Conecta con nosotros

Deportes

Ya no, Atlantis | Columna de El Mojado

Publicado hace

el

Rudeza Necesaria

 

Atlantis levantó sobre su cuello la espalda de La Sombra. Era la tercera vez que intentaba aplicar su castigo predilecto, La Atlántida, después de una primera oportunidad, en la que su rival revirtió la llave a un toque de espaldas y una segunda que fue interrumpida por el ingreso de Rush a la rampa del escenario.

Esta vez, Atlantis logró cerrar su movimiento de firma y lo reforzó dejándose caer de rodillas, como había hecho antes en sus grandes triunfos contra Villano III y Último Guerrero. La Sombra inmediatamente agitó sus manos en señal de rendición y el réferi “El Güero” Noriega saltó para dar por concluida la contienda.

Con eso terminó el nervio que había sentido toda la semana, que se había intensificado durante todo ese viernes 18 de septiembre de 2015 y que era ya insoportable mientras veía la lucha por internet desde la oficina de La Orquesta. Atlantis mantenía su máscara, su prestigio, su récord invicto y reforzaba su calidad de leyenda.

Yo solo pude gritar “¡A huevo!” y chocar las palmas con toda la gente, bien querida, que me rodeaba en ese momento.

Me puse después a disfrutar un momento más en el que la trayectoria de Atlantis era reconocida, con la máscara de un talentoso joven que hizo dudar en varios momentos acerca de la posibilidad de destapar a la leyenda.

También abracé a mi hermano, que por su juventud conoció una faceta de Atlantis distinta a la que lo convirtió en mi ídolo. Para él era un rudo infranqueable, despiadado, pero justo.

Al mismo tiempo, mi amigo Édgar, a quien conocí gracias a la lucha, también seguidor de Atlantis desde muy pequeño pero quien pronosticaba el triunfo de La Sombra, me escribió un mensaje de felicitación, no solo por el resultado, sino por la tremenda lucha que acabábamos de ver.

Luego discutí con los amigos con los que vi la función, pues somos siempre muy dados a racionalizar algo tan irracional como la lucha, que el máscara contra máscara de Atlantis y La Sombra fue un combate perfectamente construido, con muchos giros dramáticos que la hicieron tan disfrutable como sufrible.

La primera caída la ganó Atlantis por descalificación, debido a la intromisión de Rush, el sécond de La Sombra. En la segunda, una doble desnucadora puso a Atlantis contra las lámparas.

La tercera caída estuvo llena de momentos que pudieron ser el final de la lucha y que provocaron gran incertidumbre acerca de quién sería el ganador.

Al final, el triunfo de Atlantis podría servir como el colofón perfecto a una carrera extraordinaria, de más de 30 años, llena de triunfos resonantes. Una trayectoria que lo tiene ya como miembro del Salón de la Fama de la Lucha Libre mundial, según el Wrestling Observer Newsletter.

La máscara de La Sombra es el cierre ideal para la carrera de uno de los más grandes atletas que haya tenido el deporte-espectáculo.

O no. Cuando despojaba de su máscara a La Sombra, Rush retó en un máscara contra cabellera a Atlantis, en un duelo en el que de nuevo, su gran renombre sería su único argumento contra un rival en el mejor momento de su carrera, mucho más joven y con todas las cualidades para vencerlo.

Por favor no, Atlantis. Si me niego a que sigas jugándote tu máscara es porque sé que cada vez será más difícil hacer frente a las nuevas generaciones. Entiendo que tu carrera, por más grande que sea, comienza a marcar una línea de declive, pese a que sigues siendo el más grande exponente de los luchadores de tu camada.

Aunque han pasado casi cuatro años, el temor se mantiene ahí cada vez que se enfrentan.

Atlantis, es momento de enfrentar un retiro digno, en el momento justo, aún en plenitud de facultades y no mantener ese nombre, pero dando lástima en los encordados, como aquellos que no han sabido administrar su leyenda y se siguen paseando por el ring, alrededor de los 70 años.

 

Morir en el trabajo es indigno | Columna de El Mojado

Columna de Nefrox

Jugar contra el campeón | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO

 

Cruz Azul es el siguiente rival del equipo potosino. Recibir a la máquina no es cualquier cosa y mucho menos cuando es el actual campeón del futbol nacional.

Dicen y dicen bien, que las estadísticas no juegan al futbol, y es cierto, en un deporte de contrastes cualquier cosa puede pasar. Bajo esa premisa hablar de números termina siendo irrelevante.

Por eso creo que lo importante no es ver la tabla, tomando en cuenta también que San Luis tiene ahora un partido menos junto con Pachuca, que el resto de los equipos. Mejor hablemos de su funcionamiento.

Cruz Azul, después de un arranque titubeante en la liga, logró vencer por un amplio 4-0 a uno de los mejores equipos del torneo, Toluca. Sin embargo, ese partido estuvo lleno de cosas raras, un defensa rojo que no salió en su mejor tarde y una expulsión que modificó la estrategia de Hernán Cristante terminaron con tan abultado marcador. Justo después y previo al partido contra San Luis, Cruz Azul empata a uno contra un contradictorio Monterrey que aún no arranca como todos quisieramos.

Por el lado potosino, las cosas lucen mucho peor, después de un arranque prometedor en cuanto a puntos pero con muchas dudas respecto al funcionamiento, el equipo pierde en casa frente al colero Necaxa, un equipo que por cierto no venía jugando mal en sus primeros encuentros. San Luis ha demostrado ser un equipo inoperante al ataque y que encuentra los resultados con más suerte que talento, esos que le han otorgado ganar de visitante pero no poder hacerlo aún de local.

Bajo este panorama, parece fácil pronosticar el triunfo del campeón en el Lastras el fin de semana, pero un triunfo que muy probablemente le cueste caro a los azules. San Luis ha demostrado que su fortaleza se encuentra en la defensa, jugando a buen ritmo y sin cometer tantos errores, situación que puede darle oportunidades para competir, pero ante la peligrosidad de los atacantes celestes, todo se puede derrumbar.

Del otro lado, no veo la forma en que San Luis crezca ofensivamente de un fin de semana a otro, creo que será un proceso lento el que tendrá que pasar para ofender más allá de las equivocaciones de sus rivales, por lo que veo complicado anotar en el encuentro ante Cruz Azul.

En fin, mi pronóstico no es favorable para los de casa, lo cual no debe sorprendernos ni desanimarnos: San Luis es un equipo en franca recuperación, que intenta reestructurarse en todas las áreas del campo, mientras que Cruz Azul es uno de los mejores equipos de la actualidad del futbol nacional. Poco a poco San Luis ganará un lugar y, si todo va con el mismo orden que hasta ahora, tal vez hasta pueda calificar a la liguilla, pero este fin de semana no, este fin de semana muy probablemente la cancha del Lastras, vea celebrar al campeón.

También lee: Jackpot CONCACAF | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

Deportes

El nadador potosino Daniel Delgadillo consigue el lugar 17 en Tokio 2020

Publicado hace

el

Daniel consiguió un tiempo de una hora, 53 minutos y 13 segundos en la prueba de los 10 kilómetros en mar abierto

Por: Ana G Silva

Esta tarde se llevó a cabo la gran final de natación de los 10 kilómetros en aguas abiertas en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en la que México fue representado por el potosino Daniel Delgadillo que terminó su participación en el lugar 17 de la competencia.

El primer lugar se lo llevó el aleman Florian Wellcbrok, de 23 años de edad, quien hizo el recorrido en una hora, 48 minutos y 33 segundos, la medalla de plata fue para el hungaro Kristóf Rasovszky; mientras que el bronce fue para el italiano Gregorio Paltrinieri.

En una competencia en la que la temperatura del agua fue de 29 grados, el mexicano se arrancó en el noveno lugar; sin embargo, conforme avanzaba el tiempo se mantuvo entre los lugares 16 y 18 durante su participación. Mientras que el alemán ganador del oro retuvo su ventaja en el primer lugar casi todo el tiempo.

Daniel Delgadillo, de 31 años de edad, hizo un tiempo de una hora, 53 minutos y 13 segundos, completando su primera participación en unos Juegos Olímpicos en el lugar 17 de 27.

Delgadillo clasificó a Tokio al quedar en doceavo lugar en la prueba de 10 km en un tiempo de dos horas, dos minutos y 56 segundos durante el torneo preolímpico llevado a cabo en Setúbal, Portugal.

También lee: ¿Cuáles son los Juegos Olímpicos en los que México obtuvo más medallas?

Continuar leyendo

Deportes

El potosino Daniel Delgadillo compite mañana en Juegos Olímpicos

Publicado hace

el

Aquí te decimos dónde y a qué hora ver al nadador

Por: Itzel Márquez

Daniel Delgadillo Faisal, es un nadador mexicano de aguas abiertas y el único potosino en estar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Delgadillo competirá este cuatro y cinco de agosto a las 16:30 hrs tiempo de México en el Parque Marino Odiaba, la prueba podrá ser vista en Televisa Deportes, TV Azteca, y ESPN.

Delgadillo arribó a Tokio hace unos días y compartió en sus redes sociales que se encuentra reconociendo el sitio en donde será la competencia, el cual es una isla artificial en la bahía de Tokio.

En total, serán 26 los participantes de aguas abiertas, Daniel Delgadillo será el único mexicano, quien portará el número 8.

Delgadillo clasificó a Tokio quedando en doceavo lugar en la prueba de 10 km en un tiempo de dos horas, dos minutos y 56 segundos durante el torneo preolímpico llevado a cabo en Setubal, Portugal.

Esta será la primera ocasión que el nadador participé en unos Juegos Olímpicos, pero ha estado en otras competencias obtuvo la medalla de bronce en los mil 500 metros estilo libre dentro del Test Olímpico que se realiza en la ciudad de Beijing en 2008 y el mismo año fue seleccionado Panamericano en los Juegos de Río de Janeiro, en 2020 obtuvo el primer sitio en el Campeonato Nacional en los 1,500 mts.

Además, Daniel ha estado en otras competencias deportivas como los Juegos Panamericanos 2007, el Campeonato Mundial de Acuáticos en 2011 y en los Juegos Panamericanos 2015.

Lee también: ¿Quién es Daniel Delgadillo, el potosino que competirá en los Juego Olímpicos?

Continuar leyendo

Opinión