CiudadDestacadas

Saucito y Prados, las colonias con más casos de violencia de género

La burocracia ha impedido que la Unidad Especializada en Atención a Violencia de Género se coordine con otras autoridades para obtener apoyo

Por: Ana Dora Cabrera

Por los auxilios que ha atendido la Unidad Especializada en Atención a la Violencia de Género, de la Secretaría de Seguridad Pública, la violencia física y psicológica se reporta con más frecuencia los fines de semana, cuando aumentan las llamadas de auxilio.

El Saucito, Prados, B. Anaya, Simón Díaz y Las Pilitas son las colonias con más incidencia en violencia de género, de acuerdo con información otorgada a La Orquesta por Perla del Carmen Jaime Parra, policía tercero, encargada de la Unidad, que fue instaurada desde hace más de un año como parte del cumplimiento a lo señalado en la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género en San Luis Potosí, del 21 de junio de 2017.

Dentro de las medidas de seguridad de la Alerta de Género, se señalan las acciones que la Unidad realiza. Según Perla Jaime Parra, está en continúa coordinación con otras dependencias gubernamentales, como el Instituto Potosino de las Mujeres, el Centro de Justicia para las Mujeres y la Fiscalía General del Estado.

La Unidad Especializada en Atención a la Violencia de Género se encuentra en el edificio de seguridad pública, en Eje Vial. Este departamento atiende específicamente los reportes de violencia hacia las mujeres, niñas, niños y adultos mayores.

A Perla del Carmen Jaime Parra, como encargada de la Unidad, le corresponde coordinar las acciones operativas y administrativas de las subunidades en las cuatro regiones de  San Luis Potosí.

La capital está dentro de la región Centro, en la que laboran dieciséis elementos policíacos, hombres y mujeres con un perfil específico: “Todos los que laboramos en la Unidad tuvimos que pasar un examen psicológico, estamos aptos para atender a víctimas”, comentó la  oficial Jaime Parra.

También tomaron cursos, talleres y capacitaciones, como el de actuación policial en materia de género. Perla Jaime Parra considera que es importante seguir la línea de capacitación, por lo que espera que haya más cursos en este tema.

En su opinión, los esfuerzos de la Alerta de Género han funcionado, pues han logrado hacer visible la problemática de violencia contra las mujeres, pero aún falta, sobre todo, más coordinación entre instituciones, porque en algunas ocasiones las acciones operativas de la Unidad son frenadas al no tener apoyo inmediato de otras instancias.

Un ejemplo es el Centro de Justicia para Mujeres, pues su horario laboral es de lunes a viernes, aunque los fines de semana son los días más pesados en cuanto a llamados de auxilios.

La Unidad es operativa, realiza recorridos preventivos y brinda auxilio a través de la Ruta Crítica, que inicia al momento en que la víctima llama al 911, brinda datos e información del problema, acuden los oficiales, se otorga el auxilio, para finalmente proteger a las víctimas. De ser necesario, se canalizan a hospitales o albergues y se procura dar seguimiento.

Otra de las funciones de la Unidad es meramente informativa: aleatoriamente, “los días más calmados”, dice Perla Jaime Parra, los oficiales acuden a escuelas, centros comerciales, lugares concurridos, donde se entregan trípticos informativos a mujeres, adolescentes y niñas.  

La Unidad también da acompañamiento a víctimas que están bajo medidas de protección.

Tan sólo dieciséis elementos realizan esta labor: “atendemos de la mejor manera que podamos con el poco personal, hacemos nuestro trabajo lo mejor posible”, dice la oficial Perla Jaime Parra.

Ella tiene 33 años y dos hijos, lleva cuatro años de policía y reconoce que tiene compañeros “veteranos”, con más experiencia que ella. El trabajo es duro -dijo-, produce un nivel de estrés alto. Al llegar con su familia, procura separar el trabajo del hogar, pero intenta inculcarles a sus hijos el respeto a las mujeres y hombres por igual.

Condenaron a “La Manada” a 15 años de cárcel por violación grupal

Nota Anterior

Cambiamos o nos quedamos como estamos | Columna de Óscar Esquivel

Siguiente Nota

México invertirá 100 mdd para sembrar árboles en El Salvador