marzo 8, 2021

Conecta con nosotros

Columna de Nefrox

Lluvia de Buenos Aires | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO

Conocer Argentina siempre fue mi sueño. Recuerdo decirle a mi madre en varias ocasiones que yo iría a Buenos Aires, aunque fuera solo a caminar por unas horas.

Fue en el lejano 2013 cuando visité la capital de Sudamérica por primera vez. Un lugar emblemático, donde la cultura, la buena comida, excelente música y el futbol, viven de la mano de la pasión desbordada.

Buenos Aires es una de esas ciudades donde puedes sentirte en casa pero a la vez, te sorprende por sus extrañas formas de ver la vida. Allá no se dice “aquí”, se dice “acá”; allá no se habla de religión con una catedral que parece un teatro, allá la política es el entretenimiento mientras esperas el bondi (camión); allá es la tierra donde el futbol vale más que cualquier político que haya vendido tantas veces la patria; allá la inflación tiene dos cifras cada mes y, caminar por la calle florida, es un concierto de compradores de moneda extranjera.

El 25 de noviembre de 2020, estoy completamente seguro, que Buenos Aires lloró. Desde la primera vez que visité la ciudad, caminé sus calles y conocí a su gente, entendí rápidamente lo que Diego era para los argentinos. Alguna vez un amigo me dijo: “en México tienen una increíble historia que soporta su existencia, tienen siglos de cultura y todo un universos de donde sujetarse, acá en la Argentina, no tenemos nada, nuestros héroes parecen villanos y los europeos vinieron a destruir nuestra cultura, ante el mundo solo tenemos a Maradona”.

Con esas palabras me quedó claro lo que valía Diego: no eran las copas, los goles, los triunfos, no era el escándalo, ni los vicios, ni el caos de su vida privada, Diego Armando era el sentido de una ciudad, el ejemplo de un país cada vez más golpeado por una realidad que no parece cambiar para bien, Maradona era el ídolo, el sueño, el ejemplo de que cualquiera podría ser diferente, Diego Armando Maradona era mucho más que la Argentina, pero la Argentina ya no va a ser igual sin Diego.

Al medio día del 25 de noviembre de 2020, mientras la noticia iba y venia como rumor y los medios comenzaban a confirmar los hechos, a sacar esa nota que nadie quería firmar pero que todos sabían que algún día se tendría que dar, Buenos Aires lloró, la Argentina lloró, el 10 había dado su último respiro, salía de la cancha para nunca más volver. Hoy llora el futbol, llora la Argentina, Buenos Aires no volverá a ser el mismo lugar la próxima vez. Solo queda esperar esa tumba, donde se levante el monumento y se escriba: Gracias a la pelota.

Grande Barrilete cósmico, grande Diego Armando, Marado, Marado, Marado.

Lee también: Les guste o no les guste | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Columna de Nefrox

Jugando mal | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

Por

TESTEANDO.

 

Dicen que los buenos equipos se forman de atrás para adelante, primero preocupate por que no te metan gol y después ocupate en atacar. Justo ese parece ser el plan de San Luis.

Otra vez sufriendo, otra vez de último minuto, jugando un partido triste, San Luis rescata el resultado y termina empatando ante los Tigres. Un equipo que se plantó con un gran conocimiento del rival, Tuca demostrando su enorme conocimiento del juego.

Desde los primero minutos Tigres sabía muy bien que tenía que hacer, parar a Batallini, estorbarle a Gallegos y nunca soltar a Nico Ibañez, el partido parecía hecho a la medida para un viejo lobo de mar como lo es Ferreti. El Tuca conocía perfectamente la estructura de San Luis, estudió muy bien al cuadro de Rocco y este no pudo presentarle variantes que sorprendieran al Tuca o a sus jugadores.

San Luis salió a jugar a lo mismo y ojo, Tuca lo sabía, encontró la manera de jugarle a San Luis. Sin embargo el equipo de casa tuvo suerte, esa que se necesita para rescatar puntos en momentos complicados. Dos genialidades de Juan David Castro y Nico Ibañez, sirvieron para abrir el marco de los Tigres, mientras que una gran noche de Werner permitió que una eventual goleada no llegara a la cancha del Lastras.

2-2 injusto para un dominante Tigres, pero de agradable sabor para San Luis que poco a poco mantiene una racha importante sumando en su lucha por evitar las multas por descenso.

Así sí, pero hace falta más, el partido contra Tigres se jugó con el corazón pero faltó futbol, faltaron variantes que sorprendieran al rival, sobró suerte y se rescató un punto. Parece que el equipo tiene rumbo, tambaleante y defensivo, pero lo tiene, si el equipo sigue así y con la suerte a su favor, me atrevo a decir que es casi un hecho ver nuevamente una liguilla de primera división, con un equipo potosino.

Pd: mención especial para Ibañez, tal vez el mejor rematador de cabeza de todo el futbol mexicano hoy.

También te puede interesar: Pian pianito | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Pian pianito | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO.

Otros tres puntos de oro para San Luis, ahora jugando en casa.

Santos Laguna no era un rival fácil, uno de los dos invictos del torneo llegaba al Lastras con la misión de continuar peleando por los primeros lugares, para fortuna de los locales, si alguien conoce con lujo de detalle la manera de jugar de los equipos de Almada, es Leonel Rocco.

Los uruguayos compartieron vestidor en Ecuador, cuando Almada dirigía al Barcelona, mientras que Rocco era el entrenador de porteros dentro de ese cuerpo técnico. Rocco conocía muy bien al rival, Leonel hizo su tarea.

San Luis dio uno de los peores partidos en el campeonato, un equipo chato que aprovechó de manera extraordinaria una jugada maravillosa con una definición de crack con el cabezazo de Ibáñez, jugador que por cierto sigue levantando la mano para salir a algún club con mayor proyección.

Fuera de eso, San Luis solo se dedicó a aguantar. Ahora, esto de aguantar, lo hizo muy bien, cada vez la parte baja del equipo se ve mejor, con solidez a pesar de que Werner sigue pareciendo dubitativo.

Del lado de la visita, creo que encontraremos al culpable del resultado del partido, un Santos que se vio mejor (sin ser brillante) que definitivamente no encontró claridad para terminar jugadas, solo un par que estuvieron a punto de terminar en gol, pero fue un equipo aburrido y mezquino el de la comarca.

Un partido que en términos generales fue un muy mal juego, que mezcló imprecisiones de los equipos, un arbitraje muy dudoso y muy pocas emociones, termina con 3 puntos de oro para los potosinos, tres puntos que los afianzan dentro de los primeros 10 del campeonato y que aunque no le hacen mejorar la posición en la porcentual, al menos lo hacen alejarse notablemente del destinado a ser último lugar, el Atlas.

Pian pianito, partido a partido, la idea es seguir cosechando puntos, ya tendremos tiempo para mejorar el futbol, hoy hace falta sumar, hace falta recuperar algo de lo mucho que se perdió desde hace 4 torneos.

También lee: Tigres, muy mexicano | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Tigres, muy mexicano | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

Por

TESTEANDO.

El título de esta columna no tiene que ver con la nacionalidad de la mayoría de los jugadores de Tigres en la plantilla actual, donde por cierto juegan pocos mexicanos. El título recae en el resultado del mundial de clubes.

Tigres jugó como siempre, y perdió como casi siempre los equipos mexicanos, justo en el momento de la historia. Ahora bien, no estoy quitándole valor al segundo lugar, y levantar la mano en el torneo de más valor a nivel de clubes al que se puede aspirar en el país, de eso no hay duda, Tigres es un histórico para México, para CONCACAF y evidentemente para la Liga.

Desafortunadamente la final quedó en anécdota, un buen juego contra Bayern en donde por desgracia Tigres jugó como normalmente lo hace, privilegiando la defensa y limitándose un poco al ataque, lo que terminó con el sueño de muchos aficionados. En fin, no es momento de hacer el análisis del juego, hoy vale la pena hablar del pasado y el presente del futbol mexicano.

¿Qué le pasa a nuestro futbol? ¿Cuál es la razón por la que no damos ese pequeño brinco? Sí, las selecciones juveniles lo han logrado, justo la sub 17 y la olímpica varonil han levantado títulos, pero hasta ahí, y sí, Pachuca pudo vencer en sudamérica… pero nuevamente, hasta ahí. En los momentos trascendentes, los equipos mexicanos ya sean clubes o selecciones han tenido los mismos resultados, quedarse apenas cerca.

El futbol mexicano es tal vez el futbol que más ha crecido en las últimas décadas a nivel mundial, pero ese crecimiento parece haberse detenido en los años más cercanos. México era un equipo de relleno en las competencias mundiales hasta 1994, cuando comenzó a demostrar su valor, y a nivel de clubes al final de esa misma década pudo medirse en Libertadores pero sin ganar. Y ahí, desde aquellos años 90’s, nos encontramos todavía.

Hoy tenemos varios jugadores en Europa, hoy nuestros equipos tienen más extranjeros que mexicanos en sus cuadros titulares, hoy el salario de muchos futbolistas compite con el salario que se paga en ciertos equipos de Europa, hoy estamos mejor que hace 25 años, pero seguimos llegando a los mismos lugares, seguimos siendo el país del ya merito, seguimos siendo México.

Dato cultural: ayer Tigres rompió un record imposible de superar bajo las circunstancias actuales, ha perdido finales en Concacaf, Conmebol y ahora para FIFA.

 

También te puede interesar: Las ganas no bastan | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

#ElNotón

Hijo y esposa de Tekmol participarán también en cargos públicos

Opinión