DeportesDestacadas

¿Héroes o villanos? Con 9, el Atleti de San Luis empató con Monarcas

Atlético de San Luis dominó el encuentro, pero minutos antes de final Monarcas empató a 1

Por: Sebastián Escorza

Martes, 7 de la tarde, los niños regresaron a clases y un partido de futbol en este horario y pinta para que el estadio tenga un buen mosaico… de butacas; el rival en turno tampoco ayuda para que el estadio Alfonso Lastras luzca lleno en este encuentro de jornada doble, a pesar de que los potosinos han demostrado ser una de las aficiones con más entradas desde su regreso al máximo circuito.

La amenaza de lluvias también parecía ser un factor para que el coloso de Valle Dorado luciera vacío durante la tarde del martes. Es cierto que la entrada no lució como en los compromisos ante los equipos regiomontanos, pero los potosinos dieron cuenta de la fe y el ánimo que existe en la ciudad.

Lo cierto es que el ambiente en las tribunas era más que lo que se veía en el propio campo de juego; con la expulsión de Noé Maya apenas a los tres minutos de juego había un pronóstico reservado para el desempeño de los potosinos, ¿se iban a encerrar en cancha propia? ¿se acomodarían mejor con 10 jugadores? El propio Maya recibió la rechifla del respetable y abandonó el campo rumbo a los vestidores.

Así, fue la propia afición la que le puso el adjetivo de «fiesta» a este encuentro que, por momentos, lucía amarrado en la mediacancha, con acciones imprecisas por parte de ambos equipos y con la posibilidad de que la expulsión de Maya pusiera en ventaja a los canarios michoacanos.

Sin embargo, Atlético de San Luis sacó fuerzas de flaqueza y la escuadra rojiblanca se fue al frente en el marcador: Nicolás Ibáñez por fin se sacudió la malaria y, con un poco de ayuda por parte de Sebastián Sosa, remató de cabeza dentro del área visitante y el estadio estalló en júbilo con el gol tan anhelado por el argentino y la propia afición.

Recién iniciada la segunda mitad, los potosinos tuvieron la oportunidad de ampliar la ventaja sobre los michoacanos, sin embargo, Nicolás Ibañez se perdió la oportunidad de conseguir un doblete al estrellar el esférico sobre el cuerpo de Sebastián Sosa.

Al minuto 52, el árbitro revisó una posible expulsión en el videoarbitraje, y tras consultar la jugada, decidió expulsar a Jorge «El Perrito» Sánchez y a Gastón Lezcano; así, los potosinos se quedaban solo con 9 jugadores en el campo, mientras que los visitantes perdían a un jugador, pero seguían con la ventaja numérica.

Al minuto 60 los potosinos se habían puesto en ventaja con un gol de Joaquín Laso, pero los ánimos se calentaron cuando el silbante anuló el tanto de los rojiblancos debido a una mano de la ofensiva, San Luis seguía solamente a un gol de Monarcas y, aunque el cuadro de casa mostraba un mejor manejo del esférico, los visitantes podían empatar en cualquier momento.

Al final, la desventaja numérica jugó en contra del equipo de casa y Sebastián Vegas mandó el balón al fondo de las redes, empatando así el encuentro a 1 gol.

La igualada causó la ira del aficionado, quién en lugar de perder los ánimos, gritó con más fuerza, con la esperanza de que los rojiblancos encontrarían el gol que los haría llevarse los tres puntos, ese gol que Nicolás Ibáñez se perdió al inicio de la parte complementaria.

Por una parte, empatar un partido con una desventaja numérica marcada como la del Atlético de San Luis puede considerarse una hazaña, pero Monarcas no representó un gran peligro y, de haber convertido el penal, los potosinos habrían sumado de a tres.

En el fútbol hay héroes y hay villanos pero… ¿Qué rol jugó el once potosino en este partido?

Tambien lee: (VIDEO) “Tarjeta roja a los feminicidios”: ASL femenil

Nota Anterior

La corrupción no acabará en SLP porque existe en todo el mundo: Rojas

Siguiente Nota

Zebadúa consigue impedir su detención; era excolaborador de Robles