debe evitar cualquier tipo de dogmatismo. Durante un diálogo respetuoso se debe privilegiar el espíritu crítico y la reflexión metódica que sustituya la falsificación o exageración de los hechos que motivaron la controversia. Pero para dialogar es indispensable la moderación. La arrogancia y la prepotencia obstaculizan el diálogo. Tolerancia y respeto a las ideas de los otros pavimenta el camino para resolver el conflicto.

Enrique Galindo llama a dialogar.

Gobernar es saber escuchar, gobernar es comunicar.

Luego de que se conociera que en la Ley de Ingresos 2022 del Ayuntamiento de la capital se incluyeron ajustes a los gravámenes inmobiliarios surgieron manifestaciones de inconformidad. La espiral de dudas creció por unos días. En ese lapso hubo críticas que quisieron sacar raja política y otras que legítimamente demandaban una explicación. Sensible y con buenos reflejos el alcalde Enrique Galindo Ceballos tomo el toro por los cuernos y salió al escenario a dar las razones que motivaron esta decisión.

La argumentación más sólida que utilizó el presidente municipal fue que en 10 años los valores catastrales no habían sido actualizados y que comparados con ciudades con las que frecuentemente nos contrastamos (Querétaro, León, Aguascalientes) las contribuciones se mantenía intocadas. La ciudad ha crecido enormemente y exige servicios públicos, infraestructura urbana, nuevas vialidades, promoción industrial, programas de asistencia a la población más vulnerable, entre otros rubros y la recaudación vía impuestos es indispensable para la realización de obras y acciones en favor de la población. Transformar la ciudad, hacerla más competitiva y confortable para vivir exige corresponsabilidad, trabajo, y compromiso de todos. Los ciudadanos deben contribuir con el pago de sus impuestos a este propósito. Teniendo recursos el Ayuntamiento puede realizar obra pública y al hacerlo beneficia a distintos sectores de la economía local que son proveedores de bienes y servicios.

Así que ante el reclamo de los empresarios del sector inmobiliario Galindo tomó la iniciativa y se sentó a dialogar con ellos. Vía Zoom (internet) converso con los directivos de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) y la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (CANADEVI). Fue un diálogo productivo que ya dio sus primeros frutos. A unos días de que surgieran las discrepancias se vislumbran vías de solución. Se han dado los primeros pasos para firmar un convenio que permita impulsar el mercado inmobiliario a través de estímulos que lejos de frenar a este sector lo impulsaran a crecer. Los empresarios por su parte han mostrado su disposición a mantenerse en la mesa de los acuerdos para revisar caso por caso y encontrar soluciones. Por su parte el alcalde Enrique Galindo Ceballos se ha comprometido a que el pago de impuestos se verá reflejado en una abundante realización de obra pública y en programas y acciones que la ciudad requiere y la población demanda. Se ha comprometido además a un manejo transparente de los recursos económicos que se recauden. Por su parte el Congreso del estado ha fijado su posición al respecto: estará vigilante de que esta promesa se cumpla.

También lee: La metamorfosis del PAN | Columna de Ángel Castillo Torres

Continuar leyendo

Opinión