agosto 11, 2022

Conecta con nosotros

Deportes

Maradona, transparente a su manera | Columna de Carlos López Medrano

Publicado hace

el

Mejor dormir

 

Los defectos de Diego Armando Maradona eran perceptibles desde cualquier ángulo. A donde quiera que uno volteara había un rasgo que le hundía. Fuera sus posiciones políticas, sus relaciones sociales o la manera en que conducía su propia existencia, había razones de sobra para confinarlo en la mazmorra. Lo asombroso es que alguien así pudiera brillar. Y él lo hacía. De la misma forma en que su lado obscuro salía sin recato, su talento afloró los suficiente para guardarle un sitio en la posteridad. Maradona era transparente, una cualidad que es de agradecerse en medio de la marea de disimulos que conforma nuestro tiempo.

Sería un error decir que la valía de Diego se sustentaba en el plano lo palpable, esa vulgaridad que podrá quedarse en el ámbito académico. No cometeré la desfachatez. Maradona fue un espíritu romántico y desde ese lado hay que comprenderlo. Cualquier comparación con otro futbolista se desbalancea por este último factor, uno inasible y que cuesta explicar.

Si uno atiende a los números, a las vitrinas o a alguna prueba cuantitativa es probable que un puñado de sujetos se le equiparen e incluso le superen. Por fortuna el futbol, como tantas cosas buenas de la vida, va más allá y atiende a una temperatura, a un recuerdo, a un escalofrío que nadie mide y que no viene en los registros. Cualquiera que haya experimentado la emoción tiene una deuda impagable con aquel tipo imperfecto.

El viejo futbol tenía eso, daba oportunidad a los proscritos, a los que en casi cualquier otra esfera deportiva habrían acabado en la ruina. Alguien con el físico y carácter de Maradona solo tenía cabida en un deporte semejante. En el ejercicio perpetuo de sobreponerse. Ahí un elemento constitutivo de su forma de jugar: se desvivía, por sí mismo, por su país y por los suyos. Ellos lo notaban y le correspondían, ningún otro ha causado el mismo amor.

En la trayectoria profesional de Maradona está el divertimento en comunión con el desespero de saber que no queda de otra. Para los que vienen de la humildad toca romperla en el único reducto que queda, la cancha, la música o, si no, abrazar la miseria. Los de su estirpe no juegan en exclusiva por el simple gusto. En él puedes ver el ansia. El anhelo de revancha que transita a cada paso y que apenas en la gloria compensa lo que la circunstancia le negó.

La transparencia de Maradona destilaba en su llanto, del que Bioy Casares alguna vez se burló. Qué sabía él. Diego lloró sin pudor en múltiples ocasiones, confiriendo dignidad a un acto del que el hombre se priva por alguna farsa que no se sabe muy bien de dónde salió.

En un entorno tan de barrio como el suyo, y más con un personaje como el que cargaba, uno podría pensar que tirarse a llorar sería un desatino que lo haría víctima del escarnio, y al final resultó que no. Diego abrió otra brecha en el plano del sentimentalismo. En un conglomerado de machos mostró que el más grande y rupestre de ellos se podía derrumbar y dar muestras de cariño sin sentirse culpable por ello. En consecuencia los demás podían hacerlo también. Un alivio.

Soy propenso a buscar la belleza ahí donde está la obscuridad y Maradona era un manto surtidor al respecto. No era un hombre higiénico y dentro de la cancha tendía a lo impúdico (no se diga fuera de ella). Pienso en el gol más importante de su carrera. El segundo gol que anotó contra Inglaterra en el mundial de México 86. Tras el pecado celestial de la llamada “mano de Dios”, Maradona se redimió con un gol que en un plano de justicia debía valer por dos, aquel en el que tomó el balón por detrás de media cancha y que llegó a las redes tras driblar a cinco rivales. Pero lo más importante es el momento peor: la definición. La épica de anotar en plena caída, ya sin vocación estética, titubeante, al borde del fracaso, deshecho, el último aliento que no obstante se engancha al milagro.

La narración clásica de Víctor Hugo Morales sigue un patrón similar al del gol, así que, valga la obviedad, es la compañía idónea. Junto a las imágenes conforma lo mejor que Argentina y Uruguay han legado al planeta este que se desploma. De aquella narración que eriza la piel y que deja la lágrima a tiro de piedra, preste atención a los últimos segundos. Tras la euforia de la narración, la frase memorable tras otra —el barrilete cósmico que no se sabe bien de dónde viene —, llega un último aliento, el equivalente al 10 que dispara mientras se tropieza. El “Gracias, Dios. Por el futbol, por Maradona, por estás lágrimas. Por este Argentina 2, Inglaterra 0”, que Víctor Hugo Morales dice desbordado, ya casi sin voz y con el sabor agridulce que supone la vuelta la realidad. El tiempo se detiene ante la magia pero eventualmente regresa.

Vuelvo a pensar en Maradona cuando era un niño, el que tenía tanta habilidad que hizo pensar a un entrenador que el supuesto pibe era más bien un enano. No lo era. Jugaba en su propia categoría y por eso es inigualable. Lo dicho, muchos otros quizá le hayan superado en aptitud, en trofeos, en números. Que se queden con las estanterías que no se comparan a eso otro, lo insabible. La inspiración que irradia en los niños, el ánimo poético, apasionado. El de las frases memorables que no se sabe cómo es que una cabeza como la suya concibió. El que te anima en la penumbra y que en su biografía misma constituye una tragedia que suma a su leyenda.

Diego Armando Maradona, un hombre que asumía sus pecados y que, como él mismo dijo, los pagó. La segunda mitad de su vida fue una prolongada condena. Su ejemplo muestra que más allá de cualquier juzgado o castigo formal, nadie sale indemne y siempre hay un precio que se paga, aunque los demás no lo noten, y a veces ni uno mismo se dé cuenta tampoco.

Maradona seguirá como blanco de críticas a perpetuidad (y hay material de sobra para hacerlo). No seré yo quien recurra ellos ahora, que sean los seres inmaculados los que juzguen sin piedad. Los alaridos ideológicos que intentan imponer silencio al resto. Es probable que la prosapia del personaje pueda medirse por este otro barómetro del que no se dice mucho pero que cuenta un montón: el hecho de que todas esos dardos, todas esas detracciones, no le hagan ni cosquillas a aquel muchacho que un día se propuso darle magnetismo a un balón.

Contacto:

[email protected]

@Bigmaud

También lee: Se ríen en tu cara | Columna de Carlos López Medrano

Deportes

Paola Longoria y otros deportistas deben 3.9 millones de pesos a la Conade

Publicado hace

el

La raquetbolista había denunciado no recibir apoyos para acudir al mundial de su deporte que se realizará en San Luis Potosí

Por: Redacción

Paola Longoria, raquetbolista potosina, denunció que la Federación Mexicana de Raquetbol (FMR) no le ha otorgado el apoyo económico para participar en el campeonato mundial del deporte que tendrá lugar en San Luis Potosí a partir del próximo 18 de agosto; en respuesta la Comisión Nacional del Deporte (Conade) confirmó la suspensión de la entrega de recursos, pero explicó que esto se debió a que Longoria junto con otros y otras ocho deportistas tienen un adeudo de 3.9 millones de pesos que debieron devolver a la Comisión luego de la extinción del Fideicomiso Fondo Nacional Para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar).

“Se hace del conocimiento que, derivado de la extinción del Fodepar, actualmente la Conade está en proceso de recuperación y/o comprobación de los recursos públicos que se encontraban pendientes y que fueron otorgados a deportistas y/o entidades beneficiarias de dicho fondo, se encuentran nueve raquetbolistas pertenecientes a la FMR, los cuales se mencionan a continuación: Paola Michelle Longoria López, Efraín Lara Hernández, Álvaro Beltrán García, Samantha Salas Solís, Daniel Alejandro de la Rosa Ruiz, Javier Moreno Ramos, Hidelgard Gama Aguilar, Nelson Valdés Sazigaín y Javier Moreno Arroyo”.

Los nueve involucrados deben un total de 3 millones 930 mil 462 pesos y 20 centavos, aunque no se detalla cuánto corresponde a cada uno: “La Conade se ha visto obligada a restringir el otorgamiento de apoyos que no se ciñan a cabalidad a los requisitos establecidos en las normas aplicables”, detalla el boletín de prensa de la instancia federal.

Longoria ha comenzado una campaña de donación para poder recolectar los recursos que le permitan acudir al mundial de la especialidad, esto a pesar del torneo tendrá lugar en el centro deportivo “La Loma”, en la ciudad de San Luis Potosí,  donde Paola reside.

La Comisión también dio a conocer que la Federación Mexicana de Raquetbol (FMR) en su conjunto se encuentra en una situación similar, ya que tiene un monto de 432 mil pesos 206 pesos pendiente por comprobar o de reintegrar desde 2014 y se encuentra en incumplimiento de los requisitos contemplados en las reglas de operación del Programa Nacional de Cultura Física y Deporte para el ejercicio fiscal 2022 vigentes, lo que le impide recibir recursos públicos federales.

Los requisitos en los que la federación incumple son: Falta de constancia vigente de inscripción en el Registro de las Organizaciones de la Sociedad Civil; falta del acuse del informe anual de actividades del año inmediato anterior que presentan ante la Comisión de Fomento a las Actividades de las Organizaciones de la Sociedad Civil (Indesol); no ha presentado de una cuenta bancaria productiva y tampoco ha realizado el Registro Único de Deporte del 2022.

También lee: ¿Dónde practicar equitación en San Luis Potosí?

Continuar leyendo

Deportes

¿Dónde practicar equitación en San Luis Potosí?

Publicado hace

el

Aquí te presentamos tres opciones donde se practican distintas disciplinas vinculadas a la monta de caballos

Por: Daniel Villa

La equitación es el arte de montar y manejar de una manera correcta el caballo, desde la antigua Grecia era recomendada como un método terapéutico, principalmente para los pacientes que eran lesionados en la guerra, es así, que a la fecha existen diferentes sitios donde se puede llevar a cabo la práctica de equitación con diferentes fines. En San Luis Potosí existen distintos centros ecuestres, donde las personas pueden aprender a montar o recibir terapias con el apoyo del animal: Villa Sauce, Equworld y Centro Ecuestre Las Flores, son 3 de los diferentes sitios en donde se puede realizar dicha actividad en el estado.

 

Villa Sauce

Villa Sauce es uno de los centros ecuestres más nuevos en San Luis Potosí, ubicado en Fuentes de Cristal 304 a un costado del alumbrado público, con más de 2 años de experiencia con caballos de charrería, brindan clases de equitación a todas las personas a partir de los 3 años de edad en adelante, así como equinoterapias para ciertos casos.

Estela Ledezma, encargada de las clases, señaló que en el centro ecuestre se enseña desde lo básico de la equitación, como manejo del caballo, manejar los perfiles, impulsarse, hasta acciones más avanzadas como parar el caballo, pararse en el caballo, entre otras; indicó que Villa Sauce maneja un aprendizaje gradual, teniendo un grupo de 3 a 7 años, donde se les enseña a los más pequeños el manejo de equilibrio, entre otras acciones elementales, y de los 8 años en adelante se enseña las cuestiones más avanzadas.

En el tema de las equinoterapias, Ledezma señaló que estas se brindan a personas con autismo o con algún tipo de síndrome, donde junto con el apoyo del caballo comienzan a caminar, para así lograr que los pacientes tengan una concentración fija, entre más acciones.

Villa Sauce tiene un horario de lunes a viernes a partir de las 9:00 de la mañana, hasta las 7:00 de la noche, cada clase de 45 minutos tiene un precio de 250 pesos, así mismo también cuenta con caballerizas para pensiones, en donde si se desea, el propietario puede tomar las clases con cierta rebaja.

 

Centro ecuestre Las Flores

Las Flores es una escuela que cuenta con más 20 años de experiencia equina, donde han manejado la disciplina de escaramuza, así como la equitación. Julieta Gordoa, directora del centro ecuestre, señaló que el hípico “es una academía formadora de jinetes” en donde a partir de los 5 años se puede tomar clases, además de también brindar a las personas equinoterapias.

Gordoa indicó que en la escuela se enseña desde lo más básico de la equitación, para más adelante, enseñarle al alumno un poco de las diferentes disciplinas y sus finalidades, señaló que los alumnos, con el tiempo llegan a un nivel donde se “gradúan” y tienen que partir a algún hípico donde se maneje la disciplina que el jinete prefiera.

La directora del centro agregó que las clases impartidas se manejan de manera individual, para de esa forma tener un progreso personal con cada uno de sus alumnos y así puedan desarrollarse de mejor manera en la equitación, a excepción de la disciplina escaramuza, ya que señaló es la única que se realiza en grupo y con la exclusividad de ser del género femenino; el centro ecuestre cuenta con un grupo específico de adultos mayores desde 70 años en adelante, donde buscan al paso del caballo, brindar una terapia donde la persona realice el movimiento de columna, además Julieta indicó que manejan terapias para personas con autismo, trastorno de déficit de atención, al igual que con cualquier discapacidad.

El centro ecuestre ubicado en la calle Hércules #30 Tierra Blanca, se mantiene abierto todos los días de la semana, en cualquier horario que el jinete se pueda agendar, maneja los precios de las clases de equitación desde $300, las terapia de media hora $350 y $400 las terapias especiales; cada 2 meses realizan cursos donde imparten psicoterapias grupales acompañados de caballos, donde invitan a distintos coach con experiencia equina a tratar distintos temas en específico.

 

Equworld

Este centro ecuestre con más de 10 años de experiencia, se encuentra localizado en La segunda cerrada de la tranquilidad #201 potrero de Jassos, Equworld brinda clases de equitación a las personas, a partir de los 6 meses de edad en adelante, desde lo más básico de la equitación, además de realizar equinoterapia, psicoterapia y coaching asistido por caballos, así como también pensión y renta de caballerizas; Equworld cuenta con un podcast en spotify con el nombre de “Suave y gentil galope”.

Alejandro Villa Gómez, director del centro ecuestre, señaló que todo nuevo alumno tiene que iniciar con equitación básica, para poder brindarles las bases de conciencia tanto corporal como del caballo, además de dar el tiempo de adaptación para que una vez finalicen el nivel, puedan optar por alguna de las distintas disciplinas que brinda el centro; mencionó que en el tema de las equinoterapias, brindan atención a pacientes con parálisis cerebral, síndrome de down, trastornos de hiperactividad, al igual que rehabilitación de drogadicción y alcoholismo.

En este centro ecuestre, se pueden llevar a cabo las disciplinas como, salto de obstáculos, donde se busca en el menor tiempo, pasar una serie de obstáculos predeterminados en cierto orden. Adiestramiento se trata de realizar con el caballo una serie de ejercicios en donde se pretende que el caballo trate de complacer al jinete sin necesidad de doblegarlo. Reining, disciplina norteamericana donde se tiene que demostrar el control sobre el caballo, guiandolos a través de un patrón preciso de círculos, giros y paradas. Endurance ecuestre, deporte en el cual se pone a prueba la velocidad, habilidad y la resistencia física y psicológica de caballo y jinete y Vaulting, disciplina en la que la personas realizan acrobacias sobre un caballo que se mantiene a trote o galope.

Las clases en Equworld dependen de la cantidad elegida por mes, una clase está en $500, 4 clases mensuales están en $1700, 8 clases $3000, 12 por $4200 y 16 por $5300, los precios de la equinoterapia dependen de las sesiones a tomar, Villa Gómez mencionó que próximamente, tendrán el taller de duelo con apoyo del caballo, con una duración de 4 horas con un costo de $600 por persona.

También lee: Raúl Arias, el legendario entrenador de equipos potosinos

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Epidemia de empatitis | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO

Increíble y grave la cantidad de empates en la Liga Mx.

Tomando en cuenta que llevamos 6 jornadas (prácticamente) completas hasta el momento, el número de empates es de preocupar.

Chivas y Pumas son los más graves, 5 empates en 6 partidos. El caso de Chivas es aún peor, ya que solo ha celebrado 3 anotaciones, que los hacen estar entre las peores ofensivas de la historia del club. Por su parte, los universitarios la llevan mal pero su condición de invictos hace que el problema se diluya un poco, sumado a su decente cantidad de goles anotados (7 tantos).

Pero el problema no es solo de eso dos: Puebla, Juárez y San Luis, tienen 4 empates en las 6 jornadas disputadas. Curiosa estadística que nos arroja tan solo a 4 equipos con un handicap favorable de victorias: Tigres, Monterrey, Toluca y Tijuana, los únicos equipos con por lo menos 3 partidos ganados. Del otro lado, Querétaro, Mazatlán y Chivas, no saben qué es lograr 3 puntos en una jornada, y a como van las cosas, ni Gallos ni Chivas parecen muy animados a hacerlo.

El panorama es complejo, la empatitis va a cobrar algunas víctimas pronto, y mientras hay equipos que parece h a sido más mala suerte que mal funcionamiento, otros es seguro que no saben cuál va a ser su cura.

San Luis, que nos importa a nosotros, es uno de esos equipos que simplemente no ha encontrado el gol, un equipo que se defiende bien, que ataca bien, pero que no concreta frente al marco: postes, atajadas y errores han sido la constante en el ataque potosino, sin embargo hay luz al final del túnel, de alguna manera parece que el equipo puede sumar de a tres en los próximos partidos, repito, no se juega mal, el equipo funciona, solo hace falta ser más certeros.

Como apunte final, sigo sin entender a la gente que pide a Vitinho (jugador que aún no ha marcado diferencia en el marcador) o a Sambueza de titulares. Ni el argentino ni el brasileño son goleadores, y meterlos al campo es sacrificar a buenos elementos como Waller, Sanabria, Dourado o Iniestra. Soy de la idea de que los equipos deben armarse de atrás para adelante, lo importante es que no te anoten gol, después llevar el balón por la cancha, para terminar las jugadas, hasta aquí, bien, ahora solo falta terminarlas con gol, y ni Vitinho ni Sambueza son especialistas en eso. Solo así el equipo saldrá del limbo de la epidemia de empatitis de la Liga Mx.

También lee: Que ya definan | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

Opinión