Conecta con nosotros

Destacadas

“Rincones Cerveceros”, el pasaporte de la cerveza artesanal potosina

Publicado hace

el

Esta iniciativa ofrece a las y los visitantes conocer la historia de las marcas de SLP

Por: Itzel Márquez

“Rincones Cerveceros” es un programa del gobierno de San Luis Potosí, en el cual las y los visitantes pueden hacer un tour para conocer diferentes marcas de cerveza artesanal.

Las secretarías de Turismo y Desarrollo Económico entregan a las personas un pasaporte con información y la propuesta de un recorrido de cervecerías artesanales en el Centro Histórico, dicha herramienta está en las dependencias participantes y en los bares.

“Rincones Cerveceros” da un recorrido a través de los establecimientos del centro que producen: La Legendaria, Gusto Culposo, Callejón 7B, Central San José e Imperial.

Al llegar a cada establecimiento y mostrar el pasaporte, las cervecerías cuentan su historia y sus procesos de producción, además ofrecen recomendaciones de comida y bebida.

Los lugares incluidos son los siguientes:

La Legendaria ubicada en avenida Universidad #169, esta casa fue la creadora del icónico bar La Oruga y La Cebada y ha obtenido 13 premios desde 2012 hasta 2019 con sus distintas cervezas, en concursos nacionales e internacionales.

Callejón 7B en avenida Universidad #153 en el centro histórico, fueron pioneros en promover la cultura cervecera en el estado a través de este espacio, primer centro de consumo dedicado a la cerveza artesanal; dos de sus cervezas han ganado medallas de oro y plata.

Gusto Culposo ubicado en avenida Universidad #145, centro histórico, la primera producción de esta cerveza salió al mercado el día de muertos en 2017 y ha ganado una medalla con una de sus cervezas.

Central San José en prolongación Pedro Vallejo #325, centro histórico, esta fábrica de cerveza fundada en 2012, sin aditivos, ofrecen estilos y sabores distintos y en 2018 ganaron la medalla de bronce con su cerveza Porter Americana.

Imperial ubicado en Calzada de Guadalupe #200 frente a la Caja del Agua, inició operaciones en febrero de 2012 y actualmente distribuye su cerveza en 100 puntos de venta, así como en otros estados, Imperial ha ganado seis medallas entre 2017 y 2018.

También lee: #EstiloDeVida | Cervezas artesanales potosinas, un mundo por descubrir

Destacadas

Mauricio Ramírez Konishi renunció al PRI para unirse a Movimiento Ciudadano

Publicado hace

el

El ex coordinador de los diputados priistas en SLP anunció: “vamos a formar parte de un proyecto generacional”

Por: Redacción

Esta mañana el diputado Héctor Mauricio Ramírez Konishi anunció que renunció a la militancia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para unirse a las filas del partido Movimiento Ciudadano (MC).

El diputado comentó que no existe una ruptura con el partido tricolor y que en su momento hará un posicionamiento al respecto de su decisión, pero adelantó que el unirse a Movimiento Ciudadano se trata de “un tema de estrategia”.

Ramírez Konishi indicó que se reunió, durante la noche del primero de diciembre, con sus ex compañeros de bancada, y Elías Pesina Rodríguez, dirigente del Comité Directivo Estatal del PRI, donde le externaron su respeto ante su decisión.

Mauricio Ramírez reiteró que no considera que haya una desbandada del PRI para unirse a Moviemiento Ciudadano.

Se debe destacar que el legislador fue elegido como coordinador parlamentario del PRI , por lo que ahora fungirá como diputado independiente; agregó que será decisión de sus compañeros elegir su remplazo.

Esta decisión fue tomada luego de 26 años de pertenecer al partido tricolor.

Continuar leyendo

Destacadas

Tres cuentos y dos fugitivos | Columna de Jorge Saldaña

Publicado hace

el

TERCERA LLAMADA.

 

Hijos de mi vida, regreso aunque sea en jueves tras un viaje a Venus en un barco. Hoy y, como siempre que mi vida licenciosa lo permite, lo hago para Usted mi Culto Público al que comparto en esta ocasión tres cuentos breves que provienen de la chistera de la ficción, no obstante, si algo nota usted de realidad en los relatos, deberá de ser, o por mera coincidencia, o por villana intención sin puntos intermedios.

 

LOS FUGADOS

Están por apagar las luces. Todavía estamos en el pasillo de la zona a la que fuimos asignados desde nuestro ingreso, eso sí, hasta el frente y a la mano como lo ocupa nuestro cómplice. Tenemos que estar fuera de aquí antes de que pasen lista y el último guardia de su ronda con la que despide hasta al último visitante.

Queremos fugarnos, irnos, dejar por fin las filas, las áreas, los pasillos. Dejar de estar formados para poder cumplir nuestro cometido final, ese para el que fuimos hechos, ese destino que la espera te deja claro.

En esto siempre hay dinero de por medio. Siempre. Eso nos falló a ambos. No hubo intercambio monetario y así, las fugas se vuelven casi imposibles.

Pero nuestro “contacto exterior” no podía fallarnos. Minutos antes ya nos había echado la mirada, esa de “estén listos”. Revisó por última vez con disimulo al guardia, las luces, el momento.

De haber podido, corríamos, pero la opción era imposible, nuestro contacto por fin se animó y nos echó encima un abrigo para disimular nuestra presencia.

Caray que tenemos que irnos o se nos agota la vigencia. He de contar que llegamos casi hasta la puerta, podría jurar que olíamos ya los olores de una cocina familiar, la tranquilidad de un tazón o el cálido reposo dentro de una olla caliente.

Malditos espejos soplones que captaron nuestra extraña ausencia. Después supimos que también el ligero abrigo nos había delatado y dinero no hubo: la fuga se había frustrado.

–¡Nada más somos una caja de cereal y una bolsa de frijoles! –Dijimos en nuestra defensa, pero de nada valió.

A María, nuestro contacto exterior, a ella sÍ le fue mal, supimos que le dieron dos años de prisión por procesos viciados, pero sobre todo, por no tener monetariamente nada qué intercambiar.

Si no pudo pagarnos a nosotros, el cereal y los frijoles que en plena pandemia queríamos escapar a la mesa de ella y de sus hijos, menos tendría para un buen intermediario, de esos que sacan en 24 horas o menos a quien de verdad comete grandes motines y fugas y no precisamente para comer.

Supimos que ayer María quedó libre junto con otros 110 contactos por intervención de un gobernador, por fin a ellos se les trató con un poco de justicia. Nosotros acá nunca fuimos cereal ni frijoles con queso, ya nunca seremos desayuno. Somos piezas sin vigencia, guardadas en una bodega en cadena perpetua.

No, no está bien largarse en fuga, ni por una uva o por un centavo, lo que tampoco está bien es la larga espera por la justicia, esa que, sin dinero, nunca llega ni de casualidad.

Ojalá esos vicios de inequidad, así como nosotros, el cereal y frijol de fuga frustrados, también caduquen.

 

EL BURÓCRATA Y LAS GORDAS

Su gordo trasero apenas cabe en la silla que hace más de 20 años merece jubilación (la silla, no el trasero). Es un burócrata de los de premio, de esos a los que se puede encontrar exclusivamente de 9 a 11 (luego hay que lonchar) y de una a diez para las tres de la tarde (no vaya ser que pierda su premio de puntualidad en “checar salida”).

Mientras pide las gordas de las 11 con la “seño”, a la que además distrae de hacer el aseo en la oficina gubernamental, el burócrata todavía con sueño pide permiso al patrón para ir a una junta urgente. “Es que nos convocó el sindicato” –y a esas juntas ni Dios Padre puede negarles salida–.

A veces, hace poco, pero hay que reconocer que siempre se esfuerza por hacer un poco menos. En casi dos años, apenas si se volvió a apoltronar en su cubículo, su sindicato, siempre atento a las necesidades y preocupaciones de sus “activos” agremiados, los mandó casi toda la pandemia a cuidarse mucho en sus segundos empleos o a estar en casa emprendiendo nuevos negocios mientras puntualmente recibieron sus asegurados sueldos y prestaciones.

La convocatoria sindical, en esta ocasión, es para ser llamados pronto a manifestarse, a marchar por sus derechos, a volver a detener sus labores ante las severas “injusticias patronales”

–¿Y ahora tú? ¿Sabes qué pasó?
–No pues no.
–De seguro no nos quieren pagar el aguinaldo
–No, no es eso, nos lo van a pagar y hasta 5 días antes, ya el 10 te cae compadre.
–Ah caray, entonces ¿van despedir a los compañeros agremiados?
–Pues no, tampoco, no han despedido a ningún sindicalizado.
–¿Tons?
–Pues no se la líder, igual quiere que nos asoleemos para aprovechar los últimos rayos de cálido sol en este invierno.
–Es cierto, Dios nos la bendiga y guarde muchos años más.
–Amén.

Al final de la reunión, tras la arenga brava de los “líderes” se convoca a “presionar al nuevo gobierno” y tras dos horas perdidas, el evento se termina con aplausos huevones.

Por allá atrás (ni el esfuerzo por conseguir una silla más adelante) se oye una propuesta temerosa de nuestro personaje…

“Oiga líder, ¿no podremos exigir así algo como un “bono por entusiasmo”?, digo, así pues ya la cosa cambia, ¿no?”.

(Aplausos ensordecedores)
–¿Nos regresamos a la oficina?
–¿Para qué, si ya van a dar las dos…?
–Se me van a enfriar las gordas.
–¿Hoy también pediste?
–No, me quería sentar…

 

EL BURRO FILEMÓN

Esta es la historia de un burro que se llamaba Filemón, uno de esos que transitando por calles y avenidas de San Luis, así como espantándose las moscas, un día aprendió a tocar la flauta de Xavier Nava (el ex alcalde solo le prestó el instrumento de viento, no sea usted mal pensado).

Ya con flauta en mano, el Burro Filemón tuvo otra idea que se le ocurrió de ver pasar burros, caballos, camiones y camionetas de carga.

–¿Y si les cobro un pesito a cada carga?. –Pensó Filemón y lo hizo.

Como en el atajo de sus compañeros (que no todos) tuvo a quién convencer, Filemón y sus amigos cobraban y cobraban peaje a cuanto burro se dejaba y al que no, pues le tocaban la flauta de Xavier, que para eso era…

Felices por años Filemón y su atajo, se llenaron los costales de dinero al grado que se cansaron y un día flojo, y ya sin flauta, mejor pidió jubilarse.

Que si les dolían las orejas, o que si la cola ya no les espantaba las moscas y mil pretextos para irse Filemón con sus costales a echarse por ahí y por fin dejar de andar transitando.

Reatazos que le dieron a Filemón en estos días, corrido y con las orejas gachas, Filemón se quedó sin costales, sin flauta, sin atajo y cuentan, lo van a meter un día de estos al corral.

Pobre burro Filemón.

 

Hasta aquí los cuentos, mi siempre valioso y Culto Público. Como nota al margen de los breves textos, y en absoluta seriedad informativa el martes se liberó a 111 presos que se encontraban encarcelados por vicios en sus procedimientos y que purgaban condenas absurdas hasta por robar una caja de cereal. Los burócratas, hasta con aguinaldo adelantado no han sido tocados por el pétalo de un despido pero planean marchas y por último, corrieron al ex jefe de la policía municipal de Xavier Nava Palacios… nomás por burro y orejón.

Hasta la próxima.

También lee: De cartas y Bemoles | Columna de Jorge Saldaña

Continuar leyendo

Destacadas

Mañana arranca la entrega de placas gratis, ¿qué necesitas?

Publicado hace

el

Aquí te contamos qué documentos necesitarás para ese trámite

Por: Karina González

Mañana, viernes 3 de diciembre, la Secretaría de Finanzas del gobierno de San Luis Potosí tiene programado el inicio del programa de entrega de placas de automóviles gratuitas para todos los potosinos y potosinas, como parte del compromiso del gobernador Ricardo Gallardo Cardona que se aprobó en el Congreso del Estado el pasado 18 de noviembre.

De acuerdo con información de la Secretaría de Finanzas ya se afinan los detalles y los requisitos que se pedirán a la ciudadanía, sin embargo, trascendió que en un primer arranque se podrían solicitar los mismos que en años anteriores.

Según el portal de la Secretaría de Finanzas, en el apartado de control vehicular, se establece que el cambio de placas se realiza cuando se registra el alta de un vehículo nuevo; o bien, cuando se hace un cambio de propietario en donde se dan de baja las antiguas placas y se entregan unas nuevas; en este sentido, los requisitos que se solicitan para ambos procesos son los siguientes:

En el caso del alta de vehículos nuevos se solicita la factura simple sin valor en original y copia; la identificación oficial del propietario de la unidad, que puede ser INE, pasaporte o licencia de conducir; la CURP; un comprobante de domicilio no mayor a dos meses de antigüedad y el formato de alta para registro vehicular con los datos y firma requeridos en el documento que se puede descargar desde el sitio web de la Secretaría.

Por otra parte, para el cambio de placas por cambio de propietario se solicita la factura original del vehículo con una copia; la identificación oficial del nuevo propietario, que pueden ser INE, pasaporte o licencia de conducir; la CURP; un comprobante de domicilio no mayor a dos meses de antigüedad en original y copia; la tarjeta de circulación en original y copia; las placas metálicas del vehículo tanto delantera como trasera y el formato de alta para el registro vehicular con los datos y firma requeridos. Dicho formato también se puede descargar desde el sitio web de Finanzas del Estado.

Cabe señalar que los costos que se manejaban antes de que se aprobara el decreto de gratuidad de las placas eran para el alta de vehículos nuevos y usados de mil 961 pesos para automóviles, camionetas, camiones y ómnibus; de 464 pesos para placas de discapacidad; 634 para motocicletas de hasta 350 cc; 785 para motocicletas con más de 351 cc; mil 110 para remolques y 2 mil 761 para vehículos antiguos; ahora todos estos trámites se realizarán de manera gratuita.

También lee: Tres cuentos y dos fugitivos | Columna de Jorge Saldaña

Continuar leyendo

Opinión