#Si SostenidoColumna de Jorge Ramírez PardoEnred@rte

«Lili Marleen» nostalgia por lo no vivido | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Erend@rte

 

Allí volveremos a encontrarnos,

bajo la farola estaremos.

Como antes, Lili Marleen.

Hans Leip, soldado alemán

 

Con frecuencia, quienes realizamos cine documental, nos vemos inspirados y hasta asediados por una línea melódica o una canción rítmica. Ese sonido reiterado, con frecuencia es la música para dar cadencia y elementos estructuradores a una película.

En el caso de la canción “Lili Maleen”, primero fue el encuentro cautivador, arrebatante, de la película “Lilie Marleen” –localizable en este sitio web: https://zoowoman.website/wp/movies/lili-marleen/- del genial director alemán Rainer Werner Fassbinder.

 

Frente al cuartel,

delante del portón,

había una farola,

y aún se ubica allí.

Nuestras dos sombras

parecían una sola.

 

Nos queríamos tanto

que daba esa impresión.

Y toda la gente lo verá,

cuando estemos bajo la farola.

 

Hace días, me persigue la canción inspiradora de esa película, en su versión original, https://archive.org/details/78_15449-Lili-Marleen-.  Parte del encanto ha sido saber de las circunstancias de su gestión, del impacto provocado en su momento y su trascender hasta el tiempo presente.

Esta vez la película llevó a la canción de manera tan subyugante porque su director RW Fassbinder, quien nació el año cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, aludida en el film y, muestra con ella haber alcanzado un dominio del oficio de hacer películas.

Rene Werner, además de un autor/genio, surgido de un colectivo juvenil a principios de los pasados sesentas, y simiente del Nuevo cine alemán, realizó la película Lilli Marleen a los 35 años de edad y murió tan sólo dos años después. Sin duda es uno de los realizadores de cine más admirado y controversial de su generación.

Vivió de prisa, llegó a filmar hasta 5 películas en un año. A decir de algunos de sus críticos*: siempre le encantó ir por la libre, a toda velocidad y con un notable afán provocador que abrió senderos inéditos en la industria europea (…) ofrece una mirada personal sobre el mundo: un universo donde la homosexualidad, la emigración o las drogas sirven de marco a historias melodramáticas que en muchas ocasiones recrean sentidas historias de amor.

 

Como antes, Lili Marleen.

Pronto llama el centinela

«Están pasando revista

Esto te puede costar tres días»

Camarada, ya voy

Entonces nos decíamos adiós

Me habría ido encantado contigo

Contigo, Lili Marleen

La película “Lilli Marleen”, es la recuperación de la historia legendaria de la canción inspiradora y de ese momento en la vida de Lale Andersen, primera intérprete de la misma. Película desarrollada con suspenso, giros argumentales frecuentes, reiteración de la soberbia nazi a la intemperie del ridículo en picada, y la presencia en el papel protagónico de la actriz ancla de toda su trayectoria fílmica de René Werner, Hanna Schygulla.

 

Ella conocía tus pasos

tu elegante andar

todas las tardes ardía

aunque ya me haya olvidado

Y si me pasara algo

¿Quién se pondría bajo la farola

Contigo?, Lili Marleen

Desde el espacio silencioso

Desde el nivel del suelo

Me elevan como en un sueño

tus adorables labios

Cuando la niebla nocturna se arremoline

yo estaré en la farola

Como antes, Lili Marleen

 

Es el dolor anímico del miliciano afectuoso, quien irremediablemente irá a una guerra. Al respecto, hay varios puntos a iluminar el hecho:

  • El autor, el soldado alemán Han Leipe, escribió el poema en 1915.
  • Lili Marleen, no es un nombre compuesto, sino el de dos mujeres. Lili, la novia de Han. El nombre Marleein es de una enfermera que también movía los afectos del miliciano.
  • El poema fue publicado en 1937. Se convierte en canción, en manos del compositor Norbert Schultze, quien le puso música, y la cantante Lale Andersen le dio voz.
  • Pese a sus cualidades siempre visibles, la canción había tenido escasa difusión.
  • Otro soldado la descubre y la difunde a través de una radiodifusora de gran potencia, ubicada en Belgrado (territorio ocupado por el ejército alemán).
  • En tal sentido, la canción surge de las filas nazis, pero, no sólo causa gran impacto en ellas. De inmediato, su tono nostálgico/marcial (hay un coro militar de acompañamiento en la primera versión) se apodera del gusto y empatía de soldados de los dos bandos en contienda.
  • Goebbles, ministro de propagandista de Hítler, intentó prohibirla, pero ya la pregnancia y cobertura eran imparables.
  • Todas las noches, como también lo refiere la película, se difundía la canción poco antes de las 10.
  • Una edición reciente, consigna 200 versiones diferentes, incluida una de Frank Sinatra y de la española Marta Sánchez, quien se catapultó al inicio de su carrera con una versión singular de la misma y letra distinta en castellano:

 

Este mundo en ruinas

Sabe qué pasó

Sálvese quien pueda

Locos al poder

Y una explosión me habló de ti

De ti, Lilli Marleen

De ti Lilli Marleen

 

Quise ser un héroe

Otra vez será

Me siento bien

Me siento mal

Por ti, Lilli Marleen

Por ti Lilli Marlee

 

La periodista hispana Rosa Sala Rose se pregunta el porqué de la permanencia de la canción. «El misterio sigue vigente -señala -. Incluso a personas que no tienen nada que ver con aquella guerra les sigue emocionando hasta las lágrimas. Debe ser una combinación de melodía pegadiza y melancólica, esa mezcla de sentimentalismo amoroso y presagio de muerte… Toca pulsiones universales del ser humano, más allá de la guerra. De todas formas, la explicación última de este misterio siempre estará en el aire y no creo que nadie la pueda dar».

* Las fotos son stills de la película, excepto el paisaje urbano, cuyo autor es Robert Frank

**Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). 

 

También lee: ¿Gobernar? SLP sin para qué | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Nota Anterior

#OtraVez | Acusan a Ricardo Valero de intentar robar... ¿una playera?

Siguiente Nota

Elías Pesina busca ser presidente del PRI en SLP otra vez; pedirá licencia