#Si SostenidoDestacadasVoluta

De indigenismo, juicios políticos y periodismo | Columna de León de García Lam

Voluta IV.

Una cábala, dice el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, es:

  1. f. Conjetura, suposición. U. m. en pl. Hicieron todo tipo de cábalas sobre el posible culpable.
  2. f. Cálculo supersticioso para adivinar algo. Pasó la tarde haciendo cábalas sobre lo que le depararía el futuro.
  3. f. coloq. Intriga, maquinación. Se valió de toda clase de cábalas para lograr su objetivo.

Además, en la red, el diccionario de Google añade la siguiente definición:

Suposición o cálculo formado a partir de datos incompletos o de indicios.

Al respecto, el texto titulado “Justicia de hule“, que apareció en el espacio de opinión La Cábala que redactó la periodista Adriana Ochoa en el Periódico Pulso este 30 de agosto de 2020, año de la pandemia y de Leona Vicario, se ajusta muy bien a la última definición. Como es una periodista de altos vuelos locales, quiero pensar que no se trata de un asunto relacionado con la tercera definición de la RAE, sino más bien de la pura falta de información, de conjeturas incompletas o de supositorios poco atinados, como los de un borracho tirando a los dardos.

Empieza dicha columna con un diagnóstico certero. Los juicios políticos que antes solo servían para canalizar la frustración ciudadana hoy día se usan para chantajear a los presidentes municipales a cambio del voto favorable. Los presidentes inhabilitados por juicio político son los que no pueden pagar el cañonazo. En tal caso, la efectividad del juicio político es nula, porque es votada por los diputados quienes venden el resultado a los enjuiciados. Así que los diputados se frotan las manos con cada caso que les llega y los alcaldes saben que, pagado el precio, no hay violación de la ley que les quite el sueño.

Todo esto es una lástima, porque de ser efectivo el juicio político, ningún presidente municipal se atreviera a cometer actos graves contra las leyes o contra la población y los intereses públicos, lo cual redundaría en beneficios para todos, incluidos los partidos políticos, los periodistas y todos aquellos que por una razón o por otra, sufren del abuso del poder.

La columna de la periodista Ochoa, de ese día 30 de agosto de 2020 se vuelve decepcionante como una bolsa llena de aire en vez de papas, pues no aporta datos significativos ni cuestiona el actuar de los presidentes municipales y diputados, sino que arremete contra las poblaciones indígenas que exigen un juicio político contra Xavier Nava…
 
Aquí vienen los comentarios poco preparados de la columna. Afirma: “La monda y lironda realidad es que el Municipio de San Luis Potosí no tiene pueblos originarios, tal y como es el concepto en esencia” (¡ora sí!) porque los que había “descendientes de tlaxcaltecas” pues ya no están. Lo que hay son “indígenas foráneos migrantes” que aluden al “victimismo” para ejercer con “consideraciones especiales el ambulantaje y ser beneficiarios de apoyo social”. Ha de pensar la periodista que los tlaxcaltecas eran originarios de San Luis Potosí y se fueron a vivir cerquita de los volcanes para fundar otra Tlaxcala por allá, o a lo mejor se imagina que cada lugar produce sus propios tlaxcaltecas, pero parece que no sabe, que los tlaxcaltecas vinieron ¿de dónde? ¡Pues de Tlaxcala! O sea que son (o que fueron porque la periodista los desapareció de un plumazo) también como ella dice “indígenas foráneos migrantes” y si dicho rigor lo extendemos a todos los grupos humanos que habitamos el orbe, llegamos a la fascinante conclusión de que ningún grupo es originario de donde dice ser, sino de otro lugar. En particular, los potosinos siempre venimos de un abuelo español de ojos azules. En fin, la otra conclusión es que en nuestro estado hay de hecho y por derecho tres comunidades indígenas: la triqui, la mazahua y la mixteca baja de San Luis Potosí, que provienen de tres grupos indígenas y lingüísticos diferentes. La otra cosa que al parecer la periodista también desconoce es que hay un Padrón Oficial de Comunidades Indígenas en el cual están registradas estas tres mencionadas aquí y reconocidas por todos los niveles de gobierno.

Es tal el desconocimiento acerca del tema que la periodista los considera indígenas foráneos migrantes. Indígenas sí son, pero foráneos y migrantes no. Migrante, esto lo debe saber una periodista, es una persona que ha cambiado de país; por tal motivo, la migración es un asunto de seguridad nacional. Ningún connacional es migrante en México, porque el territorio nacional es de todos, mujeres y hombres mexicanos y de acuerdo con el pacto federal, tenemos los mismos derechos en todos los rincones de nuestro territorio. Foráneos tampoco son, porque desde hace más de 20 años han radicado su comunidad aquí, sus hijas e hijos nacieron aquí y desarrollan sus usos y costumbres propios aquí, aún más: su situación está oficialmente reconocida.

Me gustaría invitar a la periodista Adriana Ochoa a que dialogara con los representantes de dichas comunidades en persona y que tuviera la oportunidad de quitarse los prejuicios que la aquejan. En particular, las comunidades Mixteca, Mazahua y Triqui han ganado amparos y siguen en pie de lucha contra la actual administración municipal, no por despensas, ni para ser ambulantes, sino para que sean reconocidos y ejercidos sus derechos ciudadanos, en particular estos:

-Derecho a la identidad.

-Derecho a una vivienda digna.

-Derecho al agua limpia (y a los servicios públicos).

-Derecho a reproducir sus usos y costumbres.

-Derecho a la educación bilingüe.

-Derecho a la consulta indígena.

… y sobre todo: Derecho a la no discriminación.

Todos estos derechos han sido violentados permanente y sistemáticamente por la actual administración municipal. El reclamo no sólo es vigente, sino que hoy día se torna urgente como una señal a la población de que aún se puede confiar en las instituciones. Es probable que, para muchos, el juicio político sea poca cosa, en el contexto de corrupción nivel chiquero en el que vivimos, pero es una carta con la que las comunidades indígenas se defienden y con la que un día de estos, inevitablemente, van a ganar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Voluta 3 | Columna de León García Lam

Total Page Visits: 727 - Today Page Visits: 4
Nota Anterior

¿La venta de flores en el Centro de SLP es rentable?

Siguiente Nota

Potosinos no hacen caso a las nuevas etiquetas de la Secretaría de Salud