CiudadDestacadas

Negocios cerca de Zona Universitaria al borde de la quiebra

Por: Ana G Silva

Producto de la pandemia por el covid-19, los alumnos de todos los niveles educativos en san Luis Potosí han tenido que estar confinados y tomar clases desde casa, ya sea a través de la televisión, radio, libros o alguna plataforma digital, esto con el fin de detener el contagio del virus entre esta población.

El abandono de las aulas de clases ha sido total desde hace ya casi medio año, lo cual ha traído problemas para los comercios y vendedores de los alrededores de estos centros educativos, uno de los ejemplos más latentes es el caso de los comerciantes que se ubican a las afueras de Zona Universitaria, campus principal de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, que han tenido pérdidas significativas en sus ventas debido a que los alumnos eran sus principales consumidores.

Francisco Sánchez es propietario de una papelería y ciber llamado Ciber Tel, él explicó que si el alumno no vuelve pronto a las aulas, se verá forzado a cerrar definitivamente:

Debido a las clases en línea han bajado la venta, de 2 mil que sacábamos diario, solo ganamos mil; a futuro el negocio va en declive y si los alumnos no regresan pronto a estudiar el negocio se quitaría, por la renta del local que es un poco cara, antes se cubría cuando los alumnos venían y sacaban copias y compraban, pero ya no alcanzamos”.

Apuntó que el flujo de trabajo es poco y poco remunerado:

“Nos buscan los alumnos para imprimir tareas o vienen de parte de empresas a imprimir cosas del trabajo, pero extrañamos a todos los muchachos y muchachas que son los que más le generan ingresos aquí”.

Un caso similar es el que narró Karla quien trabaja en Suse Frui un negocio de comida saludable cerca del lugar, quien detalló que a consecuencia del confinamiento de los universitarios ha perdido el 70 por ciento de los ingresos que solía percibir:

“Vienen personas que visitan al hospital, del parque, los clientes normales, pero ya no es lo mismo ni de nuestra parte ni de ellos porque no consumen la misma cantidad solo piden y se van”.

Karla señaló que el regreso a las actividades normales será lento por lo que su negocio trata de adecuarse al futuro e intenta seguir una estrategia de reconstrucción para que el lugar permanezca ofreciendo los mismos servicios: “Sí urge que regresen los estudiantes porque son nuestros principales clientes, pero debemos de crear nuevas formas de vender antes de que esto nos lleve a la quiebra, y de verdad no parece pero hay muchas personas trabajando aquí y que necesitan el empleo.

José Luis Medina, vendedor ambulante a las afueras del Hospital Central “Ignacio Morones Prieto”, relató que debido a la pandemia ha perdido al 30 por ciento de sus clientes, que eran la población que ocupaban los estudiantes de la universidad.

“Aquí está cerca la parada, no dejamos de vender, porque si quieren algo solo se acercan y lo compran antes de que pase su camión y los chavos hacían bulto, también pasaban y compran, ahora nos quedan, en su mayoría, clientes del hospital”.

También lee: Educación privada en SLP en tiempos de covid; ¿debería haber descuentos?

Nota Anterior

Infieles y soplones a la alza | Columna de Daniel Tristán

Siguiente Nota

Las 4 ciudades con más delitos en SLP no recibirán Fortaseg en 2021