DeportesDestacadasNoticias en FA

#Crónica | Señores, yo soy del San Luis y tengo la camiseta bien puesta

Integrantes de La Guerrilla y seguidores del Atlético de San Luis en general marcharon en caravana hacia el estadio Alfonso Lastras desde el inicio de avenida Coral

Por: Sebastián Escorza

Cientos de aficionados envueltos en colores auriazules, y unos cuantos rojiblancos se dieron cita este domingo en la avenida Coral, el camino que lleva al Estadio Alfonso Lastras, armaron la caravana y marcharon rumbo al coloso de Valle Dorado con cánticos y en medio de un ambiente festivo; incluso, la presencia de las corporaciones policiacas no fue factor para que los potosinos, con bengalas en mano, demostraran que extrañaban estar en el máximo circuito del futbol mexicano. 

Seis años habían pasado desde que los potosinos, por culpa de la compra-venta de franquicias, se habían quedado sin futbol de Primera División, ¿qué mejor que hacerle saber al club de casa que su afición estaba con ellos con una caravana antes de iniciar su compromiso contra uno de los equipos protagonistas de la Liga MX de la actualidad? 

Jóvenes, niños y padres de familia caminaron a la tierra prometida entre el humo de bengalas auriazules y cánticos, al ritmo de la tambora, y con toda la actitud de hacerse sentir entre las calles de la capital potosina, como una de las barras con más aguante en el futbol mexicano; no es para menos, entre las calles de la colonia Valle Dorado y El Llano se podía ver a algunas personas con playeras y gorras del Rosario Central de argentino, otro club auriazul hermanado con la fanaticada potosina. 

Así, la escena asemejaba a los barrios tradicionales de Argentina, donde la afición se hace sentir entre banderas, instrumentos musicales y bengalas, algo que las barras en México han intentado emular, y que, para bien o para mal, las autoridades de la Federación Mexicana de Futbol han intentado reprimir bajo la idea de que esta clase de actividades representa un peligro para los aficionados que gustan de este deporte. 

La Guerrilla estaba en su casa y con su gente, pero no había que menospreciar al rival, enfrente se encontraba La Adicción, la barra de Rayados, que en épocas recientes ha tenido sus encontronazos con los Libres y Lokos de Tigres de la UANL y que, desafortunadamente, se convirtieron en noticia internacional tras protagonizar una gresca en un encuentro de liga entre estos dos equipos que dejó varios heridos y, por qué no decirlo, mal parado al aficionado mexicano que, hay que reconocer, es apasionado.

Los potosinos estuvieron a punto de encontrarse con el autobús que transportaba a los jugadores del club regio en las inmediaciones del Estadio Alfonso Lastras; no obstante, los agentes policiacos que escoltaron a esta caravana retrasaron a los entusiastas potosinos para que esto no sucediera.

Así, auriazules y rojiblancos, unidos, llegaron al estadio Alfonso Lastras para disfrutar de este encuentro, con el que se espera que el Atlético de San Luis consiga sus primeros tres puntos del torneo, algo que, sin duda, ayudará para que el cuadro de casa evite el descenso tras regresar a Primera División.

Calmados y nos amanecemos | Columna de Emmanuel Gallegos D

 

 

 

Nota Anterior

Fenapo 2019 generará una derrama económica de 400 mdp

Siguiente Nota

#Batacazo | Con garra, Atlético de San Luis derrotó a Monterrey