enero 27, 2023

Conecta con nosotros

#4 Tiempos

Defender la soberanía | Columna de Víctor Meade C.

Publicado hace

el

SIGAMOS DERECHO

La reciente detención en California de Salvador Cienfuegos hizo parecer, aunque sea por unos días, que la casa de naipes sobre la que aún se sostiene la libertad de Enrique Peña Nieto y compañía está cayendo — en manos americanas pero cayendo al fin. El gusto duró poco y Cienfuegos ya está en su casa sin medidas cautelares ni declaraciones ni cuentas bancarias congeladas por la UIF. Ahora la competencia de investigarlo y de proceder en su contra es de la Fiscalía General de la República y del Tribunal Militar, sin embargo, la recolección de pruebas podrá tardar meses o incluso años. La promesa que hizo México a la Fiscalía estadounidense de juzgarlo en territorio nacional, sinceramente, promete poco.

Lo que nunca nos imaginamos es que Cienfuegos ya libró una casi asegurada sentencia que lo pondría de por vida en una prisión estadounidense gracias a un tratado de cooperación bilateral entre México y Estados Unidos, que garantiza que se informe al país de las investigaciones llevadas a cabo contra funcionarios de alto nivel. El presidente pide confianza, pero poco se puede confiar en un sistema de justicia en el que, como ha sucedido en innumerables ocasiones, capturan a un funcionario y, por faltas al proceso o en la integración de las carpetas, un experimentado penalista consigue la absolución. Poco se puede confiar, también, después de ver la manera en que se ha desenvuelto el Caso Lozoya.

El papel que ha jugado Estados Unidos con la impartición de justicia a mexicanos ha sido importantísimo. Es una realidad que los ciudadanos sentimos cierto alivio y tranquilidad cuando nos enteramos de que el narcotraficante mexicano del momento ha sido aprehendido y juzgado en territorio estadounidense. Ciertamente el elemento de la aprehensión o captura adquiere una importancia menor; no hay tanto problema con que lo detengan aquí o allá: lo importante es que sea juzgado en tribunal americano para que cumpla con la pena carcelaria en una prisión estadounidense, ya que de las prisiones mexicanas muchos se han escapado. Aunque la sensación es satisfactoria porque sabemos que se impartirá justicia, el trago sigue siendo amargo: ni las autoridades mexicanas ni los tribunales ni las prisiones mexicanas tienen la capacidad para un caso de esos. La poca fe está justificada.

Toda proporción guardada, podemos aplicar análogamente las premisas anteriores con los casos de carácter nacional que resuelve la Suprema Corte de Justicia. Nuevamente, había cierta sensación de alivio cuando alguna controvertida propuesta de ley, caso paradigmático o acto administrativo del Ejecutivo era impugnado y llevado ante el Alto Tribunal. Sabíamos que los y las ministras de la Corte llevarían a cabo un riguroso debate para poder tomar una decisión colegiada y con estricto apego al ordenamiento jurídico.

Recientemente, la polémica decisión de la Corte de avalar la consulta popular para enjuiciar expresidentes dio un importante borrón a la desdibujada entereza del Tribunal. Tanto la manera atípica en que el Ministro Presidente Zaldívar tiró línea y se otorgó la palabra a sí mismo para ser el primero en presentar sus consideraciones ante el Pleno, como los forzados argumentos de la mayoría restaron legitimidad al sentido en que resolverán los casos futuros que tengan relación con el gobierno actual.

Parece ser que el alivio de que tal caso se resuelva en la Corte y que tal persona sea juzgada en Estados Unidos tendrá que ponerse en pausa. Sin duda, lo más urgente es que la certidumbre de justicia y estricta legalidad se reestablezca en la Corte. El tema de los estadounidenses haciendo el trabajo de las fiscalías y prisiones mexicanas también tendrá que resolverse eventualmente. Sin embargo, hoy, Cienfuegos le representa a la FGR un momento de definiciones.

Las críticas y llamadas de atención a los encargados de procurar la justicia del país no son jeremiadas; es cierto que ni se irán al diablo las leyes y el Derecho si el Caso Cienfuegos queda impune, ni se acabará el mundo si la Corte adhiere su postura a la del régimen. Lo que sí sucede es que la consolidación del Estado de Derecho quedará aún más rezagada y con más dificultades para abonar a su fortalecimiento. Casos como el de Cienfuegos —y el del mismo Lozoya— no deben mancharse de juegos políticos ni estar a la orden de estrategias electorales. Si el Gobierno Federal y la Cancillería ya hicieron lo posible por defender la soberanía y traer a Cienfuegos para acá, más vale que el resultado de aquí sea el mismo que habría allá. La Fiscalía tiene que aprovechar esta oportunidad y demostrar su completa autonomía, así como sus más refinadas competencias para llevar ante la justicia a quienes lo merecen.

Lee también: Con motivo de la Revolución | Columna de Víctor Meade C.

#4 Tiempos

De regreso al norte | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO

 

Complicada la segunda visita a Monterrey, visitar a Tigres siempre ha sido difícil para cualquier equipo.

Ya el fin de semana pasado la escuadra potosina sufrió en tierras regiomontanas: un 3-1 que suena más escandaloso que lo que pudimos ver en la cancha, un equipo que con tres errores perdió el orden y no pudo levantar la cara.

Principal atención a ciertos jugadores, para bien y para mal: un Andrés Iniestra que no se ha visto del todo bien en el torneo, ya en el duelo contra Chivas lo vimos dudoso en algunos momentos, ahora fue completamente superado y costó caro. Por otro lado Bonatini, este delantero que ya ha demostrado su calidad en la definición, firmando nuevamente un buen gol para darnos siquiera una pequeña Alegría en ese encuentro.

Tigres será muy incómodo, difícil y muy complicado para sacarle puntos y no lo digo solo por San Luis, sino para cualquier escuadra que visite San Nicolás; Tigres es sin duda, el gran favorito para salir campeón con una plantilla de jugadores que deslumbra.

La derrota de San Luis en el Volcán, debe estar (hasta cierto punto) pronosticada: los 4 puntos que los potosinos llevan en el torneo, son la cosecha “normal” que debería llevar un equipo que va arrancando el torneo y que poco a poco va encontrando sus mejores elementos.

En pocas palabras, San Luis bien, en sus primeros partidos; ahora necesitamos que comiencen a concretar, a dejar de cometer errores y a centrar cada encuentro a las reales posibilidades del equipo. San Luis pierde en el Volcán, pero debe seguir mostrando mejoría.

También lee: Le sienta bien el norte | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

#4 Tiempos

La disputa por el triángulo dorado de SLP | Columna de Luis Moreno

Publicado hace

el

HISTORIAS PARA PERROS CALLEJEROS.

Hace 20 años, nadie hubiera imaginado que el municipio de Villa de Reyes y la delegación de Villa de Pozos se convertirían en las zonas con la mayor potencia financiera de todo San Luis Potosí; fueron afortunados aquellos que heredaron o compraron a precio de polvo terrenos en esos lugares. Ahora, con el anuncio de la llegada de la planta de automóviles eléctricos de BMW, todo apunta a que la zona metropolitana sufrirá un estirón industrial, demográfico y social, lo que anticipa la necesidad de ampliar la oferta de terrenos para personas y empresas; ahí, un nuevo horizonte se asoma y con él se conformará un triángulo territorial, posiblemente el más relevante del Bajío:

Santa María del Río está a 27 minutos de distancia de los parques industriales Logistik, ubicados en Villa de Reyes, donde a su vez, se encuentran varias de las empresas más importantes de San Luis Potosí, como BMW, L’Oréal, GM; a unos metros de Dräexlmaier (una de las mayores empleadoras del estado); con decenas de fábricas satélites y donde, posiblemente, también se construirá la nueva planta de BMW.

Son solo siete minutos más de lo que toma llegar desde Villa de Pozos -que se ha convertido en el dormitorio de muchas personas que trabajan en esas y otras empresas de la llamada Zona Industrial-, por ello es raro que los empresarios de la construcción no hayan entrado con fuerza a crear desarrollos habitacionales e industriales en Santa María, sin embargo, parece que eso cambiará en breve, con lo bueno y lo malo que ello implica.

Dos situaciones deben alertarnos de que la disputa por ese triángulo dorado ya comenzó, y que debemos prepararnos para lo que vendrá -que como siempre en las disputas territoriales, implica sangre-.

La primera llegó en mayo del 2022. Ricardo Gallardo anunció que tiene intenciones de impulsar que Villa de Pozos deje de ser una delegación del Ayuntamiento de la capital y se convierta en un municipio autónomo

, como ya lo era en el pasado. Ese movimiento no es menor, debido a que implicaría que Pozos tenga una partida presupuestal propia, recaude recursos entre la población por permisos, cambios de uso de suelo, servicios…, lo facultaría para crear planes de desarrollo urbano propios; ocasionaría una redistritación electoral; lo volvería la tercera ciudad más grande del estado con una población de 148 mil habitantes; le quitaría el 16.22% de su población a la capital y lo volvería en un botín político extremadamente atractivo. El movimiento de Gallardo seguro desconcertó a Enrique Galindo, que en poco más de un año como alcalde ha nombrado a tres delegados.

La segunda son las muertes de Érika Briones y Emmanuel Govea, quienes eran alcaldes en funciones de Villa de Reyes y Santa María del Río, respectivamente. Ambos perdieron la vida el año pasado en accidentes automovilísticos y, aunque se debe respetar a las familias y la memoria de ambos, es inevitable especular con base en las circunstancias comunes de sus fallecimientos, pues son, por lo menos, extraños.

He escuchado teorías sobre el interés de cárteles inmobiliarios, políticos y criminales que intentan imponer su visión sobre el futuro del triángulo dorado; la suerte de la población de ese lugar ya se echó y solo el tiempo acabará por destapar si los grandes tomadores de decisiones acertaron o fallaron. No quiero ser pesimista, pero el presente regularmente da pistas de lo que vendrá.

También lee: BMW: la espada de Damocles sobre SLP | Columna de Luis Moreno

Continuar leyendo

#4 Tiempos

De lo mejor 2022 | Columna de Mario Candia

Publicado hace

el

APUNTES DE UN CINEÓFITO

 

Close (Lukas Dhont. Belgica. 2022) Close es una poesía en forma de película. Es una oda a la amistad en plena adolescencia, con todas las complicaciones que se pueden generar en un momento de la vida lleno de vulnerabilidad y de presión en el ambiente. En ella, destacan las interpretaciones de los actores noveles Eden Dambrine como Léo y Gustav de Waele como Rémi. Cada imagen está especialmente cuidada. Nada sobra ni falta. La cámara sigue a los protagonistas como si quisiera llegar al fondo de su corazón y ver qué sienten en cada instante. Este es el mood del film. Estar ahí, con ellos. Por eso, se fija en los detalles. Respeta los espacios y la intimidad. Se aparta cuando parece que molesta. Predominan también los espacios de lenguaje no verbal, que llenan muchos momentos donde el espectador va al mismo ritmo que cada personaje. Las lágrimas, los silencios, los segundos para pensar no corren, sino que van con la lentitud de la misma realidad, las miradas que pueden paralizar al que observa. Por ello, se la puede etiquetar fácilmente como una cinta lenta y no apta para todos los públicos que están acostumbrados a cine de acción y de ritmo ágil. Aquí hueles las flores, oyes los pájaros, percibes los ruidos en la pista de hielo, los suspiros, la respiración entrecortada mientras duermen. Emoción hecha cine.

Close' (2022), crítica: Es un pequeño milagro que rompe tabúes  cinematográficos hablando de la asepsia emocional tras el trauma y el dolor  de la culpabilidad | Opiniones Espinof

Bones and All (Luca Guadagnino. Italia. 2022) Guadagnino dirige a Taylor Russell y Timothée Chalamet en este relato sanguinolento sobre una pareja y su camino de búsqueda de libertad, madurez y carne de la que alimentarse. En definitiva, buscan un destino que de sentido a sus aciagas existencias. Este espectáculo de sangre y vísceras, acompañado de altas dosis de romance, marca el esperado reencuentro cinematográfico entre Guadagnino y Chalamet tras Call Me by Your Name. La cinta es una historia de amor entre los protagonistas. Sin embargo, no podemos definirlo como un romance común y afable, sino como una historia gore que puede generar repulsión en muchos momentos. Guadagnino presenta, en una atmósfera triste y asfixiante, una especie de alzamiento de la dimensión metafórica del canibalismo para tejer un drama romántico de rebeldes sin causa. La sensación adolescente de ser diferente a los demás es llevado aquí a un espacio en el que los caníbales son nómadas solitarios que luchan contra su propia naturaleza. Los personajes de Russell y Chalamet se encuentran por el camino durante esta huida de sí mismos hasta entender que su condición les perseguirá hasta el último de sus días.

La belleza del canibalismo en "Bones and all" - Gatopardo

Argentina, 1985 (Santiago Mitre. Argentina. 2022) La película de Santiago Mitre relata el Juicio a las Juntas de la Dictadura Militar de Videla, con el forzado héroe Julio Strassera como fiscal acusador, interpretado por un enorme Ricardo Darín, y que supuso el paso oficial de Argentina hacia la democracia. La película se formula bajo el thriller político con una puesta en escena efectista con aroma a algunas de las mejores películas del cine de judicial y del mainstream

americano, pero a la que no le falta garra y capacidad de debate, consiguiendo transmitir la importancia de lo que este juicio supuso para la ciudadanía argentina y global, como demuestra el eco que está provocando la propia película en quienes la ven en cualquier parte del mundo. El difícil proceso real al que se atrevió el joven equipo de juristas retratados en la película, largo, complejo, bajo la presión del tiempo y en constante amenaza, queda hábilmente condensado para ser popular, convincente y, en determinados momentos, emocionante, especialmente cuando entran en juego esas dosis de humor que sorprenden y destensan una narración vibrante colma da de ingredientes históricos, domésticos e idealistas de gran interés. Una película con vocación universal que redondea su oportuno llamamiento a la memoria, resultando tan épica, sincera e inmortal como actual.

Argentina, 1985 fue nominada al Oscar como mejor película internacional -  Infobae

The Whale (Darren Aronofsky. USA. 2022) Estremecedor trabajo de Brendan Fraser en el papel de un profesor de más de 250 kilos que se come a sí mismo hasta la muerte, un intenso drama en el que Fraser, más allá de su terrible apariencia, nos permite ver el corazón de un hombre roto. Un hombre que lleva su cuerpo a tales extremos físicos, atormentado por el arrepentimiento, intenta acercarse a su hija de 17 años, Ellie, que hace tiempo que no quiere saber nada de un padre que la abandonó. Mientras tanto, es consolado por una paciente trabajadora del servicio, que le da ánimos. Con un escenario único y con un personaje principal cuya grave crisis de salud hace evidente desde el principio el desenlace, The Whale parecía difícil de trasladar a la pantalla. Aronofsky lo consigue apoyándose en su teatralidad, sumergiéndonos en la claustrofobia que se ha vuelto ineludible para el personaje de Fraser, Charlie.

Brendan Fraser en The Whale: “Abandonemos los prejuicios contra la gente  obesa” - BBC News Mundo

También lee: Recomendaciones del cine de Francis Ford Coppola | Columna de Mario Candia

Continuar leyendo

Opinión