diciembre 7, 2022

Conecta con nosotros

México

Yucatán rechazó matrimonios igualitarios por segunda ocasión

Publicado hace

el

Los inconformes ya han solicitado amparos contra el Congreso de Yucatán

Por: Redacción

Por segunda ocasión el Congreso de Yucatán rechazó las reformas a las leyes civiles del estado para permitir el matrimonio a personas del mismo sexo, los votos fueron emitidos en secreto.

Con 15 votos en contra y 9 a favor los legisladores del estado rechazaron la iniciativa que fue discutida y votada por primera ocasión el pasado 10 de abril, obteniendo el mismo resultado.

Por su parte, algunos ciudadanos inconformes con la resolución presentaron dos amparos contra el Congreso de Yucatán por negarse a aprobar el matrimonio igualitario en la entidad.

Los amparos, presentados por el Colectivo por la Protección de Todas las Familias de Yucatán (PTFY), son contra la decisión de votar de manera secreta la iniciativa del matrimonio igualitario, y por la no aprobación de la reforma que permitiría la unión entre personas del mismo sexo, que incumple lo ordenado desde 2015 por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el cual obliga a todos los jueces a seguir un criterio favorable en todos los amparos que se interpongan en el país para celebrar matrimonios igualitarios.

Además, el 30 de abril diversos colectivos de la comunidad LGBTTTI en Yucatán solicitaron al Tribunal Superior de Justicia del estado una demanda de acción contra el Congreso local, por omisión legislativa o normativa por negar el derecho a las parejas del mismo sexo a unirse legalmente.

Con información de Animal Político.

Soledad da continuidad a la celebración de matrimonios por la vía civil e incluye matrimonios igualitarios

México

¿De qué trata el “Plan B” de AMLO aprobado ya en la Cámara de Diputados?

Publicado hace

el

Aunque la Reforma Electoral fue rechazada, se votaron a favor una serie de modificaciones al INE que permitirán ahorrar 5 mil 605 millones de pesos

Por: Redacción

La Reforma Electoral Constitucional, impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador para hacer cambios estructurales en el Instituto Nacional Electoral (INE), no alcanzó la mayoría calificada en el Pleno de la Cámara de Diputados para su aprobación, por lo que se desechó el dictamen; sin embargo, legisladores de Morena y sus aliados entregaron a la Cámara Baja el llamado ‘Plan B’, que contempla reformar leyes secundarias lo que permitirá un ahorro de 5 mil 605 millones de pesos, de acuerdo a lo dicho por Adán Agusto López, secretario general de Gobierno, y que solamente requería de una mayoría simple para su aprobación, situación que se concretó la madrugada de este miércoles.

El llamado “Plan B”, que va por cambios estructurales dentro del INE, como reducir los salarios de los consejeros, eliminar fideicomisos y la destitución de Edmundo Jacobo Molina como secretario Ejecutivo del INE, quien lleva 14 años en el cargo y que continuaría hasta 2026 gracias a su tercera reelección, fue aprobado en lo general y en lo particular para su envío al Senado de la República.

Uno de los principales puntos de esta reforma a las leyes secundarias en materia electoral es establecer un tope a las remuneraciones que reciban los consejeros electorales del INE, por lo que el salario que perciban los integrantes del Consejero General del órgano electoral no podrá superar al del presidente de la República.

El artículo décimo séptimo transitorio de la reforma detalla que Edmundo Jacobo Molina sería destituido, esto gracias a la modificación de las facultades de la Secretaría Ejecutiva del INE, por lo que el ahora titular dejaría su cargo a partir de la publicación de estas reformas y una vez que ocurra esto, el Consejo General del INE nombrará de entre los directores ejecutivos a un encargado de despacho. Es decir, en la sesión ordinaria de mayo de 2023 se designará al titular de la Secretaría Ejecutiva para el periodo 2023-2029 que cumpla los requisitos correspondientes.

La iniciativa contempla la creación del Sistema Nacional Electoral (SNE) conformado por el Instituto Electoral, como su autoridad rectora, y los Organismos Públicos Locales, como autoridades electorales a nivel estatal. Ambas estructuras, de acuerdo a lo marcado en el docuemento, estarían a cargo del funcionamiento, pues su administración “es pésima”, pues su estructura “contiene duplicidad de funciones, áreas sin trabajo durante varios meses en el año; además “existen pago de rentas, se realizan gastos suntuosos, pago de comidas, viáticos, seguros médicos privados, compra de papelería a precios por arriba del mercado, pago de servicio de software injustificados, contratación de edecanes, arrendamiento de automóviles, etcétera”.

La propuesta plantea la eliminación de las figuras de vocal secretario y vocal de organización en la estructura del INE a nivel local; mientras a nivel distrital se suprimirían los cargos de vocal de organización Electoral, vocal de Registro Federal de Electores, vocal de Capacitación Electoral y Educación Cívica y vocal secretario, por lo que únicamente se mantendría el vocal operativo en la estructura.

Los fideicomisos del Fondo para el Cumplimiento del Programa de Infraestructura Inmobiliaria y el Fondo para Atender el Pasivo Laboral serían eliminados al considerarlos “ilegales” y los recursos obtenidos producto de la reforma serán utilizados para cumplir con las obligaciones de ley conforme a la propuesta de reducción de estructura que se propone.

El documento detalla que se busca limitar las facultades ”indebidamente discrecionales” que se ha dado el INE con “una extensa facultad normativa”: es decir que las autoridades no podrán emitir ninguna normativa fuera de sus atribuciones establecidas en la Constitución. Por otra parte, busca “otorgar mayor certeza jurídica” respecto a las tareas de fiscalización y las sanciones de las autoridades electorales sobre los partidos políticos, respetando en todo momento su derecho a la autorganización y autodeterminación.

También lee: Diputados y diputadas rechazaron Reforma Electoral de López Obrador

Continuar leyendo

México

Diputados y diputadas rechazaron Reforma Electoral de López Obrador

Publicado hace

el

El presidente presentará un Plan B que solo requeriría de una mayoría simple

Por: Redacción

La Cámara de Diputados a nivel federal rechazó la Reforma Electoral impulsada por Andrés Manuel López Obrador, presidente de la república, debido a que no alcanzó la mayoría calificada para su aprobación, pues se necesitaban dos terceras partes al tratarse de una propuesta constitucional.

El dictamen sumó 269 votos a favor, 225 en contra y una abstención. Sin embargo, al ser una reforma de carácter constitucional, se necesitaban 334 votos.

La administración de López Obrador, no obstante, entregó a la Cámara Baja el llamado ‘Plan B’, que contempla reformar leyes secundarias, y que solamente requeriría de una mayoría simple para su aprobación.

El dictamen impulsado por López Obrador proponía modificaciones a 17 artículos de la Constitución Política, entre los cuales destacó la modificación del Instituto Nacional Electoral (INE) para crear en el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC), la reducción de 11 a 7 consejeros electorales, disminuir de 500 a 300 el número de diputados federales y de 128 a 96 el de senadores, eliminar el financiamiento público para las actividades ordinarias de los partidos políticos, y la desaparición de los órganos electorales locales.

También lee: El salario mínimo ha crecido 263% y 134% en cuatro años del gobierno de AMLO

Continuar leyendo

Destacadas

El salario mínimo ha crecido 263% y 134% en cuatro años del gobierno de AMLO

Publicado hace

el

En todo el sexenio de Peña Nieto subió 45%, con Calderón 25% y 64% con Fox; al final de la administración sería del 194%

Por: Luis Moreno

El sexenio de Andrés Manuel López Obrador ha estado marcado, en el tema de los salarios mínimos, por la constante del incremento y el primero de enero del 2023 marcará una subida de 263.75% para la zona fronteriza y 134.76% en el resto del país. Con cuatro años ha superado holgadamente a sus antecesores Enrique Peña Nieto que llegó en seis años a 41.69%, Felipe Calderón que marcó un alza del 28% y Vicente Fox que consiguió que los trabajadores y trabajadoras con menores ingresos ganaran 64.45%.

La Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Consami) anunció el jueves 1 de diciembre que el Gobierno Federal, el sector empresarial y los sindicatos llegaron a un acuerdo para que a partir del 2023 el salario mínimo en México sea de $312.41 pesos en la zona fronteriza y $207.44 en el resto del país, lo que representa un aumento del 20% y 19.99%, respectivamente, con relación al 2022, cuando los menores sueldos fueron de $260.34 y $172.87.

Con este incremento, la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador llega al inicio de cuarto año de gobierno con una subida en las remuneraciones de 263.75% para la zona fronteriza y 134.76% para el resto del país, pues lo recibió en $88.36.

A partir del 1 de enero del 2023, cualquier salario menor a $9,372.3 pesos en la frontera y $6,223.2 en el resto del país, serán ilegales.

La evolución del salario mínimo se ha acelerado durante los últimos cuatro años de forma notable, pues si se compara con sexenios anteriores, a dos años de concluir las administración presente, el crecimiento es muy superior:

Los seis años de gobierno de Enrique Peña Nieto (PRI) representaron un aumento del 41.69%, al pasar de los $62.33 pesos, vigentes hasta el 31 de diciembre del 2012, a los $88.36 que permanecieron hasta el 31 de diciembre del 2018.

Felipe Calderón Hinojosa (PAN) logró aumentarlo un 28%, de $48.67 pesos en que lo recibió el 1 de diciembre del 2006, a como lo entregó el 1 de diciembre: $62.33.

Vicente Fox Quezada tomó el poder el 1 de diciembre del 2000, ese día el salario mínimo mexicano era de $37.9 pesos y cedió el poder a Felipe Calderón con el mínimo en $62.33, lo que representa una crecida de 64.45%.

Ernesto Zedillo Ponce de León arrancó su sexenio con un salario mínimo de $14.27 pesos y lo cerró con $37.9, 165.59% más.

La Consami proyecta que para el 1 de diciembre del 2024, fecha en que concluye la administración Lopezobradorista, la remuneración mínima en México será de 260 pesos diarios para casi la totalidad del país, con excepción de la zona fronteriza en donde todavía no existe una proyección. De concretarse, nuestro país habrá pasado en seis año a subir su tabulador menor en 194.25%.

También lee: ¿Qué se necesita para que se apruebe el aumento de 12 días de vacaciones en México?

Continuar leyendo

Opinión