#4 TiemposCebando mates

Proceso e identidad blanquiazul | Columna de Israel LM Elizondo

CEBANDO MATES.

El Partido Acción Nacional en San Luis Potosí va A enfrentar un proceso de selección de candidatos con más dudas que certezas. Su principal desafío es salir unido para ser competitivo. El otro reto es encontrar o recuperar su identidad; alejarse de la extrema derecha y presentarse como una opción de centro derecha moderna e incluyente, sin tanto conservadurismo para atraer el voto millennial y centennial.

Cabe señalar que la última encuesta de El Financiero indicaba que el 58 % de los encuestados tienen una opinión desaprobatoria del blanquiazul y sólo cuenta con un 10 % de intención de voto[1], por lo tanto, la marca PAN carga con más negativos que positivos. Para la campaña de la gubernatura del estado tienen que postular a un candidato que sea atractivo para la ciudadanía, no sólo para la militancia.

Hipotéticamente, un consultor externo les aconsejaría que presentaran al perfil con mayor popularidad (Xavier Nava Palacios) y evitar la elección interna, que siempre desgasta. Puede ganar un panista reconocido al interior del partido, pero poco conocido al exterior o presentar malos candidatos como hicieron en 2009 y 2015. Exactamente, el verdadero riesgo son las traiciones rumbo al 2021, la operación cicatriz y los acuerdos son fundamentales para contender.

En definitiva, aliarse con el PRD sería un sinsentido ideológico. En 2018, le cedieron una curul en la fórmula para el senado, que terminó pintándose de verde para operar a favor del oficialismo. Una coalición con el Sol Azteca enviaría el mensaje al electorado que no importan los valores. Por consiguiente el programa y propuesta tienen que discutirse entre el panismo, un verdadero debate de ideas, ¿qué tipo de derecha quieren ser?

Para empezar desmarcarse de la ultraderecha de Frena y de las arengas de odio como la de Francisco Martín Moreno. No replicar el discurso de que México es una dictadura, tiranía o Venezuela del Norte. No recriminar al votante desencantado de Morena con una falsa superioridad intelectual, mejor proyectar una salida. Realizar el diagnóstico sub nacional, desde la realidad potosina.

 

[1] https://www.elfinanciero.com.mx/nacional/el-39-de-los-mexicanos-esta-dispuesto-a-votar-por-morena-en-2021-el-11-por-el-pan-y-el-10-por-el-pri?fbclid=IwAR2wg86M9I77iHppEBJT9CAzFaEQ0FqTix9zqvQDnwr5y8rc1BUrgosRGVI

 

Paralelamente observar la radicalización de la derecha en otras latitudes. Para los fines de nuestros argumentos tomemos el caso Español: ideológicamente, el Partido Popular y Ciudadanos fueron arrastrados por el relato de la extrema derecha de VOX, un partido nacionalista, monárquico, franquista, homofóbico y xenófobo. Bolsonaro, Trump y Jeanine Añez son algunos representantes de las nuevas caras de la derecha, en palabras de Enzo Traverso: neo fascistas.

Al negársele el registro a México Libre, Acción Nacional tiene la oportunidad de concentrar el voto de la oposición sin la división del electorado conservador. Primeramente, tienen que dirimir sus procesos internos con civilidad política. Segundamente, presentar un programa de gobierno donde quede establecido qué tipo de derecha son: extrema, reaccionaria o liberal del siglo XXI.

Twitter: @LmElizondo

 

También lee: Destapes, aspirantes, aliados y alianzas | Columna de Israel LM Elizondo 

Nota Anterior

SEGE renueva instalaciones durante periodo de clases a distancia

Siguiente Nota

PAN se fractura; Marco Gama rechaza método de elección a candidato a gobernador