#4 TiemposColumna de NefroxDeportes

El poder de las franquicias | Columna de Arturo Mena «Nefrox»

Testeando

 

Franquicia: acuerdo entre particulares para ceder la explotación de los derechos de uso de determinada marca, sistema, producción y/o mercado.

El negocio de las franquicias se ha hecho popular a lo largo del mundo. La idea de comprar un negocio consolidado en otra región parece bastante bueno para las miras de expansión de distintas marcas o empresarios.

En el deporte nos hemos acostumbrado a hablar de franquicias, sobre todo en Norteamérica, donde tanto el futbol americano, el baseball, el basketball, el hockey y el futbol soccer manejan a sus equipos profesionales bajo estos esquemas.

Ahora bien, desde Europa se ha comenzado a operar otro tipo de franquicias, unas que comienzan a dominar regiones del mundo antes un tanto olvidadas. Hoy hablaremos de tres proyectos que están buscando afianzar sus franquicias: Manchester City, Red Bull y obviamente Atlético de Madrid.

Manchester City

En 2008, el modesto equipo de Manchester tuvo un cambio radical: de la noche a la mañana se convirtieron en uno de los equipos más ricos del mundo, cuando el Abu Dhabi United Group for Development and Investment los compró. A partir de ese momento la realidad del club se disparó.

Esa fue la punta de lanza para que el grupo comenzara su ambiciosa proyección deportiva alrededor del mundo.

Siguiendo los métodos ejecutados con el equipo británico y estableciendo una misma filosofía, en 2013 comienza su aventura en el futbol de los Estados Unidos, directamente en la capital financiera del mundo, obtienen una nueva franquicia en la MLS: New York City. Esta franquicia no ha tenido los resultados deportivos que pretenden, pero las ha ayudado a establecer una marca muy potente en un país que promete mucho con el futbol.

En 2014 aterriza el proyecto en Australia: uniéndose con empresarios locales compran al club Melbourne Heart para transformarlo en el Melbourne City FC y con ello transformar el uniforme del equipo para alinearlo al azul celeste del resto de inversiones. Hasta el momento su logro deportivo más grande es levantar el título de copa en 2016.

En 2017 se convierten en dueños del Club Atlético Torque en Uruguay. El modesto equipo de segunda división consigue ese mismo año el ascenso gracias al gran apoyo de la filosofía de City Group. Se espera que en los próximos meses el equipo sea renombrado a Montevideo City para estar dentro de la idea central de equipos franquicias.

Sumado a estos equipos, la organización es inversionista no mayoritaria de Yokohama Marinos en Japón y del Girona FC en España, equipos donde no puede implantar su sello al no ser dueños mayoritarios.

Red Bull

La empresa de bebidas energéticas nacida en Austria ha impulsado al deporte en muchos rubros y el futbol no ha sido la excepción.

La aventura de la marca en el futbol comenzó en 2005 cuando compraron al SV Austria Salzburg y con ello refundaron la historia del equipo, los colores, el escudo y hasta el diseño del uniforme para crear al Red Bull Salzburg, equipo que armaron con bastante seriedad, tanto que son los actuales campeones de la liga y la copa de su país. Desde que el equipo pertenece al grupo han ganado 10 ligas y 6 copas.

En 2006 la marca compra al New York Metrostars de la MLS para convertirlo en el New York Red Bull, equipo con el que la marca ha podido competir incluso en fases finales de la Concacaf Champions League y ha sido campeón de conferencia en la liga local.

En 2009 hicieron su más grande apuesta, cuando compraron al modesto SSV Marktrastadt, un equipo de quinta división de Alemania. La compra estuvo llena de polémica ya que la marca intentó comprar varios equipos en divisiones superiores pero ninguno de los tratos se pudieron cerrar gracias a la negativa de los hinchas de clubes como el St Pauli, 1860 Munich o el mismo Leipzig.

Al final pudieron comprar a este equipo modesto de quinta división para renombrarlo como el RB Leipzig. Con esta historia comenzó la era de logros para el desconocido club y rápidamente escalaron hasta la cima del futbol alemán, jugando actualmente en la Bundesliga y compitiendo por ganarla contra los grandes de ese país. Cabe mencionar que RB Leipzig está convertido en el club más odiado de Alemania precisamente por esta falta de identidad y respeto a tradiciones locales.

La organización cuenta además con Red Bull Brasil que juega en torneos regionales y el Red Bull Ghana que busca generar cantera para el resto de equipos de la organización.

Atlético de Madrid

Es por todos conocida la inversión del grupo español en México y más precisamente en San Luis Potosí.

La inversión de más del 50% del equipo ha transformado al futbol en la ciudad, desde las instalaciones, hasta los colores y los triunfos del equipo, la llegada de los de Madrid ha impulsado al futbol a niveles que hace mucho no veíamos.

Podemos discutir mucho sobre las formas pero hasta ahora los resultados avalan el proyecto y podemos entender cuál es el rumbo que ahora busca el equipo español.

Después de proyectos no tan rentables en Francia e India, parece que el negocio mexicano sí dará frutos en la internacionalización de la marca, curiosamente de un equipo que festeja poco en Europa.

Y ahí está, tres proyectos que impulsan su marca y sus ideas alrededor del mundo, tres grandes clubes que se han olvidado de lo local para conocer el planeta y tres grandes marcas que transforman todo lo que tocan como si el futbol fuera un restaurante de comida rápida.

Las identidades se pierden y la globalización impera, nos guste o no, estos tres proyectos han dado grandes resultados a través del globo, las filosofías son producto de exportación, ahora falta que todos asimilemos el consumo. Las tradiciones se borraron, el negocio triunfó.

También lee: ¡Simplemente gracias! | Columna de Arturo Mena «Nefrox»

Nota Anterior

Todas las parejas tienen y han tenido el derecho de adoptar

Siguiente Nota

El Ipicyt analiza partículas que podrían remediar aguas contaminadas en SLP