#4 TiemposColumna de Educiac

Derechos de las juventudes: de la tutela a su garantía | Columna de Educiac

Transversalizar la perspectiva de juventudes para erradicar la discriminación.

 

La crisis de Derechos Humanos (DDHH) que vive México ha afectado de forma desigual a grupos que historícamente han sido invisibilizados. Entre ellos, las juventudes, que viven en condiciones de marginación y vulneración de sus derechos más elementales, como la educación, el trabajo, la salud, la recreación, entre otros, y que muchas de las veces son atrapadas en redes del crimen organizado o trata de personas.

El Estado debe garantizar a las personas jóvenes un desarrollo integral como sujetas/os de derechos y no como objetos de tutela. Para ello, es crucial transversalizar la perspectiva de juventudes y propiciar cambios en la sociedad, erradicar el adultocentrismo, la discriminación y la estigmatización; situaciones que les han colocado en desventaja ante las situaciones precarias de la vida.

 La CEPAL (2007) da muestra de las condiciones ambivalentes bajo las que se desarrolla este grupo etario: 1) mayor acceso a la educación, pero menos oportunidades para un empleo; 2) mayores habilidades y capacidades, pero creciente marginación urbana; 3) más acceso a la información, pero menos acceso al poder y a las instancias públicas; 4) altas expectativas de autonomía, pero mínimos apoyos para materializarlas; 6) aptitud para el cambio productivo, pero excluidos de oportunidades en donde puedan poner en operación dicha ventaja.

La desconfianza social, la falta de trabajo y el desdeño político, contribuyen a la exclusión de las juventudes del estado, por lo que es urgente transformar esta situación social mediante mecanismos que permitan adquisición de saberes, profesionalización, integración social, prevención del delito, cultura de paz y empoderamiento de las personas jóvenes.

Debemos trabajar en erradicar las prácticas discriminatorias que truncan de forma definitiva el desarrollo de las juventudes. Además, de difundir el conocimiento de los Derechos Humanos para que se procure y garantice su cumplimiento.

También lee: Espacio público en disputa: problemáticas en torno a las juventudes y las mujeres | Columna de Educiac

Nota Anterior

Docente acusa a la SEGE y al SNTE por despido injustificado y persecución política

Siguiente Nota

Hombre se suicidó en separos de la Policía Estatal, confirma FGESLP