agosto 15, 2022

Conecta con nosotros

Columna de Nefrox

The final boss  | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

Testeando

Messi es sin duda uno de los mejores jugadores de la historia del futbol, tal vez acompaña en el gran tridente a otros dos Sudamericanos: Maradona y Pelé.

Mucho se puede discutir si es el mejor de la historia, si le falta la copa del mundo, si se cae en los partidos importantes, si solo brilla con Barcelona, ¿qué sé yo? Pretextos siempre habrá y razones para taparlos también.

Pero de algo no hay duda, Messi (junto con Cristiano) son los dos más grandes en la era actual del futbol mundial, nadie cerca de ese duo, nadie como ellos.

Hace unos días charlaba con mi hermano: visualizábamos el futuro, el futbol “post-Messi”, un futuro que cada vez es más cercano, el final de una carrera mágica y, con ello, el final de la magia. Comentábamos que el futbol nos había malacostumbrado; de Ronaldo pasamos a Ronaldinho, de Ronaldinho a Cristiano y Messi, llevamos décadas con jugadores de extraordinario talento y cuya cúspide fue ese argentino de Rosario que aún se pasea por el campo del Barcelona. Pero detrás, nadie, ninguno que levante la mano.

Y aquí viene mi punto, creo que el top de los jugadores de ensueño, lo ha marcado Lionel Messi, el argentino es el Final Boss, el último monstruo del futbol, el de la vida de fama y fortuna, el de la gambeta y los goles de fuera del área, el que declara con escándalos, el que se llena la chequera al final de cada mes, nunca más otro como él, o por lo menos nunca más en mucho tiempo.

La razón es simple: en 2020 el mundo cambió. El propio Messi ha sufrido recorte de salario por el confinamiento, los estadios están vacíos y las marcas deportivas o ligadas al mismo están de capa caída, los grandes patrocinios, salarios y espectaculares ventas se han reducido, el mundo se detuvo, el deporte dejó de importar. Ante tal panorama la gente se replantea prioridades, lujos y necesidades, y el futbol sale perdiendo.

Messi es y seguirá siendo hasta el final de su carrera, un ícono de este deporte, ese monstruo que conquistó campeonatos colectivos y premios individuales, pero aunque viniera detrás de él otro con igual o mayor talento, el mundo ya no lo podrá acoger como al rosarino que juega en Barcelona, tendrán que pasar muchos años después de la pandemia para que el futbol vuelva a pagar lo que pagaba hasta 2019, pasará mucho tiempo para que el espectáculo regrese a llenar los bolsillos de algunos, incluso podría ser que nunca regrese a ese mundo prepandemia, Messi fue el último, Messi es The Final Boss.

También recomenamos leer: La liga perdida | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

#4 Tiempos

Se acabó el romance | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO

Sí, los clásicos transforman equipos, para bien y para mal. A veces un clásico te puede salvar una temporada, en otras ocasiones derrumbarla.

Se acabó el romance de Jardine con su afición, increíbles resultados los 5 empates y una victoria, increíble tener 3 derrotas en el Lastras, y lo peor, empatar contra uno de los peores equipos en la historia de Querétaro.

La crisis de empates que ya habíamos resaltado semanas atrás, sigue aumentando, la falta de gol ya es desesperante y el riesgo de la multa vuelve a aparecer allá en la presa.

A título personal, sigo sin entender qué hace Vitinho, un jugador que solo sabe conducir para después regalar la pelota, Abel simplemente no llega al balón y Murillo parece contagiado con la malaria del mal juego que persigue al San Luis.

No, Jardine, no puedes perder así los puntos, no puedes echarte para atrás en un clásico, no puedes pensar que el cronómetro será nuestro aliado.

Y esos jugadores, ¿se les ha olvidado cómo jugar? ¿Cómo conectarse? Se cometen errores ridículos, pases no concretados, remates desviados, traslados sin sentido, coberturas sin idea, en fin, parece otro equipo el que vemos hoy

.

Empatar así (en el último minuto) es imperdonable, pero hacerlo contra Querétaro es la peor vergüenza, y no solo eso, es el peor equipo gallo en años. Vergüenza es lo único que se les pide, vergüenza y humildad deportiva para que se pongan a jugar como cada uno de los elementos sabe, queda claro que pueden dar más, mucho más.

La peor noticia es que sigue Pumas, un equipo que en nombre parece muy fuerte y, aunque también llega con una crisis de empates, al menos visita el Lastras, ese estadio donde regalan 3 puntos como cortesía.

En fin, el enojo es evidente, y la afición castigará al equipo. Queda trabajar, esperar y que en una semana se exija el triunfo. Si no, lo mejor para todos, será ir pensando en bajarnos de esa desinflada Jardineta.

También lee: Epidemia de empatitis | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Epidemia de empatitis | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO

Increíble y grave la cantidad de empates en la Liga Mx.

Tomando en cuenta que llevamos 6 jornadas (prácticamente) completas hasta el momento, el número de empates es de preocupar.

Chivas y Pumas son los más graves, 5 empates en 6 partidos. El caso de Chivas es aún peor, ya que solo ha celebrado 3 anotaciones, que los hacen estar entre las peores ofensivas de la historia del club. Por su parte, los universitarios la llevan mal pero su condición de invictos hace que el problema se diluya un poco, sumado a su decente cantidad de goles anotados (7 tantos).

Pero el problema no es solo de eso dos: Puebla, Juárez y San Luis, tienen 4 empates en las 6 jornadas disputadas. Curiosa estadística que nos arroja tan solo a 4 equipos con un handicap favorable de victorias: Tigres, Monterrey, Toluca y Tijuana, los únicos equipos con por lo menos 3 partidos ganados. Del otro lado, Querétaro, Mazatlán y Chivas, no saben qué es lograr 3 puntos en una jornada, y a como van las cosas, ni Gallos ni Chivas parecen muy animados a hacerlo.

El panorama es complejo, la empatitis va a cobrar algunas víctimas pronto, y mientras hay equipos que parece h a sido más mala suerte que mal funcionamiento, otros es seguro que no saben cuál va a ser su cura.

San Luis, que nos importa a nosotros, es uno de esos equipos que simplemente no ha encontrado el gol, un equipo que se defiende bien, que ataca bien, pero que no concreta frente al marco: postes, atajadas y errores han sido la constante en el ataque potosino, sin embargo hay luz al final del túnel, de alguna manera parece que el equipo puede sumar de a tres en los próximos partidos, repito, no se juega mal, el equipo funciona, solo hace falta ser más certeros.

Como apunte final, sigo sin entender a la gente que pide a Vitinho (jugador que aún no ha marcado diferencia en el marcador) o a Sambueza de titulares. Ni el argentino ni el brasileño son goleadores, y meterlos al campo es sacrificar a buenos elementos como Waller, Sanabria, Dourado o Iniestra. Soy de la idea de que los equipos deben armarse de atrás para adelante, lo importante es que no te anoten gol, después llevar el balón por la cancha, para terminar las jugadas, hasta aquí, bien, ahora solo falta terminarlas con gol, y ni Vitinho ni Sambueza son especialistas en eso. Solo así el equipo saldrá del limbo de la epidemia de empatitis de la Liga Mx.

También lee: Que ya definan | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Oye, Germán | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO 

La afición al futbol en San Luis, ha sido muy benevolente en varias ocasiones, hacer un ídolo en sus equipos es relativamente fácil. Desde hace algunos años, directivos, dueños y hasta la federación han entendido que el negocio se mantiene con espectaculo, dejaron al deporte de un lado, primero la lana, después los resultados.

Con esto, cada que llega una época de reforzar a los equipos, los aficionados sueñan con tener a un nuevo ídolo, alguien que venga a alimentar las ilusiones para ser un referente con la camiseta, alguien que rompa las redes adversarias o defienda con todo su portería. Hacer ídolos es muy fácil, mantenerlos, no.

Por eso, Germán, tu fuiste construyendo tu camino, tal como lo decías en tu video de despedida, llegaste muy joven, a un equipo que recién estaba reapareciendo después de años de ausencia en la primera división. Llegaste a buscarte un lugar, a ganar minutos, a responder con esfuerzo y goles. Y tal cual, así fue tu historia con San Luis: un equipo pequeño pero con una afición de corazón enorme, un equipo que la rompió en el ascenso pero en primera nos tocó sufrir, un cuadro lleno de esperanzas y una hinchada desbordante en ilusión.

Poco a poco ganaste minutos, anotaste goles y terminaste siendo el referente titular del cuadro en ofensiva, fuiste campeón goleador, y le diste puntos valiosos al equipo. En pocas palabras: fuiste el ídolo para esta afición, el que se construyó sin nombre, el que llegó siendo un desconocido y salió como el gran goleador de este humilde equipo.

Germán, este fin de semana te tocará (posiblemente) volver a pisar el Lastras, pero ahora será como rival, como ese ídolo que ya se fue, que ahora regresa a jugar con otra camiseta.

Por favor, no cometas el error de otros, haz que tu recuerdo se mantenga intacto. No te pido que no juegues a tu ritmo, ni tampoco estoy diciendo que no la metas si tienes la oportunidad, al contrario, lucha cada balón como si fuera el último, pártete el alma en cada jugada, defiende tus nuevos colores, tal como nosotros sabemos que lo haces, demuéstrales tu valor, enséñales por qué te contrataron. Solo te pido que si vuelves a pisar el Lastras algunos minutos, voltees a la tribuna, y recuerdes que esta afición te verá con respeto, con total admiración, que esta afición potosina, te encumbró como un ídolo, eso, por favor, nunca lo olvides, Germán.

Por último, no puedo dejar de mencionar la sonrisa tras sus palabras de un grande como Coudet, cuando en la conferencia de prensa al final del encuentro entre Celta de Vigo y Pumas en CU, no duda en decir que él va a regresar al futbol mexicano, pero no a cualquier lugar, lo dice con todas sus letras, “me gustaría dirigir a MI SAN LUIS”, grande Chacho, otro que entendió su lugar, ídolo de toda esta gente, ÍDOLO EL CHACHO COUDET.

También lee: Realidad reflejada | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

Opinión