DestacadasEstado

Mosquito del dengue se adaptó al frío de SLP y Matehuala, alerta Salud

El director de Salud Pública del estado afirmó que el mosquito portador del dengue llegó para quedarse desde 2010, pues se ha adaptado al clima de la entidad

Por: Redacción

Miguel Lutzow Steiner, director de Salud Pública de la Secretaría de Salud en el estado, señaló que el mosquito portador del dengue, habituado a zonas cálidas y húmedas, ha encontrado condiciones para reproducirse en lugares secos y fríos como la zona metropolitana de San Luis Potosí y Matehuala.

Afirmó que en verano y en época de lluvias incremente la presencia de mosquitos; sin embargo, explicó que el mosco tiene gran capacidad de adaptarse al frío, aunado a factores como el crecimiento urbano, la migración poblacional y el cambio climático, por lo que los casos de dengue pueden estar presentes todo el año.

«El dengue lo hemos dicho llegó para quedarse, es una enfermedad viral provocada por un mosco que habitualmente cursa una evolución sin problema en el paciente, pero hay un pequeño porcentaje de la población que puede tener síntomas hemorrágicos de riesgo y otro sector que puede presentar síntomas mortales”, agregó.

Lutzow Steiner detalló que la mejor herramienta para combatir el mosco en casa no es el insecticida, sino lavar, tapar y voltear recipientes que puedan acumular agua donde se puedan reproducir, “es la primera y última gran medida que todos podemos hacer», explicó.

«El vector tiene una gran capacidad de adaptación, es un ser vivo en que sus huevecillos pueden vivir un año sin agua, y una vez que reciben humedad eclosionan y combinado con el calor ambiental se vuelven larvas, desde luego que el cambio climático también es un factor decisivo».

Sobre en qué lugares se reproduce, el funcionario de salud dijo que el mosquito no se reproduce en aguas negras o sucias porque no tiene los niveles de oxígeno que requiere, aunque hay otras especies que si pueden reproducirse en ellas y no provocan dengue o zika.

«El mosco vector de dengue llegó para quedarse en la ciudad de San Luis Potosí desde 2010, el mosco es antropofílico, es decir, necesita de la sangre del hombre para vivir, está muy apegado al ser humano, vive cerca de nosotros, por eso debemos evitar criaderos naturales en nuestra casa», finalizó.

 

Recomendamos leer también: Sin servicio de calidad, se avecina aumento en transporte para 2020 en SLP

Nota Anterior

Los años maravillosos nunca llegan | Columna de Óscar Esquivel

Siguiente Nota

Frente frío 17 causará tormentas y bajas temperaturas en SLP