mayo 16, 2022

Conecta con nosotros

#4 Tiempos

Los Cuatro Fantásticos ya no serán Los Cuatro Fantásticos | Columna de Jesús Alejandro Tello

Publicado hace

el

Game, Set and Match

 

La joven temporada 2019 del circuito mundial de tenis nos trajo ya la primera gran sorpresa: Andy Murray se retirará este año. Su deseo es hacerlo luego de jugar el tercer torneo de Grand Slam del año, Wimbledon, en La Catedral del Tenis, en su casa: Reino Unido. Sin embargo, el escocés no tiene certeza de poder llegar tan lejos en la temporada —este año, Wimbledon se jugará entre el 1 y 14 de julio— ya que la lesión que sufre en la cadera lo ha perseguido durante muchos meses, a tal grado de no soportar el dolor infligido; la cirugía a la que se sometió en enero de 2018 no fue suficiente para sacarlo de tal pozo.

Andy se convirtió en uno de los mejores tenistas del mundo —y de la historia de este deporte— con todo y que vivió prácticamente a la sombra de los otros tres que conforman el grupo denominado «Los Cuatro Fantásticos» o «The Big Four»: Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic. Tuvo la mala suerte —o buena, por qué no— de ser contemporáneo de estas bestias de la raqueta que han dominado el ranking y las premiaciones durante los últimos 15 años, al menos —aunque poco a poco van cediendo su lugar a otros que llegan, naturalmente—.

A diferencia de estos tres, no obtuvo tantos títulos de majors: cuando llegaba a alguna final, era contra estos mismos. Aunque dos de sus títulos de Grand Slam los ganó también frente a Novak Djokovic, demostrando su excelencia en la cancha: el Abierto de los Estados Unidos en 2012 y Wimbledon en 2013 (su otro título de Grand Slam fue en 2016 frente a Milos Raonic). Así también es el actual bicampeón olímpico: en Londres 2012 derrotó a Roger Federer en La Catedral del Tenis como escenario olímpico, y en Río de Janeiro 2016 derrotó a Juan Martín del Potro. Solo un grande puede derrotar a otros grandes.

Su historial de títulos no termina ahí: en 2016 ganó el torneo que reúne a los ocho mejores tenistas del año. Derrotó en la final, nuevamente, a Novak Djokovic. Esto sumado a los 14 títulos de Masters 1000 obtenidos a lo largo de su carrera. Por todo ello, las lágrimas que derramó en la conferencia de prensa donde anunció su próximo retiro, hace unos días, indican la entrega y amor que siente Andy por el deporte blanco.

Los Cuatro Fantásticos ya no serán Los Cuatro Fantásticos, pero Andy Murray siempre será él. Un tenista que no necesita pertenecer a grupo alguno porque su juego, determinación y títulos hablan por él mismo.

Deseo profundamente que Andy llegue a Wimbledon; que juegue su torneo y se deshaga en él. Que dé lo mejor de sí en el césped del All England Club, cortado a ocho milímetros de altura. Que lo coma. Que llore en él. Que se ensucie. Que lo gaste. Y que salga ovacionado por última vez como profesional del tenis. Porque sin importar hasta dónde llegue, sin duda será ovacionado.

Nos vemos en Wimbledon, Andy.

Tiebreak

No puedo escribir de Murray sin hacerlo sobre su mamá, Judy Murray, quien fue la que puso una raqueta de tenis por primera vez en las manos de su hijo —también de Jamie Murray, su otro hijo y hermano mayor de Andy—. Judy incursionó brevemente en el circuito profesional hacia 1976, pero lo dejó al poco tiempo para ir a la universidad y después dedicarse a entrenar a otros tenistas, debido a su perspicacia para analizar el deporte blanco.

        Judy ha estado siempre al lado de Andy durante su carrera, y se merece un agradecimiento especial también.

       

Nos leemos pronto.

@alejandrotello

También lea: El tenis no es solo pelotas y raqueta | Columna de Jesús Alejandro Tello

#4 Tiempos

Gracias | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO 

Mucho podría hablar sobre el juego de cuartos de final entre San Luis y Pachuca, los errores en la marca, lo peligroso de Ibañez, los fallos de Murillo, en fin, demasiadas cosas sucedieron en la cancha del Lastras el miércoles por la noche.

Sin embargo hoy no quiero hablar de lo que sucedió en el rectángulo verde, hoy quiero hablar de la tribuna.

Simplemente gracias. Gracias a este equipo que me dio la oportunidad de volver a ver un estadio vibrante, una afición esperanzada y muchos rostros felices. Y es que ser aficionado al futbol en tierras potosinas, es una labor complicada, entre mudanzas, equipos malos, descensos y derrotas, el futbol en San Luis se traduce en sufrimiento.

Cuando la pandemia arrancó, el futbol potosino apenas llevaba unos meses en el máximo circuito después de su ascenso. El golpe a la afición fue duro, ya que semanas antes se había dado la lamentable bronca contra Querétaro que había terminado con juegos a puerta cerrada; en pocas palabras, entre una y otra cosa, el estadio no se pudo llenar.

Tuvieron que pasar los meses, los años, para que San Luis volviera a ilusionar, hoy este equipo que dista mucho de ser el mejor, levanta la mano con mucho sacrificio y humildemente busca aparecer en la historia local

: jugadores de bajo cartel, jóvenes y un par de referentes veteranos que intentan sobresalir nuevamente. San Luis hoy no pierde nada, para San Luis cualquier cosa es ganancia.

Por eso gracias, gracias a este equipo, a estos jugadores y cuerpo técnico, porque con muy poco están haciendo mucho, la ciudad vuelve a vivir esa emoción de ir al futbol, y aunque sé que esto puede ser muy efímero, agradezco que después del encierro y todos los problemas que se han sucitado, todavía pudieron encender las cenizas para alumbrar con emociones.

Así que, pase lo que pase el próximo sábado en Pachuca, yo ya me doy por bien servido, volver a ver el Lastras vibrar en primera, era algo que en ocasiones pensé que nunca más iba a volver a ver.

Gracias San Luis… y toda su gente.

También lee: Y por fin pasó | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Soledad o prisa | Columna de Juan Jesús Priego

Publicado hace

el

LETRAS minúsculas

 

En 1863, Jules Verne (1828-1905), el famoso escritor de novelas de aventuras, se dio a la tarea de imaginar las cosas que sucederían en París un siglo más tarde, es decir, en 1960. El resultado de aquellas cavilaciones anticipatorias fue París en el siglo XX, novela que fue rechazada por un editor de la época y que el propio Verne, decepcionado, echó primero a un cajón y luego al olvido. ¡Ah, también este genio conoció el rechazo de los editores, la negativa descortés, el odio al propio manuscrito!

Durante más de un siglo la novela anduvo perdida hasta que en 1994 alguien –creo que un sobrino nieto o algo por el estilo- la encontró en una herrumbrosa caja fuerte y la hizo llegar a la Casa Hachette, editorial que la publicó ese mismo año y además con mucho gusto.

¿Qué sucedería en 1960, según Jules Verne? Luz eléctrica, autos velocísimos, gente apresurada: de todo esto hablaba ya nuestro autor en París en el siglo XX. Ah, claro, y también de los jóvenes managers parisinos, a quienes describe del siguiente modo: “Son hombres sin juventud, sin corazón y sin amigos”.

¿Cómo hizo Verne para acertar una vez más? En efecto, así son los managers en la actualidad, y no únicamente los parisinos. Y ya ni siquiera sólo los managers, pues todos, de alguna manera, nos hemos convertido en hombres sin juventud, sin corazón y sin amigos.

Verne no se hacía ilusiones en torno al progreso. Sabía que la locomotora, el telégrafo y la luz eléctrica, al modificar el ritmo de la vida, acabarían modificando también la manera en la que los hombres se relacionan entre ellos. Con la locomotora, el telégrafo y la luz nació la rapidez, y, con ella, la soledad social, el aislamiento, la atomización y la falta de amigos.

¿Cómo se puede ser amigo de un individuo eternamente apresurado, de un sujeto que cuando apenas se detiene porque no le queda más remedio está ya mirando ansioso hacia todas direcciones? Pues bien, con la revolución industrial nació precisamente este tipo de hombre: un ser estresado y hostil que vive con la mirada siempre fija en dos relojes: el gigantesco de la fábrica y el pequeño que lleva consigo entre las ropas atado a una cadena.

Por lo demás, todos conocemos gente cuya mirada está siempre en otra parte… ¿Qué ven en la lejanía?, ¿a dónde esperan llegar de un momento a otro? Su pensamiento francamente divaga mientras sus compañeros les hablan y les hablan. ¡Claro que los conocemos, y hasta es posible que nosotros mismos pertenezcamos a esa raza detestable! Pues bien, que nos quede claro: en semejantes condiciones nunca podremos ser amigos de nadie, pues el principal enemigo de la amistad es el exceso de movimiento: eso que conocemos comúnmente con  el nombre genérico de prisa.

Esto los griegos lo sabían muy bien: sin unos momentos de ocio, de tiempo libre compartido, en realidad no hay nada que hacer. ¡Ah, Platón llamaba ya a los amigos ladrones de tiempo! Pero no lo decía con el tono de un banquero o de un capataz,

sino con el de quien expresa una verdad perfectamente comprobable por la pura observación.

Sí, en la Europa del siglo XIX todos empezaron a conocer el ajetreo; de ahí que a Verne no le fuera nada difícil prever el tremendo peligro que se avecinaba.

«-Ven a jugar conmigo –dijo un día al zorro el Principito.

«-No puedo jugar contigo –dijo el zorro-. Aún no estoy domesticado.

«-Ah, perdón –dijo el Principito-. ¿Qué quiere decir domesticar?

«-Es algo demasiado olvidado –dijo el zorro-. Quiere decir crear lazos.

«-¿Crear lazos?

«-Por supuesto –dijo el zorro-. Tú no eres para mí, todavía, más que un muchachito totalmente parecido a otros cien mil muchachitos. No te necesito. Y tú tampoco me necesitas. No soy para ti más que un zorro parecido a otros cien mil zorros. Pero si me domesticas, tendremos necesidad el uno del otro. Serás único en el mundo para mí. Seré único en el mundo para ti… Si quieres, domestícame.

«-Quisiera –contestó el Principito-. Pero no tengo tiempo. Tengo muchos amigos que descubrir y muchas cosas que conocer.

«-No se conocen más que las cosas que se han domesticado –dijo el zorro-. Los hombres ya no tienen tiempo de conocer nada. Compran cosas ya hechas en los negocios. Pero como no existen en absoluto los negocios donde se vendan amigos, los hombres ya no tienen amigos. Si quieres un amigo, ¡domestícame!

«-¿Qué hay que hacer? –preguntó el Principito.

«-Hay que ser muy paciente –contestó el zorro-. Primero te sentarás un poco lejos de mí, en la hierba. Yo te miraré por el rabillo del ojo y tú no dirás nada. El lenguaje es una fuente de malentendidos. Pero, cada día, podrás sentarte un poco más cerca»…

Nunca tendremos amigos hasta que vivamos con esa lentitud de la que hablaba el zorro en ese pasaje extraordinario de El Principito ¡La lentitud de sentarnos! De sentarnos hoy aquí y volver al día siguiente para sentarnos un poco más cerca, hasta que nos hayamos domesticado mutuamente. Pero, ¿quién es hoy capaz de hacer una pausa, arrellanarse en la hierba y respirar a pleno pulmón? Sí, la amistad –como todo lo que vale, como el arte mismo de vivir- es una larga, muy larga paciencia.

Los antiguos hablaban de libertad o muerte. Conocieron Estados totalitarios y el dilema era ese. Hoy, cuando los Estados parecen ser inofensivos, pero no las economías, el dilema sigue allí, pero ahora es este otro: o soledad o prisa. Y es preciso elegir.

También lee: Los dos relojes del edificio azul | Columna de Juan Jesús Priego

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Defendiendo a Xavi y los Bemoles desidiosos | Columna de Jorge Saldaña

Publicado hace

el

Por

TERCERA LLAMADA.

Culto Público, hijos de mi pronunciada desidia y mi firme capacidad para procrastinar: en esta entrega comparto, con todo mi rojo corazón, varios de muchos Bemoles (esos pequeños y suculentos temas públicos a veces solitarios, a veces inconexos) que de guardar “para la siguiente” se me van acumulando hasta que pierden vigencia.

Antes de que les llegue su fecha de caducidad, les transmito algunos de estos breves temas que en la semana han cobrado mayor o menor relevancia, pero sobre todo los que a este humilde tecleador han causado más carcajadas o genuino interés:

YO DEFIENDO A XAVI

Miren del ex alcalde capitalino Xavier Nava Palacios no van a estar hablando ni criticándomelo nada más así porque sí: El señor está inhabilitado por corrupto, por incompetente, por mediocre y por incapaz, es cierto, los potosinos también lo repudiamos en las urnas por incoherente, por chapulín, por veletón, por vendido, por interesado, por convenenciero y por soberbio.

No, no podemos negar que su administración tiene denuncias y cientos de involucrados en dudas en el manejo del erario. Tampoco podemos olvidar que se les perdió dinero del cajón y que con recursos públicos emprendieron tremendo negocio privado en la Sierra de Álvarez.

También podrán decir que compró luminarias caras, eso sí. Que le dio el contrato abusivo de la renta de las patrullas a sus amigos, también. Que colocó a medio centenar de aviadores en su administrador para que cobraran sin trabajar, ok. Que otorgó permisos y licencias de funcionamiento para antros y cantinas para sus cuates, órale.

De todo eso sí tendrá que dar explicaciones… pero por andar bailando embrutecido con otra dama que no es su esposa, moviendo el bote con el pantalón medio caído y desfajado… por hacer el ridículo siendo una piltrafa humana en un antro en la Feria de Aguascalientes y revolcarse en el fango de su pobreza moral y traicionar todos los principios que hipócritamente se supone representaba, pues eso solo lo tendrá que explicar en su casa, a su familia, y si acaso al Frente Cívico Potosino, del que es presidente.

De ahí en fuera, me parece muy injusto que se le critique. #PosEstos

CÁLLATE EMILIO

Como niño con cachetada de padrastro en misa, se fue llorando a un rincón Emilio Álvarez Icaza después de que cientos de personas y el propio Ayuntamiento capitalino le cerraran su sucia boca y sus asquerosos tuits tras la publicación de una imagen a la que se le notaba lo falso desde lejos. El grafico que Álvarez Icaza compartió, más pirata que unos tenis “Mike” o una televisión “Sorny”, se refería a una supuesta campaña municipal para “prohibir las manifestaciones públicas”, hágame el favor. Inserte aquí una carcajada editorial. De plano el dolor de que su amigo Xavi Baba haya perdido de todas todas los ha dejado más perdidos que a la chinita en el bosque y más enojados que a Alfredo Adame cuando se pelea con Carlos Trejo. #Shhhhh

PRESIÓN A 120/80 EN LA SECRETARÍA DE SALUD

Para los que pensaron que el recuento de las compras y contratos recientemente publicados de la Secretaría de Salud causarían alguna crisis al interior de la dependencia se equivocaron. Los signos vitales tanto de su titular como del sistema están en los mejores niveles.

La dependencia, que ejerce un presupuesto de más de 4 mil millones de pesos, no puede dejar de comprar medicamentos, material de curación, equipo médico, instrumental, material básico para el Hospital Central, servicios, pagar hemodiálisis, o dejar de pagar servicios de cuidados intensivos o de urgencias… eso sí ocasionaría una verdadera crisis.

El recuento es eso, la ejecución del presupuesto de una dependencia de ese tamaño y naturaleza. En todo derecho, eso sí, estamos los potosinos en conocer las formas y los procesos en que fueron otorgados los contratos y a quién, pero eso también es público. Si acaso el titular se la jugó en adjudicar contratos directos por no perder el recurso y para que q no se perdiera o se tuviera que regresar a la federación y por ello tendrá que dar cuentas. De ahí en fuera… ¿Preferiríamos estar sin medicamentos, materiales de curación o de plano no contar con los servicios? #EsPregunta

NARANJA SESIÓN FOTOGRÁFICA

Los New Orange Potosinos estuvieron la semana pasada otra vez muy contentitos, todos juntos, pero ahora en Nuevo León en un evento llamado la “Evolución Mexicana”. Por la delegación potosina allá anduvieron Sebastián Pérez, una tal Adriana Urbina, Mauricio Ramírez Konishi, Cruz Fragoso, Gerardo Serrano, la señorita Villasuso Villanueva, Paola Arreola, el corruptito Ricardo Villarreal Loo, Adriana Marvelly (ella no es New Orange) y Eugenio Govea. Todo parece indicar que el que logre más fotografías con Dante Delgado, al menos dos con Samuel García y una con Luis Donaldo Colosio, podrá acceder a la presidencia naranja potosina pasadas las elecciones de junio. Ahí la llevan, junten sus fotos. #Nananana

MONILILI

Sí, la detenida ex secretaria de salud nuevamente fue atendida en un hospital, pero el martes de esta semana regresó al penal de La Pila. Por si estaban con el pendiente #OPorSiNo

PRECISIONES SOBRE RABI

En mis anteriores apuntes de viernes hablé sobre el nepotismo y desfachatez con que se despacha con la cuchara grande el verdadero secretario de cultura, Antonio de Rabinal Gamboa. Por los términos en que escribí, muchas personas me preguntaron si el mencionado e imprudente todavía funcionario tiene problemas de adicción al alcohol. No lo sé, ni me interesa, no obstante, hago la precisión: Hablo desde el principio en términos de su intoxicación y su estado de ebriedad de poder y vanidad. Las referencias van a ello y a su descaro en lanzar diatribas contra periodistas, compañeros de su gabinete y empleados. Nada más. Por cierto, Rabinal no ha respondido al reto de enfrentarlo públicamente por lo que le adelanto nada más una pregunta: ¿Cómo fue que manejaron el ingreso de las sillas de la Procesión del Silencio si esto no está considerado en la Ley de Ingresos? ¿Verdad que fue un particular? #NoTengasMiedoRabi

RADIO INCONVENIENTE

Hoy jueves se lanza una audaz apuesta por la radio nostálgica, la radio humana, la radio creativa, la radio sin acartonamiento, la radio imaginativa y cercana a través de las nuevas herramientas de la tecnología. Se trata de una estación completa, “La Radio Inconveniente” que lanzan los hermanos Ortiz a través de una aplicación que lo podrá acompañar a usted, día y noche con una programación inteligente y auditivamente cautivante. Felicito a mis amigos Juan Carlos y Daniel por esta nueva empresa de la que estoy seguro obtendrán un gran éxito y la van a romper. Usted puede bajar la aplicación de forma muy sencilla a través de este link si tiene iPhone: https://apps.apple.com/mx/app/la-radio-inconveniente/id1617506602 o en este otro si tiene Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=mx.conceptows.inconveniente&hl=es_MX

Hasta la próxima

Atentamente,

Jorge Saldaña.

Continuar leyendo

Opinión