mayo 28, 2024

Conecta con nosotros

#4 Tiempos

Los 100 años de la UASLP | Apuntes de Jorge Saldaña

Publicado hace

el

APUNTES

 

Sería más fácil soltar al viento un millón de finas plumas de águila desde el punto más alto de la ciudad durante un vendaval, y regresarlas a su sitio una por una… que contar las historias que en cien años se ha concebido, para crear, enlazado para transformar y vividas para significar, alrededor de nuestra Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

Si el estado potosino fuera un edificio, la UASLP sería varilla y concreto, planos, fachada y cimiento.

En la ciudad, en miles de familias, en millones de potosinos, en decenas de generaciones su estela es perfume del que no se quita.

La universidad es una crónica que no acaba de escribirse sobre hojas en blanco que, en una injusta ironía, jamás podrán ser reunidas. Siempre habrá hojas sueltas.

La manecilla histórica a partir del primer minuto de este martes marcó el cien en el reloj de su autonomía, pero casi el cuatrocientos de su primer antecedente fundacional. Se encendió un pebetero como novedad en una desusada torre del Edificio Central Universitario. Se armó verbena desde la tarde, se reencontraron alumnos y ex alumnos, amigos y maestros en representación de toda una sociedad académica amalgamada con la sociedad toda.

Comenzaron las celebraciones y es momento de ello. No tocó a Villar ni a Mario, ni a Valle ni a Lastras o ninguno de sus antecesores. El momento del centenario tocó al doctor Zermeño en su rectoría.

No son tiempos de una universidad encendida y polarizada, que los hubo.
Tampoco son tiempos de una institución en bonanza y pujante, que también se vivieron. No son tiempos ni del oscurantismo ni del manipuleo político convulsivo…Pero tampoco parecen ser ni sus mejores tiempos, ni una etapa de grandes lances. También hay que decirlo.

El estado no es ni se parece al de hace cien años, la UASLP tampoco, sin embargo, en una relación paradójica, específicamente por lo que hoy se celebra, que es su “autonomía”, son dos entes vivos y absolutamente simbióticos.

La huella universitaria se respira en todos los ámbitos sociales, económicos, estructurales y sistémicos de nuestra historia contemporánea.

A cien años, entre su muy merecida celebración, parece buen momento para cuestionarse su lugar, así como su nuevo destino frente a nuevas realidades científicas, pero sobre todo a las nuevas realidades y necesidades estructurales de una sociedad del año 2023.

La “Máxima Casa de Estudios” ¿Es todavía esa brújula y plano? ¿Es concreto y varilla social? ¿Es motor y factor de cambio, libre, en búsqueda de la verdad, vasija plural donde caben y se cuestionan todas las ideas?

¿Se está generando y fomentando la creación de nuevo conocimiento o solo se está transmitiendo el ya conocido? ¿Se están entregando a la sociedad pensadores críticos o se ha convertido en una fábrica de nuevos titulados?

Por cierto, aquí creo que vale la pena citar un fragmento nuclear del decreto del gobernador Rafael Nieto motivo de las cien velas hoy encendidas:

“[…] que este establecimiento educacional [el Instituto Científico y Literario] constituya una entidad moral independiente y alejada de los vaivenes de la política. Al efecto, está ya en estudio la organización de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí. Confío en que la nueva entidad moral seguirá haciendo honor a sus antecedentes meritorios y prestigiosos y que, en el campo cultural de la República, sea como las rocas centinelas, que en lo más alto de las montañas y mientras las sombras cubren aún los valles, reciben las primeras el beso fecundante del nuevo sol.” 10 de enero de 1923

¿Qué tanto puede estar alejada la UASLP de los “vaivenes políticos” cuando al mismo tiempo es una institución que, se quiera o no, tiene un gran peso especifico social y por lo tanto una influencia en la vida “pública” potosina?

Por cierto que, como ejemplo de la pregunta anterior, se ha escrito y destacado en los últimos días a manera de crítica (no estoy seguro si contra el rector o contra los funcionarios) que a los eventos programados hoy en el marco de las celebraciones centenarias, no asistirá ni el gobernador Gallardo ni el alcalde de la capital Galindo.

Pues en efecto no, no van a ir, y técnicamente, en el más puro y estricto apego a la autonomía que se celebra, el asunto de su presencia o ausencia tendría que ser irrelevante, pero…

¿Se le olvidó al rector Zermeño invitar personalmente a uno de los universitarios más destacados como lo es Enrique Galindo siendo además presidente municipal de la ciudad?

¿Qué mensaje social se manda con la ausencia del gobernador Ricardo Gallardo en un evento universitario de tan profundo significado social cuando es el mandatario mejor aprobado de acuerdo a las últimas mediciones?

Estar alejado de los “vaivenes de la política” no necesariamente significa que no puedan y deban estar presentes en una celebración universitaria de tan alto calado.

Parece que la rectoría en turno tendría que replantearse el significado de lo “políticamente correcto” y el inicio de su celebración centenaria parece buen momento para hacerlo.

Pero, Culto Público, lo invito a no perderse en lo efímero y poner atención en lo eterno: Gobernadores, alcaldes y rectores vendrán y se irán muchos otros, mientras que la llama de la autonomía universitaria, seguirá encendida. Le deseo, como creo que lo hacen muchos potosinos, que sea antorcha que encienda y no velita que apenas alumbre.

Así lo deseo simplemente porque estar sentado frente a esta computadora, escribiendo para usted que me hace favor de leerme, y el haberlo convertido en mi forma de vida, no hubiera sido posible ni tendría sentido sin mi paso por las aulas universitarias y todo lo que eso significa.

Y más allá: el existir de quien esto escribe no hubiera sido posible (literalmente) sin la historia de amor de un audaz estudiante de ingeniería civil que se enamoró de una bellísima alumna de enfermería cuando viajaban juntos en el camión que los llevaba a las aulas de la UASLP.

Que vuele alto el águila y se sigan esparciendo como historias, sus finas plumas.

Jorge Saldaña.

También lee: El arrebato de Chávez con santo y seña | Apuntes de Jorge Saldaña

#4 Tiempos

Egresada de física en San Luis, galardonada en la UNAM | Columna de J.R. Martínez/Dr. Flash

Publicado hace

el

EL CRONOPIO

 

El Instituto de Ciencias de Nucleares de la UNAM ha instituido la Medalla Dr. Rafael Sánchez Navarro como un homenaje a su labor pionera en México en el campo de la astrobiología. En esta sección hemos tratado sobre la obra y vida de este importante científico mexicano que muriera hace un par de años, situación que tratamos en estas entregas. El primer galardón, que honra la memoria y el trabajo científico del pionero de la astrobiología en México y del mexicano que participó con un equipo analítico propio en la misión Curiosity de la NASA a Marte, fue entregado de manera unánime a su alumna y discípula Antígona Segura Peralta, investigadora del Instituto de Ciencias Nucleares y colaboradora del Laboratorio de Astrobiología de la NASA.

Antigona Segura Peralta, es una joven investigadora que bajo la tutela del Dr. Sánchez Navarro se doctoró en esta novedosa área de la ciencia, en el posgrado de Ciencias de la Tierra de la UNAM con la tesis: Fijación de Nitrógeno por Relámpagos Volcánicos en el Marte Primitivo, y quien ha realizado un destacado trabajo de investigación, así como de divulgación científica realizando su diplomado en divulgación en la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM.

Antigona Segura Peralta es egresada de la licenciatura en física de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, donde se titulo de física teórica en 1994. Como estudiante de física en San Luis participó en los eventos de divulgación científica que se organizaban en el seno de la Facultad de Ciencias donde tuvo oportunidad de conocer a nuestro amigo el astrónomo Miguel Ángel Herrera Andrade quien tenía frecuentes participaciones de divulgación en San Luis Potosí, donde Antigona Segura se interesaría en la astronomía y continuaría du formación en esa área en la UNAM. Su interés se enfocaría en el tema de la vida en nuestro universo e incursionaría en el ámbito de la exobiología ahora denominada astrobiología estudiando su doctorado con el Dr. Sánchez Navarro.

En una de las entrevistas que le hicimos en sus visitas a San Luis, le confesó a Oscar Ramírez, quien llevó la entrevista: “Soy astrónoma porque ya no pude ser rumbera”.

La Dra. Antígona Segura es Investigadora en el Instituto de Ciencias Nucleares de la Universidad Nacional Autónoma de México y su área de investigación es la Astrobiología, que es la ciencia que se dedica a la vida extraterrestre “soy astrónoma porque ya no pude ser rumbera, ya saben las que bailan en la noche porque ahora es otra cosa, entonces nací tarde, ya no puedo vivir de bailar entonces pues me dedique a lo otro que me gusta, que es la astronomía y la vida, y pues que mejor forma que juntar ambas cosas que parte justamente de la búsqueda de la vida extraterrestre”. La entrevista completa la pueden encontrar en: http://galia.fc.uaslp.mx/museo/rev/n5/index5.htm

Su investigación está enfocada al estudio de atmósferas planetarias y la detección remota de señales de vida. Además, colabora en un proyecto multidisciplinario sobre formación de condros y condiciones del sistema solar temprano. Sus estudios sobre bioseñales en planetas habitables alrededor de estrellas enanas M reabrieron el debate sobre la habitabilidad de los planetas que giran alrededor de este tipo de estrellas.

Felicitamos a la Dra. Antigona Segura Peralta por este reconocimiento que le brinda el Instituto de Ciencias Nucleares y que recuerda el trabajo de su profesor y guía en este campo de la astrobiología. Su labor enorgullece a la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí de donde egresó como física teórica.

También lee: Carmen Gómez Eichelmann una pionera en la biología molecular mexicana | Columna de J.R. Martínez/Dr. Flash

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Hubo dos debates | Crónica de Jorge Saldaña

Publicado hace

el

CRÓNICA

Hubo dos debates, el que organizó y ejecutó la autoridad electoral para los candidatos a la alcaldía capitalina de San Luis Potosí en su sede, y el que se desarrolló al mismo tiempo entre los punteros en los medios de comunicación y sus redes sociales.

Son finalistas, de acuerdo a las encuestas, Sonia Mendoza de la coalición Verde, Morena y PT, y Enrique Galindo, de la coalición “Fuerza y Corazón por San Luis”.

Sonia llegó al Ceepac luciendo un elegante traje sastre de color marfil y en el cuello una mascada de tonalidades verdes.

“Agárrame” – le pidió a su fotógrafa que la agarró del brazo. Los tacones de la candidata y el empedrado del estacionamiento fueron por minutos una mala combinación pero el camino fue corto rumbo a donde ya la esperaban los medios de comunicación.

Antes de ella, ya habían llegado al recinto y pasado por la mesa de registro, Ángeles Hermosillo del Nueva Alianza, Luis Egure del Partido Encuentro Solidario, José Luis Chalita de Conciencia Popular (el primero en llegar) y Sebastián Pérez, de MC, que bajó de una lujosa BMW blanca acompañado solamente de su esposa y un chofer que se llevó el elegante vehículo.

“No se dejaba el listón” se excusó el candidato Naranja, por una muy breve pausa que hicieron para que su esposa acomodara un listón negro en la solapa del saco de Sebas como un símbolo de luto y solidaridad por la tragedia de San Pedro en Nuevo León ocurrida hace dos días.

Sonia responde a la banquetera mediática, y ahí contesta cuestionamientos sobre la “Guerra Sucia”, la abanderada guindavede suelta con seguridad que se trata de actos de desesperación de su contrincante, y al mismo tiempo niega lo que corre en su contra.

Los minutos se desvanecen. La manecilla grande ve al norte y la chica al sur. Son las seis de la tarde y Enrique Galindo no llegó, pero empezó el debate. El otro debate.

El candidato del “Quédate” anuncia con carácter de emergencia que dará un mensaje a través de sus redes sociales.

Mientras tanto, dentro del set se acomodan la quintilla restante de los aspirantes. Fuera del salón de sesiones del órgano electoral, unas filas de sillas ocupadas por reporteros que vigilan la pantalla que hace de ventana al foro donde se desarrolló el encuentro.

Minutos de organización y hasta de tiempo para el chacoteo entre los cinco que quieren ser jefes de la comuna.

No empieza el debate pero tampoco empieza la transmisión en vivo anunciada por Galindo.

Son las seis con siete: Inician los dos debates con sincronía y oportunidad.

Apenas la profesional y contundente periodista Erika Salgado comenzó con la presentación de los invitados, cuando ya en los teléfonos de los reporteros se estaba reproduciendo el mensaje de Enrique Galindo con diferencia de segundos. Se escuchó una y otra vez que parecía se un eco.

Empezó el primer debate justo cuando empezó el segundo:

Enrique Galindo, frente a la cámara denunció que su persona, su familia y su campaña ha sufrido “la guerra sucia más agresiva y baja de toda la historia”

y aseguró que desde el primer día de su campaña una “mano negra” ha difundido mentiras a través de videos y audios que han incurrido hasta en la falsificación de la imagen de medios de comunicación y a utilizar inteligencia artificial para falsificar su voz y su imagen.

En esta ocasión, el candidato acusó directamente a la campaña de su contrincante Sonia Mendoza y sostuvo que se tienen pruebas contundentes que el equipo de Mendoza Díaz está detrás de dichos ataques.

Más tarde vendría la réplica ya sin reloj ni formato.

Durante el debate, muy poco a resaltar respecto a las propuestas. Sonia lanzó algunas alusiones directas al candidato ausente y expuso leyendo, a momentos con nerviosismo evidente, sus propuestas.

Sebastián Pérez, estructurado y resuelto. El de MC engalanó sus intervenciones con frases como la de “90 por ciento del trabajo en el territorio y el 10 en escritorio”, o la de “propuesta sin recurso es puro discurso” (o algo así) que le han funcionado bien en su narrativa.

Si hubo un ganador por la forma de comunicar, confrontar y responder, sin duda fue Sebastián Pérez de Movimiento Ciudadano y en eso coincidieron varios reporteros, organizadores y oyentes.

Luis Egure echó mano de ser ciudadano y no político y en la pasarela mediática del final acusó a los demás candidatos de “plagio” a sus propuestas.

José Luis Chalita, bien parado, dueño de sus espacios y esgrimió un discurso de contrastes contra el alcalde que busca su reelección sobre todo en temas de seguridad.

Ángeles Hermosillo hizo ver sus propuestas y respuestas respecto al tema del agua y remató con un mensaje emotivo a voz alzada. Antes de entrar, en el encuentro con la prensa previo al debate, aseguró que va en segundo lugar y que al terminar el encuentro, estaría en primero.

Sí vino la réplica por parte de Sonia, que fue informada por los propios reporteros de lo que había ocurrido minutos antes.

Se deslindó por completo de las acusaciones de Galindo. “Él es policía, pues que investigue” fue parte de lo que dijo en la entrevista al final del debate uno.

El debate dos también tiene limite de tiempo y es el próximo miércoles 29 de Mayo en que termina el periodo de campañas. Se esperan réplicas y contra replicas.

A la alcaldía de la capital, hubo dos debates.

También lee: Morena y Verde se subieron a las sillas voladoras | Apuntes de Jorge Saldaña

Continuar leyendo

#4 Tiempos

La final en números | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO

 

Entiéndase por final, no al partido que decidirá al campeón del futbol mexicano, sino al encuentro que se da entre los dos equipos de la capital, dos equipos de tradición que tienen un largo historial de enfrentamientos, donde por cierto y adelantando, lleva ventaja los de televisa.

América y Cruz Azul se han enfrentado en 4 finales antes de esta en 2024. La primera, fue la única hasta ahora con ventaja para los Azules, en la 71-72 la máquina venció 4-1 a las Águilas para levantar el título. Sin embargo, la historia ha sido complicada para los de La Noria, que en la 88-89 perdieron 5-4, en el Clausura 2013 perdieron 4-2 en penales después de un empate 2-2 en el global y por último en el Apertura 2018 donde volvieron a perder por 0-2 frente al América.

Ahora bien, dentro de toda la fase de liguilla este enfrentamiento se ha dado en 34 ocasiones, con una ventaja de 15 victorias para, el América, 10 empates y solo 9 para el Azul. En temporada regular han jugado 120 partidos, con 40 triunfos para los de Coapa, 46 empates y solo 34 victorias celestes. Incluso en Copa Mx, el palmarés sigue favoreciendo al América, ya que en 14 duelos, 8 han sido americanistas, 3 empates y solo 3 en favor de la máquina celeste.

Para cerrar los datos, en 193 partidos entre estas dos escuadras, contando oficiales y amistosos, 70 victorias americanistas, 65 empates y 58 en favor de Cruz Azul.

La historia parece cruel pero es certera, un grande como el América, sabe enfrentar a otro grande que no ha sabido tomar la medida para vencer a su más grande rival. La final de ida se ha jugado y nuevamente el Cruz Azul, no ha podido vencer a los de Televisa. Cruz Azul no vence al América desde el 23 de marzo de este año, sin embargo ese fue un encuentro amistoso, la última victoria oficial fue el 31 de octubre de 2021, cuando Cruz Azul gana 2-1 de local. No olvidemos que el 20 de Agosto de 2022 América le dio la peor goleada a Cruz Azul, al vencerlo 7-0 en la jornada 10 de ese torneo.

Datos contundentes que puede servir de nada el próximo domingo, 90 minutos más agregado nos separan de conocer al campeón, los números ya han dado su favorito, habrá que esperar a ver que tan certeros nos salieron.

También lee: Sextete a la MX | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

Opinión