Estado

SS no debe investigarse a sí misma por caso Infinite: Ciudadanos Observando

Por: Abelardo Medellín

La secretaria de Salud de San Luis Potosí debe renunciar a su puesto y no investigarse a sí misma respecto a los contratos que la vinculan con las empresas del grupo empresarial Infinte, del cual es director Gabriel Alan Salazar Soto, recientemente señalado por una red de fraudes a través de su grupo de empresas, dijo en entrevista el vocero de la asociación civil Ciudadanos Observando, Guadalupe González Covarrubias.

El vocero de Ciudadanos Observando comentó que las intenciones de la secretaria de Salud, Mónica Liliana Rangel Martínez, para que la dependencia a su cargo se investigue a sí misma, es “ridícula”; Guadalupe González agregó: “eso que lo hagan, pero no lo tomaremos como algo serio, no, esto tiene que ir a consecuencias serias, los tiene que investigar la Unidad de Inteligencia Financiera para determinar si hay lavado de dinero, tiene que intervenir la Fiscalía General de la República porque son delitos federales, tiene que intervenir la Auditoria Superior de la Federación porque hay dinero federal en juego y la Auditoría del estado porque también tienen dinero ahí”.

Guadalupe González dijo que, ante lo revelado por la investigación ciudadana, la secretaria Rangel Martínez deberá dejar el puesto, ya que: “si sigue en el puesto, se corre el riesgo de que se oculten documentos, los escondan, y ella con el poder que ejerce al interior de la secretaria, haya una investigación sesgada, por lo tanto, por salud, ella debe separarse del cargo de manera voluntaria y está a tiempo de mostrar cordura y hacerse a un lado”.

De acuerdo con González Covarrubias, tras una investigación amparada en pruebas contundentes y solicitudes de información se comprobó que tanto Gabriel Salazar, su hermano y otros socios han sido beneficiados con pagos de, por lo menos este año, 19.7 millones de pesos, a través de contratos con la Secretaría de Salud, sin embargo “estos 19 millones de pesos son a penas una probadita de todo lo que pudimos comprobar”, dijo el vocero.

Guadalupe González aseguró que de las 24 empresas que ha afirmado tener Gabriel Salazar Soto en su grupo Infinite, solo están operando de forma regular un par de ellas, además de que “se descubrió que hay otro grupo de empresas que este cuate no pone en sus espectaculares, pero que sus socios están metidos y también cobran en la Secretaría de Salud, encontramos mínimo otras 10 que este cuate mantiene en perfil bajo”.

El vocero de Ciudadanos Observando señaló que, de acuerdo con la investigación, la mayoría de los contratos que los servicios de salud contrataron al Grupo Infinite, fueron irregulares pues muchos de ellos ni siquiera pasaron por un proceso de licitación.

Sobre los servicios que contrataba la Secretaría de Salud a las empresas de Gabriel Salazar Soto, Guadalupe González comentó: “le contrataban de todo, increíble, mensajes en medios masivos de comunicación, le contrataban brindis de bienvenida, le contrataban consultorías, impresiones de todo tipo y otros servicios que les llamaban mantenimiento, limpieza, de todo”.

Añadió que serían “terribles” las consecuencias de estos manejos irregulares del dinero que gasta la Secretaría de Salud: “son un grupo de empresas de Gabriel que en su mayoría son fantasmas, ya las visitamos y en suma la secretaria gastó en ellas alrededor de 200 millones, imagínate lo que se podría hacer con eso en beneficio de la gente, por eso es una afectación terrible, imagina 200 millones de pesos en medicamentos, camas, equipos, ¡respiradores!, para el Covid-19 […] a veces por falta de equipo médico la gente fallece, eso es lo que provoca la corrupción, la muerte”.

También lee: Ciudadanos Observando exige destitución de Mónica Rangel en Salud estatal

Nota Anterior

1917 | Columna de José Miguel Fernández Rendón

Siguiente Nota

Peyote | Columna de G. Carregha