Columna de NefroxDeportesTesteando

La liga perdida | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Testeando

 

2020 es y seguirá siendo un año histórico. Pasarán los años, las décadas e incluso los siglos y probablemente se seguirá recordando todo esto que estamos viviendo. Los niños del futuro van a estudiar el 2020 como la época de gran confinamiento. 

En el deporte y en especial el futbol, las cosas están sucediendo de manera extraordinaria, las ligas que pararon, las copas que se suspendieron, las eliminatorias que no arrancaron, y por otro lado las cosas dramáticas, jugadores contagiados, directivos pensando en recortar gastos y aumentar ganancias, tribunas vacías y poca seriedad en calendarios. El futbol también sufre el pago de factura. 

Pero, la Liga MX ya comenzó, se jugó (de milagro) la primer jornada del torneo, un torneo atípico que arranca con sus condiciones y formas muy propias. 

Monterrey es el actual campeón, Cruz Azul ahora lucha en tribunales, Puebla es el superlíder, Morelia parece haber descendido, Mazatlán de pronto tiene equipo y un espectacular estadio, y ahora hay futbol casi todos los días. Poco recordamos de esa liga que murió, esa que hace unos meses desapareció de pronto a mediados de marzo. 

El futbol es de momentos y ya se nos olvidó la mala campaña de Monterrey y la genialidad que estaba logrando Cruz Azul; ya se nos olvidó quien iba de líder de goleo y de que contabamos las horas para que echaran a técnicos como Mohamed, Rafa Puente o al mismo Memo Vázquez; qué fácil fue olvidar aquel último partido de Morelia en el Morelos (todavía con gente por cierto) y los problemas de Renato Ibarra. Qué fácil se olvidó. 

El Clausura 2020 se murió, se infectó de covid y terminaron con sus días; bastaron unos meses para olvidar su triste historia y reactivar (casi) como si nada hubiera pasado. 

El tiempo va a pasar, la historia estudiará al 2020, y ojalá los años no nos hagan olvidar a esa liga que se murió, a ese Clausura 2020 que nunca nos dio un campeón, ese que simplemente un fatídico día, se murió.

También lee: Liga de miedo | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Nota Anterior

Reportan la ejecución de una pareja cerca de la calle Papagayos

Siguiente Nota

Dora, el colmo de la ambición nazi | Columna de Roberto Rocha