#4 TiemposDesde mi clóset

Ventajas de ser visible | Columna de Paul Ibarra

Desde mi Clóset

En la actualidad existe una fuerte batalla entre la comunidad LGBT y un sector de la sociedad que se resiste a los cambios estructurales en el status quo. Por un lado, la industria bombardea de manera exhaustiva al mercado con los “productos rosas”, debido a su rentabilidad y su amplio target. Por otro lado, se incrementan los discursos de odios promovidos por grupos religiosos, que discriminan a la población de lesbianas, gays, bisexuales y trans, y les coloca en situaciones de riesgo y vulnerabilidad frente a la violencia.

En este sentido, resulta fundamental tomarle la palabra al Presidente que estos días, en una de sus ya tradicionales mañaneras manifestó la necesidad de contar con un plan de estudios que incorpore la Educación Integral en Sexualidades (EIS) desde un enfoque basado en evidencia científica, que además tenga perspectiva de género, perspectiva de juventudes y un enfoque derechos humanos. Esta coyuntura es fundamental para el desarrollo de espacios seguros, libres de estigmas y discriminación asociadas a la identidad de género y orientación sexual.

Al respecto, la visibilidad es un elemento fundamental. Esta semana Aristemo fue galardonado en los premios Glaad. Esta producción de la televisión mexicana, ha trascendido como un producto innovador que apunta hacia la normalización de la homosexualidad en una sociedad homofóbica. La noticia no es menor, toda vez que esa misma televisión de la que se habla, ha sido constantemente señalada por su contenido sexista, discriminatorio y violento hacia la comunidad LGBT.

La visibilidad permite a cada individuo iniciar procesos catárticos que liberan el ser, lo despojan de esas constantes presiones del exterior para ser “más discreto”. La carencia de referentes públicos LGBT nos lleva a buscar modelos descontextualizados que provocan crisis de sentido y expectativas altas del “ser” LGBT.

Esta semana, víspera de la conmemoración del 17 de mayo, Día contra la LGBTfobia, es un buen momento para hacerte visible. Si no le has contado a tus familiares, puedes escribirles una carta, hacer un video, un audio, escribir una canción, realizar un performance, hacer un grafitti, o lo que creas conveniente para manifestar el orgullo de ser quien eres. Esta actividad la réplicas por lo menos una vez a la semana en junio, mes del orgullo, y créeme que los y las panistas ya no dirán que somos de Júpiter.

Nunca debemos de sentir vergüenza de ser LGBT, la vergüenza debe ser para aquellas personas que, con un falso delirio de superioridad, intentan atropellar los derechos de las demás personas.

Esta semana sal a la calle, camina orgulloso, camina orgullosa. Se visible te da la posibilidad de saberte acompañado. La homosexualidad forma parte de la naturaleza humana, por lo tanto, es tan normal como la zurdera. Lo que queda claro es que los grupos conservadores requerirían una población alienada a la derecha, lo cual no está pasando, la tendencia es circular por la izquierda, rebasando a intolerantes y mentes cegadas por una denigrante cultura de la violencia.

El amor nos iguala, por lo que, finalmente, es necesario invitar a nuestras amigas y amigos homofóbicos a recibir un abrazo de una persona LGBT, invitarle una chelas y ser felices.

También lee: Las otras caras de la homofobia | Columna de Paul Ibarra

Nota Anterior

Así amanece el precio del dólar hoy 9 de mayo en SLP

Siguiente Nota

Por incendios, cierran escuelas cercanas a la Sierra de San Miguelito