Columna de Israel MirandaDeportes

Los modales hacen al hombre | Columna de Israel Miranda

Siempre Futbol

 

El Barcelona hizo oficial la destitución de Ernesto Valverde y la llegada de Quique Setién al banquillo del club azulgrana. Sin embargo, todo lo que hay detrás de estas negociaciones dejan muy mal parados a los directivos del equipo.

A partir del jueves pasado, después de que el Barcelona cayera 2-3 frente al Atlético de Madrid en la semifinal de la Supercopa de España, los rumores sobre la salida de Valverde comenzaron a tomar fuerza después de que se filtrara que Eric Abidal y Óscar Grau se habían reunido con Xavi Hernández para ofrecerle el puesto de director técnico.

Sin embargo, el club no se pronunció sobre el asunto, y lo que en un principio eran rumores, poco a poco se fue confirmando.

El problema no es que el Barcelona busque a un nuevo técnico o que despida a Valverde, sino las formas en que se ha dado todo, pues la directiva le ha faltado al respeto al ya exdirector técnico.

Hacer tan público que estaba en búsqueda de un nuevo técnico, con el actual, aún entrenando al primer equipo, es lamentable. El propio Xavi Hernández se tuvo que pronunciar para indicar que a pesar de que era su sueño entrenar al Barcelona, “respetaba a Valverde”.

Posteriormente, Andrés Iniesta declaró: “Las formas del Barça están siendo un poco feas. Hay que tener respeto hacia tu actual entrenador, las formas son lo que más te puede doler. La situación de Valverde queda ahora muy debilitada”.

Pienso que el equipo sí necesitaba un cambio, pero independientemente de eso, un club tan grande como lo es el Barcelona debe buscar la elegancia para tratar estas situaciones (que son parte dentro del futbol) y no dejar evidenciado y señalado a un técnico que siempre mostró respeto hacia todos y como profesional ha sido intachable.

También me gustaría señalar que el problema del club blaugrana no era solo Valverde, sino que tanto jugadores como directiva tienen mucha responsabilidad en la baja de juego que viene mostrando el equipo desde hace ya tiempo, pero siempre es más “sencillo” comenzar con el técnico.

Otra cosa que tengo clara, es que la destitución de Valverde no se da por perder en la semifinal de la Supercopa de España, sino que es un conjunto de circunstancias las que provocaron que la directiva tomara esta decisión.

Por cierto, una directiva que parece no tener un plan deportivo claro, y que después del “bochorno” sucedido con la “operación Neymar” el verano pasado, no ha aprendido a respetar del todo a un club histórico como lo es el Barcelona.

Los modales hacen al hombre, pero a esta directiva le hacen falta varios modales…

@Israel_Oziel

También recomendamos leer: Atlético de San Luis Femenil y un inicio prometedor | Columna de Israel Miranda

Nota Anterior

Ritmos y Algoritmos al 2021 | Columna de Jorge Saldaña

Siguiente Nota

SLP la rompió... en violencia familiar; registró más de 7 mil casos en 2019