enero 20, 2022

Conecta con nosotros

Deportes

La extraña relidad | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

Testeando

Por Redacción:

Dos temas rondan mi cabeza este día, dos temas complejos en la realidad que nos toca vivir en este 2020.

Por un lado tenemos la conflictuada situación del Barcelona, equipo que tras caer estrepitosamente en la Champions League contra Bayern por 8-2, busca reinventarse, moviendo piezas, escalando situaciones y contratando a quien tenga que quedarse, sin embargo la pieza clase se llama Leonel Messi.

“La pulga” tiene la puerta abierta para irse a casi cualquier equipo. Se presume que su contrato que oficialmente termina en el verano de 2021, tiene una pequeña cláusula muy interesante: puede irse hoy a otro equipo completamente gratis, siempre y cuando dicho equipo no se presente como rival de Barcelona en el siguiente torneo; esto abre la puerta para ciertos clubes, entre los que destacan todos aquellos que no participen directamente en la Champions League 20/21, y sí, te hablo a ti, AC Milán.

Mucho se ha especulado sobre la posible salida de Leo, ¿quién perderá más? ¿Barcelona o Messi? Hoy más que nunca, parece una posibilidad latente la salida (por fin) del argentino, buen momento para demostrar que puede brillar lejos de Barcelona.

Por otro lado, un tema reventó las noticias en los últimos días: algunos equipos de la NFL han anunciado que piensan comenzar la liga con aforo en sus estadios: específicamente los Dallas Cowboys se han declarado listos para abrir el 20% de su estadio a sus aficionados. El negocio no puede parar.

108,000 aficionados es el aforo total de su moderno campo, esto indica que un poco más de 20,000 asistentes podrían ocupar los asientos de sus primeros partidos. Aún hay muchas dudas sobre cómo se distribuirán esos boletos y también el comportamiento de los aficionados al interior. Se presume que podrán controlar correctamente las distancias en el estadio, eso es relativamente fácil. Sin embargo el problema radica nuevamente, en el mensaje que se da gracias a esta actividad: los equipos de la NFL que abran sus estadios, estarán llamando a su afición a bajar la guardia, a ir pensando poco a poco que el problema simplemente está desapareciendo. Curiosa libertad en el país de los hombres bravos.

Para pensar estos dos temas, para esperar noticias y tal vez ver historia deportiva, extraña realidad la de 2020, extraña y emocionante realidad.

Columna de Nefrox

Se estrena el campeón | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

Testeando

El destino es caprichoso, tanto como para que el rival que estará frente al Atlas campeón, después de 70 años, sea San Luis.

Atlas, el actual campeón del futbol mexicano, no jugó la jornada 1 y, es hasta esta segunda jornada, cuando va a comenzar la defensa de su título: recibe en su cancha a un alicaído San Luis.

Atlas mantiene toda la base con la que fue campeón hace unas semanas, y hay que decirlo, Atlas es un campeón deslucido por las circunstancias, Atlas no ganó ninguna serie dentro de la liguilla y fue campeón de uno de los peores torneos cortos en la historia; esto, sumado a ciertas dudas arbitrales, lo hacen empañar un poco el brillo de su éxito.
Sin embargo eso no quita que sea el campeón y un equipo que juega bien y que seguramente saldrá a la cancha muy motivado.

El rival en turno, San Luis. Ese equipo que en la jornada 1 perdió en casa. Un equipo que desgraciadamente no se le vieron argumentos para buscar la victoria.

Y caemos en lo mismo: San Luis reforzó su ataque, buenos jugadores llegaron y otros se mantuvieron, pero desgraciadamente la zona defensiva parece seguir con las mismas carencias y eso puede costar muy caro.

En el papel San Luis parece un rival a modo para que Atlas pueda comenzar con un buen resultado su defensa, solo falta ver con qué argumentos salta a la cancha el equipo potosino, pero sobre todo, ver cuál es la ambición que propondrá su técnico, mismo que no ha terminado de convencer a la afición.

También lee:  #Entrevista | “Abuelo” Cruz: la vida del futbolista potosino más grande de la historia

Continuar leyendo

Deportes

#Entrevista | “Abuelo” Cruz: la vida del futbolista potosino más grande de la historia

Publicado hace

el

Nacido en Cedral, el icónico jugador de Monterrey y la Selección Mexicana conversó con La Orquesta

Por: Ana G Silva

Francisco Javier Cruz, mejor conocido como el “Abuelo” Cruz, es un exfutbolista potosino nacido en el municipio de Cedral, ídolo de la afición del Monterrey, donde jugó la mayor parte de su carrera, aún así también fue parte de Tigres, el rival histórico de RayadosFue campeón de goleo y figura de la Selección Mexicana. Ahora, a más de 21 años de su último partido, contó a La Orquesta cómo fue su vida en las canchas, fuera de ellas y qué pasó con su vida después del 1 de marzo del 2000.

Javier Cruz se destacó por ser uno de los jugadores que logró ganarse el corazón de dos aficiones rivales: la de Monterrey y la de Tigres. Surgió de las fuerzas básicas del Club de Fútbol Monterrey, donde debutó en 1984 a los 18 años, rápidamente logró quedarse la titularidad en el equipo. Cuatro años después fue por el Logroñés, equipo español, y en 1992 regresó a México para formar parte de Tigres.

Yo no quería irme, pero el equipo me vendió y yo qué podía hacer, aunque debo reconocer que la afición de Tigres es más humilde que la de Rayados con sus jugadores”, señaló el exjugador.

En el último año de su carrera tuvo la oportunidad de regresar al equipo que lo vio nacer, aunque a la afición no le pareció: “me odiaban, pero demostré que yo siempre fui rayado, tuve coraje y valor para afrontarlo”.

Otro de los momentos por los que el “Abuelo” Cruz es recordado, fue cuando marcó el gol de la victoria de la Selección Mexicana sobre Canadá (2-1), resultado que le permitió llegar a la Copa del Mundo de Estados Unidos 1994: “Todos los momentos son lindos, todos tienen algo especial, obviamente cuando representas a tu país y estás defendiendo los colores de México te queda esa satisfacción de haber cumplido exitosamente tu carrera, es muy satisfactorio, es un parteaguas bonito el representar a México”, dijo.

Juventino Sánchez, crónicas deportivo y amigo del “Abuelo”, habló sobre las mejores cualidades del jugador: “Corría por las dos bandas, jugaba con mucha picardía, el defensa no sabía lo que iba a intentar, sacaba jugadas en el momento, generaba buenos pases y además metía goles”.

Sánchez comentó que Javier Cruz se caracterizaba por ser un futbolista “de los que han surgido muy poco a nivel nacional”, que llegó a destacar de manera internacional, siendo un ídolo en su momento, como pocos, amado realmente por la gente cuando todavía no había los medios de comunicación como los que hay en la actualidad.

Su conecte con la gente no lo he visto que lo hagan los futbolistas actuales, además qué te puedo decir de Javier, él es un extraordinario ser humano, ha ayudado a todos sus hermanos y su familia, no es un futbolista que hizo mucho dinero, lo supo administrar, es un personaje amado en Nuevo León”.

Javier Cruz dijo que describe su vida futbolística como “bonita y equilibrada”, pues tuvo la oportunidad de alegrar a la gente, además fuera de las canchas le gustaba estar con los aficionados. Agregó, que no considera haber renunciado a nada para convertirse en el jugador que fue, pues su forma de vida es disciplinada y tranquila.

A lo largo de su trayectoria, Javier Cruz tuvo diferentes lesiones que con el paso del tiempo provocaron que se retirara a la edad de 34 años, experiencia que revivió: “lo que pasa es que desgraciadamente tuve una lesión bastante difícil que me dejó fuera de las canchas por 8 meses, entonces ya no iba con tanto entusiasmo a los entrenamientos, por eso decidí retirarme a una corta edad”.

Cruz mencionó que cuando se retiró de las canchas tuvo que renunciar al aplauso de la gente y al cariño: “ya no es lo mismo, desde otra trinchera vas a ver otros temas diferentes a lo que es el fútbol”. Pese a esto, afirmó que siempre vivió feliz.

El histórico jugador consideró que debería de haber un plan de pensiones para jugadores retirados, aunque desafortunadamente “no existe esa solidaridad”, aunque, subrayó que también es importante ser ordenado y cuidar el dinero: “no es fácil estar fuera del fútbol, pero con orden y equilibrio puedes vivir sin problema de manera decente”.

En las pasadas elecciones, Javier Cruz se lanzó como político en Nuevo León, contendió para ser diputado federal del VI distrito con el Partido Encuentro Solidario (PES); no obstante, no logró ganar.

El exfutbolista señaló que no cree continuar en el mundo de la política: “hay cosas que uno tiene que seguir en el espíritu y esa oportunidad sentí que venía de parte de Dios y decidí participar en un área donde creo que tengo esa vocación de servicio, desafortunadamente no tuve el éxito que hubiese querido, pero finalmente la experiencia de contactar con la gente te llena, pensé que era una buena oportunidad de ver a otros horizontes y finalmente no se dio, pero estoy muy agradecido”.

También lee: “Los Máscaras”, la gran dinastía de luchadores potosinos

Continuar leyendo

Deportes

“Los Máscaras”, la gran dinastía de luchadores potosinos

Publicado hace

el

Mil Máscaras, Dos Caras y Dos Caras Jr. están para siempre en la historia de la lucha libre mexicana

Por: Itzel Márquez

Más que un deporte, en México la lucha libre es una tradición, tanto que con los años han surgido diferentes dinastías familiares que se extienden en generaciones de luchadores. En San Luis Potosí, la más importante de ellas es sin duda es la de “Los Máscaras”, que ha dado a gladiadores que hoy son leyendas.

Esta dinastía comenzó con los tres hermanos Rodríguez: Mil Máscaras, Sicodélico y Dos Caras, después se sumaron Dos Caras Jr., el Hijo de Dos Caras, Sicodélico Jr. y el Hijo del Sicodélico.

MIL MÁSCARAS O MR. PERSONALIDAD

Aarón Rodríguez Arellano, quien encara a este luchador, nació el 15 de julio de 1942 en San Luis Potosí, es considerado uno de los pocos luchadores leyenda en varios países como México, Estados Unidos y Japón. A partir de su personaje se grabaron varias películas, entre ellas “Mil Máscaras”, “Enigma de Muerte” y “Las Vampiras”, además de compartir créditos con El Santo y Blue Demon en el film “Las Momias de Guanajuato”.

Uno de los motivos por los que la trayectoria de Mil Máscaras es tan relevante está en que fue el primer luchador mexicano en convertirse en estrella dentro de las empresas estadounidenses, que hoy dominan el espectáculo de este deporte.

Algunos datos relevantes de Mil Máscaras son: cambió su máscara en cada lucha, consiguió su primer título en 1967 cuando venció a Espanto, 1968 se presentó por primera vez en Estados Unidos y en 1971 en Japón; fue el primer luchadoor mexicano en entrar al Salón de la Fama de la WWE en 2012, es considerado el tercer mejor luchador mexicano, solo detrás de El Santo y Blue Demon.

DOS CARAS

José Luis Rodríguez Arellano nació el 21 de febrero de 1951, debutó el seis de enero de 1970 con 18 años de edad con la Empresa Mexicana de la Lucha Libre (EMLL); en 1978 derrotó a Canek y ganó el campeonato nacional mexicano de peso semipesado, el dos de febrero de 1984 ganó el título en la UWA, campeonato mundial de peso completo, derrotando a Enrique Vera, con lo cual se convirtió en triple campeón del mundo de la UWA.

Actualmente, Dos Caras trabaja para promotoras independientes; el siete de octubre de 2010 apareció en un evento de WWE SmackDown en México.

Dos Caras es el padre de Dos Caras Jr. y el mayor de los hermanos de la dinastía original.

DOS CARAS JR. O ALBERTO DEL RÍO

Alberto Rodríguez nació el 25 de mayo de 1977, mayormente conocido por su participación en la WWE, en donde tomó el personaje de Alberto del Río. Antes de migrar a Estados Unidos estuvo en promotoras de lucha mexicanas como AAA y el Consejo Mundial de Lucha Libre como Dos Caras Jr., pero también tuvo un breve paso como peleador de artes marciales mixtas y luchador olímpico, obtuvo tres medallas de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Roberto Rocha Diéguez, analista y periodista especializado en lucha libre, habló sobre la familia “Máscaras” y ubicó su importancia en que Mil Máscaras, Dos Caras y Dos Caras Jr. son los tres luchadores nacidos en México de todos los tiempos que tuvieron mayor proyección internacional durante su etapa activa.

Rocha Diéguez recordó que, si bien la dinastía es de origen potosino, entre los luchadores potosinos no son tan admirados porque su carrera la hicieron a nivel nacional e internacional: “aunque a veces se usan como estandarte político, estos luchadores construyeron su carrera en otros lugares, por eso para los, aproximadamente, 300 luchadores profesionales de San Luis Potosí no son figuras representativas”.

Por otro lado, Sicodélico, quien también pertenece a la dinastía “Máscaras”, en palabras de Roberto Rocha no fue tan reconocido porque era complicado estar al nivel de sus hermanos, quienes son leyendas del deporte. Además, cabe apuntar que no se dedicó de tiempo completo a la lucha y ahora se sube al ring, pero “solo como homenaje”.

Continuando con el legado de la dinastía, el analista deportivo mencionó que Sicodélico Jr. llegó a estar en WWE, “tenía muchísima calidad para alcanzar el estrellato, pero algo pasó que se quedó en el camino”.

Finalmente, sobre el presente de Mil Máscaras, Dos Caras y Dos Caras Jr., Roberto Rocha mencionó que los dos primeros viven en Japón semi retirados, porque de vez en cuando participan en luchas. Además, ambos dan conferencias, participan en eventos de lucha como invitados y Mil Máscaras tiene una carrera como pintor.

La actualidad de Dos Caras Jr. es diferente, pues en 2020 enfrentó problemas legales al ser acusado de violencia doméstica por su ex pareja, es por ello que, por ahora su carrera está detenida.

También lee: Atlético de San Luis es el peor equipo de México

Continuar leyendo

Opinión