CiudadDestacadas

Ocultan daños en Centro Nacional de Súper Cómputo de SLP para engañar al IMSS

Para lograr contrato de 400 MDP, esconden daños estructurales, físicos y de Recursos Humanos.

Por: Redacción
 
Investigadores del CNSC, de los únicos laboratorios que genera recursos al IPICYT ubicado en San Luis Potosí, denunciaron el descuido de sus instalaciones así como los riesgos que implica el ocultamiento de daños y falta de mantenimiento para con sus clientes del sector público y privado.
A nivel nacional, medios de comunicación especializados han dado la alerta al Instituto Mexicano del Seguro Social para que reconsidere el otorgamiento de un contrato que ronda los 400 millones de pesos con el Instituto para migrar a la nube información logística y física a través del laboratorio ubicado en tierras potosinas.
 
De acuerdo a un grupo moderado de científicos, el Centro de Súper Cómputo, ha dejado de ser “súper” y se encuentra al borde de arruinarse técnicamente, lo que comprometería la información y datos que tanto empresas privadas como instituciones públicas como Sedatu, la Universidad Autónoma de México, y otras, resguardan en las instalaciones potosinas.
 
Como referencia, los investigadores y colaboradores relataron a LaOrquesta.MX que el pasado 25 de septiembre, como parte de los trámites previos al posible y millonario contrato, personal del IMSS acudió desde la Ciudad de México a inspeccionar las instalaciones para verificar personalmente el estado estructural y técnico del laboratorio, no obstante –se quejaron- la administración del Centro ocultó fallas y daños de forma que calificaron como “ingeniosa pero negligente” tapando incluso con papel de china tricolor, grietas, fisuras y desperfectos, simulando adornos patrios.
 
“Fue un acto de complicidad grosera o un acto de ingenuidad supina”, advirtieron.
 
El Centro Nacional de Súper Cómputo, es el único que genera recursos al Instituto; sin embargo, la actual dirección del mismo ha sido incapaz de conseguir nuevos contratos, pero sobre todo de dar atención y mantenimiento a un laboratorio que resguarda y maneja datos e información de organizaciones muy delicadas.
 
En reportes periodísticos nacionales, también ha trascendido que el desgaste del laboratorio es estructural, técnico, de recursos humanos y hasta de prestigio.
Ante esto, la administración del IPICYT actúa con indiferencia ante la crisis del CNS, pues no aporta recursos para las reparaciones urgentes en el área del Datacenter lo que ha provocado agrietamientos y daños estructurales en el inmueble que resguarda al equipo de súper computo, así como la infraestructura que alberga la información de dependencias gubernamentales, mismas que pagan dicho servicio. “Desde hace meses la cristalería ya muestra fisuras y se han expuesto los equipos a cambios drásticos de temperatura que, por razones técnicas; debe oscilar entre 14 y 18 grados pues las altas temperaturas los ralentizan. Esto puede provocar fallas y según la temperatura que alcancen, pudiera generarse situaciones irreparables y una grave pérdida de información” reportó el portal Tecnoempresa.MX
 
Paradójicamente, el obtener el contrato implicaría engañar al IMSS y poner en riesgo infraestructura física y lógica de esa institución, pero perderlo pone en peligro el futuro del propio laboratorio.
Seguiremos informando.
 
 

Nota Anterior

Alumnas presentan iniciativa de paridad de género en representantes estudiantiles de la UASLP

Siguiente Nota

AMLO anunció tres obras carreteras para SLP