#Si SostenidoCinescape

Memento | Columna de José Miguel Fernández Rendón

Cinescape

En conclusión, es una película interesante un tanto difícil de ver y al mismo tiempo demasiado confusa. Si estás dispuesto a poner el 100% de tu atención entonces es una película para ti. Lo más interesante de esta película es su anatomía, estamos acostumbrados a ver el primer, segundo y tercer acto, a veces brincando de pasado a futuro o viceversa, pero al menos yo no había visto una como Memento.

Desde la primera escena no sabemos qué está pasando, ni que estamos viendo. Empieza con la escena final y en reversa. Eso quiere decir que el tiempo no es lo que parece. Otra razón por la cual Christopher Nolan decidió empezar de este modo, es que nuestro protagonista sufre pérdida de memoria a corto plazo, no es capaz de crear recuerdos nuevos por lo que al iniciar la película de esta forma es un movimiento inteligente ya que a lo largo de toda la película tendremos los mismos conocimientos que nuestro protagonista, ni más, ni menos.

Es una película de crimen y venganza, es como un rompecabezas, estamos recibiendo información en todo momento, con regresiones, falsos recuerdos o testigos en los que no podemos, o no creemos que debamos confiar. Sin embargo, estamos formulando diferentes teorías dejando volar nuestra imaginación para llegar a la razón de todas las acciones de nuestro protagonista, Leonard Shelby.

En un intento de venganza, Shelby con acontecimientos escritos en todo su cuerpo, día a día intenta llegar al fondo del asesinato de su pareja. Se convence a sí mismo de lo que tiene que hacer para por fin estar en paz. Una vez que lo logra, como no recordará, cómo sabrá que al fin logró vengarse. Y cómo puede estar seguro que se vengó de la persona correcta.

Después de poder conocer a Leonard, aunque sea un poco más, así como a los otros personajes, es probable que no todo lo que escribía fuera cierto, a lo mejor no se vengó de la persona correcta, así como no sabía en realidad quién ha hecho ciertos actos que ponen en duda la honestidad de cada personaje a lo largo de la historia.

Como le gusta a Nolan acabar una película, es un final abierto. Al final, igual que Leonard Shelby, no sabemos qué pasó en realidad, no sabemos si Shelby triunfó o simplemente se vengó de alguien inocente. Todo queda a percepción de cada uno de nosotros, qué queremos creer que pasó, qué final es el más cercano a la realidad tomando en cuenta toda la información que vimos, cuál decidimos que sea verdad y cuál fue el destino de los personajes.

También recomendamos leer: El Laberinto del Fauno | Columna de José Miguel Fernández Rendón

Total Page Visits: 251 - Today Page Visits: 3
Nota Anterior

Presión a la FGE ha provocado detenciones mediáticas de alumnos de la UASLP

Siguiente Nota

(VIDEO) Se incendió torre del World Trade Center de Bruselas, Bélgica