septiembre 27, 2022

Conecta con nosotros

#4 Tiempos

La competencia en competencia | Columna de León García Lam

Publicado hace

el

VOLUTA

Un logro más de este gobierno fue recientemente anunciado por la Secretaría de Educación: no habrá más reprobados, la calificación mínima de cualquier estudiante será 6. En el momento que leí la nota, cruzaron por mi mente tantas noches en vela pensando cómo iba a aprobar el examen de Química Orgánica o el de Biología (una maestra nos obligó a memorizar las tres eras geológicas con sus respectivos períodos y temporalidades) o el de Etimologías (nos obligaban a memorizar los cinco modelos de declinación del latín). Muchos de esos días los viví convencido que no iba a terminar la preparatoria y de que no merecía existir.

En aquel tiempo, la excusa para torturar estudiantes era la competencia, entendida como “la sobrevivencia del más apto”. Se nos atemorizaba, diciéndonos que “allá afuera” en el mundo “real” y no en nuestras vidas de pacotilla, había que competir por todo y sólo el más apto sobrevivía y si se trabajaba tenazmente se podía hasta “triunfar”. Se nos explicaba, ya en tono buena onda, que la verdad de esta postura descansa en la naturaleza: Darwin había descubierto que la evolución se basaba en la competencia entre individuos y especies. El universo entero era una jaula de lucha libre: todos contra todos (o una fiesta de Gobierno del Estado en tiempos de Toranzo). Acto seguido, nos pasaban a la clase de religión y ahí nos explicaban cómo Noé diseñó el arca para que las jirafas no se pelearan con los rinocerontes.

No quiero entretenerla mucho cuestionando estas ideas, pero déjeme separar algunas piedritas de este arroz. La frase de la supervivencia del más apto no fue de Darwin sino de Spencer (Darwin dijo “adaptado” y Spencer dijo “apto”, que no son lo mismo). Si Darwin vio competencia entre especies fue porque su modelo lo tomó del capitalismo bebé, pues cuando Darwin vio las tortugas galápagos no tenía ninguna formación como biólogo, pero sí conocía a Adam Smith y a Thomas Malthus. Siendo estrictos Darwin casi no habló de evolución, sino de origen de las especies y podría decirse que hasta antievolucionista era, en el sentido que Darwin pensaba que cada especie estaba adaptada a su medio ambiente y esto no significaba ser mejor o peor. De hecho, parece que le molestaba la arrogancia del ser humano de sentirse superior al resto de las especies: todos estamos adaptados a nuestras circunstancias y en la naturaleza no hay circunstancias mejores que otras. ¿Entonces la naturaleza está en competencia o no? Pues cada quién ve lo que le conviene, pero en la naturaleza operan otros muchos procesos además de la competencia.

Hasta aquí, estimada y culta lectora de La Orquesta, parece que trato de convencerla de unirse al movimiento contra la competitividad que ha lanzado la SEP, pero nada de eso. Yo me declaro un defensor de la competencia, no por los argumentos evolucionistas, ni por defender al capitalismo transnochado, sino por la simple razón que la competencia genera felicidad y cuando no la hay se reciben amarguras tremendas

. Le propongo algunos ejemplos: 

Casi toda persona ha tenido que comer una torta de central camionera. Las venden en localitos ubicados en la zona de andenes, para aquellos pasajeros de paso que tienen 15 minutos antes de abordar su camión. Seguramente son las peores tortas del mundo: insípidas, vacías, con ingredientes de mala calidad ahumados con diesel, preparadas de mala gana y carísimas. Se trata de tortas carentes de competencia. Esos torteros se aprovechan de que sus clientes nunca son los mismos y no hay manera de reclamarles. Quienes hemos pagado $60.00 pesos por una torta de esas es porque el instinto de supervivencia obliga a comer lo que sea antes de morir de hambre.

El segundo ejemplo es el SAT. Si hubiera dos SAT en competencia por captar contribuyentes, el servicio mejoraría muchísimo: imagine que usted llega a las oficinas a preguntar cualquier cosa y lo recibe una chica qué le orienta con amabilidad. “No haga filas, venga a este SAT, su SAT de confianza” o “No permita que lo traten como ganado, aquí todos nuestros contribuyentes son personas”. Sin regaños, sin páginas indescifrables, sin laberintos burocráticos, sin trámites innecesarios. ¡Qué maravilla! Hasta dan ganas de pagar impuestos.

El tercer ejemplo está en la llamada “Liga Mx”. También se trata de un monopolio. Los espectadores no tenemos de otra: vemos un juego del San Luis contra el Puebla o renunciamos a nuestra afición futbolera. Con una tenacidad notable, la Liga Mexicana de Futbol ha logrado lo que parecía imposible: quitarles a los deportistas las ganas de competir. Decisiones como que el último equipo ya no desciende a la liga inferior o limitar el número de jugadores extranjeros dizque para “proteger” al jugador mexicano producen resultados “más peores” que las tortas de la Central Camionera, les faltó decir que, en adelante, ya no habrá equipos perdedores, todos somos ganadores por decreto de la SEP.

Fíjese que, la solidaridad es la competencia de la competencia y también es muy necesaria, pero de eso platicamos otro día.

También lee: La gastroanomia | Columna de León García Lam

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Joaquín Arriaga y su obra de divulgación científica | Columna de J.R. Martínez/Dr. Flash

Publicado hace

el

EL CRONOPIO 

Durante el siglo XIX, y ligado al restablecimiento de la República, se intensificó al parejo del proceso educativo, la tarea de divulgación de la ciencia, emprendida principalmente por ingenieros y científicos que tenían una inclinación a la escritura. Varios son los casos de ingenieros que ejercieron el trabajo de periodismo y que lo combinaban con el trabajo propio de su profesión. Fue común, que egresados del antiguo Colegio de Minería realizaran esas funciones, Pedro Castera, Santiago Ramírez, Pedro López Monroy, José María Gómez del Campo que participara en la creación de El Porvenir en San Luis Potosí, y de manera especial José Joaquín Arriaga que se titulara como topógrafo y agrimensor en 1859.

Arriaga fundó varios periódicos, se distinguió como escritor de corte católico y fue redactor de La Voz de México, escribió para La Naturaleza, pero su obra principal fue La Ciencia Recreativa. José Joaquín Arriaga nació en Puebla en 1831, y pasaría su infancia en la sierra norte poblana, murió en la ciudad de México en 1896.

La divulgación de temas científicos suele considerarse como una actividad reciente, debida entre otros aspectos a la necesidad de comunicar las rebuscadas ideas científicas en un lenguaje llano al ciudadano común, entre otros objetivos. Sin embargo, es una actividad que se ha realizado por siempre, al parejo del propio desarrollo de la ciencia.

Un ejemplo, lo constituye la serie de cuadernos del ingeniero D. J. Joaquín Arriaga, socio fundador y de número de la Sociedad Mexicana de Historia Natural, residente de la Sociedad Humboldt y Honorario de la Sociedad de Geografía y Estadística. La serie llevaba el sugerente nombre de La Ciencia Recreativa y era una publicación dedicada a los niños y a las clases trabajadoras. El volumen 1 apareció en 1871, impreso en la Imprenta de Ancona y Peniche, calle de Alfaro núm. 13 en México. Ese volumen trató sobre agricultura e industria y estaba constituida de una serie de leyendas. Área en la que se formó Joaquín Arriaga. Estas formidables publicaciones engalanaban e instruían las ávidas mentes de la población potosina del siglo XIX.

En el Minero Mexicano del 25 de noviembre de 1875 se publicaba en la página 12: “La Ciencia Recreativa. Se ha anunciado la cuarta época de esta amena y popular publicación del Sr. D. José Joaquín Arriaga”. Como puede verse, para ese año, la obra de Joaquín Arriaga había cobrado importancia y era una obra apreciada. A través de sus páginas, el público en general, y principalmente los niños, pudieron ilustrarse a través de la narrativa de temas como: cosmografía, mineralogía, meteorología, física, física experimental, física del globo, botánica, zoología, geografía descriptiva, agricultura industrial e industrial práctico. Cada folleto llevaba una litografí a de Iriarte con dibujo de J.M. Velasco o Litografías de V. Murguía e Hijos y dibujos de L. Garcés.

Las obras de Arriaga, a quien se le denominaba el Julio Verne mexicano, pues utilizaba la narrativa para presentar temas de ciencia, cumplieron con el objetivo primario planteado por Arriaga al presentar su proyecto literario en el Siglo XIX: “El artificio de la novela se ha apoderado ya de la historia para hacer agradable su estudio. Prueba de ello es la aceptación que han encontrado en las masas las numerosas ediciones que se hacen día a día de tantas novelas históricas de los célebres novelistas franceses, que con el recurso de su pura imaginación han cubierto de flores la áspera senda del estudio de la historia, gracias a ello, los principales episodios de la historia francesa son más conocidos en México que nuestra historia misma. La ciencia más ardua aún para los que no la aman por vocación, permanece desconocida entre nosotros y la mayoría de los mexicanos la ven con indiferencia, si no con el desprecio propio de la ignorancia, preciso es confesarlo. La obra anunciada tiene por fin generalizar los conocimientos científicos, embelleciéndolos con el artificio de la novela y por consiguiente, la nueva publicación arrojará las primeras semillas de este interesante estudio, que será muy fecundo en resultados para la generación que nos reemplaza”.

Arriaga veía la importancia de impulsar la educación popular y el apoyo a las clases trabajadoras, encauzando su obra a la educación de estos sectores para que a través del conocimiento pudieran desarrollarse, lo anterior lo ilustra la carta que enviara el 26 de noviembre de 1871 al señor José María Ariza y Huerta, con residencia en Orizaba, al enviarle el estudio que hizo sobre la industria del lino, diciéndole entre otras cosas:

” … Y si algo en él, que lo haga interesante, es el deseo que me anima de presentar a las clases pobres, nuevas fuentes de trabajo que mejoren su tristísima y angustiosa situación…”.

La obra de Arriaga es un excelente ejemplo de divulgación de la ciencia a través de la narrativa, que fue una vía usada por aquellos ingenieros con inclinación en la literatura y que descollaran en ambas áreas, como el caso del también ingeniero Pedro Castera autor de la novela Carmen.

También lee: El forjador de espacios de recreación científica a niños mexicanos | Columna de J.R. Martínez/Dr. Flash

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Un informe de símbolos | Crónica de Jorge Saldaña

Publicado hace

el

 

“Le pido le diga al presidente Andrés Manuel López Obrador que es de verdad amigo… de verdad amigo”, es la solicitud que con énfasis hizo anoche Ricardo Gallardo Cardona en los remates de su discurso, motivo de su primer informe de gobierno, a Luisa María Alcalde Luján, secretaria del Trabajo del gobierno federal que vino anoche a San Luis Potosí en representación del presidente de la República.

Es Ricardo Gallardo culminando su primer informe, está rodeado de 20 jóvenes y adolescentes que simbolizan en sus atuendos a la sociedad en general: la doctora, un chef, la ingeniero, un agricultor, una alumna, un profesionista, etc.

Detrás de ellos están tres pantallas gigantes que fueron el escenario y medio de transmisión de un informe de gobierno, en el que se privilegiaron los símbolos.

Para llegar a ese escenario, a Gallardo le tomó poco menos de 15 minutos, o la ejecución de “Yo soy de San Luis Potosí” en cuatro ocasiones seguidas, recorrer de extremo a extremo por un pasillo central la conglomeración de casi 5 mil invitados que acudieron a acompañarle a su ejercicio informativo.

Ese recorrido, lleno de saludos, de fotografías, de porras, de acompañamiento, lo mismo con vecinas de Soledad, chavos banda, juntas de colonias, fue convirtiéndose en el saludo político a cámaras empresariales, a funcionarios, a grupos magisteriales bien organizados con gorras de un lado y banderines del otro, círculo rojo, invitados especiales y finalmente la plana mayor de los tres poderes, de los partidos que lo llevaron al poder, de los senadores, diputados federales, representantes de la federación, ex gobernadores y, en primera fila, su familia.

Los 15 minutos de recorrido a la “RockStar” de Gallardo se convirtieron en una metáfora: en los 41 años que le llevó llegar a la primera magistratura del estado, a los años en que fue presidente municipal, a su encarcelamiento y libertad en 11 meses, a su paso por la legislatura federal, a su paso de la bancada del PRD a la del Partido Verde, al emprendimiento de una campaña al gobierno del estado y finalmente los 365 días en los que ha estado al frente político de la entidad.

En voz en off, la presentación de los invitados fue completa, los tres poderes, los senadores de todos los partidos al igual que los diputados, se presentó a su familia, a las autoridades, a los invitados especiales y hasta los amigos del mundo artístico que acudieron al informe: Alfredito Olivas, la potosina Esmeralda Ugalde (encargada de entonar el himno nacional) y la amiga del mandatario desde su presidencia municipal en Soledad, Itatí Cantoral.

De la clase política destacaron el cónsul y representante de Ken Salazar en México; el diputado federal, Gerardo Fernández Noroña; el diputado y ex funcionario de Claudia Sheimbaum, Gerardo Ulloa Pérez; un representante del senador Ricardo Monreal; el arzobispo Jorge Alberto Cavazos; el ex gobernador de Chiapas y senador Manuel Velazco Coello; la dirigente nacional de su partido, Karen Castrejón y la senadora por SLP, Graciela “Chela” Gaitán, entre muchos otros.

Eran las 8 de la noche con 30 minutos y comenzó el video. Tres pantallas monumentales (distribuyendo en momentos 7 señales distintas de video) dejaron ver, en conjunto, una serie de imágenes de un tamaño pocas veces registrado en un escenario político.

Se comenzó con el recuerdo de la “Herencia Maldita” de Juan Manuel Carreras, Fernando Toranzo y de Xavier Nava Palacios en blanco y negro que ocuparon los espacios en una breve introducción que contrastó con el color y la musicalización de la introducción del “cambio”, a tonos coloridos y un ritmo narrativo veloz.

El informe se dividió en la presentación de cuatro videos cortos en los que locutor masculino y femenino alternaban para dar un breve resumen de las obras emprendidas en cada una de las regiones del estado. Todos aquellas frases y números repartidos desde hace 10 días en los spots y anuncios gubernamentales.

Se destacaron las inversiones en salud y seguridad, la infraestructura, el Circuito Potosí, las nuevas carreteras, el equipamiento al Hospital Central, la unidad de mezclas para pacientes oncológicos, la nueva feria, la rehabilitación del Parque Tangamanga, la entrega de tarjetas para madres solteras, el pase para transporte público gratuito a estudiantes, la entrega de apoyos en útiles escolares, zapatos y accesorios, la inversión de más de mil 300 millones de pesos, la instalación de 8 empresas y la ampliación de 8 más, etc.

Como novedad se contó con elementos escenográficos a través igual número de presentaciones o “performance” que a través de la música y la danza daban introducción simbólica a cada una de las regiones.

Para la Zona Altiplano, se contempló el valor histórico de las mujeres en el desarrollo del estado, que se enfrentaron a sus miedos y a los del pasado a través de un dramático encuentro acompañado de guitarras, fuego y contrastes.

Para la Zona Media se retomaron elementos como rebozos, canastas, artesanías de ixtle y el vestuario sugería los colores del quexquemetl, utilizando además sonajas y pasos de herencia prehispánica.

La coreografía de la Zona Huasteca consistió en retomar los recursos naturales, la danza que hacía alegoría al agua, a la tierra y a la fauna.

Finalmente, para la Zona Centro se montó una musicalización mucho más dramática y tecnológica de violines con una coreografía más industrial y mecánica.

Todo ello fue acompañado de imágenes de cada región, que se proyectaron en las pantallas que complementaban tanto al performance, mismas en las que se desarrolló la información cuantitativa, cualitativa y daban sentido conductor a los momentos del informe.

Los performance fueron resueltos y ejecutados por el Ballet Potosino Le Ballet Odeon.

Ya en el escenario, acompañado de la representación de la sociedad en la veintena de jóvenes a su alrededor, Ricardo Gallardo Cardona destacó tres temas en su intervención: la paz política en el estado, la inversión histórica en obras de infraestructura y la comparativa anecdótica de llevar obra y acciones tanto a quien “no tiene, los que tienen y los que quieren más”, el programa de medicamentos para cáncer gratuitos con el que solo cuenta San Luis Potosí en toda la República Mexicana, los programas para todas las clases sociales como las placas y licencias gratuitas y el énfasis en haber revertido los sexenios de atraso en su primer año de gobierno.

En los anuncios que destacaron durante la intervención del mandatario fueron el de la “municipalización” de 3 mil millones de pesos del presupuesto que, según adelantó, serán distribuidos directamente a los ayuntamientos para destinarlos a servicios, así como el anuncio de la próxima “digitalización” del estado a través de la instalación de una red de fibra óptica.

Gallardo termina su discurso en su expresión enfática al presidente al “amigo, verdadero amigo”, mientras que la fila cercana al escenario que formaron los integrantes recién electos de Morena, comandos por Rita Ozalia Rodríguez y el delegado Gabino Morales escuchaban atentos; no muy lejos el presidente del PRI en el estado, Elías Pecina Rodríguez.

El evento terminó en abrazos, a la familia, a los amigos “verdes”, al rector de la universidad, a los tres poderes representados en la magistrada Olga Regina García, Aranzazú Puente y en el abrazo con el jefe del ejecutivo.

Hubo tiempo para las fotos, para los amigos, para los invitados pero no más que el suficiente. El mandatario salió por la puerta principal del Centro de Convenciones pidiendo un poco de agua al retirarse.

Casi una hora más tarde regresó ya acompañado de su familia, hizo algunas entrevistas para medios locales y subió a atender a sus invitados especiales que ya lo esperaban en una cena íntima en la que se sirvieron enchiladas potosinas.

Hoy el mandatario inicia su segundo año, y lo hará con una gira a la Huasteca en la que aprovechará para acudir como invitado a los informes de los municipios de aquella zona.

Gallardo inicia un nuevo y simbólico sendero rumbo a su segundo año de mandato, con un amigo en Palacio Nacional, aliados en primera fila, lo mismo que sus otrora enemigos y allá atrás el pueblo, junto a las letras “Ya se nota”. El de Gallardo fue un informe lleno de símbolos.

También lee: PRI-PAN-PRD: Se acabó el beso de tres | Apuntes de Jorge Saldaña

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Todos quieren tener la razón | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO 

No importa si es en primera, en segunda o en la última división. Da lo mismo si es en el barrio o en cancha reglamentaria. Igual en pasto que en tierra. Todos quieren tener la razón.

Desde hace algún tiempo me ha tocado convivir de cerca con los árbitros: esos jueces que tienen que dictar sentencias condenatorias en apenas unos segundos y con muy pocas pruebas ante sus ojos, esos que tienen que aguantar estoicos los reclamos de jugadores, técnicos y afición, esos que sin importar qué decidan, nunca van a dejar felices a todos.

Parece injusto que tanta responsabilidad caiga solo en los hombros de una persona, para ilógico que los reclamos pasen del insulto hasta la agresión. Triste, pero cierto.

Y lo dicho, nadie está exento. La semana pasada, durante el clásico nacional, la duda surgió sobre un balón que Ochoa sacó en la línea, o al menos esa fue la interpretación que dieron, no solo los árbitros de cancha, sino también los del VAR. Como era de esperar, los raclamos comenzaron en la cancha pero escalaron a la tribuna, peor aún, se magnificaron con los medios y miles siguieron reclamando en el foro de las redes sociales.

Poco entendemos en este país sobre la autoridad, y qué fácil es cuestionarla, incluso atrevernos a dar juicios sobre la moralidad y honradez de los jueces; es muy simple decirle vendido, todo está arreglado.

Hoy no vengo a decir que los árbirtros son unos santos, que su juicio es el más correcto, no vengo a decir que ellos no se equivocan o que son incorruptibles, hoy vengo a escribir sobre ese trabajo tan complejo y tan poco valorado: ese de ser árbitro.

Debemos entender que los árbitros cometen errores, que muchas veces lo hacen con la mejor de las intenciones de marcar correctamente, pero lo más importante es entender que un reclamo, un insulto o incluso hasta la agresión, nada va a solucionar lo que sentimos que es injusticia.

Los árbitros son el más malo de los males necesarios, son los que hacen que todo valga, es imposible pensar al futbol (y a prácticamente todos los deportes) sin su existencia. Pero tomemos lugar, seamos empáticos, en la semana me tocó estar cerca de una discusión donde estuvimos a nada de presenciar (desgraciadamente) una agresión física a un silbante, afortunadamente, solo quedó en amenazas.

Intentemos suavizar las cosas, que la pasión nunca se desborde, que podamos enseñarle a las nuevas generaciones que los reclamos aparte de verse mal, no tienen sentido ante la decisión tomada. Aprendamos, que al final aunque todos quieren tener la razón, en la cancha y sus alrededores, solo 1, puede decir qué es lo que se tiene que hacer.

También lee: Clásico verdadero | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

Opinión