febrero 9, 2023

Conecta con nosotros

Noticias en FA

Soledad realizará Rodada Rosa este martes

Publicado hace

el

La dirección de Deportes del ayuntamiento soledense invitó a que los asistentes porten una prenda rosa durante el recorrido a realizarse este 25 de octubre

Por: Redacción

Juan Carlos Torres Silva, titular de la Dirección de Deporte Municipal de Soledad de Graciano Sánchez, invitó a participar en una rodada con temática especial, este próximo martes 25 de octubre, a fin de continuar con la concientización de las mujeres y hombres soledenses respecto al cáncer de mama y las estrategias para prevenir la enfermedad que día tras día cobra la vida de un mayor número de ciudadanos.

El funcionario municipal explicó que de acuerdo a lo marcado por Leonor Noyola Cervantes, alcaldesa de Soledad de Graciano Sánchez, su dirección realizará la “Rodada Rosa”, la cual busca fomentar entre las y los participantes la cultura de la prevención. “Tenemos planeada la rodada rosa esto en el marco del mes en donde se conmemora la lucha contra esta enfermedad”, señaló.

El Director de Deporte Municipal, invitó a las y los participantes de la rodada a que porten una prenda color rosa como símbolo de mostrar empatía y apoyo

. Además, recordó que al día de hoy, en el municipio se han realizado 14 rodadas nocturnas, las cuales han sido todo un éxito gracias al apoyo que ha mostrado la ciudadanía que se suma a cada una de las ediciones que se realizan semanalmente y que tienen como punto de partida la plaza principal del municipio.

Torres Silva señaló que las rodadas tienen como fin también promover la actividad física para promover los buenos hábitos de salud entre la ciudadanía. Por último, agradeció el apoyo a la alcaldesa Leonor Noyola Cervantes quien se encuentra ocupada y preocupada por el bienestar de sus gobernados.

También lee: Soledad tendrá feria del empleo para discapacitados, refugiados y otros grupos vulnerables

#4 Tiempos

Noches medievales | Columna de Juan Jesús Priego

Publicado hace

el

LETRAS minúsculas

 

Ha habido en mi casa una avería eléctrica y estoy sin luz, sin televisión y sin computadora. La luz elige casi siempre para irse las horas más inoportunas. ¿Por qué no a mediodía?, ¿por qué, en cambio, a las diez de la noche, hora en que más la necesito? Mañana llamaré al electricista, pero sólo hasta mañana. Hoy me acuesto temprano.

¡Qué silenciosa está mi casa de noche! ¡Y qué llena de misterios! Esta penumbra me recuerda los años de mi niñez en Tamazunchale, cuando, en tardes de tormenta, la luz se iba a la hora del crepúsculo y ya no regresaba sino hasta bien entrado el otro día.

¡Y yo que pensaba acabar esta misma noche el capítulo de una obrita que estoy escribiendo! Pues bien, lo más seguro es que no lo acabe. Hoy me acostaré temprano; hoy, por primera vez en muchos años, me iré a la cama a las diez de la noche.

En cierto sentido, qué bueno que se haya ido la luz, pues de lo contrario me la pasaría garrapateando papeles y acomodando carpetas hasta después de medianoche, como suelo hacerlo. En realidad, casi podría decir que estoy contento de que se haya ido la luz: es como si a Sísifo, de repente, le hubiese sido quitada la piedra de los hombros y se le concediera, por extrañas razones, un pequeño descanso. Aprovecha, Sísifo: es sólo por hoy que se te concede una tregua. ¡Sólo por hoy! Bendice la ocasión, aprovecha la oportunidad.

Hoy me siento como uno de esos hombres del medioevo que respetaban religiosamente los ciclos del día y de la noche, de la luz y de las tinieblas, del trabajo y del descanso, y una paz inconsciente se apodera de mí, una lasitud nostálgica que no sabría describir con exactitud.

Una voz interior me dice: «Eso, eso es. Hay una bendición especial para quienes respetan la noche. ¡Bienaventurados los que duermen a sus horas, porque mañana despertarán con nuevos bríos!».

¿Sabía usted, lector, que la media nacional de sueño en el Japón es de sólo 5 horas por día? Esto quiere decir que, por un japonés que duerme las ocho horas que, según se dice, debemos dormir todos, hay otro que sólo duerme dos. Ahora bien, ¿cómo hace este otro para permanecer de pie, para seguir adelante y no caerse? Ah, ya lo sabemos: gracias a esas sustancias prohibidas que nadie ignora cómo se llaman…

Sin embargo, para el hombre medieval el día comenzaba con el alba y acababa poco después de la puesta del sol. A este hombre, sabio entre los sabios, ni siquiera se le ocurría trabajar de noche, y aunque se le ocurriera, jamás le habría permitido la sociedad hacer tal cosa. ¡Trabajar de noche era considerado entonces como algo sumamente peligroso!

El trabajo nocturno, en el medioevo, estaba incluso penado por la ley. En primer lugar, porque el que trabajaba de noche tenía que hacerlo necesariamente a la luz de las velas; ¿y qué pasaría si por una torpeza o una infeliz una inadvertencia se producía un incendio en su taller mientras sus vecinos dormían? El fuego, entonces, se propagaría con rapidez por toda la ciudad y provocaría innumerables desgracias.

Tampoco se trabajaba de noche porque los operarios, alumbrados por la luz deficiente de las candelas, no podían producir sino obras de ínfima calidad: el tejedor ensartaría mal la aguja en el género, y la prenda, así, terminaría siendo igual de cara, pero sin duda menos resistente; el orfebre engarzaría mal la piedra al anillo, y el comerciante manejaría con poca exactitud –y menos escrúpulos- las pesas y las medidas. Y ante semejantes eventualidades, ¿quién terminaría pagando los platos rotos? ¡Claro que el consumidor!, pues es bien sabido que cuando de equivocarnos se trata, los humanos casi siempre lo hacemos a favor nuestro y en contra de los demás. Entonces, y por si las dudas, lo mejor era no trabajar de noche.

Otra razón por la que el trabajo nocturno estaba prohibido en aquellos tiempos benditos era ésta: porque daba pie a la competencia desleal y a la explotación de los obreros. La codicia, como sabemos, no tiene límites, y permitirle a un patrón que trabajara de noche era tanto como darle licencia para esclavizar a quienes dependieran de su salario.

No, los medievales no eran esos tontos que a menudo aparecen en nuestros manuales de historia. Sólo que ellos tenían una visión comunitaria de la vida que nosotros hemos perdido ya. Ellos sabían que lo que se hace de noche no se hará bien, y que las consecuencias que se produzcan a causa de los desvelos del trabajador tendrá que pagarlas más tarde la ciudad entera.

Hoy hacemos como si el mal dormir de los obreros careciera de importancia, y hasta defendemos nuestro derecho a trabajar a la hora que sea. Pero, en el fondo, lo sabemos: los desvelos sistemáticos causan más desgracias en el mundo que los paros cardíacos y los enfisemas pulmonares. Por lo pronto, un amigo mío muy querido aún estaría con vida si no lo hubiera arrollado un auto que era conducido, precisamente, por un trabajador que había doblado turno, como se dice, y que conducía por las avenidas no únicamente amodorrado, sino bien dormido.

¡Y pensar que hay todavía quienes emplean todavía la expresión tiempos bárbaros para referirse a los siglos medievales! ¡Como si los señores que vivieron en aquellas épocas no tuvieran ya nada que enseñarnos!

Pero acabemos de una vez con estas disgresiones, que van tomando ya la forma de lo interminable. ¿No quedé conmigo mismo que por lo menos hoy me iría a la cama a las diez de la noche?

Pues bien, sí, señores: hay una bendición reservada a aquellos que se acuestan temprano: sólo ellos gozarán la dulzura del alba, el frescor del amanecer.

Por eso, bienvenido el apagón. Buenas noches.

También lee: In/comunicación | Columna de Juan Jesús Priego

Continuar leyendo

Noticias en FA

Feminicida de Rioverde recibe 42 años de prisión

Publicado hace

el

El sujeto privó a la victima de su libertad y le golpeó la cabeza gravemente

Por: Redacción

La Fiscalía Especializada en Feminicidios de la Fiscalía General del Estado (FGE), informó que, en coordinación con personal adscrito a la Cuarta Delegación, lograron una sentencia condenatoria de 42 años y seis meses de prisión, en contra de un José Bernardo “N”por el delito de feminicidio en el municipio de Rioverde.

Los hechos se suscitaron el 17 de enero de 2021 cuando, José Bernardo “N”, atropelló a la víctima y a su acompañante,

para después privarla de la libertad y trasladarla a la colonia El Naranjal, lugar en donde la lesionó gravemente en la cabeza, lo que le provocó la muerte.

Jose Bernarndo, además, de tener una sentencia por 42 años, se le sumarán cinco meses más por el delito de lesiones en agravio de otra mujer que fue herida en este mismo hecho.

También lee: Crisis de personas desaparecidas en Cerritos

Continuar leyendo

Destacadas

Miriam Yolanda Martínez es la nueva alcaldesa de Santa María del Río

Publicado hace

el

Es la tercera persona en ocupar este cargo en lo que va de la administración 2021-2024, entra en sustitución de Yuridia Medina

Por: Redacción

Miriam Yolanda Martínez Trejo fue electa, de manera unánime, por el Cabildo como la nueva presidenta municipal sustituta de Santa María del Río, por lo que resta de la actual administración 2021-2024, esto luego de la renuncia de Yuridia Medina el pasado 21 de enero.

La actual presidenta municipal agradeció a los regidores por la confianza puesta en ella, además de brindar un mensaje a través de su cuenta oficial:

El proyecto al que dio comienzo nuestro querido Emmanuel Govea Díaz seguirá con la misma fuerza que antes porque esta historia la comenzamos de la mano Gobierno, así como sociedad y continuará de la misma forma. Si algo nos une es el amor por nuestro municipio”, detalló.

Miriam Yolanda Martínez es la tercera persona en ocupar este puesto en lo que va de la administración, luego de que el alcalde electo Emmanuel Govea, perdiera la vida en un accidente automovilístico el 31 de diciembre de 2022 y Yuridia Medina renunciara al cargo dos semanas después de haber tomado protesta.

También lee: Alcaldesa de Santa María renunció a su cargo

Continuar leyendo

Opinión