Columna de NefroxDeportesTesteando

Inicio que promete | Columna de Arturo Mena «Nefrox»

Testeando

 

Se han dado los tres primeros juegos oficiales de San Luis con Memo Vázquez: dos de liga y uno de copa; los resultados no pueden ser más mixtos: uno ganado, uno empatado y uno perdido.

Sin embargo, la cara del equipo luce muy diferente.

San Luis con Alfonso Sosa jugaba con un 4-4-2 (para simplificar) que variaba durante los partidos a un 3-5-2; estas formaciones, un tanto conservadoras, ayudaron al equipo en la parte defensiva con todo y los problemas que jugadores como Laso, Bilbao y Abrante provocaban en algunos partidos. Lo mejor de ese cuadro era sin duda la profundidad y libertad que tenía Nico Ibáñez, apoyado por buenas jugadas de Ian, Catalán y Reyes.

En el corto proceso de Matosas, el equipo cambió su presión al frente: el uruguayo estaba empecinado en jugar con un 3-5-2 que podía llegar a ser hasta un 3-2-3-2 atacando en ocasiones hasta con 5 jugadores. Esto llevó al equipo a derrotas escandalosas y obviamente perder puntos y confianza.

En la última parte del torneo, bajo la dirección de Luis García, el equipo regresó prácticamente a los esquemas de Alfonso Sosa y no dio para mucho dadas las circunstancias del torneo y los hechos extracancha.

Pero bien, ahora con Memo Vázquez las cosas se ven diferentes: el equipo local juega con un 4-3-3 que varía en un 4-4-2 y hasta un 4-5-1 para el final de los encuentros. El equipo pudo encontrar en la línea defensiva una solidez gracias a la incorporación de León y la habilitación de Escalante como central, mientras que Abrante de contención trabaja excelente hasta donde las piernas le dan.

Sin embargo, aún nos falta ver una cara de equipo de Vázquez: las variantes con marcador en contra.

Ante Tijuana, el gol cayó en los últimos 10 minutos de partido, los cambios estaban dictados y las variantes tácticas fueron poco relevantes. Hay que esperar a ver cómo responde desde la banca con un marcador adverso, sumado a la incorporación de jugadores como Felipe Gallegos y Anderson Julio en la liga.

Queda mucho por ver de este equipo, habrá que esperar a que el torneo madure, por lo pronto la cara mostrada en las dos primeras fechas de la liga hablan bien del trabajo que se está realizando. Ojalá que los triunfos se mantengan y los puntos se sigan sumando… ojalá.

También te puede interesar: Venganza de promotores | Columna de Arturo Mena «Nefrox»

Nota Anterior

Desde‌ ‌2017,‌ ‌en‌ ‌SLP‌ ‌asesinan‌ ‌a‌ ‌más‌ ‌de‌ ‌una‌ ‌persona‌ ‌al‌ ‌día‌

Siguiente Nota

El poder de los perritos | Columna de Andrea Lárraga