agosto 9, 2022

Conecta con nosotros

#4 Tiempos

Lo personal es político | Víctor Meade C.

Publicado hace

el

SIGAMOS DERECHO. 

Durante la tarde del domingo 23 de agosto del año en curso, el Departamento de Policía de Kenosha, Wisconsin, recibió una llamada de una mujer solicitando protección de su novio. La policía llegó y trató de detener a Jacob Blake —novio de la mujer—, quien se encontraba cerca de su vehículo y con sus hijos dentro del mismo. Los agentes acudieron a donde se encontraba Jacob y trataron de arrestarlo utilizando una pistola eléctrica. No lograron contenerlo y él abrió la puerta de su vehículo y se inclinó hacia adelante. Ante esto, uno de los policías desenfundó su arma de fuego y disparó en siete ocasiones a la espalda de Jacob.

Hasta el momento, la reconstrucción de los hechos no ha podido ser atendida a plenitud: las cámaras de las patrullas y los videos de los testigos no lograron captar con precisión lo sucedido. La situación de Jacob y su novia aún no ha sido esclarecida; en la llamada a la policía, ella dijo que su novio “no debería de estar allí”. También fue encontrado un cuchillo en el automóvil de Jacob.

¿Jacob estaba abusando físicamente de su novia? No lo sabemos. ¿Abrió la puerta del vehículo para sacar el cuchillo? Tampoco lo sabemos.

Sin embargo, lo que sí es un hecho es que Jacob Blake —ciudadano afroamericano— recibió siete disparos a quemarropa por parte de un oficial de policía, haciendo un uso completamente desmedido de su autoridad. Es un hecho que sus hijos (menores) se encontraban al interior del vehículo. Y también es cierto que Jacob, una vez en el hospital y sin ninguna posibilidad de volver a caminar, fue esposado a la cama en la que lo atendían.

No me corresponde juzgar la evidencia disponible, ni las hipótesis que se manejan, ni la culpabilidad de Blake; esa es potestad del juez. Con esto aclarado, le puedo decir a usted, lector, que de lo que sí me ocuparé es de lo que sucedió después, específicamente el tema con la NBA y el presidente Trump.

En el clima tenso que se respira en los Estados Unidos desde el asesinato de George Floyd, la indignación que provocó la brutalidad cometida contra Jacob Blake llevó a los basquetbolistas del Magic de Orlando y los Bucks de Milwaukee a salir a calentar con uniformes negros, antes del partido. Posteriormente, a la hora de entonar el himno nacional, los jugadores, árbitros y técnicos se hincaron en señal de protesta. Acto seguido, los jugadores de los Bucks decidieron no salir a jugar el partido de playoffs.*

Después de este acto de protesta, los equipos de la NBA se reunieron y acordaron suspender los partidos restantes de la temporada, aunque después recularon y decidieron que sí llevarían a cabo los juegos, al tiempo que solicitaron mejoras al acceso a la votación presidencial (Trump se ha opuesto fuertemente a la votación por correo). Este boicot llevó al presidente Trump a desacreditar la protesta y afirmar, entre otras cosas, que “lo que le está haciendo a la NBA va a destruir el basquetbol”. Jared Kushner

, por su parte, señaló en un tono irónico que los jugadores de la NBA pueden darse el lujo de tomarse la noche libre y no trabajar. Posicionarse de esta manera ante la ola de brutalidad y excesos por parte de las autoridades y supremacistas blancos en contra de las minorías representa un desentendimiento grave de dos conceptos: la política y lo político.

Sin el ánimo de entrar a una discusión filosófica, la política, en términos generales, se refiere únicamente al conjunto de discursos e instituciones en donde se ordena y organiza la existencia humana. Lo político, en contraste, hace alusión a un conflicto de carácter público, cuya intensidad es tal que distingue entre amigo y enemigo. Estos conflictos, inherentes a la sociedad, radican en la esfera de lo político cuando existe la posibilidad de que sean resueltos de manera violenta, sin embargo, dejará de ser político cuando se vuelva violento. Tienen la función de que, cuando sean resueltos, sirvan como orientación a la vida diaria.

Esto quiere decir que todas las situaciones conflictivas en las que enfrentamos a alguien son parte de lo político: es un acto político manifestar una opinión política en un medio de comunicación; es un acto político que una madre salga a marchar para exigir justicia por la desaparición de su hija; es un acto político protestar en contra de los actos brutales que ejerce el Estado en contra de las minorías.

Los actos políticos no solo se llevan a cabo en las instituciones políticas, pueden venir de cualquier lado y en cualquier momento. Aunque a las autoridades no les guste, la ciudadanía ya no solo asume su rol de político el día de las elecciones, sino que han entendido que es una tarea cotidiana y de constancia requerida para que las instituciones estén en función de las demandas de todos, no solo de unos cuantos.

La paradigmática protesta de Colin Kaepernick en 2016 ha allanado el camino para que cada vez más la sociedad pueda encontrar, en sus respectivas trincheras, una voz que sea escuchada por todos. Los Bucks y el resto de la NBA han logrado poner esta discusión en boca de más personas, para así ampliar el mensaje en contra de la violencia racial. Que así lo escuchen el presidente Trump y sus asesores.

 

* Milwaukee es la ciudad más poblada de Wisconsin, estado en donde ocurrió el tiroteo a Jacob.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE: Dinero vemos, votos no sabemos | Columna de Víctor Meade C.

#4 Tiempos

La cuna de la radiología en Latinoamérica | Columna de J.R. Martínez/Dr. Flash

Publicado hace

el

EL CRONOPIO

 

Los hermanos José Espinosa y Cuevas y Luis Espinosa y Cuevas, serían de los primeros ingenieros graduados en el Instituto Científico y Literario; estos personajes serían igualmente de los primeros alumnos en cursar la cátedra de física, al final de la primera década de estarse impartiendo en el Instituto después de su reapertura. En 1878 aparecían como estudiantes de física, y José Espinosa también figuraba como estudiante en la cátedra de astronomía. En 1879 aparecían en la lista de alumnos que presentaban sus exámenes finales, al igual que Manuel José Othón en su cuarto curso de Jurisprudencia.

José Espinosa y Cuevas se convertiría posteriormente en profesor del Instituto; en 1887 aparecía como sinodal en exámenes de topógrafos.

De esta forma los hermanos Espinosa y Cuevas serían alumnos de Francisco Estrada y tendrían una preparación en temas de física que incluía la parte experimental y la capacidad del manejo de aparatos electromagnéticos. 

La familiaridad en temas de física producto de su formación en el Instituto Científico y Literario de San Luis Potosí, como alumnos del ilustre profesor Francisco Estrada, facilitó el que al encontrarse en Berlín, al anunciarse el descubrimiento de Röntgen respecto a los rayos-X, Luis Espinosa y Cuevas consiguiera una máquina similar a la utilizada por Röntgen, compuesta de un tubo de Crookes y un carrete de Ruhmkorff y fuera traída a San Luis Potosí a los pocos meses de tan importante descubrimiento.

El 8 de noviembre de 1895 Röntgen al trabajar en su laboratorio en Würzburg, Alemania descubriría una especie de radiación producida en un tubo de Hittorf-Crookes, trabajando a alto voltaje usando un carrete de Ruhmkorff; la radiación producida tenía la particularidad de poder penetrar la materia permitiendo observar al interior de una mano exponiendo los huesos en una pantalla fluorescente.

El 28 de diciembre de ese año publicó un trabajo donde se reportaba este descubrimiento, bajo el título Über eine neue Art von Strahlen, y una de las primeras extraordinarias imágenes que se daban a conocer sería la mano de su esposa Berta Röntgen exponiendo los huesos de la mano con sendo anillo en uno de sus dedos.

Después del reporte técnico del experimento se daba a conocer en la prensa el descubrimiento, esto sucedía el 5 de enero de 1896 anunciando la radiación de rayos-X como una nueva forma de radiación, este anuncio aparecía en Austria en el Vienna Freie Presse.

Un mes después comenzaban a circular artículos referentes al descubrimiento de los rayos-X en el país y en particular en San Luis Potosí, se publicaban en El Estandarte cinco artículos de Antonio F. López.

En el transcurso de ese año regresaba a San Luis, Luis Espinosa con la máquina adquirida en Alemania y para el 24 de octubre de 1896, ya se anunciaban experimentos realizados por los médicos potosinos Jesús E. Monjarás y Doroteo Ledesma utilizando la máquina.

No faltaron las demostraciones prácticas con la máquina adquirida por Luis Espinosa, su hermano José la usaría frecuentemente, tanto en aplicaciones médicas como en diversas demostraciones.

En los artículos publicados en el Estandarte, Antonio López, ya plateaba las posibilidades de aplicación en diferentes campos del conocimiento, mencionando por supuesto la medicina, que sería la aplicación que se emprendiera en San Luis Potosí, debido a la importancia del cuerpo médico que trabajaba y radicaba en la ciudad.

El Dr. José María Quijano extrajo una bala incrustada en la mano de un herrero, que registró como la primera aplicación de los rayos-x a la cirugía.

El 16 de enero de 1897 a pedimento de Antonio F. López los hermanos Espinosa y Cuevas estudiarían el brazo enfermo del niño Gabriel Ruelas. El 24 de abril de 1897, se examinaba la situación de las balas incrustadas en la garganta del Dr. González Amescua. Trabajos que quedaron registrados en los periódicos de la época y que muestran lo continuo y común del uso de los rayos-X en trabajos de medicina en San Luis Potosí.

Con todo lo anterior a San Luis Potosí, debe de considerársele la cuna de la radiología en Latinoamérica y muy especialmente en México.

También lee: El fundador de la pediatría potosina y creador de la vacuna antirrábica | Columna de J.R. Martínez/Dr. Flash

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Los coyotes del Ayuntamiento capitalino | Apuntes de Jorge Saldaña

Publicado hace

el

APUNTES

 

La historia sobre la empresa Energreen es una fábula sobre coyotes colmilludos. Sus intereses ocultos huelen más feo que el gas metano que un día prometieron generar a través de la basura del tiradero de Peñasco y desde el primer contrato otorgado en tiempos de Jorge Lozano, ha generado una horda de abogados “pepenadores” que buscan, literalmente, en la basura jurídica, una comisión millonaria.

¿Quién es Energreen y de qué se trata el asunto? Le platico a mi Culto Público: La empresa de mediano alcance, tuvo sus épocas doradas en los tiernos años 2 mil, ofreciendo sus servicios como generadores de energías y combustible a través del procesamiento y disposición de los desechos urbanos, sin embargo, fue una empresa de pocos logros que, de acuerdo a los registros disponibles, les alcanzó a intervenir por muy breves temporadas en municipios como Saltillo y un par de las entonces delegaciones de lo que fue el Distrito Federal.

A partir de 2009, la empresa no logró un solo contrato, sin embargo, mantuvo vigente –a tiras y jalones- el que le fue otorgado en la capital potosina durante la gestión del ya mencionado Jorge Lozano Armengol.

A partir de aquella administración, los alcaldes en turno no vieron sentido de mantener un contrato con una empresa que nada daba a cambio.

No obstante, por “alguna razón” (así entre comillas y ustedes hijos de mi alma imaginen la mejor posible que les venga a la mente) el gobierno de Victoria Labastida les extendió los términos de un contrato inexplicable hasta por 15 años más, a cambio de no hacer nada, ni infraestructura, ni generación de energía, ni mejoras en el tiradero, ni nada.

Si acaso, me explican por lo menos un trio de ex funcionarios municipales de tres distintas administraciones, la empresa compró un terrenito de extensiones muy limitadas que colinda con el tiradero de Peñasco en el que construyeron algo de infraestructura que quedó incompleta y por lo tanto sin uso práctico.

Empezó entonces el aullar de los coyotes: el negocio dejó de ser la generación de biogás o el procesamiento de la basura, el negocio se pervirtió a una competencia de acomedidos y leguleyos que para “arreglar y conciliar la demanda” se ofrecen como intermediarios para lograr un pago multimillonario por parte del gobierno municipal.

La empresa pide, nada más, 465 millones de pesos de compensación por un supuesto incumplimiento de contrato.

Hay abogados (de los que omito su nombre porque en una de esas se enojan y me demandan o, en el peor de los casos, un día de estos amanezco enterrado en Peñasco) que ofrecieron al alcalde arreglar el asunto por la módica cantidad de 100 millones.

Hay otros acomedidos que aseguran que todo el tema se “arregla” con 80 MDP y los coyotes menos avariciosos, o más hambrientos, ofrecen “convencer a la empresa” con 50 en una sola exhibición.

No pues qué amables coyotes… ¿No quieren también las llaves de un gallinero?

Lo único bueno del asunto es que los asesores jurídicos del alcalde (de los buenos, no los interesados peludo-colmilludos) ya leyeron la fábula, y los potosinos no vamos a tener que pagar ni ahorita ni pronto un solo peso a la fauna hambrienta.

Además del amparo, aún existen otras dos instancias jurídicas a las cuales puede el gobierno acudir para defender el recurso público, y de acuerdo a expertos en el tema, en el caso de que las instancias fallaran a favor de la empresa, la indemnización –ya exagerando- no rebasaría ni 10 millones de pesos que serían pagados, en todo caso, al término de largos y largos caminos de defensa jurídica.

Algo sabrá el gobernador Ricardo Gallardo del asunto, que ayer respaldó al alcalde Galindo y le sugirió no pagar ni un peso a Energreen.

Ni modo coyote, tus argucias legales salieron marca ACME y el tema va que vuela para caer al precipicio del olvido.

 

DE LA VISITA DEL EMBAJADOR

La de ayer del excelentísimo (así se dice por protocolo, pero yo no sé por qué) embajador Ken Salazar fue una visita breve, pero trascendente para el estado.

Al de Colorado, debió gustarle mucho el sombrero que le regalaron en Palacio de Gobierno, porque además de reconocer a nuestro estado como uno de los punteros en los indicadores laborales y destacar las bondades de competencia económica con las que cuenta San Luis, el diplomático gringo hizo hincapié en las estrategias para el combate al crimen organizado que se implementan.

Cierto, el 37 por ciento de las empresas instaladas en SLP son de capital norteamericano, el 92 por ciento de lo que producimos se vende allá y el 40 por ciento de lo que compramos los potosinos viene justamente de nuestro vecino del norte.

También fue gran oportunidad para ofrecer el terreno de la Ford, que supe ha tenido hasta el momento puros interesados de los “metiches”, de esos que vienen, preguntan y se van diciendo “gracias nada más estaba viendo”.

De su visita, el embajador Salazar se llevó además la solicitud del mandatario Gallardo para, en lo posible, eliminar a los intermediarios o Brokers de las producciones agrícolas, un panorama más claro y realista sobre las capacidades de generación energética en nuestro territorio pre y post reforma, y una excelente impresión de nuestra Huasteca que el diplomático estadounidense quedó asombrado.

Por otro lado, el representante del gobierno americano también dejó un mensaje que no fue público, pero que no es otro que el de continuar con sus recorridos estratégicos en estados mexicanos en los que su gobierno tiene especial interés respecto al combate al tráfico y circulación de fentanilo. Esos son acuerdos bilaterales y ambas partes están cumpliendo dicha agenda.

Hasta aquí por el momento amigos del verano, hijos de mi rueda de la fortuna. Los dejo porque voy de prisa a ver a Paquita la del Barrio en el Teatro del Pueblo. Me preocupa que cuando ella pregunte: ¿Me estás oyendo inútil? Yo no vaya a estar ahí oyéndola…

Hasta la próxima

Jorge Saldaña.

 

BEMOLES

DE CALABAZAS EN UNA CARRETA

Quizás no termine la Fenapo cuando los New Orange, o MC potosinos, por fin tengan convocatoria lista para elegir a su próximo dirigente, pero sobre todo su nuevo rumbo. Ya van tarde, sobre todo si se considera que, con convocatoria, protocolos y aunque hagan tres bailes con Yuawi, solamente hay 4 nombres de potosinos en la mesa de Dante Delgado. Son los finalistas y el cuarteto sabe cuánto se necesitan, simbióticamente, si es que quieren de verdad convertirse en una opción. Pronto les daré más detalles.

También lee: Notas rojas como las llamas del infierno | Apuntes de Jorge Saldaña

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Las cuatro películas más crudas de Felipe Cazals | Columna de Mario Candia

Publicado hace

el

APUNTES DE UN CINEÓFITO

 

Canoa (1976). Película cruda y aséptica que nos relata los hechos de manera documental, un narrador aparece hablándole a la cámara varias veces durante el metraje para advertir y poner al espectador en situación de como un pueblo campesino y analfabeto fue manipulado y azuzado por el cura Enrique Meza Pérez, quien en plena efervescencia anticomunista de la década de los 60, inventó un complot contra seis excursionistas, empleados de la Universidad Autónoma de Puebla, que termina con el linchamiento de cuatro de ellos y del campesino que los hospedó. El cura acusó a los universitarios de ser comunistas y de que quemarían las cosechas y violarían a las mujeres del pueblo. La excelente película de Cazals, sigue aún vigente, y es un claro ejemplo de cómo las religiones se aprovechan de la ignorancia de las personas para crear seres manipulables, fanáticos a los que controlar a su antojo.

Las Poquianchis (1976)  Cazals retrata el martirio que las hermanas María y Adelina deben vivir luego de que su padre, un campesino que vive en la pobreza, prácticamente las venda a Las Poquianchis. Así, tras ser engañadas con una oferta de trabajo, ambas serán obligadas a prostituirse, pero no sólo esto, sino que prácticamente serán rehenes, junto con varias decenas de mujeres más, que día a día deben luchar por su vida, ya que todas ellas viven en un prostíbulo con las mínimas condiciones sanitarias, lo cual les causará variadas enfermedades y trastornos. Conforme la trama avanza se nos presentará no sólo el cómo las dos jovencitas acceden poco a poco a prostituirse, sino que también pasarán a convertirse de víctimas a criminales. Basándose en la historia real, Cazals entrega un producto duro y revelador en su contenido; grotesco, sórdido y perturbador.

El Apando (1976) Desde su comienzo hasta su final, la película es agría, dura desesperanzadora, oscura.

Basado en un relato corto de José Revueltas después de sus experiencias en la cárcel por aquellos años de represión mexicana durante la presidencia de Gustavo Díaz Ordaz. El apando conforma uno de estos títulos de esa filmografía silenciada por años, que expone circunstancias reprobatorias acerca del sistema penitenciario mexicano y el atropello de los derechos humanos, para ese momento. Desde el Palacio Negro de Lecumberri, en el cual los convictos se valían de artimañas para la intromisión y consumo de drogas al penal bajo la corrupción ahí establecida por custodios y los altos mandos. El espectador descubre, el apando, la celda de castigo, un minúsculo espacio que padecen en condiciones extremas, como medida aleccionadora y de correctivo, los reclusos que incurrían en graves faltas.

Los Motivos de Luz (1985) Tomando como punto de partida el interrogatorio al que es sometida Elvira Luz Cruz, para aclarar las circunstancias y los motivos que presuntamente la llevaron a estrangular a sus cuatro hijos, el director mexicano Felipe Cazals desarrolla un filme desgarrador basado en el caso real de esta mujer doblemente enjuiciada; por un lado por las autoridades y por el otro por un sector de la sociedad en franca descomposición. Felipe Cazals captura una realidad lacerante, una situación que prevalece hasta nuestros días, la mezcla entre la pobreza extrema y el espiral de violencia y corrupción que ensombrece a nuestro país.

También lee: Recomendaciones de cine experimental | Columna de Mario Candia

Continuar leyendo

Opinión