DestacadasMéxico

Necesario, contener las acciones vandálicas en contra de infraestructura hidráulica

Es un patrimonio que pertenece a todos los mexicanos y su afectación compromete su correcta operación

Por Redacción:

Las acciones de vandalismo en contra de infraestructura hidráulica, como presas de almacenamiento y presas derivadoras, plantas de bombeo, estructuras de control en canales y drenes, entre otras, comprometen su operación y, en algunos casos, la protección a la población o los servicios para uso urbano o agrícola.

Así lo señaló la Directora General de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez Cisneros, quien explicó que el vandalismo presentado en dicha infraestructura va desde el robo de instrumentos, cableado, tuberías, piezas mecánicas, válvulas, compuertas, tableros de control, luminarias externas, transformadores, equipos de bombeo, estaciones climatológicas, cercos perimetrales, equipos eléctricos y electromecánicos, hasta el robo con violencia.

Jiménez Cisneros hizo un llamado a la población a denunciar a los responsables de este tipo de ilícitos y a no permitir que se comercie con materiales cuyo origen sea desconocido, ya que se trata de un patrimonio de la nación que pertenece a todos los mexicanos y que debe ser conservado.

Comentó que por ello se ha propuesto la conformación de una policía del agua encargada de vigilar la seguridad física de la infraestructura.

Se estima que la infraestructura afectada representa el 10% del total. Sin embargo, los daños materiales ascienden a sumas cuantiosas.

Frente a esta situación, Conagua ha acudido a las instancias correspondientes para realizar las denuncias y ha reforzado los mecanismos de coordinación entre los tres órdenes de gobierno, mediante la formalización de convenios para la custodia y resguardo de la infraestructura.

Como ejemplo de las afectaciones, en la estación meteorológica automática (EMA) “Presa 50 Aniversario”, en Aguascalientes, fue robado un sensor de nivel instalado en la cortina de la presa, con un costo aproximado de 360 mil pesos.

La estructura de control “El Macayo”, en Reforma, Chiapas, ha sido objeto de vandalismo y robo en varias ocasiones en lo que va del año, sustrayéndose mobiliario, cableado, tuberías, computadoras, equipos de bombeo, una planta de emergencia y otros instrumentos importantes para su operatividad, con un costo estimado en 1.8 millones de pesos (MDP).

 

A un año, el crimen contra el enfermero Leo sigue impune en SLP

Nota Anterior

SSPE y FGE desarticulan banda dedicada al robo de vehículos en SLP

Siguiente Nota

Tercera etapa de rehabilitación de la Av. Venustiano Carranza inicia este lunes