CiudadDestacadas

Villa de Reyes sí paga daños a familiares de hombre asesinado: Briones

La sentencia del tribunal no estipula que el Ayuntamiento de Villa de Reyes debe pagar 2.5 mdp en una sola exhibición a la familia de un hombre asesinado por agentes municipales

Por: Redacción

Érika Briones Pérez, alcaldesa de Villa de Reyes, afirmó que el Ayuntramiento ha programado el cumplimiento de pagos ordenados por el Tribunal Estatal de Justicia Administrativa, luego de que un hombre fuese asesinado por elementos de la Policía Municipal en 2015, lo que derivó en que el gobierno municipal tuviese que pagar poco más de 2.5 millones de pesos.

La alcaldesa señaló que el proceso penal determinó la no culpabilidad de las autoridades señaladas, pero ante un posterior juicio administrativo, por omisión de la anterior administración municipal al ser la única autoridad en no contestar la demanda, el proceso se fue en rebeldía y se determinó la responsabilidad administrativa del Ayuntamiento de Villa de Reyes.

Agregó que al asumir la administración del municipio ya con una sentencia, se ha actuado para cumplir con el mandato judicial, pero ante la imposibilidad de consignar el recurso total de lo estipulado por la instancia jurisdiccional y debido a que el tribunal no ordena el pago en una sola exhibición, el Ayuntamiento determinó cumplir mediante pagos parciales, por lo que se considera que la sentencia está «En ejecución» y no se ha incumplido.

Finalmente, el Ayuntamiento villareyense detalló que se han consignado dos pagos y se tiene programado un tercero en los próximos días por una cantidad de 100 mil pesos, además de que se hizo del conocimiento de este hecho a la Auditoría Superior del Estado, pues aunque la anterior administración municipal erogó 14 millones de pesos por asesoría jurídica, no se dio respuesta a la demanda en tiempo y forma. 

Érika Briones sería destituida como alcaldesa de Villa de Reyes; ¿por qué?

Nota Anterior

Robo a casas en SLP ha incrementado 40% desde el 2015

Siguiente Nota

Intolerantes hasta morir: bufones vs feos | Columna de Óscar Esquivel