enero 26, 2022

Conecta con nosotros

Destacadas

Tres cuentos y dos fugitivos | Columna de Jorge Saldaña

Publicado hace

el

TERCERA LLAMADA.

 

Hijos de mi vida, regreso aunque sea en jueves tras un viaje a Venus en un barco. Hoy y, como siempre que mi vida licenciosa lo permite, lo hago para Usted mi Culto Público al que comparto en esta ocasión tres cuentos breves que provienen de la chistera de la ficción, no obstante, si algo nota usted de realidad en los relatos, deberá de ser, o por mera coincidencia, o por villana intención sin puntos intermedios.

 

LOS FUGADOS

Están por apagar las luces. Todavía estamos en el pasillo de la zona a la que fuimos asignados desde nuestro ingreso, eso sí, hasta el frente y a la mano como lo ocupa nuestro cómplice. Tenemos que estar fuera de aquí antes de que pasen lista y el último guardia de su ronda con la que despide hasta al último visitante.

Queremos fugarnos, irnos, dejar por fin las filas, las áreas, los pasillos. Dejar de estar formados para poder cumplir nuestro cometido final, ese para el que fuimos hechos, ese destino que la espera te deja claro.

En esto siempre hay dinero de por medio. Siempre. Eso nos falló a ambos. No hubo intercambio monetario y así, las fugas se vuelven casi imposibles.

Pero nuestro “contacto exterior” no podía fallarnos. Minutos antes ya nos había echado la mirada, esa de “estén listos”. Revisó por última vez con disimulo al guardia, las luces, el momento.

De haber podido, corríamos, pero la opción era imposible, nuestro contacto por fin se animó y nos echó encima un abrigo para disimular nuestra presencia.

Caray que tenemos que irnos o se nos agota la vigencia. He de contar que llegamos casi hasta la puerta, podría jurar que olíamos ya los olores de una cocina familiar, la tranquilidad de un tazón o el cálido reposo dentro de una olla caliente.

Malditos espejos soplones que captaron nuestra extraña ausencia. Después supimos que también el ligero abrigo nos había delatado y dinero no hubo: la fuga se había frustrado.

–¡Nada más somos una caja de cereal y una bolsa de frijoles! –Dijimos en nuestra defensa, pero de nada valió.

A María, nuestro contacto exterior, a ella sÍ le fue mal, supimos que le dieron dos años de prisión por procesos viciados, pero sobre todo, por no tener monetariamente nada qué intercambiar.

Si no pudo pagarnos a nosotros, el cereal y los frijoles que en plena pandemia queríamos escapar a la mesa de ella y de sus hijos, menos tendría para un buen intermediario, de esos que sacan en 24 horas o menos a quien de verdad comete grandes motines y fugas y no precisamente para comer.

Supimos que ayer María quedó libre junto con otros 110 contactos por intervención de un gobernador, por fin a ellos se les trató con un poco de justicia. Nosotros acá nunca fuimos cereal ni frijoles con queso, ya nunca seremos desayuno. Somos piezas sin vigencia, guardadas en una bodega en cadena perpetua.

No, no está bien largarse en fuga, ni por una uva o por un centavo, lo que tampoco está bien es la larga espera por la justicia, esa que, sin dinero, nunca llega ni de casualidad.

Ojalá esos vicios de inequidad, así como nosotros, el cereal y frijol de fuga frustrados, también caduquen.

 

EL BURÓCRATA Y LAS GORDAS

Su gordo trasero apenas cabe en la silla que hace más de 20 años merece jubilación (la silla, no el trasero). Es un burócrata de los de premio, de esos a los que se puede encontrar exclusivamente de 9 a 11 (luego hay que lonchar) y de una a diez para las tres de la tarde (no vaya ser que pierda su premio de puntualidad en “checar salida”).

Mientras pide las gordas de las 11 con la “seño”, a la que además distrae de hacer el aseo en la oficina gubernamental, el burócrata todavía con sueño pide permiso al patrón para ir a una junta urgente. “Es que nos convocó el sindicato” –y a esas juntas ni Dios Padre puede negarles salida–.

A veces, hace poco, pero hay que reconocer que siempre se esfuerza por hacer un poco menos. En casi dos años, apenas si se volvió a apoltronar en su cubículo, su sindicato, siempre atento a las necesidades y preocupaciones de sus “activos” agremiados, los mandó casi toda la pandemia a cuidarse mucho en sus segundos empleos o a estar en casa emprendiendo nuevos negocios mientras puntualmente recibieron sus asegurados sueldos y prestaciones.

La convocatoria sindical, en esta ocasión, es para ser llamados pronto a manifestarse, a marchar por sus derechos, a volver a detener sus labores ante las severas “injusticias patronales”

–¿Y ahora tú? ¿Sabes qué pasó?
–No pues no.
–De seguro no nos quieren pagar el aguinaldo
–No, no es eso, nos lo van a pagar y hasta 5 días antes, ya el 10 te cae compadre.
–Ah caray, entonces ¿van despedir a los compañeros agremiados?
–Pues no, tampoco, no han despedido a ningún sindicalizado.
–¿Tons?
–Pues no se la líder, igual quiere que nos asoleemos para aprovechar los últimos rayos de cálido sol en este invierno.
–Es cierto, Dios nos la bendiga y guarde muchos años más.
–Amén.

Al final de la reunión, tras la arenga brava de los “líderes” se convoca a “presionar al nuevo gobierno” y tras dos horas perdidas, el evento se termina con aplausos huevones.

Por allá atrás (ni el esfuerzo por conseguir una silla más adelante) se oye una propuesta temerosa de nuestro personaje…

“Oiga líder, ¿no podremos exigir así algo como un “bono por entusiasmo”?, digo, así pues ya la cosa cambia, ¿no?”.

(Aplausos ensordecedores)
–¿Nos regresamos a la oficina?
–¿Para qué, si ya van a dar las dos…?
–Se me van a enfriar las gordas.
–¿Hoy también pediste?
–No, me quería sentar…

 

EL BURRO FILEMÓN

Esta es la historia de un burro que se llamaba Filemón, uno de esos que transitando por calles y avenidas de San Luis, así como espantándose las moscas, un día aprendió a tocar la flauta de Xavier Nava (el ex alcalde solo le prestó el instrumento de viento, no sea usted mal pensado).

Ya con flauta en mano, el Burro Filemón tuvo otra idea que se le ocurrió de ver pasar burros, caballos, camiones y camionetas de carga.

–¿Y si les cobro un pesito a cada carga?. –Pensó Filemón y lo hizo.

Como en el atajo de sus compañeros (que no todos) tuvo a quién convencer, Filemón y sus amigos cobraban y cobraban peaje a cuanto burro se dejaba y al que no, pues le tocaban la flauta de Xavier, que para eso era…

Felices por años Filemón y su atajo, se llenaron los costales de dinero al grado que se cansaron y un día flojo, y ya sin flauta, mejor pidió jubilarse.

Que si les dolían las orejas, o que si la cola ya no les espantaba las moscas y mil pretextos para irse Filemón con sus costales a echarse por ahí y por fin dejar de andar transitando.

Reatazos que le dieron a Filemón en estos días, corrido y con las orejas gachas, Filemón se quedó sin costales, sin flauta, sin atajo y cuentan, lo van a meter un día de estos al corral.

Pobre burro Filemón.

 

Hasta aquí los cuentos, mi siempre valioso y Culto Público. Como nota al margen de los breves textos, y en absoluta seriedad informativa el martes se liberó a 111 presos que se encontraban encarcelados por vicios en sus procedimientos y que purgaban condenas absurdas hasta por robar una caja de cereal. Los burócratas, hasta con aguinaldo adelantado no han sido tocados por el pétalo de un despido pero planean marchas y por último, corrieron al ex jefe de la policía municipal de Xavier Nava Palacios… nomás por burro y orejón.

Hasta la próxima.

También lee: De cartas y Bemoles | Columna de Jorge Saldaña

Continuar leyendo

Destacadas

“La Mujer Tigre”: ¿Vengadora de infieles, o mito urbano? | Historia de Jorge Saldaña

Publicado hace

el

 

Amigos del misterio, hijos de las leyendas potosinas, doy por hoy descanso a los asuntos públicos. Me presto y otorgo a Usted, un breve remanso de paz en medio de los anuncios, las críticas, las denuncias, la narrativa y el vaivén de la política potosina.

En su lugar, este miércoles le contaré una historia que lo mismo puede tratarse de una leyenda citadina, un mito aderezado de realidad, o un fenómeno urbano sin precedente, tan peculiar, misterioso y novelesco que vale la pena intentar relatar.

Es la historia de “La Mujer Tigre”. Así se le ha denominado en las comunidades virtuales, grupos de WhatsApp secretos, sobremesas discretas y sigilosos cafés.

Su historia, su origen y su pasado son un enigma, pero lo que sí consta y cuenta es que en mesas potosinas del Ministerio Público, se han podido rastrear al menos media docena de denuncias que se guardan con celo y secreto en las que se describe un excéntrico “ataque”, tan particular como desconcertante para quien se ha atrevido a investigarlo.

De acuerdo a los testimonios tanto de hombres y mujeres que se han decidido a denunciar, se deduce un mismo “modus operandi”: Se trata del nocturno, repentino, salvaje y solitario abordaje de una mujer vestida de negro que no golpea, no roba, no amenaza, no dispara, pero que sí somete rauda y veloz a su víctima con la técnica de alguna llave de lucha grecorromana.

Se lee en las carpetas de investigación (que se han compartido breve e ilegalmente) que cuando la víctima ya se encuentra bajo su control y dominio, “La Mujer Tigre” advierte con una voz ronca y sorda una letanía, que cual salmo u oración repite al subyugado con actitud impositiva:

Sabías que tenía pareja, quisiste ser el tercero en discordia, la infidelidad no es de tu amante, es tuya que decidiste serlo, hay familias que por tu libido rompes, historias que descompones, no hay excusa de tu gusto por la presa ajena y te sacias de su carne… por eso te dejaré marcado para que tu piel anuncie tu pecado…”

Palabras más o palabras menos, el discurso invocatorio es solo un momento previo al verdadero ataque, que consiste en un brusco movimiento con el que el personaje de esta historia deja desnuda a la víctima de la cintura para abajo. Inmediatamente después, La Mujer Tigre araña hasta descarnar las nalgas de la o el subyugado dejando huellas sangrientas y profundas cual ataque de un feroz felino. De ahí su mote ganado.

No hay nada más, con movimientos ágiles, veloces y calculados, -dicen– la Mujer Tigre desaparece, algunos aseguran que salta y se escabulle por azoteas, que brinca de manera casi olímpica, que corre cual gacela y que el silencio y el dolor es lo único que deja como estela.

Media docena de casos en San Luis capital y municipios como Rioverde y Rayón se han encontrado, un par más en Colima, dos en Tamaulipas y uno más en Guanajuato que no ha sido confirmado.

Pero la leyenda crece. Hay quienes la consideran heroica o vandálica. Lo mismo puede tratarse de una emocional vengadora social o simplemente de los ataques de una sádica. Lo que es cierto es que el fenómeno, aún morboso y virulento, se mantiene soterrado de la plática pública.

Los que se animan a perfilar al personaje, le atribuyen dotes de sobre inteligencia, conocimiento jurídico, estudio y estructura para la “selección” de sus víctimas, fuerza y agilidad producto de un cuerpo disciplinado, juventud de menos de 40 años y por lo seguro, un dolor de amores y traiciones que jamás fue aliviado.

Por su peculiar “ataque”, la Mujer Tigre solo puede ser acusada de lesiones no mortales “a quien resulte responsable”, sin embargo, el denunciante no puede abstraerse de reconocer ante la autoridad la vergüenza de por lo menos ser señalado de ser “presunto o presunta” vértice en un triángulo de naturaleza pasional – romántica.

Tampoco queda a salvo la víctima de tener que “mostrar” las heridas infligidas, es decir, exponer ante la autoridad y médicos legistas los glúteos heridos, y desprenderse del pudor ante desconocidos no debe ser una experiencia cómoda ni agradable.

Sabiendo eso, la Mujer Tigre asecha, se agazapa, estudia a sus presas y ataca. Sabe que la culpa de su víctima será su principal aliada para no ser, la mayoría de las ocasiones, acusada.

Por eso las investigaciones quedan a medias, de los casos que han sido sigilosamente circulados de forma ilegal y profusa, si a caso hay un par que se sabe han sido ratificados, los y las demás atacados abandonan el procedimiento y prefieren esconder su vergonzosa marca bajo faldas y pantalones.

¿Quién tiene el tiempo o interés de dar seguimiento a un fenómeno (si es que es real) de una atacante serial de los glúteos de los infieles?

¿Es la misma “Mujer Tigre” la que ha atacado en distintas ciudades? ¿o serán copias inspiradas por una misma anécdota y que, como escribió Ibargüengoitia sobre la leyenda de la apedreada águila devorando la serpiente, se adopte y adapte el mito por distintas partes de la república?

De ser el caso, ¿Nació la “leyenda” en San Luis Potosí?

No puedo responder a ninguna de las anteriores interrogantes pero, mientras tanto, tome precauciones, nunca se sabe cuándo pueda estar la “Mujer Tigre” acechando y, solamente por las dudas, más vale, de vez en cuando, echar un ojo en el posterior de a quien usted tenga como pareja.

Sobre esta historia seguiré investigando, por lo que le pido ser por ahora cautos y reservados.

Hasta la próxima pero… tenga cuidado.

Jorge Saldaña.

También lee: Crónica de las patrullas del “Sí” | Apuntes de Jorge Saldaña

Continuar leyendo

Ayuntamiento de SLP

Conoce los cambios en el nuevo modelo de seguridad de Enrique Galindo

Publicado hace

el

Denuncias de manera digital, policías equipados con cámaras, monitoreo en tiempo real de patrullas, son algunas de las innovaciones que tendrá la policía de SLP

Por: Karina González

Dirección General de Seguridad Pública Municipal (DGSPM) culminó su ciclo de vida el lunes pasado y se convirtió en la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Municipio; de acuerdo con las declaraciones tanto de Enrique Galindo, alcalde y Antonio Villa Gutiérrez, titular de la corporación de seguridad, las principales diferencias que podrá notar la ciudadanía consisten en el equipamiento tecnológico de las unidades y la capacitación a los policías.

La nueva Secretaría permitirá que los ciudadanos puedan solicitar auxilio y conocer en tiempo real la unidad más cercana a ellos con la que se les brindará servicio, esto, debido a que las patrullas cuentan con los elementos tecnológicos para poder dar respuesta a las solicitudes ciudadanas en tiempo real.

En cuanto a las patrullas, el alcalde Galindo destacó que no son coches adaptados para ser patrullas, sino que son autos fabricados especialmente para cumplir esta labor; por lo que tienen amortiguadores especiales y condiciones mecánicas para que puedan funcionar en condiciones urbanas. Las unidades cuentan con GPS, y cinco cámaras de seguridad: dos se ubican al exterior de las unidades, una al interior registra en audio y vídeo a los oficiales, otra que registra lo que ocurre en la parte trasera donde suben a los detenidos y la quinta cámara es la que portan los oficiales en el cuerpo.

“Son de transmisión simultánea, las imágenes se guardan. Nos sirve para preservar los derechos humanos, para que la conducción de los policías sea apegada a derecho y para la protección de los propios policías, a veces son señalados o etiquetados y aquí se podrá saber la verdad de los hechos”, dijo el alcalde. Cabe destacar que una peculiaridad de las unidades es que no están blindadas, “yo creo que San Luis Potosí no está en esa necesidad”, dijo. En tanto, las unidades ya usadas, pero en buenas condiciones serán reparadas y acondicionadas con la nueva imagen para reincorporarse.

En cuanto a los policías, el nuevo modelo consiste en brindar más capacitaciones a los oficiales, se convertirán en primeros respondientes y en ventanilla para la recepción de denuncias. Estarán equipados con tabletas electrónicas para que puedan levantar la denuncia y enviarla directamente a la Fiscalía General de Justicia. Además, de acuerdo a lo explicado por el alcalde, buscarán recabar información para actuar de manera inmediata, por lo que se mantendrán contacto con los vecinos del cuadrante que monitorean mediante una aplicación, chats o de viva voz, sin que el ciudadano o ciudadana tenga que otorgar mayores datos.

Se implementará un sistema de cuadrantes, para que cada grupo de oficiales esté a cargo de una zona específica de la ciudad, lo que les permitirá conocer de mejor manera las necesidades de la población.

También lee: Policía con S es parte de una filosofía: Galindo

Continuar leyendo

Ciudad

#EstiloDeVida | Cuatro lugares en SLP que le dan un giro a la hamburguesa

Publicado hace

el

Por

¿Sliders? ¿Chocolates Costanzo? ¿Texanas? ¿Caseras? Aquí te contamos todo lo que debes saber

Por: Soledad Alatorre

La hamburguesa es considerada por muchas personas alrededor del mundo como el alimento perfecto, pues amalgama varios de los ingredientes a los que pocos se pueden negar. Las hay de las que recurren a combinaciones sencillas, pero efectivas, de queso, carne y pan; hasta aquellas que apuestan por ingredientes inusuales. Son también un platillo democrático, pues resultan adecuadas en la carta del restaurante más costoso, como en el más humilde puesto ambulante. En San Luis Potosí cada colonia tiene sus íconos de la hamburguesa, algunos existen desde hace décadas; sin embargo, en esta ocasión La Orquesta ha recopilado cuatro opciones de nuevas propuestas que intenta dar un giro a una comida que evoluciona con las sociedades, sin olvidarse de que siempre de lo que siempre ha sido y será: tal vez el mejor sandwich jamás creado.

LAS 100 HAMBURGUESAS DE W GOURMET BURGER

Este establecimiento está ubicado en María Greever #225, dentro de la colonia Jardines del Estadio. Cuenta con una carta de aproximadamente 100 opciones, las cuales van desde la clásica con carne, queso y vegetales, hasta algunas con ingredientes como chocolate Costanzo, whiskie o frutos rojos.

Luis Roberto Núñez, creador y dueño del establecimiento mencionó que comenzó con una hamburguesa básica, después hizo una con piña y champiñones, luego sus familiares le pedían hamburguesas especiales, por ejemplo con salmón, camarones, con aderezo ranch e ideó una a su gusto con el tradicional chocolate Costanzo, la cual tuvo una variación al cambiar el chocolate utilizado y nació otro hamburguesa.

Tenemos con chocolate, con fruta, con chilaquiles, chicharrón prensado, de res, de pollo, de camarón, salmón, atún, langosta, tengo una vegana”, añadió Roberto.

Finalmente, el propietario de este establecimiento señaló que: “todas mis recetas son importantes y tienen un significado en mi vida, tienen nombres de mi familia y de los clientes que han sido parte del proceso”.

DON BURGUITO, SLIDER Y SMASH

Alberto Ayala, arquitecto de profesión y quien se desempeñaba en proyectos de mercadotecnia, es el fundador de este carrito, lo cual realizó durante esta pandemia de covid-19 y que conjunta dos conceptos que se han vuelto populares: los sliders, que son hamburguesas en formato pequeño y las smash burgers, que consisten en aplanar la carne mientras se encuentran en la parrilla.

“La idea surgió porque buscaba crear un producto nuevo, algo diferente a la hamburguesa grande con muchos ingredientes, quisimos hacerlo más simple, con ingredientes de alta calidad y busqué carne USDA Choice de la mano de la panadería artesanal potosina Dumas, quienes realizan todos los días nuestro pan. Nuestra receta solo lleva queso americano, cebolla caramelizada, esto en combinación con 10 opciones salsas para acompañar nuestra hamburguesa”, señaló Ayala

Los productos que se ofrecen en Don Burguito son sliders, papas curlys, galletas con nutella y chispas de chocolate y para acompañar las sliders hay una gran variedad de salsas como BBQ, mango habanero salsa burguito, salsa tabasco con catsup, algunas son dulces, ácidas, picosas, dependiendo el paladar de cada persona.

A pesar de los tres meses que lleva esta marca en su food truck ubicada en Sierra Leona #360 colonia Villantigua, su creador añadió que ya planea aperturar una segunda sucursal en febrero, la cual estaría ubicada en Villamagna.

“El nombre nació por un juego de palabras, porque yo no quería vender hamburguesas, vendo sliders, pero la gente veía el logo y decía que son hamburguesas, hamburguesitas y así surgió, es un juego de palabras. La caricatura la hizo Luis Gaitán (Capitán), un artista de Cartoon Netwoork”, finalizó Alberto Ayala.

GRILL BURGER HOUSE: COMO EN CASA

Norma González, dueña de este lugar ubicado en Carranza #1471, dijo que la sucursal de San Luis Potosí tiene un año; sin embargo, hace siete años inició el concepto en Aguascalientes.

“El nombre del lugar se debe a que a nuestro parecer es la casa de la hamburguesa y lo mejor es lo que puedes encontrar en tu casa”, apuntó Norma.

“Nos caracteriza el tipo de pan, pues tenemos varios a elegir: con ajonjolí, hierbas finas, parmesano, el que más piden es el de finas hierbas y la carne lleva más de 15 ingredientes, es una receta especial nuestra. Entre las especialidades están una con cuatro quesos al vino blanco, una más toreada con chile habanero y serrano, una búfalo para los amantes de las alitas y la surf torf que incluye camarones”, narró González.

Por último, en Grill Burger House además de hamburguesas ofrecen papas con una receta secreta, alitas, boneless y ensaladas.

TEXAS BBQ, UNA PARRILLADA GRINGA

Texas BBQ está en en Rubén Darío #330 y su propuesta es comida texana, su característica principal es que la carne de sus platillos es preparada en ahumador hasta por 16 horas.

Julián Ayala, uno de los dueños del lugar, señaló que lo que más venden son carnes como el brisket, costillas BBQ, pulled pork, pierna ahumada, angus BBQ y country fries, que son papas con queso y carne hechas al momento.

“El negocio tiene siete años, antes íbamos a mercaditos urbanos y en el punto de venta llevamos tres años”, concluyó Ayala.

Julián Ayala, detalló los ingredientes de sus hamburguesas: La Angus BBQ tiene carne black angus a la parrilla con queso suizo, un toque de pulled pork con salsa BBQ en pan de hamburguesa con aderezo ranch, jitomate, lechuga y ensalada de col con mostaza dulce.

Además, cuentan con una hamburguesa de brisket, la cual lleva rebanadas de pecho de res ahumado a la leña y carbón, en pan con aderezo ranch y ensalada de col.

Lee también: “La Mujer Tigre”: ¿Vengadora de infieles, o mito urbano? | Historia de Jorge Saldaña

Continuar leyendo

Opinión