#4 TiemposDesde mi clóset

¿Tenemos el gobierno que merecemos? | Columna de Paul Ibarra

Desde mi clóset

 

Esta temporada de recuento, en el que constitucionalmente los poderes del estado presentan los avances de su desempeño, me cuestiono si de verdad tenemos el gobierno que como ciudadanía merecemos

Y es que luego de que el gobernador alardeara sobre la subida a primera división del Atlético de San Luis como un logro de su administración, o que el Congreso del Estado reporte las visitas que hicieron a espacios sociales. 

Por un lado, esta lectura, proporcionada por los entregables derivados del informe nos indican la forma en la que se manipula a la población, y el faccioso uso de los datos. Solo para ejemplificar, en el audiovisual publicado por el área de Comunicación Social del Congreso, en ningún lugar se hace mención de la reforma al Código Familiar para facilitar el acceso al matrimonio a las personas del mismo sexo. Tampoco el gobernador cacareó este asunto, que es mucho más relevante que el ascenso del equipo de futbol local.  

¿Será acaso que el gobierno se avergüenza de haber avanzado en temas progresistas? ¿No le interesa presumir que es unos de los pocos estados que facilita el acceso de las personas trans al cambio de identidad legal? Imagínense la derrama económica que provocaría si la Secretaría de Turismo ofreciera paquetes de bodas LGBT al estilo Vallarta, habría más turistas en destinos huastecos, del Altiplano y la zona Centro. 

En otro orden de ideas, pareciera que el Legislativo se empecina en atropellar los derechos de la ciudadanía al intentar coartar la libertad de movilidad. Su intención es que las plataformas digitales de servicio de transporte se vean obligadas a burocratizar su servicio. De esta forma se buscará favorecer al gremio de taxistas, quienes tienen un serio problema en la prestación del servicio, que es en su mayoría responsabilidad del estado. Solo se ve a la recaudación como el motor principal de su acción, ya que la revista lo único que hace es ensanchar las arcas estatales, sin que este hecho beneficie el sistema de movilidad de la ciudad, mucho menos del estado. 

Así pues, es necesario repensar si es que la ciudadanía queremos seguir contando con un gobierno que solo se preocupa por sus propios intereses: enriquecer sus bolsillos y protegerse entre sí. Ni Morena, ni el PRI, PAN, ni el partido que se les ocurra piensa en el bienestar popular. Hoy en día solo piensan en cómo posicionarse para 2021. Quién contrata las mejores encuestas y les pone en el top. 

También lee: Las corruptelas de la 4T potosina | Columna de Paul Ibarra

Nota Anterior

Así amanece el precio del dólar hoy 26 de septiembre en SLP

Siguiente Nota

20 años de prisión para un hombre que apuñaló a su pareja en Soledad