#4 TiemposColumna de Óscar Esquivel

¿Dónde está Gabino? Pues con Carreras | Columna de Óscar Esquivel

Desafinando

 

Somos seres que pensamos que alcanzar la sabiduría es conocer algo, sin ponernos a reflexionar que ignoramos muchas cosas más. Acertamos en muchas cuestiones, pero duplicamos los errores; somos capaces de repetir los mismos, creyendo que tenemos la razón, a pesar de esto, no es posible sacarnos del error y mucho menos escuchar “me equivoqué”. El mundo está lleno de simuladores, dicen que aquellos que no se equivocan es porque nunca han hecho algo, no se mueven, y lo peor: casi nunca proponen algo razonable.

Vivimos en la desdicha de que quienes gobiernan al mundo cometen errores que perjudican a las sociedades, no reconocen sus faltas, ni mucho menos les satisface el daño, por aquello de la debilidad. No escuchan los reclamos ni las quejas, ¡vamos! ni los suplicios. El poder es enfermizo, el error su cáncer.

“El hombre educado, con integridad es capaz de confesar sus faltas y reconocer sus errores” Benjamin Franklin.

Sin embargo, en toda esta gama de errores, existen los aduladores que encubren las faltas de sus jefes. Hacerle saber que fue un “pecadillo” (eso si, nunca le digas que su indiferencia desmaterializo los sueños o preocupaciones de muchos porque serás minimizado) es el comportamiento de la camarilla del poder en nuestro estado.

Inexplicablemente o mal comunicada, como siempre, y a la falta de mensajes claros, la ciudadana potosina que no entiende el por qué no se ha realizado un declaratoria de emergencia al día de hoy este es el estatus.

Una discordancia de las instancias de protección ciudadana gubernamental ha hecho crecer el incendio de la Sierra de San Miguelito, San Pedro y ahora, Guadalcázar. Mientras tanto se consumen las reservas naturales. El silencio de los responsables de auxilio los hace culpables de la tragedia ecológica que vivimos.

Un día sí y otro también brotan las ambigüedades. Desde el gobernador, el presidente municipal y hasta los diputados locales, que deberían estar abanderando la lucha, no han dado un explicación concreta. Nos dicen que aún no existe condición alguna para declarar estado de emergencia, “en otro momento”, “ya no se requiere ayuda ciudadana”, y tan grave es la confusión que es mecha para prender el fuego del pánico.

“Se controló el incendio”… cinco minutos después: “ya no se propagó más”, y el gobernador esperando la lluvia, (ha de pensar que no es necesario solicitar la declaratoria de emergencia porque el dios de la lluvia, Tláloc, nos socorrerá mañana). Segundos después: “¡ah sí! sí hay la necesidad” porque amanecí con antojo de declarar la emergencia, y todos nosotros: como tontos.

Aunado a esto, el control de daños no está previsto. La siempre verde secretaria de Ecología y Gestión Ambiental del Gobierno del Estado, personita que poco trabaja en su despacho y si trabaja, será después del GYM y del desayuno en restaurantes caros de Lomas( ¡eso sí!): Doña Yvett Salazar, durante estos penosos incendios se puso dar conferencias “ mañaneras” redundando siempre en lo mismo “ no es tiempo de valorar daños”, al fin y al cabo después de los incendios asistirá a valorar los daños, con expertos, no quiere quemar sus cartuchos político para el 2021 o que la ropa le huela a humo. ¡Gabino, Gabino aquí estoy!

Muchas preguntas con respuestas que ya podríamos conocer de antemano; ¿el gobernador estaría enterado de la magnitud del siniestro en la sierra de San Miguelito? ¿Por qué Carreras no ha actuado en tiempo y forma solicitando apoyo al gobierno federal? No quiso escuchar a los expertos ¿por qué utilizó helicópteros que no son para apagar fuego? ¿La dejadez sería para solventar los favores a los ambiciosos fraccionadores? Total, terreno desmontado, vale más el metro cuadrado, aún cuando parece ser que el señor afirmó y juró que la Sierra San Miguelito es del pueblo, «nosotros queremos preservar esas áreas naturales para todos, y ya dimos una muestra al decretar (protegida) una parte importante de más de 12 mil hectáreas», un parte importante no toda la sierra ¡aguas!

No solo Carreras el “gober del error”, también su pupilo que entrena para la gubernatura, Nava, quien pareciera estar en schok, impávido, descoordinado, con un comunicación social fallida y lo más grave, por no “manchar su Imagen” no enmiendan sus errores y ni los reconocen.

Y a todo esto ¿Dónde está Gabino? ¡Sí! Morales, el muchachón todo delegado federal.
Si lo ven díganle que hay problemas, se la pasa en grillas acomodando la piezas del ajedrez político. No se entiende la ausencia del súper delegado federal, si los partidos como el Verde están ocupados con sus nuevos miembros de “buena reputación” aplaudidos como artistas del palenque. Todos unos honorabilísimos distinguidos de la política potosina, que seguramente serán bien utilizados por Morena, o por el PRI si se descuida la militancia, cuando llegue el tiempo de repartir el pastel.

Los militantes de Morena jalando la cobija para todos lados, donde veremos quién será el futuro ungido de AMLO, o del mismo Gabino, para ocupar los altísimos cargos que les serán conferidos por la ciudadanía. Los pobres del PAN, andan embobados con Xavier Nava, que ni los zapatos que adquirió le quedan. Su pecado más grande es la falta de sentido común de casi todos sus colaboradores. más cercanos y el PRI. De vacaciones pagadas por todos, también el presidente del Comité Directivo Estatal seguramente estará por alguna playa o un centro recreativo vacacional aunque sea la azotea porque ni su camisa roja logra verse, total que importan los desatinos de su” jefazo político” o seguramente estará pensando placenteramente que medalla colgarse del trabajo de algún miembro del partido o que consejo tamaulipeco le llega a sus oídos, así que con Elías Pesina ni contar.

Pero ¿dónde está Gabino Morales? En estos momentos pareciera, así lo creemos, realizando gestiones ante la federación para auxiliar a pagar los incendios del estado, tal vez nos equivoquemos, pero ningún medio lo ha visto por ahí. Entonces hace suponer que el muchacho sí está trabajando, total el que se mueve no sale en la foto o hay que moverse para salir en la foto.

El moverse causa errores, los ciudadanos tenemos la obligación de exigirle al gobierno respuestas, enmendar errores habla bien, pero también debemos colaborar de acuerdo a nuestras necesidades sin que nos lo pida la autoridad, cuidemos los bosques, no tirando basura, apagando fogatas correctamente, establecernos como una sociedad responsable, ante el medio ambiente, que esa sea la tarea, no cometamos faltas fatales que costara la vida de nuestros hijos.

Nos saludamos pronto.

También lee: Vivimos de tragedias o así nos vamos a quedar | Columna de Óscar Esquivel

Nota Anterior

Es oficial, las personas trans ya pueden cambiar de identidad en SLP

Siguiente Nota

Hombres armados persiguieron a una camioneta en carretera a Zacatecas