mayo 20, 2024

Conecta con nosotros

Columna de Nefrox

Ganar… como sea | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

Ganar... como sea

Testeando

 

En el futbol como en muchas otras cosas de la vida, las formas importan. Sin embargo, hay momentos en los que la presión es tanta que nos enfocamos solo al marcador.

Justo así: el domingo pasado, es como muchos recibimos el marcador de visitante del San Luis, 1-2 contra Juárez en un duelo directo por el no descenso (aunque no exista el descenso esta temporada, otra vez); ganar en la frontera supo a gloria, las formas son lo de menos.

San Luis es un equipo que está acostumbrado a ganar de visitante, junto con Necaxa son los dos mejores del torneo; sin embargo mientras los de Aguascalientes dominan la tabla general y juegan un buen futbol, los potosinos parecen un equipo lleno de circunstancias.

San Luis ha ganado 4 de sus 6 salidas, perdiendo dos: contra Chivas y Toluca; ha derrotado en su casa a Veracruz, Pachuca, Puebla y Juárez. Ahora bien, no podemos sacar ninguna conclusión de esa buena marca de visita, la razón es muy simple: el cambio de técnicos reformuló la táctica y hasta la formación.

Cuando al equipo lo dirigía Sosa, sabíamos que la prioridad era mantener el cero en el marcador, el orden era algo que se buscaba tanto de local como de visitante, desafortunadamente contra Chivas (3-0) falló rotundamente. La estrategia de Sosa funcionó muy bien contra Veracruz (1-2) y Pachuca (0-2) siendo este último un marcador verdaderamente sorprendente. Incluso podemos sumarle a Sosa un par de buenos resultados en copa, tanto contra Pumas en CU como con Potros en Toluca (empate y victoria).

Luego, la tragedia. Viene la telenovela de la salida de Alfonso Sosa y la llegada de Gustavo Matosas.

Con el uruguayo las cosas parecían fluir en el primer encuentro. Se visitó Puebla para lograr un buen triunfo 1-3: San Luis en ese juego tuvo controlado el primer tiempo y, en el segundo, la suerte cayó de su lado y terminó dominando claramente al rival. Apuntes aparte, la estrategia de Matosas fue muy parecida a la de Sosa con el parado del equipo, solo cambiando algunos hombres del cuadro titular.

Seguido de esto, se vino la noche: 4 partidos perdidos, 3 de liga y uno de copa

, todos achacados a la estrategia ofensiva del cuadro que proponía Matosas. El orden que se presumía con Sosa y la baja cantidad de goles recibidos, se desplomaron con tremendas golizas tanto de local como de visitante.

Para el juego contra Juárez, muchos presagiábamos la tragedia: pensábamos que el equipo seguiría jugando tan ofensivo como el técnico lo deseaba.

Llegó la sorpresa: el planteamiento de Matosas resultó un enjaule prácticamente de 4,4,1,1 que encerró demasiado el balón y terminó dando resultado para ganar 1-2.

Pero, ¿en verdad hay una mejoría en el equipo? La respuesta es contundente y desalentadora: ¡no!

San Luis ganó porque Juárez no quiso meter los goles: las jugadas de peligro se dieron en mayoría contra el marco del San Luis, se anuló un gol de Bravos (bien anulado, por cierto) y se cobraron 10 tiros de esquina del equipo local por tan solo 1 de la visita; los de casa lograron concretar 4 tiros a portería, mientras San Luis solo tuvo uno.

Las estadísticas son frías y la suerte alta para el equipo de Matosas, los dos goles para la victoria potosina cayeron a balón parado y en cuanto llegadas de peligro en jugada, nos quedaron a deber.

Cuidado, el marcador era necesario, pero las formas importan, el equipo tiene tres visitas más en el torneo (León, Atlas y Cruz Azul). Las tres se ven complicadas, y mientras el equipo se vuelva a ver con la poca claridad que vimos el domingo, la victoria se ve muy pero muy lejana.

Para tranquilidad de Matosas y sus dirigidos, la fecha FIFA parece adecuada en tiempos para poner orden, el equipo podrá afinar la estrategia y el técnico pensar en jugar con mayor idea. Queda esperar hasta el clásico contra Querétaro, queda desear que el marcador sea congruente con lo que veremos en la cancha, queda esperar que San Luis sepa ganarle a los Gallos.

También te puede interesar: Alberto Marrero | Columna de Arturo Mena «Nefrox»

#4 Tiempos

Lo único que nos falta | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO

 

Ya no sé que pensar de este San Luis, hemos perdido una temporada que parecía de consolidación, hemos olvidado jugar al futbol, algunos futbolistas simplemente no aparecieron en toda la temporada, ya hemos pasado de todo.

Cuidado, el rival en puerta es un gigante dormido, un Toluca que sin ser brillante como otros, están en la pelea por el liderato general, el equipo histórico que nadie considera grande, visita hoy el Alfonso Lastras.

Toluca solo ha perdido dos partidos en el torneo, por cierto uno, el último, por goleada frente al América, hoy Toluca parece que no busca quien se la hizo, sino quien se la pague, hoy Toluca buscará revancha personal. El cuadro del Edomex es un equipo bien armado, con buena dirección y a pesar de no tener grandes nombres, juega bien, práctico, simple y sabe ganar de local o visitante.

Por su parte, San Luis es una caricatura, es el rival que ya no le gana a nadie, ni siquiera a los que están por debajo de su lugar en la tabla, un equipo que ha perdido mística y que muy apenas sabe a lo que juega. San Luis no solo perdió un torneo, sino que también perdió credibilidad, esta noche solo nos falta perder por goleada.

Repasemos brevemente las peores goleadas de esta franquicia. En el Clausura 2020, el 28 de febrero, Juárez metió 0-3 en la jornada 8 en la cancha del Lastras, afortunadamente ese torneo se suspende en la jornada 10.

En el Apertura 2020, Mazatlán vino y jugando de visitante, barrió 0-5 en la jornada 16 a un San Luis que ya solo peleaba por levantar un poco el orgullo, al menos la gente no lo vivió en el estadio, ya que jugábamos aún a puerta cerrada.

En el Clausura 2021 la cosa fue aún peor, pues Puebla se lleva del Lastras 3 puntos con un 1-4 en favor de la franja en la jornada 15, para rematar en la jornada 17, Pachuca visita y golea 1-5 a una de las peores caras de San Luis con esta franquicia.

En el Apertura 2021, Atlas goleó en su casa a los potosinos con un 2-6 que pudo terminar en peor catástrofe.

Y como olvidar la última y tal vez más dolorosa derrota, 0-5 a manos del América en las semifinales del torneo pasado, justo ahí es cuando se comenzaron a ver las carencias de San Luis, eso que hoy nos tiene preocupados.

Lo único que nos falta es despedir un torneo en el Lastras, pasando vergüenzas, ojalá que Toluca no juegue tan bien como acostumbra. A pesar de que se pronostica una derrota del equipo de casa, que esta no sea compleja, que no se de abultada, ojalá no pase más allá de perder a lo mucho, 3 puntos.

También lee: Ridículo de fin de semana | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Ridículo de fin de semana | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO

 

¿Por donde empezamos? El final de temporada para San Luis es un monumento al desastre, un verdadero fracaso con letras mayusculas pero también un absoluto ridículo en una liga que de por sí ya es bastante extraña y mediocre.

San Luis se murió de nada en el partido contra Juárez, ni tres tiempos le sirvieron para derrotar a un equipo que en el papel es inferior. De milagro ese encuentro terminó 2-3, los de la frontera merecían por lo menos dos goles más, San Luis una pena en la cancha y otro más en su infraestructura.

En esta columna hemos intentado entender a Gustavo Leal, muchas veces hemos aplaudido las virtudes del atrevimiento por instalar un sistema de juego propio, hemos defendido que el equipo tenga pocas variantes con tal de no darle la vuelta a su forma de juego, pero esto ya es indefendible, un equipo con menos puntos, que pelea la multa, que no tiene una idea concreta, no puede venir a ganarte en casa, en el partido más trascendente del final de temporada, si ya habíamos tocado fondo con la derrota en Querétaro ¿esto que fue?

Pero paremos de criticar la cancha, donde no hay argumentos que los salven, ahora vayamos con la directiva. Que lindas son las promesas cuando de amor se tratan, cuando todo va bien, vale la pena parar la oreja para que nos endulcen con un futuro mejor. Pero gran error cuando ese amor se acaba, las promesas incumplidas son las primeras que reciben el reclamo.

Ya hace tiempo Jacobo Payán nos prometió una pantalla gigante en el Alfonso Lastras, un alumbrado de primera y un equipo que pelee liguillas… promesas incumplidas, ridículo mayúsculo lo del fin de semana.

Increíble que un alumbrado no pueda funcionar como debe, ya lo había mostrado, lamparas que no encienden en su totalidad, el juego de luces que no ha podido mostrarse bien en un partido (por ejemplo en los goles) y ahora el colmo es no poder concluir un partido por falta de alumbrado, digo, para eso mejor nos hubiéramos quedado con las luces originales. Y de la pantalla, mejor ni hablamos, nos dijeron que en enero, luego que febrero, literal será para abril o para mayo, pero ante los resultados actuales, parece que mejor para el siguiente torneo, un verdadero ridículo las palabras del presidente, casi tanto como cuando aseguraba que André Jardine, no se iría del equipo el torneo anterior.

En fin, mucho que recuperar, mucho que estudiar para intentar levantar este barco el siguiente torneo, lo mucho que se había ganado el campeonato anterior, se ha ido muy lejos en estos meses de 2024, ojo que la afición no es tonta, no olvida y al final, lo va a reclamar. Que no se vuelva a repetir un ridículo tan grande (en la directiva y en la cancha) como el de el pasado fin de semana.

También lee: Se acaba el torneo | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Se acaba el torneo | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO

 

Sí, aún quedan 7 fechas y matemáticamente existen posibilidades para que San Luis se pueda meter al play in, sin embargo, poco se ve con esperanza de obtener puntos.

De los 7 partidos que restan, dos son los que tal vez puedan dar algo para la cosecha.

Juárez y Atlas, son los dos que parecen (de cierto modo) posibles, el último lugar de la tabla solo ha podido obtener 3 empates, no conoce la victoria y juega para sobrevivir, los de la frontera están verdaderamente perdidos desde hace tiempo. Del otro lado, los rojinegros viven un presente muy parecido al cuadro potosino, un equipo con altibajos que por momentos no juega mal, pero cuyos resultados lo tienen sumido en una realidad mediocre.

Fuera de esos dos, el calendario es poco más que complicado para San Luis. El suplicio comienza el domingo, recibir a Pachuca que piensa en grande, es complejo, los de Hidalgo vi enen de perder de locales en la liga, pero también de golear a media semana en Concacaf, un cuadro bien dirigido con nombres importantes como Rondón que ya es figura no solo de su equipo,

sino de la misma liga. El partido del domingo parece una derrota cantada para los de casa, Pachuca está obligado a ganar.

Después de ese rival, la cosa no mejora, pues la siguiente semana se tendrá que visitar al campeón, un América que posiblemente enfrente a San Luis con bancas, pero que aún así, le pondrá las cosas difíciles. Parece que tendremos 0 de los próximos 6 puntos.

Esto es futbol, todo puede pasar, pero hay que ser congruentes y entender que poco se puede rescatar de este torneo, el campeonato prácticamente ya acabó para San Luis, cualquier cosa que pueda pasar, es ganancia ante este triste panorama.

También lee: Espejismo | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

Opinión