#Si SostenidoMosaico de plumas

Agregar al carrito | Columna de Andrea Lárraga

Mosaico de plumas

 

Suena el despertador, despiertas, desactivas la alarma. Desbloqueas el celular, ves tus notificaciones, actualizas el inicio de tu Facebook y Twitter. Un vistazo a los titulares de noticias más importantes mientras terminas de abrir los ojos. Todo igual. Muertos y memes, si tienes suerte una nota sobre deportes y otra más sobre la farándula. Ahora visitas el sitio web que te informa sobre las ofertas mas destacables en los comercios en línea.

Nada interesante. Es tiempo de ir a tu carrito de compras en Amazon. Tienes la esperanza que bajen los precios de esos productos innecesarios pero que el capitalismo te ha dicho que se verían bien en tu habitación. De nueva cuenta revisas las promociones. ¡Bingo! Un cupón de 250 pesos sólo por dar tus datos a Amazon. No te detienes a pensar en el robo de informacion que se produce en los sitios en línea. Ni siquiera recuerdas el documental que viste hace dos navidades sobre Edward Snowden. Quizá porque tus datos se encuentran disponibles para cientos de algoritmos que te sugieren todos los días compras que estaban solo en tu mente desde que compraste un celular y te exigió darle derecho sobre ti. Registras tu perfil de Facebook. El cupón aparece al concluir el formulario.

Bien. Ahora tienes 250 pesos para gastar en cualquier tontería de más de 600 pesos que no necesitas. Piensas por un momento en lo que comprarás, un par de segundos te das cuenta que no hay nada que requieras. Abres de nueva cuenta el sitio que reúne las promociones del día con la esperanza de aprovechar al máximo tu cupón. Una taza de Mickey Mouse que se conecta al ordenador para mantener caliente tu bebida parece una buena opción de compra cuando de repente aparece una bicicleta en 500 pesos, es la oferta relámpago del día.

Los comentarios dicen que el cupón es válido aunque no cumple con el monto mínimo de los términos y condiciones de la promoción. ¡HA, HA, HA! Te ríes como Nelson de Los Simpsons. Una falla en el código te hará adquirir una bicicleta por 250 pesos. Agregar al carrito. Proceder a pagar. Dos toques más en la pantalla de tu móvil y será tuya. Listo. Ahora sólo resta esperar por su entrega en dos días.

Una sonrisa se dibuja en tu rostro porque según tú le has ganado al sistema. Un sistema que desde niña te preparo para este momento. ¿Recuerdas cuando no comprabas nada en los recreos para al final de día adquirir un paquete de estampitas y llenar así, un álbum de Candy Candy que 20 años después se ha de contener unos metros bajo tierra contaminando un par de ríos? Comprar y gastar tu dinero en algo que no necesitas porque no tienes tres años, no tienes hijos ni conocidos de esa edad. Pero de eso se trata, consumir y creer que estás ahorrando sólo porque decía oferta. No sólo tiraste dinero que pudiste invertir o guardar en caso de una emergencia.

Vendiste tus datos sin premura y alimentas el código de algún algoritmo. Ahora los próximos anuncios estarán basados en una bicicleta para niños. Te aparecerán tiernos niños con juguete con grandes ojos que despertarán en ti el instinto de ser madre. Quizá el sistema tenga suerte y logre convencerte de traer uno más de tu especie a este mundo. Necesitarás comprar cientos de pañales de un solo uso. Ropa y más ropa que se vende a precio de adultos, pero creerás que es necesario que tenga tantos cambios porque la gente dirá que parece retrato si compras la indispensable. Además tendrá que ser de “marca”, una de esas que explota a sus trabajadoras para que tu bebé luzca como modelo de Instagram.

La que no parecerá modelo después del parto serás tú, necesitarás volver a los estándares de belleza, para ello requieres comprar un par de cremas y mucho maquillaje, pero no tendrás el tiempo necesario para ir al centro comercial a adquirirlas. No te preocupes, las tiendas en línea serán tu solución: agregar al carrito y procesar pago

También te puede interesar: Apuntes sobre las posadas | Columna de Andrea Lárraga

Total Page Visits: 144 - Today Page Visits: 4
Nota Anterior

AMLO nombró a Raquel Buenrostro como nueva titular del SAT

Siguiente Nota

Piden no usar pirotecnia en SLP; en 2018 hubo 87 accidentes