Estado

Entregaron apoyos a familias afectadas por tromba en Salinas

Las autoridades estatales dieron un apoyo económico de 9 mil pesos a más de 200 familias de Salinas; también se reconstruirán inmuebles afectados

Por: Redacción

Alberto Elías Sánchez, secretario de Desarrollo Social y Regional (Sedesore), informó que se hizo entrega de apoyos económicos para 206 familias en la localidad de La Joya, en el municipio de Salinas, tras las fuertes lluvias que se presentaron en esta demarcación.

El funcionario estatal, en coordinación con el subsecretario de Gobierno, Aureliano Gama Bazarte, y el alcalde de Salinas, Antonio Páez Galván, hicieron entrega de los apoyos económicos a las y los afectados, apegado a los protocolos de sana distancia implementados por el Gobierno Federal.

Alberto Elías Sánchez explicó que, tras presentarse la madrugada del pasado 16 de marzo una tromba que impactó a la localidad de La Joya, personal de la Secretaría de Desarrollo Social y Regional acudió a realizar el levantamiento del censo para determinar el número de personas y viviendas afectadas por las lluvias.

Agregó que fue así como se determinó que 192 viviendas sufrieron algún tipo de daño y cuyo impacto directo afectó de diferente manera a familias, en su vivienda o en muebles y enseres domésticos, por lo que se determinó brindar un apoyo económico de 9 mil pesos a 206 familias y recursos para la reconstrucción de 25 viviendas.

El funcionario detalló que este apoyo económico proviene del Fondo de Contingencias Estatal, mientras que los recursos para la asignación material consistente en block, cemento, arena y láminas, para la reconstrucción de 25 viviendas dañadas, será a través de recursos del Fondo de Infraestructura Social del Estado en convenio con el Ayuntamiento de Salinas.

También te puede interesar: HC de SLP atenderá Covid-19 cuando el Hospital de Soledad esté al 80%

Nota Anterior

Murió Gerardo Ruiz Esparza, extitular de la SCT durante sexenio de Peña

Siguiente Nota

Se acumulan muertos en las calles de Ecuador y nadie los recoge