mayo 27, 2024

Conecta con nosotros

Destacadas

Mole Doña María, surgido en el Hotel Progreso para conquistar el mundo

Publicado hace

el

María Pons Nicoux de Degetau y su esposo Peter Degetau Wegener fueron los iniciadores de esta icónica marca

Por: Ana G Silva

El mole es uno de los platillos mexicanos más icónicos, pues en cada rincón del país existe una versión de él, las cuales varían de acuerdo al estado en el que se preparen, dentro de los más famosos está el preparado en Puebla y Oaxaca. En San Luis Potosí se logró preparar un mole que pudo ser envasado y distribuido a lo largo del país, además de trascender las fronteras nacionales: Mole de Doña María.

Doña Maria es una marca 100 por ciento potosina que se distribuye en la Ciudad de México, Tampico, Monterrey y en algunas ciudades del Norte y del Pacífico del país, además el 30% de sus productos se envían a Estados Unidos, España, Francia, Alemania y algunos otros países donde el mole está considerado como un producto delicatessen.

De acuerdo con la página oficial del producto, el mole Doña María inició su historia en el Hotel Progreso, uno de los más importantes en la capital potosina. Su creadora es la potosina con raíces francés-italiana María Pons Nicoux de Degetau (nació el 13 de agosto de 1893 y falleció en 1974), cocinaba una variedad de platillos de manera artesanal a sus amigos y familiares, entre ellos su tradicional mole el cual está preparado con una mezcla de chiles y especias, cacao y una variedad de pimientos secos, lo que le da un gran sabor.

La demanda de este platillo creció y fue entonces que María Pons y su esposo Peter Degetau Wegener decidieron abrir un negocio en una casona del Barrio de Santiago en la década de los cincuenta llamándolo Productos Marpe S.A., nombre que deriva de fusionar los nombres Doña María y Don Pedro, que se distribuían en los barrios de San Luis Potosí. Fue en 1955 que se tuvo que montar una pequeña fábrica y modificaron también su nombre a Productos Doña María, S.A.

La marca Doña María evolucionó con diversos productos además del mole, como frijoles, salsas caseras, chocolate, nopales y caldo de pollo

, aunque el de mayor aceptación es el mole rojo, tanto en la presentación listo para servir, como en pasta.

Para la década de los setentas, los productos Doña María se fueron extendiendo en varias ciudades y estados de México. Fue en esa misma época cuando la señora María y su esposo decidieron vender su marca grupo Herdez, de la cual era dueño Enrique Hernández Pons, su sobrino, quien cuidó que la receta original no tuviera ningún cambio ni adaptación con ello, ya que lo más importante de este producto son los ingredientes con los que se elaboraba la receta que hizo tan famosa a su tía.

El periódico nacional Milenio indicó que en pleno siglo XXI, Doña María comercializó 10 mil toneladas de mole al año usando la receta original. Esta producción representa entre el 20 y 25 por ciento del mercado total de mole que hay en México cada año.

Actualmente, la marca Doña María sigue conservando la receta original con ingredientes 100 por ciento mexicanos, además de contar con diversos productos. Se debe agregar que su centro de producción sigue instalado en San Luis Potosí.

 

El vaso de mole

Una de las principales características de esta marca es el vaso de cristal donde se empaca el mole. Muchos hogares mexicanos, después de disfrutar el producto, guardan en sus alacenas estos vasos, usándolos como cualquier otro traste de la cocina.

También lee: #MarcasPotosinas | Provi, medio siglo de hacer botanas para SLP

Ciudad

Muévase señora, estamos apretados | Crónica de Jorge Saldaña

Publicado hace

el

CRÓNICA

 

La última vez que Rubén Guajardo se subió a un templete político en la Plaza de los Fundadores fue en el año 2015 en la campaña de Sonia Mendoza.

Pero es 2024.

Son las seis de la tarde y el anfitrión de la histórica plancha es Enrique Galindo, es su cierre de campaña rumbo a la alcaldía capitalina por segunda ocasión y su nombre hace eco visual en playeras, gorras y banderas que ondean los reunidos.

Entre las calles de Álvaro Obregón y Carranza, los asistentes, unos sentados y otros de pie, rodean una pasarela que corta en dos el sitio y que acerca a los oradores al público.

Abrieron Rubén Guajardo y le siguió Verónica Rodriguez, el primero en nombre de los candidatos locales y la segunda por los federales.

Ambos en sus arengas acudieron a Xochitl, acudieron al cambio en lo federal y a quedarse con Galindo en lo local, acudieron a la narrativa que combate a la 4T y al presidente, y resaltaron los avances municipales de los últimos tres años.

Hay personajes en primera fila como el ex gobernador Marcelo de los Santos con su esposa Guillermina Anaya, también estuvo el ex alcalde y senador, Octavio Pedroza, Alejandro Zapata, Mario Leal y hasta “Calolo”.

“Nombre, pues si lo importante es apoyar al que lo hace bien, que tiene, no le hace el color, y aquí estamos”, comenta Fernando Pérez Espinoza “Calolo” al reportero en breve encuentro detrás del escenario.

La charla se interrumpe porque le avisan por qué lado subir. Así lo hizo pero fue discreto, un paso atrás de los candidatos convidados a un masivo en el Centro Histórico de San Luis. En esta ocasión Calolo, como ya desde el 2015 ocurre, no lleva camisa con su nombre.

Sí lo hacen los demás: todos los aspirantes portan su nombre en el pecho y los colores de la coalición, todos en mezclilla. Sara Rocha luce en cambio su camisa rojo PRI y el líder del PAN hace lo propio con su uniforme color del cielo despejado.

El orador principal, el convocante, el candidato que quiere romper con la superstición de la reelección imposible, sale a trote a saludar a sus seguidores, las banderas ondean más fuerte y se sube el volumen a los aplausos.

Galindo confiesa a la multitud una de las razones para estar ahí: una promesa guardada que hizo a su madre para vivir dignamente y sin miedo.

El candidato contó que son más de 200 los compromisos nuevos los que recogió durante su campaña directamente de los ciudadanos en las colonias y barrios, mismos que se centran en pavimentaciones, agua, obras hidráulicas y seguridad.

“Esta nuestra ciudad, aquí nacimos y de aquí somos, nadie nos la va a quitar” advirtió a los presentes y soltó lo que pareció una explicación a su argumento: “Debemos decir no a la pretensión de gobernar la ciudad, de una persona que no nació aquí, que ni conoce ni quiere a la capital”.

El esfuerzo de garganta del candidato se hace evidente y entre saludos a los más cercanos a la pasarela (algunos hasta por nombre propio) y su discurso, voltea hacia su equipo para solicitar un poco de agua.

Es Estela, su esposa, la que rompe la fila de los invitados en el escenario y le acerca al candidato una botella de agua. Enrique trota hacia su pareja y recibe antes un beso que el vital líquido “Ya no necesito agua” dijo.

Antes de finalizar su intervención, invitó a votar para “refrendar el triunfo que se ha construido en campaña”, y solicitó quedarse con San Luis a partir de los resultados de casi tres años de su administración.

“El dos de junio no hay confiarse, lo primero que hay que hacer es desayunar, no importa si es mole de Pozuelos o gorditas en casa, luego hay que salir a votar desde temprano, con la familia y amigos para garantizar una amplia victoria”.

Cerró Galindo, dijo que se siente bien en lo físico y anímico de acuerdo a breve entrevista con los medios al final.

“Muévase señora” pidió una asistente a otra a la que le pidió moverse para acercarse al candidato para pedirle una fotografía. “Pues estamos apretados” – respondió la aludida.

Terminó el evento, los de primera fila circularon, la señora se tomó la selfie, los candidatos aprovecharon para la foto del recuerdo y un par de drones sobrevolaron la plaza… esa plaza a la que volvió Guajardo con el mismo motivo que en 2015, esa que espera a Sonia vestida de diferente color el próximo miércoles. Es el 2024.

También lee: Esta es nuestra ciudad, nadie nos la va a quitar: Galindo

Continuar leyendo

Destacadas

“¿Por qué no?”: Octavio Pedroza podría buscar la dirigencia del PAN

Publicado hace

el

El ex candidato a gobernador panista dijo que no buscará más cargos de elección, pero podría considerar la dirigencia de su partido

Por: Bernardo Vera

Octavio Pedroza Gaitan, ex alcalde de la capital potosina y anterior candidato a la gubernatura del estado por el Partido Ación Nacional (PAN), declaró que de momento no está interesado en buscar un nuevo cargo de elección; no obstante, se mostró abierto a la posibilidad de buscar la dirigencia estatal de su partido.

¿Por qué no? Tenemos de aquí a diciembre para pensarlo, madurarlo y construir un proyecto serio”, señaló el ex candidato a la gubernatura.

Sobre su regreso a la boleta electoral, manifestó que en la política, “jamás digas jamás”. Sin embargo, reconoció que su momento ya ha concluido, y es momento de dejarle espacio a nuevos perfiles para que ocupen esos cargos.

“Creo que mi etapa, mi ciclo llegó a su fin. He estado en varios cargos públicos que me han dejado grandes satisfacciones, y pienso que es el momento de que gente joven, nueva, fresca, ocupe hoy cargos públicos”.

Octavio Pedroza estuvo en el cierre de campaña de Enrique Galindo Ceballos, candidato a la presidencia de la capital potosina por la coalición “Fuerza y Corazón por México”, llevada a cabo en la plaza de los Fundadores, y en la que se integraron militantes, simpatizantes y perfiles destacados de los partidos Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática y Acción Nacional.

También lee: Esta es nuestra ciudad, nadie nos la va a quitar: Galindo

Continuar leyendo

Ciudad

Manuel Velasco promete a Julión Álvarez a cambio del voto al Verde en Soledad

Publicado hace

el

El coordinador de campaña de Sheinbaum por ese partido prometió que si le dan el “cinco de cinco al verde”, hablará con su paisano para festejar en el municipio soledense

Por: Bernardo Vera

Manuel Velasco Coello, senador de la República y actual coordinador de campaña de Claudia Sheinbaum Pardo por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), estuvo presente en el cierre de campaña de Juan Manuel Navarro Muñiz, candidato a la presidencia municipal de Soledad de Graciano Sánchez por la coalición “Sigamos Haciendo Historia”.

Durante su intervención, se refirió a Julión Álvarez, cantante del regional mexicano y oriundo del estado de Chiapas, ya que “se le preguntó mucho por su paisano”. Al respecto, prometió que si Soledad de Graciano Sánchez le otorga el apoyo a las cinco candidaturas del PVEM

, hablará con él para festejar con las y los soledenses.

“Si nos ayudan con el ‘cinco de cinco’ voy a hablar con mi paisano, con Julión Álvarez, para que venga aquí, a festejar con ustedes, con el pueblo de San Luis Potosí”.

Velasco Coello estuvo en el cierre de campaña, junto a otras candidaturas a elección del PVEM en San Luis Potosí, como José Luis Fernández Martínez a la diputación federal, Ruth González Silva al Senado, entre otros.

También lee: Juan Manuel Navarro hará de Soledad la nueva capital del Estado

Continuar leyendo

Opinión