agosto 19, 2022

Conecta con nosotros

#4 Tiempos

El Perro Aguayo y yo, en San Luis Potosí | Columna de El Dandy

Publicado hace

el

Columna invitada

 

El Dandy, Roberto Gutiérrez Frías, es probablemente uno de los mejores luchadores mexicanos en la historia. Goza de prestigio en las arenas de México, Estados Unidos y Japón. Actualmente es quirofísico en la Ciudad de México. Hoy nos comparte una anécdota de una función de lucha libre en el auditorio Miguel Barragán.

Esto sucedió en San Luis Potosí, para ser exactos, en el Auditorio Miguel Barragán, bajo la promoción de mi amigo Luis Salazar (qepd), donde muchos, tanto de la Empresa Mexicana de Lucha Libre como independientes les decían a sus patrones “¿por qué El Dandy va allá y yo por que no?” Mi ‘apá Alonso siempre dijo: “a él lo piden, a ustedes no”.

En esa ocasión, Luis Salazar, que fue esposo de Reyna Gallegos, que espero esté bien, me pidió la fecha para ir un sábado a San Luis. Le dije “sí, claro” porque él sí pagaba y muy bien.

En esa ocasión me programó como pareja de mi compadre Pedro El Perro Aguayo, a quien le mando todos mis mejores deseos. Nos enfrentaríamos a The Killer y al primer Andy Barrow, junto con El Indómito, Vicente, quien espero se acuerde.

La verdad desde que llegamos al Auditorio… bueno, llegué yo con Luis, porque él fue a recogerme a la Central y me dijo “mi Beto, va a haber muy buena entrada”. Eso me alegró mucho. Llegando al Auditorio me dio mucha alegría ver a mucha gente conocida, que esas personas me empezaron a ver desde 1981, fecha en la que debute en San Luis Potosí, pero en la Arena Coliseo.

Se sentía un ambiente luchistico donde todos los muchachos locales hicieron su mejor esfuerzo, porque como yo siempre decía: “Echenle ganas muchachos, si sale buena la primera salen buenas todas” y es verdad. Si la primera lucha sale mala, se contagia.

Empezamos a vestirnos mi compadre y yo, porque antes nos habían llamado a unas entrevistas de radio y algunos periódicos locales. Tenía mucho tiempo que no se presentaba un programa tan completo y con tanta expectación por The Killer y El Indómito, que eran la sensación en el grupo independiente.

Me la pasé entre broma y broma con Aguayo, hasta que nos dijeron “ya iba a subir la semifinal y después ustedes”. Se iba a salir Luis del vestidor y le pregunté “¿cómo está la Arena?”. Luis volteó y me dijo con las dos manos “no se puede llegar al ring, Beto, está lleno”.

Muchos aficionados le comentaban a él que siguiera haciendo este tipo de combinaciones entre coliseinos e independientes y él contestó: “pero que luchen como El Dandy, porque otros nada más vienen a hacer sus dizque lances”. Al que le duela que se sobe y al que le apriete el saco que se ajuste a la medida. Total que a mi me agrado mucho cuando giré mi cara para ver la expresión de mi compadre. El Perro se levantó y me dio un abrazo fuerte y me dijo: “compadre, vas para una gran estrella, nunca cambies cabrón”. Mi contestación fue “esto se lo debo a ustedes que me han enseñado a prepararme como luchador no como fisicoculturista”.

Llegó la hora de subir al ring. Los rudos primero, Killer y el Indómito, con Andy Barrow. La gente se los quería comer por que subieron con la bandera americana y gritando “¡USA, USA!”. Cuando tocaron La Marcha de Zacatecas la gente enloqueció y me dijo mi compadre Aguayo: “Compadre, vámonos”. Le contesté: “es tu canción”. Me abrazó y me dijo: “Vámonos juntos, vente”, haciendo que compartiera su popularidad y el cariño del público hacia mi también.

Pero chin…. se nos hizo bien tarde. Que nos llegan entre la gente los rivales y empezó la lucha, me subieron a mi al ring y empezaron los castigos. Cuando giré mi cara a buscar a Aguayo, ya traía el rostro lleno de sangre. La verdad nos dieron una repasada rica como rudos, no como ahora que a pura raqueta se la llevan. Ya cuando no hay recursos hay que pegar con la mano abierta.

Nos ganaron la primera caída. Para la segunda ya sangraban Indómito y Aguayo. En eso The Killer aventó a las cuerdas a Aguayo, asestándole un fuerte golpe de antebrazo

. Para el segundo, Aguayo se agachó para esquivarlo. Luego corrió a la cuerda y al regreso le dio el antebrazo a Killer mientras caía.

Aguayo corrió a la cuerda, le asestó sus lanzas asesinas y remató con el sentón que lo caracterizó mucho. El Perro cubrió a The Killer para la cuenta de tres, pero entró El Indómito, al cual derribe con zancadilla y le apliqué la casita.

Se quiso meter Andy, pero Aguayo le dio unas patadas de canguro que hasta arriba de la tercer cuerda llegó pegándose en la barbilla. El réferi le contó las tres con la casita a Indomito y ganamos la segunda.

Para la tercera caída no paraba la sangre de Aguayo, que hasta una aficionada me regaló una mascada de seda para amarrársela a mi compadre. Durante los castigos de la tercera caída, era tanto el coraje de los rudos, que ya casi para finalizar fue el principio de la tragedia.

Killer me arrojó a la cuerda, Barrow me jaló de las piernas, derribándome fuera del ring. Killer bajó y “bye, bye, baby”, me aplicó el martinete en el piso: cruel y duro cemento.

Empecé a convulsionar y a sangrar también. Aguayo bajó a quererme cubrir y entre los tres, Killer, Barrow e Indómito, nos surtieron. La gente decía: “ya dejenlos que se alivianen”.

Aguayo me pegaba cachetadas para alivianarme y me decía “pinche compadre, tú puedes, levántate”, pero su sangre caía sobre mi rostro. Una aficionada llegó con una cerveza bien helada, echándonosla tanto a él como a mi en la cara. Eso me hizo reaccionar un poco, pero muchos aficionados ya querían linchar a los rudos. Espero se acuerde Vicente, ¡qué momentos vivimos!.

Para que las personas no siguieran pegándoles a los rudos, tuvimos que pegarles nosotros a Killer, Barrow e Indómito. Pero ya los habían descalificado. Los metimos al vestidor a golpes y la gente nos llevó en hombros hacia el ring del Auditorio.

Recuerdo el rostro de Luis que decía: “La gente está caliente, llévenselos para allá”. Nos subieron al ring entre gritos de “¡Perro, Perro!”, “¡Dandy, Dandy!”. Nos premiaron con monedas, billetes, muchas pañoletas de las damas y la verdad, por ahi llegaron hasta dos brasieres.

Bajamos del ring y la gente ya más calmada nos pedía una revancha, la cual nunca se dio por compromisos de The Killer e Indómito, que tenían mucho trabajo en muchas arenas. Mi compadre y yo después hicimos pareja muchas veces.

Todo eso sucedió en San Luis Potosí, ciudad que para mi es un lugar clave en mi trayectoria luchística. Ahí me hicieron hacer resortes, atravesando el parque y ahí recibí dinero por primera vez en mi carrera, de parte de la gente, también en la Arena Coliseo. Gracias gente -como le decía yo-, gente sanluisina. Bonito público y conocedor. Gracias por su cariño hacia su servidor y respeto, sobre todo, espero les guste y la compartan.

Le mando un abrazo a The Killer y a Vicente, El Indómito. También a mi Andy Barrow. Mi compadre Aguayo, de corazón espero que encuentre la paz, tranquilidad y salud, que se lo merece. Es un gran ser humano que me hizo ver la realidad de la lucha libre: ¿cómo? Ahí les va… ser profesional, no abusivo. Ladies and gentlemen, good afternoon.

También lee: Ya no, Atlantis | Columna de El Mojado

#4 Tiempos

El rey de empate… perdió | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO

 

Increíble, simplemente increíble, una de las nóminas más vistosas del futbol mexicano, ha recibido una docena de goles en tan solo 3 partidos, y de victorias, mejor ni hablemos.

Pumas de la UNAM, con todo y sus contrataciones rimbonbantes, no ha podido levantar: una victoria en la jornada 3, apenas 1-0 frente a Necaxa, con 5 empates (el rey del empate) y ahora dos derrotas consecutivas en liga; Pumas simplemente no se encuentra.

Mucho se habla sobre el valor de Alves, su alineación (que parece) obligatoria y el poco rendimiento que ha mostrado en la cancha donde hasta ahora, no ha marcado diferencia. Pero la crítica sería muy simple si solo nos enfocamos a Alves, el equipo universitario pasa por un tremendo bache que involucra a todo el equipo y evidentemente al cuerpo técnico. Parece que Universidad tiene que ir pensando en salvar el barco, en una temporada que aunque brilla en la nómina, se cae a pedazos en la tabla general.

Ni Alves, ni Salvio, ni Dineno, Huerta o Alderete son los culpables, es el equipo entero el que no se encuentra, el equipo entero el que parece se quedó en el avión cuando llegaron a Barcelona para jugar.

Hay que sacudir el árbol y esperar que los frutos caigan, hay que hacer algo, pero Pumas lo tiene que hacer, ya.

Por otro lado, buena remontada de San Luis: por fin Abel se reencontró con el gol y terminó marcando diferencias, tres anotaciones que de pronto lo han catapultado al liderato de goleo junto a Henry Martin, y una tremenda respuesta del equipo que supo aprovechar la increíblemente mala marca de los universitarios.

Tres puntos que saben a gloria pero que aún dejan duda. Le han dado la vuelta a un equipo que no sabe ganar, y que viene de mal en peor. Este juego, bajo las circunstancias actuales era obligado para sumar de 3. Hecho, firmado y a cobrar. Ahora viene el examen complicado de la semana, recibir a uno de los líderes del torneo, no será fácil, pero ahí es donde veremos si jugadores y cuerpo técnico, van recuperando el barco, o si de plano este 3-2 fue culpa de los de la cantera universitaria.

También lee: Se acabó el romance | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Recomendaciones de cine político | Columna de Mario Candia

Publicado hace

el

APUNTES DE UN CINEÓFITO

Z (Costa-Gravas. Argelia. 1969) El cine de Costas-Gavras, este gran director griego, ha sido el cine de denuncia, contra el fascismo, las dictaduras militares totalitaristas, contra las injusticias sociales, contra la poderosa Iglesia, contra elementos estatales como la C.I.A., contra las dictaduras de las poderosas mafias financieras, no ha tenido temor de nada y seguramente se ha ganado muchas enemistades. El tiempo pasa y aunque quizás de diferente forma la historia siempre tiende a repetirse. Z de Gavras estuvo prohibida en muchos países, pero con el paso del tiempo se ha convertido en un auténtico hito, que marco a toda una generación y por el que aún hoy sigue siendo recordada. Es la única película en la que se advierte de que “cualquier parecido con la realidad no es fruto del azar”, y en su breve pero devastador epílogo se muestra la sinrazón y amoralidad de las dictaduras. La cinta trata cuestiones que tanto en su momento, como hoy en día, no pierden vigencia: el asesinato político, el poder, la corrupción y la manipulación enfrentados a la justicia, así como la lucha por conseguir la libertad de expresión.

El Reino (Sorogoyen. España. 2018) Un político es implicado en un caso de corrupción en un partido que es una auténtica máquina de corruptos. La cinta no se especifica qué partido es, dónde ocurren los hechos, ni el dinero que se llevan. No hay pistas ni muchos datos, como si la situación y los protagonistas fuesen sólo arquetipos. El director de esta película, Rodrigo Sorogoyen, presenta a los personajes directamente, sin que se sepa quiénes son o qué papel juegan tanto en su formación política como en la trama corrupta. Todos son egoístas y sólo miran por sus bolsillos, tienen el poder y se protegen entre ellos. Los verdaderos enemigos, sin embargo, están dentro del mismo partido. En la vida real nos hemos acostumbrado a que los corruptos siempre reciben el apoyo de los suyos, pero en esta cinta, el partido decide sacrificar al protagonista sin que se sepa muy bien el porqué. El protagonista que figura como una especie de anti-héroe, lógicamente, luchará para salvarse, no para limpiar su nombre sino para demostrar que no es el único que hace juego sucio y que su comportamiento es lo normal dentro de su organización.

Calzonzín Inspector (Arau. México. 1974) Realizada en 1974, Calzonzín Inspector es una película de sátira política, dirigida y protagonizada por Alfonso Arau, inspirada en la trama de El inspector

de Nikolai Gogol, en donde se recrea la historieta Los Super Machos del maestro Eduardo Del Rio García, mejor conocido como Rius, cuya trama se realiza en el ficticio pueblo de San Garabato, gobernado por el corrupto cacique Don Perpetuo del Rosal, al que llega el indio Calzonzín, a quien confunden con un inspector de gobierno, por lo que se desatan una serie de situaciones hilarantes que, a más de 45 años de su producción, siguen arrancando carcajadas. Es una película valiosa porque jugó con el espíritu crítico de una época, porque es la única adaptación de Rius al cine, donde él mismo participó y porque tiene un sentido del humor con temas que siguen siendo muy vigentes.

La Muerte de Stalin (Iannucci. Reino Unido. 2017) Armando Ianucci dirige esta sátira política que resulta ser la adaptación de un cómic francés de Fabien Nury y Thierry Robin. El film se inicia en la última noche de la vida de Stalin, y en las primeras escenas se nos muestra la oscura realidad de aquellos tiempos. El miedo a decir algo inapropiado sobre Stalin, las detenciones y ejecuciones que ordenaba, y el modo en que sus más cercanos miembros del gobierno le adulan y le temen. El director nos relata estos sucesos históricos en modo de comedia negra, y es un gran acierto, puesto que los hechos que narra son terribles pero al mismo tiempo tan disparatados que son mucho más fáciles de digerir si nos los tomamos a risa. Pero lo hace utilizando el humor en su justa medida, para que el film no caiga en el género de thriller. Los hechos son evidentemente ridiculizados pero tratados con el humor de una sátira política, por lo que te ríes pero al mismo tiempo tomas conciencia de lo que debieron ser aquellos días en la Unión Soviética.

 

También lee: Recomendaciones de cine dirigido por mujeres | Columna de Mario Candia

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Los gritones de adentro y los gritones de afuera | Apuntes de Jorge Saldaña

Publicado hace

el

APUNTES

 

Tanto como que una golondrina no hace verano, cien sospechas –parafraseando a Dostoyevsky- tampoco hacen una prueba.

No, no se “cayó” el Circuito Potosí y 10 metros que se tuvieron que repavimentar tras las lluvias, de los 43 mil rehabilitados, corresponden apenas al 0.023 por ciento de la obra.

No, no se acabó la Fenapo porque Pepe Balvin (así le digo yo de compas) no pudo presentarse ante la tormenta que cayó justamente durante la hora programada para su concierto.

Cientos de ejemplos existen de otras presentaciones musicales, encuentros, partidos de futbol o béisbol de ligas nacionales hasta en los mejores estadios del mundo que se han tenido que suspender por las mismas causas (probablemente cuando el agua deje por fin esa necia propiedad suya de andar conduciendo la electricidad, nos permita por fin disfrutar un escenario cargado de energía sin importar la lluvia).

La inundación en el área de los gritones fue también lamentable, sin embargo, gracias a los medios que difundieron el tema, se desbordó a su vez un tsunami de solidaridad y empatía de los potosinos por los comerciantes de la altivoz, cosa que hay que aplaudir a todos los ciudadanos que han prestado manos, comida y compras a los empresarios del “échame otra”.

Y no, Culto Público, de ninguna manera lo planteado arriba intenta ser justificación a lo ocurrido, todo lo contrario y lo digo con todas sus letras: Sea una u otra cosa asunto de meras circunstancias, las mismas tuvieron que ser previstas.

Es cierto, el mismo día las cuadrillas de Seduvop atendieron la cicatriz del Circuito, al día siguiente hubo concierto en el Teatro del Pueblo donde el agua cedió y bajó en horas, y los gritones al día siguiente continuaron con sus ventas, pero…

¿Qué necesidad de ir tan a prisa siendo tanto el riesgo de resbalarse?

Las obras del Circuito, como las transformaciones en la Fenapo se hicieron a marchas forzadas y esa es la verdad.

¿Están mal? No precisamente, no en su totalidad, sin embargo, esos “detalles” como los ocurridos en la semana, se convierten en alfileres que rompen globos, en granitos que manchan el arroz, y en notas que desafinan, sobre todo para los maliciosos que desean que los globos se rompan, para los feroces críticos del arroz y los desalmados que se sienten de oídos delicados.

Lamentablemente, y otra vez parafraseo al buen ruso Fiódor cuando escribió que a los hombres nos complace más enumerar nuestros pesares que nuestras alegrías. Ni modo, así somos. Son los gritones de afuera.

No quiero abundar más en el asunto ni tampoco ser reiterativo en mi rítmica hipótesis que he planteado ya varias veces en mis entregas: El gobernador baila salsa y muchos en su gobierno las calmaditas. Gallardo quisiera montar en su gobierno un Fórmula Uno, pero su equipo anda vocho con llantas bajas, el mandatario va corriendo, pero en el apuro, uno que otro de sus colaboradores, se le andan resbalando.

Los ejemplos Fenapo son lo de menos, pero la percepción que se pudo generar y la expectativa del “próximo error”, sí son lo de más, por lo menos para tener cuidado.

 

*BEMOLES*

UNA BUENA Y UNA MALA

Hoy viernes estará de visita nuevamente en SLP el titular del Instituto Mexicano del Seguro Social , Zoé Robledo. El funcionario viene a firmar el convenio para la federalización de los servicios de salud, lo que en pocas y simples palabras significa que todos los que no tenemos servicio médico y acudimos al Hospital Central, al de Soledad o de Ciudad Valles ahora vamos a estar afiliados y podremos recibir atención a través de esta nueva modalidad que está implementando el gobierno de la 4T. De las camas del Hospital Central y todo el equipamiento que le hace falta al parecer no hay vuelta de hoja y ni modo, será el gobierno del estado y no el de la república el que le tenga que entrar con todo el recurso para que esté funcionando con 250 camas nuevas

para el próximo mes. #QuéTeCostabaAMLO

 

DE ALEJANDRO N.

El ex funcionario del DIF acusado de violación agravada a un menor, y del que todos conocemos su apellido, se ha defendido no solamente en los términos en los que avanza (lentamente) su juicio. Es bastante obvio que paralelamente, a su favor, se ha emprendido una campaña de chantaje velado en el terreno mediático para intentar presionar socialmente al poder judicial y en especial a la terna de jueces que tienen en sus manos el impartir justicia en un tema tan vergonzoso como lamentable. Lo último del caso es que ayer jueves en las circunstancias más extrañas e inexplicables se cambió al representante y defensor de la víctima. #HueleAgatoEncerrado

 

EL GRAN FONDO DEL GRAN FONDO

Ayer profusamente circuló la novedad respecto a que el ciclista Nairo Quintana había sido señalado de usar “sustancias prohibidas” durante su participación en el Tour de Francia. El asunto de inmediato se quiso usar para desestimar el evento que se llevará a cabo en la capital potosina del 21 al 23 de octubre próximos, no obstante fuentes cercanas al propio ciclista han revelado que la “sustancia prohibida” que se supone consumió el atleta es Tramadol (que rico) y está prohibida para los competidores no porque los “ayude” sino porque “aletarga” su desempeño. De acuerdo al propio Nairo Quintana, dicha penalización será combatida y no pone en riesgo en absoluto el desarrollo del evento en esta ciudad de los jardines. #SacaElTramadolNairo

 

GOVÉA

Como gritón de la feria pero sin colchas que vender anda Eugenio Govéa Arcos, que desde una silla que ya casi le quitan en su partido el MC, anda lanzando señalamientos de esos exagerados y escandalosos. El todavía “líder” de los naranjas en el Estado, aseguró –entre otras cosas que asegura pero no prueba- que los alcaldes están siendo presionados para cambiarse al partido Verde porque de otra manera no les da recursos el Estado. Dice eso el mismo Eugenio el que abandonó el PAN, el que quiere seguir recibiendo las prerrogativas del partido que ha dirigido por años y hasta la renta que se auto-paga por la sede del instituto político y el que por sexenios “pactaba” con los gobiernos en turno a su favor. Sería mejor que el buen y hábil Eugenio mejor sugiera a los alcaldes de su partido que se pongan a trabajar, que presenten proyectos para que se les destinen recursos y no solamente anden de borrachines (ay me mordí) como su alcalde de Mexquitic. ¿Y así quieren construir oposición? No pues si está canijo. #ConRazónLosResultados

 

BUENA CHAMBA EN EL PALENQUE

El equipo PROPEES, mi hermanito Mike, Clemente, el ingeniero y todo su equipo se han rifado en serio para ofrecer buenos espectáculos, seguridad, facilidades y hasta mesas de entretenimiento en esta edición de la Fenapo. En el Palenque no se han registrado quejas ni incidentes mayores y las ventas reflejan la confianza de la gente en su empresa. (Mejor di que quieres boletos Jorge… jajaja) #Felicidades

 

Hijos de mi alma impura: es todo por el momento porque además es viernes y a esta hora ya me entran los malos pensamientos. Me voy corriendo pues a Fenapo a meditar profundamente para ver si así domino esas tempestades de mi alma.

Hasta la próxima

Atentamente,

Jorge Saldaña.

También lee: ¡Cambio árbitro! La Goliza en el Inpode | Apuntes de Jorge Saldaña

Continuar leyendo

Opinión