#4 TiemposColumna de Adrián IbellesDeportes

Finales para el recuerdo | Columna de Adrián Ibelles

Playbook

 


Las apuestas daban como favoritos a Saints y Chiefs. Al final los números han errado, y el partido más importante de la temporada lo jugarán Rams y Patriots.

Los dos juegos se extendieron en Over Time, algo histórico en la NFL.

Los Rams celebran su pase al SB LIII

Hay algunos puntos a analizar sobre estos partidos en los que ganaron los visitantes. Primero, los Saints explotaron muy bien la localía al inicio del juego. El Superdome hizo sangrar los oídos de sus rivales, que buscaban con desesperación una reacción ante el planteamiento defensivo y el acompañamiento de miles de fanáticos rivales. Sean McVay, pese a su corta edad (32), no cayó en el juego, y en el momento preciso, envió una jugada que modificó la tendencia de juego en favor de los Rams.

El engaño de patada dio un primero y diez muy especial para el equipo de Los Ángeles, quienes comenzaron a responder el embate del mejor Brees que hemos visto. Con un juego más balanceado, los Rams aprovecharon sus virtudes para contrarrestar a New Orleans, y al final una jugada polémica que no fue marcada por los oficiales (una interferencia de pase en contra de Rams, en el último cuarto y en tercera oportunidad) dio pie a la extensión del tiempo. Ya en el OT, Brees entregó el balón que dejó en buena posición de campo a Goff, que avanzó lo suficiente para que Greg Zuerlein asentará el gol de campo de la victoria.

Sean Peyton y Drew Brees pierden una vez más un juego de postemporada, que les habría llevado a jugar nuevamente el gran partido. Sean McVay será el entrenador en jefe más joven en dirigir en un Super Bowl, y Jared Goff viene cobijado por grandes jugadores en ofensiva y defensiva.

Este será el noveno SB para Belichick y Brady

En la conferencia americana se nos regaló un partido cerradísimo. Por un lado, el peso de la historia con la dupla Brady-Belichick. Sus rivales, un viejo conocido de los Pats, Andy Reid -a quien derrotaron como Head Coach de Philadelphia- y el joven súper estrella, Patrick Mahomes, a quien derrotaron en temporada regular en Foxboro. El juego en Kansas no defraudó y se definió en tiempo extra. Los Patriots comenzaron ejecutando limpiamente en el primer medio. Abrieron a la defensiva rival a través de Sony Michel, Rex Burkhead y pases cortos de Brady. Luego del descanso los Chiefs respondieron, llegando a estar por encima en el marcador. La defensiva de New England anuló a Tyreek Hill, y presionó con sus frontales a Mahomes y a la ofensiva terrestre de Williams. Sin embargo el equipo de Boston cometió muchos errores y expuso el campeonato en múltiples ocasiones. Los oficiales también aportaron a la polémica con marcaciones muy dudosas de ambos lados, aunque finalmente fue un castigo, a todas luces offside de la defensiva que ya había detenido en tercera oportunidad a Brady, lo que dio paso al inminente destino.

El mariscal de 41 años llevó a su equipo arriba, y solo fue alcanzado en la última jugada por los Chiefs en un gol de campo.

El final fue cardiaco. El volado lo ganó New England y movió las cadenas gracias a Gronkowski, Edelman y Burkhead, quien finalmente entró a la zona prometida y lleva a su equipo al Super Bowl LIII.

Tom Brady se enfrenta al equipo al que le ganara su primer trofeo Lombardi, en la edición XXXVI. Él y su mentor llegan por novena ocasión a estas instancias, con una marca previa de 5-3.

Sobre este partido por jugarse en Atlanta hablaremos más adelante. Por ahora nos basta con decir que el fin de la temporada ha sido asombroso, y que ha dejado lo mejor para el final.

Seguimos en sintonía.

@Adrian_Ibelles

También lea: La penúltima batalla | Columna de Adrián Ibelles

Nota Anterior

Huachicoleros televisos, camarales y burócratas en privilegio | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Siguiente Nota

Alistan operativo para proteger a sanjuaneros que parten de SLP