#4 TiemposCebando matesDestacadas

Pragmatismo, incongruencias y oportunismo | Columna Israel LM Elizondo

CEBANDO MATES.

La semana pasada se registraron las coaliciones electorales rumbo a la elección de 2021, para la gubernatura de San Luis Potosí. El primer bloque está compuesto por el Partido Acción Nacional, Partido Revolucionario Institucional, Partido de la Revolución Democrática y Conciencia Popular (local). Todo apunta que el candidato o candidata saldría del proceso interno del PAN, entre Sonia Mendoza, Marco Gama, Xavier Nava y Octavio Pedroza.

El otro bloque estaba constituido por Regeneración Nacional, Partido del Trabajo, Partido Verde y Partido Nueva Alianza (local), además, del magisterio y evangélicos. La alianza se rompió por el rechazo de las bases de Morena a la figura de Ricardo Gallardo Cardona. La alianza electoral está en el aire. El abanderado surgiría de una encuesta entre Juan Ramiro Robledo, Leonel Serrato, Antonio Lorca y Adrián Esper.

En ésta entrega sólo abordaré el acuerdo entre PAN, PRI, PRD y CP, en espera de que el otro frente se defina.

Como se ve, los partidos derrotados en 2018, son pragmáticos: la búsqueda del poder por el poder. Sabíamos que PRI y PAN eran socios (desde 1989) para mantener y sostener el modelo neoliberal en México. Conocíamos del pacto de impunidad que establecieron desde la presidencia. Los dirigentes se quitaron la máscara, unen fuerzas para recuperar o retener posiciones políticas. Dejaron a un lado los valores y doctrina partidaria.

Durante años he leído a los políticos panistas que son distintos a los priistas. Todavía en la campaña del 2018, Ricardo Anaya, prometió encerrar a Enrique Peña Nieto. Es una incongruencia aliarte con el partido que tiene mayores señalamientos de corrupción. No son distintos, los pactos electorales los equiparan. Otra incongruencia es la incompatibilidad ideológica, ¿cómo se van a poner de acuerdo en la agenda progresista (matrimonio igualitario, aborto legal y demandas de la comunidad de la LGBT)?

Es prudente advertir el oportunismo de Xavier Nava Palacios, pre candidato mejor posicionado de los panistas en las encuestas. Nava inició su carrera política en 2015 de la mano de Ricardo Gallardo Juárez, bajo las siglas del Sol Azteca. Posterior, en 2018, simuló ser independiente para finalmente encabezar la alianza Movimiento Ciudadano y Acción Nacional. Ahora busca (sin ser militante) la candidatura panista, acompañado por el PRI, Conciencia Popular y PRD. Es contradictorio pretender abanderar al partido que encerró y persiguió a su abuelo, Salvador Nava; lo que demuestra que los principios navistas no se heredan, solamente los utilizan en lo discursivo.

@LmElizondo

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Lecciones de Chile | Columna de Israel LM Elizondo

Nota Anterior

#Video | Xavier Nava admite que en su gobierno hay quienes trabajan para el PAN

Siguiente Nota

Secretaria de Salud de SLP se promueve en redes con información sobre el covid-19