#4 TiemposColumna de Alma BarajasDeportes

“Las mujeres no tenemos pelotas pero sabemos cómo usarlas” | Columna de Alma Barajas

Capitana #13

 

Es lo que dice el comercial de Alemania donde hablan sus seleccionadas femeniles de futbol soccer. Un poco sorpresivo, tal vez, pero emocionante y atractivo, sin duda.

Y es que está demás decir que comerciales como estos se necesitan constantes. Los tiempos avanzan y no sé si para bien o para mal pero creo que el desarrollo positivo se nota socialmente hablando, o será que simplemente no soy una empedernida religiosa que a todo le pone peros.

La marca Nike ha despuntado en el espacio publicitario ofrecido a las mujeres. Sus comerciales llenos de feminismo deportivo y apoyo a la equidad de género dentro del deporte son de aplaudirse.

El futbol femenil, como ya se ha mencionado anteriormente, en estos espacios es muy sobajado por el ambiente machista. Las mujeres futbolistas no valen lo mismo que los varones futbolistas, no se necesitan más pruebas de las que ya se tienen en el presente.

Cruzando el mundo del futbol entró entonces a otros contextos deportivos donde es aún más difícil ser vistas como mujeres. Tal vez la lucha libre, el softball, el béisbol, en el caso del football flag, o el mismo americano.

No se atrevan a negar que el camino ha sido fácil para la mujer deportista, tampoco se atrevan a afirmar que ahora ya todo está perfectamente bien en lo que respecta a la equidad deportiva, porque no es verdad.

Gracias a aquellos varones que creen en el deporte femenil se ha avanzó inicialmente, eso tampoco es un secreto, pero una vez abierto el camino la mujer siguió luchando por cruzar metas más lejanas, tampoco fue todo cosa de un hombre que dio el reconocimiento. No, también fue acto del esfuerzo, del espíritu inquebrantable de la mujer que no se cansa de luchar por tener igualdad y ser vista, inolvidable la francesa Alice Melliat con sus ganas de participar en las olimpiadas de aquel 1924, inolvidable también Katherine Switzer, la mujer que corrió la maratón de Boston en 1967, bueno qué les cuento. Para historias fregonas en el deporte, las mujeres parten plaza.

Cabe destacar que si al ver el título de esta columna y una vez leyendo de qué trataba sigues pensando en los testículos del hombre y tomando a burla dicho título. Entonces tienes un problema, ojalá te des cuenta de cuál.

También lee: Perseverancia. Estandarte del Deporte | Columna de Alma Barajas

Nota Anterior

Soledad presenta obras y acciones para seguridad de comunidad escolar

Siguiente Nota

Prometen solo remover 2 árboles en Morales por obra del Interapas