DestacadasMéxico

Potosinas en la secta NXIVM: “fui la primera esclava sexual de Keith Raniere”

Una corte en Nueva York ha condenado a 120 años de prisión al supuesto líder espiritual y empresarial. De las 15 mujeres que declararon en su contra, tres son Matehuala

Por: Redacción

Abuso sexual de decenas de mujeres en nombre de superación personal, así operó durante años Keith Raniere en la secta NXIVM que el mismo fundó y que le ofrecía a sus seguidores y seguidoras, muchas y muchos personas de éxito y fortuna, felicidad y empoderamiento. Ayer Raniere fue condenado en Nueva York a 120 años de prisión por cargos de tráfico sexual, extorsión, delincuencia organizada, amenazas y abuso de menores. Esta historia que pareciera tan distante, tiene una conexión directa con San Luis Potosí, pues una de su primera víctima, identificada como Camila es originaria del municipio de Matehuala, su testimonio fue fundamental en el juicio.

La sentencia fue posible gracias al testimonio de quince mujeres, una de ellas Camila, que actualmente tiene 30 años de edad y es considerada como la primera esclava sexual de Raniere. Ella asegura que fue abusada cuando apenas tenía los 15 años y él 45, el 18 de septiembre de 2005.

El abuso de Raniere dejó secuelas graves en Camila, al grado de pensar en el suicidio y considerar que su valor como persona radicaba en la opinión de este supuesto líder espiritual:

Hizo que yo creyera que mi valor como persona radicaba en lo que él sintiera sobre mí. Me ha costado mucho tiempo procesar el trauma que me causó. Me robó mi juventud. Usó mi inocencia para hacer lo que quiso conmigo, aún tengo problemas en identificar el límite entre una relación normal y una abusiva, pero aprendí que la sobrevivencia es instintiva incluso en las circunstancias más retorcidas”, narró Camila ante la corte.

Dos hermanas de Camila, Daniela y Mariana, también hablaron contra Raniere. Daniela contó que la secta la mantuvo encerrada por dos años, debido a que se interesó por alguien más y subió de peso, pues Raniere les exigía a sus víctimas estar delgadas, al punto de desarrollar trastornos alimenticios y las marcaba con sus iniciales.

En su testimonio, India Oxenberg, hija de la actriz Catherine Oxenberg, se refiere a Rainiere como un “depredador sexual”, un “racista” un “mentiroso” y un “sádico”.

Otras de las personas involucradas en el caso son: Emiliano Salinas Occelli, hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari; Alex Betancourt, socio en varias empresas de Salinas Occelli, ambos coordinaban el programa de cursos, seminarios de NXIVM, pero han rechazado tener conocimiento de las atrocidades cometidas por Rainiere. También se encuentra Rosa Laura Junco, hija del empresario Alejandro Junco de la Vega, señalada como la responsable de guardar material íntimo de las víctimas, el cual después eran extorsionadas para evitar que huyeran.

Ante todo esto, Rainiere niega haber cometido algún delito, “Es cierto que no me arrepiento de los crímenes que creo que de hecho no he cometido. Pero sí me arrepiento profundamente de todo este dolor”, fueron las palabras del acusado ante la corte.

Con información de: The New York Times.

Nota Anterior

#Elecciones2021 | El sueño imposible de ser candidato independiente en SLP

Siguiente Nota

Crean iniciativas para castigos más severos en reincidencia delictiva en SLP